Seguinos en las redes

Israel

“Generaciones de la Shoᔠpromovió un encuentro entre hijos de sobrevivientes del Holocausto e hijos de alemanes no judíos cuyos padres vivieron en la Alemania nazi

AJN.- La presidente de la entidad, Diana Wang, rescató en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN) la profundidad del encuentro y señaló que este tipo de diálogos sirven para demostrar que “no todos los alemanes eran nazis”. Wang también se refirió a la dificultad que implicaba pronunciar la palabra “judío” dos décadas atrás en Argentina (y también en Alemania) y afirmó: “No tengo duda que el ataque a la sede de AMIA influyó” a que esto cambie.

Publicada

el

generaciones

Por cuarto año consecutivo, “Generaciones de la Shoá” organizó un encuentro entre hijos de sobrevivientes judíos de la Shoá e hijos de alemanes no judíos cuyos padres estuvieron en Alemania durante el período nazi.
De la reunión participaron el embajador alemán en Argentina, Günter Kniess, la directora del colegio Pestalozzi, Claudia Frey-Krummacher, un joven pasante alemán, hijos de sobrevivientes judíos y miembros de Generaciones de la Shoá, entre ellas su presidenta, Diana Wang.
En diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN), Wang destacó que “la tercera generación (a la que pertenece el joven alemán) quizá está pudiendo acercarse al tema (de la Shoá) con más frescura que nosotros que somos los herederos: del lado judío de la bronca, del dolor, del desgarro; y del lado alemán de la vergüenza y la culpa”.
En ese sentido, comentó que “los alemanes (que vienen a dialogar con nosotros) necesitan presentarse diciendo: ‘Mis padres no eran nazis”
También afirmó que “hay judíos que no quieren dialogar con los alemanes”.
“Estas reuniones son un intento de diálogo que, en principio, nos sirve a nosotros, nos sirve saber que los hijos de estos alemanes cargan una mochila”, aseguró Wang, siempre en diálogo con esta agencia.
Además, enfatizó que poco a poco se empieza a saber que “no todos (los alemanes) eran nazis, que había movimientos anti-fascistas”.
Durante el encuentro, los participantes vieron el film alemán “Un judío común y corriente” y Wang señaló que tanto en el film como en el diálogo que lo sucedió “se vio la dificultad, que años atrás significaba pronunciar la palabra ‘judío”.
“Antes, en Argentina no se decía judío, sino hebreo, israelita, paisano. Ni judíos ni no judíos usábamos la palabra judío”, sostuvo Wang.
Además, remarcó que todas las instituciones judías argentinas no llevan en su nombre la palabra judío.
Wang aseguró que lo mismo pasaba en Alemania, hasta hace unos veinte años.
Consultada respecto de los cambios que tuvieron que suceder para que en Argentina comenzara a enunciarse la palabra “judío”, manifestó: “No tengo duda que el ataque a la sede de AMIA influyó”.
En ese sentido, recordó las palabras de un intelectual que afirmó que “la bomba en la AMIA abrió las puertas de los judíos al resto de la sociedad, tiró abajo una pared que nos separaba”
“A partir del atentado, hicimos manifestaciones públicas, salimos a la calle”, sostuvo Wang.
Respecto de Alemania, señaló que fue el único país que hizo educación antinazi “a todo nivel” desde la primaria hasta la secundaria.
Por último, Wang contó que el embajador de Alemania en Argentina y la directora del Pestalozzi rescataron que la xenofobia que castiga a Europa, no existe en Alemania, “quizás porque ese país sufrió el peso que tuvo la Segunda Guerra Mundial”.
Por su parte, la directora del colegio Pestalozzi, le dijo a AJN que fue “muy emocionante el encuentro y que el hecho de que el nuevo embajador alemán haya participado es un hito”.

BK-SJS

Dejá tu comentario

Israel

Israel firmó un acuerdo con Moderna por 6 millones de dosis de vacuna contra el coronavirus

Agencia AJN.- Israel amplió la compra de la vacuna contra el coronavirus de Modera de 2 millones a seis millones de dosis, suficiente para vacunar a tres millones de personas.

Publicado

el

Por

coro

Agencia AJN.- El primer ministro Benjamin Netanyahu y el ministro de Salud, Yuli Edelstein, anunciaron hoy que Israel elevó la cantidad de vacunas solicitadas a la farmacéutica estadounidense Moderna de dos millones a seis millones de dosis de la vacuna, que serán utilizadas por tres millones de ciudadanos.

