Seguinos en las redes

Internacionales

Ucrania. Centro médico Hadassah, Jorge Diener: «Llega gente con traumatismo físicos muy diferente a lo normal»

Agencia AJN.- El director ejecutivo de Hadassah Internacional, Jorge Diener, dio a conocer algunos detalles sobre el labor que esta llevando en conjunto con su equipo médico en la frontera de Polonia y Ucrania.

Publicada

el

WhatsApp Image 2022-03-16 at 2.40.41 PM

Agencia AJN.- El director ejecutivo de Hadassah Internacional, Jorge Diener, durante una entrevista brindó detalles sobre la operación médica que se está llevando a cabo en el pueblo polaco que se encuentra en cercanía de la frontera con Ucrania.

-En un pueblo llamado “Médica”, en territorio polaco, se ha instalado el que se considera el mayor Hospital de Campaña en la frontera con Ucrania. ¿Cómo es el manejo de los pacientes?, ¿Cuáles son las dificultades de trabajar en ese equipo de centros hospitalarios de campaña?. El licenciado Jorge Diener es el director ejecutivo y responsable del hospital, del mayor Hospital de Campaña en la frontera ucraniana con Polonia.

Estamos al lado del cruce de fronteras, que llaman Médica, un nombre que justo se conecta con nuestra actividad médica, y nosotros estamos todos, para aclarar bien, en una clínica dentro del Centro de Refugiados más grande que existe hoy en día en la frontera de Polonia, en un pueblo que se llama Shemeshul que está al lado de la frontera. Nosotros venimos desde Israel, somos un equipo de profesionales de la salud, yo soy de la parte administrativa, todos los médicos y enfermeras que han venido de Israel, en forma voluntaria, del Hospital Hadassah de Jerusalem. Somos una organización humanitaria que hemos traído a los médicos trabajando junto con la Cruz Roja de Polonia, varias organizaciones y con el apoyo de muchísima gente y donantes de todo el mundo, Estados Unidos, nuestra organización Hadassah, de mujeres de Estados Unidos, una organización internacional que nos ayudaron a también traer los suministros, los medicamentos, el equipamiento que hace falta para poder montar este operativo. Estamos en un lugar donde diariamente transitan entre 3.000 y 5.000 refugiados. Estamos hablando más que nada mujeres, madres con hijos, abuelas, los hombres se quedaron en Ucrania, el resto de la familia salió, llegan destrozados después de haber pasado bombardeos en sus propios pueblos, ciudades y dos días de escape, también evitando bombardeos. Llegan dañados, emocionalmente y con los problemas de salud que tenemos que atender. Atendemos toda la atención primaria y los que necesitan temas más importantes salen directamente en ambulancia a los hospitales de la zona. Y realmente es un desafío muy grande porque no es el paciente tradicional que uno recibe en un hospital que trae su problema de salud, es un paciente que llega destrozado por el trauma de una guerra terrible, y que representa un desafío para todo nuestro equipo médico, de poder no solamente dar la atención médica en el lugar, sino también al mismo tiempo poder darle la contención que está gente necesita para volver a sentirse seres humanos.

-Esa clínica de campaña físicamente ¿Dónde está funcionando? ¿Dónde montaron este operativo?

Este operativo se montó en un Centro Comercial abandonado, que se habilitó gracias a las autoridades polacas, que están ayudando muchísimo en toda la ayuda humanitaria, en facilitar la ayuda humanitaria. Se montó para recibir a todos los refugiados que van entrando y no tienen quien los ayude, que no tienen a donde ir, que lo recibe y ahí hay distintas organizaciones que montaron desde reparto de comida gratis, de orientación, de cómo seguir adelante, temas de cosmética básicos de higiene. Y nosotros lo que montamos, dentro de ese complejo, toda la parte médica, una clínica a la cual la gente puede venir y atenderse cuando tiene problemas y tuvimos casos terribles de gente mayor, que salieron en la corrida de escape y salieron sin sus medicinas básicas, imagínense a una persona que padece de hipertensión, que tiene riesgo de muerte si no la toma, que pudieron escapar cuando pudieron, salieron sin sus medicinas, lo vemos todo el tiempo, gente que tiene problemas que se agravaron en el camino. Estamos funcionando en esta clínica, pero aparte salimos también dentro de las otras partes donde la gente duerme en flyting bus como se dice, en camas improvisadas prácticamente, miles en un mismo salón, en la misma sala. Vamos ahí también a ver los problemas que la gente tiene, atenderlos en el lugar, reforzándolos en los problemas de salud que están teniendo, con lo cual funcionamos como una clínica dentro de ese gran complejo, un centro comercial gigante, donde tenemos bastante equipamiento como para poder revisar la situación de la gente y atenderlos en el lugar, y también saliendo con los miles de personas que circulan todos los días, porque la gente está ahí en tránsito, está aquí en tránsito y de allí algunos salen para otros lugares, van dentro de Polonia, siguen caminos a otros lugares dentro de Europa, pero llega todo el tiempo gente. Van viniendo otros, algunos que salen y otros que entran, son miles por día que están entrando y saliendo, y tratamos de reforzarlos, sigan el camino más sano y más reforzados emocionalmente.

