Seguinos en las redes

Cultura

Cayetina sobre la obra “Eye & Yo”: “El mensaje es que no se olvide a los sobrevivientes de la Shoá”

Agencia AJN.- En una entrevista con la Agencia AJN, la actriz se refirió a la obra que protagoniza junto a Laura Oliva y Francisco Prim en El Cultural San Martín y cuenta la historia de su abuela. “Esta obra no habla sólo de la muerte, del Holocausto y de la tragedia, sino que se trata de una vuelta de vida”, expresó.

Publicada

el

EYE Y YO Foto Sandra Cartasso
“Eye & Yo” – Fotos: Sandra Cartasso

Agencia AJN.- La obra de teatro “Eye & Yo” cuenta la historia de Esther Cajg (Eye), sobreviviente a siete campos de exterminio nazi. Ella era la abuela de Julieta Cayetina, quien no sólo protagoniza el espectáculo junto a Laura Oliva y Francisco Prim, sino que también se encargó de investigar a su familia para escribir esta historia.

“El mensaje de la obra es lograr que no se olviden a los sobrevivientes, que no se olviden estas historias, de nuestros abuelos, de nuestro pasado. Este es el granito de arena que siento que puedo poner, siendo la nieta de mi abuela”, manifestó Cayetina en una entrevista con la Agencia AJN.

El espectáculo, dirigido por Dennis Smith, es en el marco del ciclo «Una Voz. Volumen dos», cuenta con el apoyo de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y se puede disfrutar los domingos a las 18 en la Sala Alberdi de El Cultural San Martín.

-¿Cómo describirías a la obra?
-La obra es un homenaje a mi abuela y a todos los abuelos y sobrevivientes del Holocausto o de cualquier genocidio que haya ocurrido de esta magnitud. Pero lo más interesante de esta obra es que no se habla solo de la muerte, del Holocausto y de la tragedia que eso generó en los que sobrevivieron y los que no, sino que se trata de una vuelta de vida a todo esto a través del vínculo de la abuela con la nieta, que seríamos mi abuela y yo.

«Estaba naturalizado que mi abuela había sobrevivido a la Segunda Guerra Mundial.»

-¿Creés que la obra está dirigida a un público determinado o la podría ver cualquier interesado?
-No, al contrario. No está destinada a sobrevivientes o a sus familiares, es un homenaje a ellos pero es una obra para que la vea todo el mundo, sea de cualquier edad, religión o país. Porque se cuenta una historia de vida, saliéndose de un número de 6 millones de judíos, y contando toda la historia de una sobreviviente que empieza con la guerra. Pero cuando la guerra termina, la abuela busca la manera de sobrevivir y de vivir, pudiendo casarse, tener hijos y nietos, y todo lo necesario para lograrlo. Entonces, el mensaje de la obra es lograr que no se olviden a los sobrevivientes, que no se olviden estas historias, de nuestros abuelos, de nuestro pasado. Este es el granito de arena que siento que puedo poner, siendo la nieta de mi abuela.

-Más allá de la historia de tu abuela, ¿cómo te afecta personalmente a vos la Shoá?
-A mí me pasó algo muy fuerte, porque en un punto estaba naturalizado que mi abuela había sobrevivido a la Segunda Guerra Mundial. Yo nací en el ‘82 y nací con eso. Era, por decirlo de alguna manera, una característica más de mi abuela. Ella era polaca, se vino a la Argentina, se casó con mi abuelo, cada tanto viajaba a Israel también. Y fue cuando mi abuela falleció que todo tomó otra dimensión. Porque yo empecé a averiguar sobre el número que le habían puesto en Auschwitz y un poco la obra trata de esa búsqueda. Y busqué por toda mi familia, por amigos, por papeles, por fotos, también me puse en contacto con museos de todo el mundo. Esa búsqueda la cuento en la obra, que es medio documental. Yo me crié toda mi vida en un colegio judío, entonces siempre tuve posibilidades de conocer historias sobre sobrevivientes que venían a dar su testimonio. Aparte realizábamos visitas al Museo del Holocausto seguido. Siempre estuve vinculada ya sea por mi abuela y sus amigos o por mis años de estudio. Incluso me fui de vacaciones con el grupo de sobrevivientes de mi abuela.

