Seguinos en las redes

Innovación

Un sensor alerta a la gente sobre alimentos que dan alergia

Agencia AJN.- Las alergias a los alimentos provocan ataques anafiláctico a millones de personas. La compañía SensorGenic presenta una solución para reducir esa situación.

Publicada

el

sensogenic

Agencia AJN.- A la edad de un año, el emprendedor Noam Yasovsky fue diagnosticado de sufrir alergia a los huevos, el sésamo y la leche. Desde entonces, comer en las casas de otras personas o en restaurantes ha sido un desafío permanente. Tal es así que Yasovsky necesita llevar a todos lados su propia comida o pedir detalles de los ingredientes para saber qué platos no lo pondrán en riesgo.

Su padre Alon, investigador y ahora también emprendedor, descubrió que alrededor de 250 millones de personas en todo el mundo -el 8% de los niños y el 4% de los adultos- tienen alergias a los alimentos. Solo en EU, la alergia a los alimentos provoca un shock anafiláctico cada seis minutos. A veces, estos incidentes son fatales.

El conocimiento familiar se sumó a la experiencia del menor de los Yasovsky para crear SensorGenic: «Tengo 15 años de experiencia en los departamentos de investigación y desarrollo de Apple, Intel y PrimeSense pero siempre tuve en mente este asunto, así que hace algunos años empecé a pensar en cómo construir un sensor que le permita a los alérgicos saber qué alimentos son compatibles antes de comerlos, en cualquier momento y lugar», le explicó Noam Yasovsky a ISRAEL21c.

Y así se germinó el sueño. Por estos días, su compañía emergente SensoGenic desarrolla un biosensor digital de alérgenos alimentarios para los consumidores.

Este es el único dispositivo en su tipo capaz de detectar e identificar a los alérgenos más comunes (leche, huevos, cacahuetes, nueces, trigo, soja, pescado y mariscos) con apenas una sola muestra del alimento, que, para su análisis, debe ser colocada en una almohadilla desechable donde es examinada por la unidad biosensora.

El dispositivo de SensoGenic utiliza una nanotecnología patentada para detectar proteínas específicas que causan alergias a un nivel de 10 partes por millón (ppm), considerado el nivel de reacción adversa más bajo. Los usuarios reciben el resultado en su teléfono inteligente a través de una aplicación especial.

«La aplicación también les permitirá a los usuarios narrar sus experiencias en un restaurante o compartir los resultados con grupos y redes de personas alérgicas a los mismos alimentos», describió Yasovsky.

A la edad de un año, el emprendedor Noam Yasovsky fue diagnosticado de sufrir alergia a los huevos, el sésamo y la leche. Desde entonces, comer en las casas de otras personas o en restaurantes ha sido un desafío permanente. Tal es así que Yasovsky necesita llevar a todos lados su propia comida o pedir detalles de los ingredientes para saber qué platos no lo pondrán en riesgo.

Su padre Alon, investigador y ahora también emprendedor, descubrió que alrededor de 250 millones de personas en todo el mundo -el 8% de los niños y el 4% de los adultos- tienen alergias a los alimentos. Solo en EU, la alergia a los alimentos provoca un shock anafiláctico cada seis minutos. A veces, estos incidentes son fatales.

El conocimiento familiar se sumó a la experiencia del menor de los Yasovsky para crear SensorGenic: «Tengo 15 años de experiencia en los departamentos de investigación y desarrollo de Apple, Intel y PrimeSense pero siempre tuve en mente este asunto, así que hace algunos años empecé a pensar en cómo construir un sensor que le permita a los alérgicos saber qué alimentos son compatibles antes de comerlos, en cualquier momento y lugar», le explicó Noam Yasovsky a ISRAEL21c.

Y así se germinó el sueño. Por estos días, su compañía emergente SensoGenic desarrolla un biosensor digital de alérgenos alimentarios para los consumidores.

Este es el único dispositivo en su tipo capaz de detectar e identificar a los alérgenos más comunes (leche, huevos, cacahuetes, nueces, trigo, soja, pescado y mariscos) con apenas una sola muestra del alimento, que, para su análisis, debe ser colocada en una almohadilla desechable donde es examinada por la unidad biosensora.