-¿Qué tipo de complejidad pueden atender ustedes en la clínica? Y si llegan pacientes que están con heridos muy graves, muy delicadas, ¿Los pueden tratar ahí o los tienen que trasladar a otro sitio?

No, de aquí se traslada a otro sitio, esta es una clínica de atención primaria, de facilitar todo, sería como una Sala de Emergencias, que aquí los que necesitan una atención más seria o un tratamiento de intervención inmediata, salen directamente en ambulancias, de hecho, muchos desde la frontera misma, ya salen directamente en ambulancia hacía los hospitales que están a nuestros alrededores. Nosotros como hospital israelí, que aparte tiene una experiencia muy grande en temas de guerra, lamentablemente. Tenemos un equipo qué está reforzando los hospitales, que vino desde Israel, para reforzar estos hospitales, en las técnicas que se tienen que usar para tipos de casos muy graves, imagínense que son gente que llegan después de bombardeos, que llegan con tipos de traumatismo físico muy diferente a lo normal. En ese sentido nosotros estamos haciendo un entrenamiento, este fin de semana va a haber un entrenamiento internacional en Lublin, es una ciudad central en esta parte de Polonia, preparando los médicos aquí y en la región para estar preparados para este tipo de eventos, que son eventos masivos, donde por suerte no hubo hasta ahora en esta parte del mundo, lamentablemente hay una experiencia que hay que aprender muy rápido; nosotros estamos aquí para compartirla otra vez, como dije antes, desde un lugar del humanismo básico que nos guía desde Israel como organización.

-Su organización médica, ¿Cuándo llegó a la frontera de Ucrania y Polonia?, ¿Cuántos son? Y ¿Hasta cuándo estarán apoyando en esta gran misión?

Nosotros llegamos hace 10 días. Vinimos primero con una delegación de 5 personas para un poco ver lo que hacía falta, que se podía hacer. Enseguida entendimos que es lo que había que hacer y estamos trabajando con esta clínica, estamos viendo si hace falta hacer otro tipo de actividad; estamos viendo evacuaciones y otro tipo de actividades, que tengamos que hacer para reforzar todo nuestro operativo. En este momento tenemos 8 personas ya aquí. Nuestro compromiso es como organización humanitaria estar aquí, con equipos que vayan tocando todo el tiempo que haga falta. No vamos a estar aquí por siempre, pero mientras exista está crisis de refugiados, heridos, del pueblo ucraniano sufriendo, vamos a estar aquí para que la historia no se repita. Para nosotros venir desde Israel con la historia de lo que el pueblo judío pasó, particularmente en escaparte del mundo. Ver que esto está pasando nos genera un compromiso doble, compromiso que cualquier ciudadano, en cualquier lugar del mundo tiene que tener para ayudar a la gente que está pasando, está tremenda crisis, pero, por otro lado, nuestro compromiso de saber lo que fue pasar por esta experiencia, que se trasmitió de generación en generación, y ver y garantizar que la Historia no se repita, y que estemos aquí para evitarlo

Dejá tu comentario

Internacionales

Turquía levanta objeciones a que Suecia y Finlandia se unan a la OTAN

Publicado

el

Por

Belgium NATO Ukraine

Agencia AJN.- Turquía acordó levantar su oposición a que Suecia y Finlandia se unan a la OTAN, un avance en un punto muerto que empaña una cumbre de líderes en Madrid en medio de la peor crisis de seguridad de Europa en décadas provocada por la guerra en Ucrania.

Después de conversaciones urgentes de alto nivel, el secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg, dice que «ahora tenemos un acuerdo que allana el camino para que Finlandia y Suecia se unan a la OTAN».

