Seguinos en las redes

Cultura

Cómo los artistas detrás de “Shtisel” dieron vida al viaje de Akiva

Agencia AJN.- Para capturar las tensiones que enfrenta un joven artista ultraortodoxo, el equipo creativo detrás del exitoso programa de televisión israelí contrató a dos pintores que entendían lo que estaba en juego.

Publicada

el

akiva i

Agencia AJN.- En medio de la noche, en un callejón de Jerusalén, un director de ieshivá con sombrero negro se encuentra frente a una masa de lienzo en llamas. Acaba de prender fuego a las pinturas de su hijo menor, retratos de la difunta esposa del hijo, y las ve arder sombríamente.

El petróleo, al parecer, es un gran acelerador.

Es una hoguera jasídica de vanidades, con un toque de cultura de cancelación del siglo XXI: una destilación de tensiones artísticas, culturales y edípicas en el corazón de la serie israelí “Shtisel”, que explora las silenciosas complejidades de la ultra-familia judía Haredi. Vida ortodoxa en Jerusalén. En la temporada 3, que llegó a Netflix el mes pasado, las pinturas de Akiva, especialmente los retratos de su esposa, Libbi (Hadas Yaron), que murió misteriosamente entre temporadas, son recipientes para su dolor, lo que le ha impedido seguir adelante, mucho para su la exasperación del padre.

De repente, el hijo, Akiva (Michael Aloni), se despierta sudando: todo fue un sueño, una alegoría grotesca de los incansables intentos de su padre de hacer que su hijo deje de actuar como “un rábano seco” y siga adelante. mujer que pinta obsesivamente.

“Mis padres siempre han alentado mi arte y, sin embargo, siempre hay una tensión entre la tradición religiosa y el arte”, dijo el cocreador de la serie, Ori Elon, quien modeló la historia de Akiva en parte a partir de sus propias experiencias. (Elon, como otros entrevistados para este artículo, no habla inglés como su primer idioma; las entrevistas se realizaron por teléfono, video, correo electrónico y mensaje de texto, a veces con la ayuda de un traductor).

“Esa tensión siempre ha sido parte de mi vida”, agregó Elon, “y todavía lo es”.
shtisel cuadro

El arte y la creación de imágenes han sido un tema polémico en cada temporada de “Shtisel”, quizás nunca tanto como en la temporada 3, en la que los llamativos lienzos de Akiva adquieren el peso de un personaje real. Para capturar esa presencia imponente, así como el desarrollo de Akiva como artista, el equipo creativo recurrió a dos artistas israelíes diferentes: Menahem Halberstadt, dibujante e ilustrador principalmente de libros para niños, y Alex Tubis, pintor y profesor de la Academia de Artes Bezalel. and Design, en Jerusalén.

Cada uno creó obras que ejemplificaron el talento y la inclinación del personaje por los colores dramáticos. Los primeros dibujos de Akiva en la temporada 1, hechos por Halberstadt, son de lémures en un zoológico garabateados en un bloc de notas; más adelante en la temporada, Akiva pasa a autorretratos melancólicos y pinturas al óleo casi impresionistas, también pintadas por Halberstadt.

“Akiva tiene una combinación de humor e infantilismo, junto con emociones profundas y espirituales”, dijo Halberstadt. “Traté de dar expresión a ambos lados”.

“Creo que su actitud hacia su arte cambia durante la primera temporada”, agregó, “de algo que es una especie de pasatiempo, que hace en su tiempo libre para su propio disfrute, a algo que tiene un significado emocional y espiritual para él.”

En la temporada 2, para la que Tubis hizo el arte, el trabajo de Akiva cambia para incluir retratos nítidos, como el de un niño sosteniendo un pez dorado en una bolsa. El sujeto confronta al espectador con una mirada directa, evocando los retratos cortesanos del pintor de mediados del siglo XVII, Diego Velázquez.

“Creo que están tratando de representar a algún genio en un nivel muy, muy alto en la serie”, dijo Tubis. “Es un hombre religioso”, agregó sobre Akiva, y “Dios viene a él desde otro lugar. Pero como yo lo veo, él lo siente a través de su arte ”.

Una de las piezas más provocativas de la serie, pintada por Tubis, es un retrato de la madre de Akiva abrazándolo cuando era un bebé, con algunos mechones de su cabello escapándose de su tichel (una cubierta tradicional para la cabeza). La indiscreción enfurece al padre de Akiva, Shulem (Doval’e Glickman), quien compra el cuadro al galerista de Akiva y sostiene una vela amenazadoramente a semejanza de su difunta esposa antes de decidir que no puede seguir adelante. En su lugar, toma un pincel y pinta sobre las hebras.

Pero Akiva es decidido y prolífico. Su arte lo coloca en una trayectoria inimaginable, que le otorga un galerista, aplausos internacionales, una entrevista de noticias en horario de máxima audiencia y, en última instancia, una gran muestra de encuestas en el Museo de Israel. La atención sería abrumadora para cualquier artista joven, pero especialmente para Akiva, cuya comunidad desconfía de los logros individuales.