El dispositivo de SensoGenic utiliza una nanotecnología patentada para detectar proteínas específicas que causan alergias a un nivel de 10 partes por millón (ppm), considerado el nivel de reacción adversa más bajo. Los usuarios reciben el resultado en su teléfono inteligente a través de una aplicación especial.

«La aplicación también les permitirá a los usuarios narrar sus experiencias en un restaurante o compartir los resultados con grupos y redes de personas alérgicas a los mismos alimentos», describió Yasovsky.

Emergida de la aceleradora de salud digital eHealth Ventures en la ciudad Modi’in Illit en marzo de 2018, SensoGenic recluta hoy a cientos de evaluadores beta en Israel, especialmente familias con niños pequeños.

“Parte del modelo de negocio es trabajar con una pequeña comunidad de primeros usuarios para darnos su opinión. Saldremos de Israel a todo el mundo. Para 2002 planeamos tener un producto completo», expresó el emprendedor.

Planificado para ser vendido en línea y luego en cadenas de restaurantes a través de socios de distribución global, la unidad de biosensores -que no requiere aprobación regulatoria- tendrá un precio de alrededor de 200 dólares. Por su parte, las almohadillas de prueba desechables costarán menos un dólar cada una.

En otro orden, un producto estadounidense de biosensores manuales que detectan maní y gluten, utiliza en la actualidad cápsulas desechables que cuestan cuatro dólares para detectar el alérgeno específico con química basada en anticuerpos.

En ese sentido, SensoGenic será más asequible y también multipropósito, ya que utiliza una formulación única basada en celulosa, un polímero natural abundante y barato, para atraer a todas las proteínas alergénicas de la muestra de alimentos. «La celulosa es lo que nos da una ventaja», explicó Yasovsky.

Esto podría ser un plus significativo en el billonario mercado de alérgenos alimentarios.

La innovadora investigación detrás de la tecnología de SensoGenic proviene del pionero en nanotecnología israelí y empresario profesor Oded Shoseyov de la Universidad Hebrea de Jerusalén y de su hermano, el doctor David Shoseyov.

Recientemente, SensoGenic recibió la subvención “Horizon 2020” -unos 50.000 euros de la Unión Europea-, y fue parte del Programa de Liderazgo del Instituto Merage, que ayuda a las compañías emergentes de Israel orientadas a la ciencia y la medicina a llegar al mercado estadounidense.

El primer objetivo serán los padres de aproximadamente 2,2 millones de niños estadounidenses alérgicos a los huevos o al maní.

Yasovsky consideró que el dispositivo ofrece «una capa adicional de información para la toma de decisiones».

sensogenic sopa

Fuente: Israel21c
Por: Abigail Klein Leichman

Dejá tu comentario

Innovación

Coronavirus: Israel anunció importante avance para el desarrollo de una vacuna

Publicado

el

Por

RTS30Y6O_i

Agencia AJN.- (Por Fernando Olschansky, desde Israel especial para AJN) El Ministerio de Ciencias de Israel informó este jueves de un importante progreso, que podría conducir al desarrollo de vacunas contra el coronavirus, enfermedad que tiene en vilo al mundo.

El avance científico tuvo lugar en el Instituto de Investigación Migal, ubicado en Galilea, al norte de Israel, durante un estudio sobre el virus en aves de corral. El descubrimiento podría llevarnos a conseguir la vacuna en cuestión de semanas, según consignó el portal de noticias israelí N12.

Después de cuatro años de investigación y financiados por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, investigadores de Migal lograron desarrollar una vacuna contra el corona aviar (IBV). Según lo informado por N12, la inyección fue probada con éxito en ensayos preclínicos.

El desarrollo será adaptado genéticamente a la vacuna contra el coronavirus que ya se cobró la vida de miles de personas en todo el mundo y que decenas de miles ya están infectadas.

El anuncio del avance se publicó después de cuatro años de investigaciones por parte del equipo multidisciplinario de investigadores de Migal. Los trabajos fueron financiados por el Ministerio de Ciencia y Tecnología y en colaboración con el Ministerio de Agricultura.