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha llevado a Suecia y Finlandia a abandonar su estatus de países no alineados y solicitar su ingreso en la OTAN. Pero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, bloqueó la medida e insistió en que la pareja nórdica cambiara su postura sobre los grupos rebeldes kurdos que Turquía considera terroristas.

El presidente finlandés, Sauli Niinistö, dice que los líderes de los tres países firmaron un acuerdo conjunto después de las conversaciones de hoy.

Turquía dice que «obtuvo lo que quería», incluida la «cooperación total… en la lucha contra» los grupos rebeldes.

El acuerdo se produce en la apertura de una cumbre crucial dominada por la invasión rusa de Ucrania. El presidente estadounidense, Joe Biden, y otros líderes de la OTAN llegaron a Madrid para una cumbre que marcará el rumbo de la alianza para los próximos años. La cumbre comienza con una cena de líderes organizada por el Rey Felipe VI de España en el Palacio Real de Madrid del siglo XVIII.

Estados Unidos presionará a Turquía mientras Finlandia y Suecia buscarán un avance en la OTAN.

Seguir leyendo

Internacionales

El Vaticano agradece a los médicos israelíes después de salvar a una monja de Jerusalem

Publicado

el

Por

r1ZZ8txNc_0_0_3000_1688_0_large

Agencia AJN.- Las cartas de agradecimiento y aprecio no son algo raro en los departamentos de neurología y neurocirugía del Centro Médico Shaare Zedek de Jerusalem, pero no todos los días los médicos reciben una nota de agradecimiento del Vaticano.

Pues bien, eso es exactamente lo que ocurrió después de que el equipo de expertos del hospital salvara a la hermana Małgorzata Szałkowska, una monja de Jerusalem Este que tuvo que ser operada de urgencia para extirparle un tumor cerebral que casi la dejó paralizada.

Szałkowska, que se ha recuperado totalmente desde la operación, dice que hace dos años le apareció una extraña erupción en el cuerpo, pero que en ese momento no le dio importancia.

Al sarpullido le siguió un inexplicable termor en la mano derecha que no hizo más que empeorar con el paso del tiempo. Después de casi un año, la capacidad de Szałkowska para funcionar con normalidad se ha deteriorado tanto que no podía trabajar en el monasterio ni realizar acciones sencillas como vestirse por sí misma.

En busca de ayuda para su termorresistencia, Szałkowska acudió a la doctora Adele Misk, neuróloga jefe del Centro Médico Shaare Zedek. Dice que la monja llegó con un fuerte temblor en las manos, lo que suscitó la preocupación por dos posibles afecciones que requerían tratamiento urgente: un Parkinson en fase avanzada o un tumor potencialmente mortal.

El Dr. Misk solicitó un chequeo exhaustivo, incluyendo una prueba de electromiografía (EMG) y una resonancia magnética que encontró un tumor de 4 cm situado junto a la zona del cerebro que controla la función motora y que podría haber provocado una parálisis completa de las extremidades.

Szałkowska fue remitida a cirugía en el Departamento de Neurocirugía, donde conoció al director del departamento, el Dr. Nevo Margalit. Le dijo que se sentía completamente paralizada y que no podía escribir desde hacía más de un año y que su movilidad estaba muy comprometida.

«La monja llegó con un tumor meníngeo benigno. Suele ser un tumor de crecimiento lento, por lo que la intervención quirúrgica puede posponerse si es necesario», explica el Dr. Margalit.

«En este caso, sin embargo, la localización del tumor suponía un reto importante porque estaba situado justo en la corteza motora. Este tipo de cirugía conlleva un riesgo de debilidad grave o incluso de parálisis permanente. Su función motora se deterioró rápidamente y vi cómo su mano pasaba de débil a casi paralizada en cuestión de días.

El día de la operación, la paciente dio positivo en el coronavirus. Según el protocolo, los pacientes con coronavirus no pueden ser operados hasta su completa recuperación, debido al riesgo de infección en estado de enfermedad. Tras las consultas, se decidió seguir adelante con la operación inmediatamente. A las pocas semanas de la operación y junto con el tratamiento de rehabilitación, la mano volvió a funcionar plenamente. Estamos contentos de haber tomado la decisión correcta de operar a pesar del coronavirus y estamos satisfechos con los buenos resultados».

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!