A principios de esta semana, Moderna solicitó la autorización de emergencia de EE.UU. y Europa de su vacuna COVID-19 basándose en los resultados de un estudio en etapa tardía que muestra que su vacuna tenía una efectividad del 94,1% sin problemas de seguridad graves. La compañía también informó una tasa de éxito del 100% en la prevención de casos graves.

“Me complace anunciar que hoy firmamos con Modern Company el suministro de seis millones de vacunas para ustedes, ciudadanos israelíes”, informó el primer ministro Benjamin Netanyahu a través de un video. “Esto es tres veces la cantidad de vacunas en el contrato original con Moderna. Nos da esperanza. Vemos la luz al final del túnel”, añadió.

Asimismo, el premier israelí destacó: “Nuestra misión es traer vacunas, y mantener las reglas. Si hacemos eso, vamos a ganar. Juntos venceremos al coronavirus”.

Por su parte, el ministro de Salud, Yuli Edelstein, calificó el contrato revisado como “una gran noticia para los ciudadanos israelíes y la economía israelí”. “No habrá ciudadano que quiera vacunarse que no podamos suministrarle una vacuna”, dijo.

“Los equipos profesionales han comenzado a trabajar rápidamente en la asignación de las vacunas. Pero tomará varios meses antes de que todos estemos vacunados y todos debemos cumplir estrictamente las directivas y no volvernos complacientes”, resaltó Edelstein.

El contrato anterior de Israel valía 240 millones de NIS, lo que significa que cada dosis de la vacuna Moderna está en los 12 dólares es decir 24 dólares por persona, ya que se requieren dos dosis para la vacunación.

Se espera que las primeras dosis lleguen al país en algún momento a principios del próximo año. El director médico de Moderna, el israelí Tal Zaks, dijo a The Jerusalem Post que Israel será uno de los primeros en la fila.

Israel fue uno de los primeros países en inscribirse para recibir la nueva vacuna contra el coronavirus de la compañía en junio.

Seguir leyendo

Israel

Miles de personas asisten al funeral del principal rabino de Jerusalem mientras crece el nivel de contagios de COVID

Agencia AJN.- Aharon David Hadash, líder espiritual del grupo ultraortodoxo Mir Yeshiva, murió el jueves temprano, a los 90 años, luego de ser hospitalizado por complicaciones relacionadas con el coronavirus.

Publicado

el

Por

fune

Agencia AJN.- Miles de judíos ultraortodoxos asistieron al funeral de un prominente rabino y se apiñaron en Jerusalem en una clara violación de las restricciones sanitarias dispuestas para contener el nivel de contagio de coronavirus, en momentos que la tasa de contagio no baja de los mil casos nuevos diarios.

El rabino Aharon David Hadash, líder espiritual del grupo ultraortodoxo Mir Yeshiva, murió el jueves temprano, a los 90 años, luego de ser hospitalizado por complicaciones debido al COVID-19.

El grupo de dolientes se trasladó juntos en una gran procesión desde el barrio ultraortodoxo de Mea Shearim hasta un cementerio en las afueras de la ciudad.

Si bien la policía estuvo disponible para los procedimientos al aire libre, entregando máscaras a quienes no tenían las suyas propias, al parecer no se aplicaron las medidas de distanciamiento social.

Asegurar el cumplimiento de las precauciones contra el coronavirus entre los judíos ultraortodoxos de Israel, o haredim, ha sido un desafío durante toda la pandemia.

fune1

Sin embargo, diferentes grupos haredi han respondido de manera diferente a las directrices del Ministerio de Salud.

La Mir Yeshiva es parte del grupo lituano Haredi, cuyos líderes han expresado su apoyo a las medidas de protección contra el coronavirus, pero también las han rechazado en ocasiones, especialmente con respecto al cierre de escuelas religiosas o yeshivot.

La Yeshiva Mir recibe su nombre de una yeshivá establecida en 1815 en la ciudad de Mir, en la actual Bielorrusia.

La Yeshiva fue un centro clave para el estudio de la Torá en Europa hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial, según el memorial del Holocausto Yad Vashem de Jerusalem.

Algunos rabinos y estudiantes de Mir Yeshiva sobrevivieron a la guerra huyendo a Shanghai. Después de la guerra, Mir Yeshiva estableció presencia en Brooklyn, Nueva York y Jerusalem.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!