F200220JHDJKHSKJDHFWUIHG9EUGHE9UGHUGEU9HRGU9EHAS52_i

¿Vacuna contra el coronavirus en 1o semanas? Foto archivo: Avshalom Shoshani, Flash 90.

Importantes avances significativos se alcanzaron durante el trabajo de investigación sobre la vacuna contra el virus de la bronquitis infecciosa (IBV).

Migal, es un centro de investigaciones y desarrollo del Ministerio de Ciencia y Tecnología. El año pasado recibió el financiamiento de esa oficina gubernamental por unos 30 millones de shekels (Unos 8,731,932 dólares). Esto representa la mitad del presupuesto total del Instituto. El centro tiene 90 científicos y 190 investigadores.

Los investigadores del Instituto Migal lograron demostrar en un ensayo preclínico que el uso del sistema produce anticuerpos específicos para subunidades de proteínas virales y resistentes al virus IBV.

Tras ajustar la secuencia genética para el coronavirus (Covid-19), el Instituto Migal espera la aprobación de seguridad del producto para comenzar a producir vacunas contra la enfermedad que se propaga actualmente por todo el mundo.

671358_I

El ministro israelí de Ciencia y Tecnología, Ofir Akunis Foto: Tomer Neuberg / FLASH90.

El ministro de Ciencia y Tecnología de Israel, Ofir Akunis, se mostró feliz por el avance y expresó: “Espero y creo que habrá otro avance muy pronto”. En este marco, dio ordenes al director general en su Ministerio promover rápidamente posibles acuerdos de cooperación que permitan alcanzar vacunas para seres humanos.

Por su parte, David Zigdon, director general del Instituto de Investigación Migal, expresó esta mañana: “Existe una gran urgencia en el mundo para desarrollar una vacuna contra el coronavirus y por esto estamos trabajando para acelerar los procesos de desarrollo con el objetivo de alcanzar un antídoto eficaz contra el Covid-19 durante las próximas 8 ó 10 semanas, y pruebas de seguridad por unos 90 días”.

“La vacuna desarrollada por nosotros para la aves de corral es por vía oral y también esperamos que lo sea la humana”, indicó.

Por último, Zigdon señaló que debido a la necesidad mundial urgente por la vacuna contra el coronavirus, se están llevando a cabo en el Instituto Migdal sesiones maratónicas con socios potenciales que ayuden a acelerar los procesos de investigación en seres humanos necesarios para completar el desarrollo del producto final y las actividades regulatorias.

Seguir leyendo

Innovación

Investigadores israelíes desarrollan nueva tecnología para producir agua del aire

Publicado

el

Por

agua

Agencia AJN.- Investigadores del Instituto de Tecnología Technion-Israel en Haifa desarrollaron un sistema independiente capaz de producir agua a partir del aire, incluso en regiones desérticas.

Descrito como la “primera tecnología de este tipo en el mundo”, el sistema de eficiencia energética tiene como objetivo ayudar a las comunidades pequeñas y aisladas lejos de las fuentes de agua dulce y salada.

A diferencia de las tecnologías existentes de agua a partir del aire, basadas en técnicas de condensación de enfriamiento, este sistema se basa en un proceso cíclico de dos etapas: primero separando la humedad del aire por absorción usando una solución salina altamente concentrada, y luego separando la humedad condensando el vapor bajo condiciones de presión subatmosférica.

“Además de ser energéticamente eficiente, la nueva tecnología ofrece una ventaja adicional: como parte del proceso, el agua también sufre procesos de eliminación de contaminantes”, dijo el profesor David Broday, quien desarrolló la tecnología con el profesor Eran Friedler.

“Nuestra tecnología permite que se produzca agua en cualquier parte del mundo sin depender de las fuentes existentes de agua líquida”, dijo.

Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente el 13% de la población mundial enfrentará una disponibilidad insuficiente de agua potable para 2025. Garantizar el acceso universal al agua y al saneamiento es uno de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas para 2030.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!