– ¿En qué momento decidiste ponerte a escribir esta obra y qué etapa de tu vida estabas pasando?
-La primera idea surgió luego del fallecimiento de mi abuela hace un poco más de diez años. El proyecto comenzó a tomar fuerza hace cuatro años, pero el paso más importante fue hace un año, cuando me contacté con Dennis Smith (el director de la obra), que después se le ocurrió la idea original de la obra y le conté sobre lo que había pensado.

-¿Cómo llegaste a contactarte con Smith y qué importancia tiene como director de la obra?
-A él lo conocí por haber visto sus obras y de nombre también, porque tenemos varios conocidos en común, nos seguíamos en Twitter, pero nunca nos habíamos visto. Las obras que yo había visto me movilizaron muchísimo y también me encantó él como actor, como dramaturgo, como director y su estética. Yo venía hace tiempo buscando a alguien con quien hacer este proyecto y creía que tenía que esperar hasta que apareciera la persona indicada. Y una vez me quedé pensando mucho, después de ver una de sus obras, y finalmente me animé a escribirle por privado en Twitter preguntándole si lo podía llamar. Él me parece un artista completo por donde se lo mire, todo lo que sale de él es creatividad, sensibilidad. Estoy feliz de haber dejado mi obra en sus manos, pero también porque pude confiarle las decisiones más importantes y cumplió.

-Sobre la investigación que mencionaste que hiciste, ¿cómo la viviste y a quién acudiste de tu familia para hacerla?
-Hablé con mi papá, con mis hermanos, con mi tío José, que es el hermano mayor de mi abuela y que también sobrevivió a la guerra. También con un amiga de toda la vida de ella. Finalmente, me contacté con los Museos del Holocausto de acá, de Israel, de Polonia y de Alemania. Fue una búsqueda bastante intensa y bastante completa.

-¿Cómo hiciste para que el proyecto se estrenara en El Cultural San Martín?
-Yo ahora estoy dirigiendo una obra checa y en 2006 me contacté con el director del San Martín para preguntarle si había lugar para esta obra checa que había hecho. Después esa idea quedó un poco en el aire, pero al mismo tiempo yo estaba estudiando dramaturgia y tenía algunos bocetos sobre la obra de ahora y le conté de esto. Entonces me dijo que cuando tuviera la obra lista que se la presentara. En paralelo, al año hablé con Dennis Smith para ver dónde podíamos presentar nuestro proyecto. Y me pareció ideal presentarlo en el San Martín. Se lo presentamos a la gente de ahí y les encantó, nos dieron fecha. Y actualmente nos llaman para felicitarnos, para hacernos devoluciones. Ellos quedaron muy contentos y para mí es un honor mostrar la obra ahí.

Dejá tu comentario

Cultura

Turismo en Safed: Lo mejor para ver y hacer en la ciudad mágica israelí

Agencia AJN.- Safed es esa pequeña ciudad donde muchas casas están pintadas de azul, para reflejar la cercanía del cielo, y donde la historia judía se desarrolló desde el año 66 antes de Cristo hasta hoy.

Publicado

el

Por

Safed 2

Agencia AJN.- Aquí está nuestra guía de lo mejor para ver y hacer en esta pequeña ciudad mística …

Cosas que ver en Safed

Comenzar por el punto más alto de la ciudad, la Ciudadela (Metsudah). Ubicado en el centro de Safed, sitio clave para ocupar el área. El puesto administrativo más importante de Medio Oriente se encontraba. Existen increíbles excavaciones arqueológicas.

El museo Hameiri es un museo imperdible y documenta la vida judía en Safed durante los últimos 200 años, con salas preservadas, artefactos y un extenso archivo fotográfico.

Hay hermosas sinagogas, como la de Ari en la Plaza HaMeginim. Vale la pena visitarlas por su historia judía y su belleza.

¡Comer, tomar y divertirse en Safed!

Si quieren comer en Safed, la calle Jerusalem es la ideal para encontrar pizza y falafel, o cenar en lujoso restaurantes con vista a la ciudad vieja y a las colinas de Meron. También hay excelentes locales para tomar un café.

¿Dónde hospedarse en Safed?

Safed es una ciudad llena de pequeños hoteles. En casi todas las calles hay opciones para una estadía de pocos días.

Moverse por Safed

Los colectivos locales circulan regularmente y hay varias paradas de taxis que incluso tienen tarifas fijas, se puede compartir taxi y terminar pagando lo mismo que por un colectivo. Pero se recomienda caminar para disfrutar de la Ciudad Vieja que es impresionante.

Los amantes de la naturaleza y de las excursiones disfrutarán de una caminata por el wadi, un cañón que desciende hasta Tiberíades. Además se pueden ver muchas vacas pero se recomienda no acercarse para seguridad de los turistas.

Seguir leyendo

Cultura

Zubin Mehta se despidió de la Filarmónica de Israel con un extraordinario concierto en Tel Aviv

Agencia AJN.- El célebre director de orquesta indio Zubin Mehta, de 83 años, dirigió su último concierto con la Filarmónica israelí, retirándose después de 50 años con la orquesta.

Publicado

el

Por

meta

Agencia AJN.- El célebre director de orquesta indio Zubin Mehta, de 83 años, dirigió su último concierto con la Filarmónica israelí, retirándose después de 50 años con la orquesta.

Mehta subió al escenario en Tel Aviv ayer para una emotiva presentación final como director musical de la Filarmónica de Israel.

El hombre de 83 años, que se sometió a tratamiento por un tumor canceroso el año pasado y caminó con un bastón, se ganó una larga ovación de la sala llena mientras decía «adiós a mi familia», como lo dijo en una entrevista.

La presentación final incluyó el Concierto para piano n. ° 2 de Liszt y la Sinfonía n. ° 2 de Mahler, conocida como Resurrección, en el Auditorio Charles Bronfman de la ciudad mediterránea.

“Desde mi corazón, lo que esta orquesta me ha dado… no solo esta, sino todas las generaciones anteriores. Ni siquiera puedo comenzar a describir lo que he aprendido con estos músicos”, dijo a la audiencia durante el intermedio.

Al final de la presentación, se colocaron guirnaldas de flores alrededor del cuello de Mehta y su esposa, quien observó desde la audiencia.

Mehta, que será sucedido por Lahav Shani, de 30 años, también fue nombrado director musical emérito de la orquesta.

El maestro carismático ha conducido en escenarios conmovedores, incluso cuando dirigió un grupo de músicos israelíes y alemanes cerca del sitio del campo de concentración de los nazis en Buchenwald en 1999, donde también dirigió la Sinfonía de la Resurrección de Mahler.

También se apresuró a ir a Israel para actuar en apoyo del país durante la Guerra de los Seis Días de 1967, aunque más tarde diría que se opuso al establecimiento de asentamientos que siguió en Cisjordania.

‘Muy emocional’
«Usualmente no tienes las palabras entrecortadas, pero en este momento me siento tan fuerte», dijo en una entrevista transmitida durante el intermedio del domingo por medici.tv, que emitió el concierto en vivo.

“Y espero no desmoronarme. Espero no cometer errores emocionales porque esta sinfonía es muy emotiva para mí», añadió.

La Orquesta Filarmónica de Israel nombró asesor musical de Mehta en 1969, director musical en 1977 y director musical de por vida en 1981.

Su biografía oficial dice que durante su mandato, «Mehta ha realizado más de 3.000 conciertos con este conjunto extraordinario, incluidas giras que abarcan los cinco continentes».

A lo largo de su extensa carrera, Mehta fue también director musical de las orquestas filarmónicas de Los Ángeles y de Nueva York.

Nacido en Bombay, en India, en 1936, es hijo de Mehli Mehta, que fundó la orquesta sinfónica de Bombay.

Con su hermano Zarin, Zubin Mehta codirige la Mehli Mehta Music Foundation en Bombay, donde los niños pueden aprender música clásica occidental.

meta1

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!