“El éxito en el mundo del arte es algo que se supone que refleja una especie de autorrealización, pero para un haredi, ese tipo de éxito no tiene sentido porque las cosas no se valoran a través del prisma del éxito individual o personal”, dijo Joshua. Simon, ex director y curador en jefe de los Museos de Bat Yam de Israel y profesor de la Academia de Bellas Artes de Pensilvania, en Filadelfia. “Si algo no está al servicio del bien general, o para sostener la institución religiosa, entonces no hay lugar para eso”.

Hacer arte no está explícitamente prohibido en el judaísmo: el Segundo Mandamiento (“No debes hacerte un ídolo de ningún tipo o una imagen de nada en los cielos, la tierra o el mar”) se interpreta de diversas maneras. Pero, como dice el adagio, pon dos judíos en una habitación y obtienes tres opiniones.

Elon está familiarizado con las presiones a veces de oposición. Aunque no es ultraortodoxo, se considera religioso y es un pintor aficionado. Mucho antes de empezar a trabajar en “Shtisel”, escribió un cortometraje sobre un artista haredi, también llamado Akiva. Unos meses más tarde, Elon conoció a su futuro co-creador, Yehonatan Indursky, quien había sido criado en Haredi y estudió en una ieshivá. Juntos, adaptaron el concepto para la televisión y agregaron personajes, creando la familia Shtisel extendida.
shtisel cuadro2

Para realizar plenamente esa visión, necesitaban artistas cuyo trabajo se sintiera auténtico en el contexto. Elon había conocido a Halberstadt en una escuela primaria religiosa solo para niños, donde rápidamente se unieron por su creatividad mutua, haciendo cómics juntos, incluido lo que Elon describió como una adaptación “salvaje” del Libro de los Reyes.

Posteriormente, estudiaron juntos en Jerusalén con el pintor moldavo Leonid Balaklav, cuyo estilo postimpresionista influyó en ambos. En Halberstadt, que también es religioso, Elon vio un enfoque de la pintura que podría ser un sustituto del de Akiva.

“Ese tipo de sabor nace en gran medida de Menahem”, dijo Elon sobre el estilo de Akiva. “Comparten humor, compasión y un punto de vista humano. Además, una aceptación de la fragilidad de todas las criaturas “.

En uno de los primeros días de rodaje, Halberstadt se reunió con Aloni, quien interpreta a Akiva, para hablar sobre cómo sostener un lápiz, demostrar los sutiles movimientos de la mano de un artista y mostrarle cómo posar mientras pinta.

“Fue bastante sorprendente ver lo rápido que lo consiguió”, dijo Halberstadt. Creó la mayoría de los dibujos y pinturas antes de dirigirse al set. En ocasiones, pintaba diferentes etapas de un lienzo (principio, medio y casi finalizado) y luego Aloni podía agregar una o dos pinceladas durante el rodaje.

“A lo largo de la serie, cada temporada, siempre tengo mi propio cuaderno de bocetos: esbozo a todo el equipo y al reparto todo el tiempo”, dijo Aloni. “Ahora sé cómo mirar la pintura de una manera diferente”.

Aloni dudó en llamarse a sí mismo un talentoso artista visual por el momento. “Pero está lo suficientemente cerca como para sentir el alma de Akiva y poder dibujar a la gente ahora”, agregó.

Para la temporada 2, el equipo creativo quería enfatizar la transformación estilística y de textura de Akiva, por lo que buscaron un nuevo artista. Cuando Tubis recibió la llamada, preparó una presentación de diapositivas, no de sus propias pinturas, sino de obras del pintor británico Peter Doig.

“Les digo, ‘Pero ustedes saben, este es alguien que es muy moderno hoy, y es popular, ¿y tal vez pueda hacer algo así?’” Hubo un silencio incómodo hasta que Dikla Barkai, productor ejecutivo de la serie, habló.

“Alex, escucha, queremos tus pinturas en la exposición”. Tubis recordó que Barkai se lo había dicho. “Y luego me quedé en silencio, porque para mí, es como: ¿En serio? ¿Me?”

El trabajo de Tubis conmovió a los productores, explicó Barkai.

“Miramos a muchos pintores y obras, y algo en las pinturas de Alex nos conmovió”, dijo. “Tiene algo en su pintura que es muy emotivo y puede captar el momento”.

Tubis, quien emigró a Israel desde Rusia a los 12 años, hace un trabajo que parece estremecerse de aislamiento, un sentimiento que resuena con la experiencia de Akiva.

“Nunca estuve en casa en Israel, no hasta el momento en que me convertí en estudiante de arte”, dijo Tubis. “Pero incluso entre otros en la escuela de arte, siempre me han visto como un ruso un poco loco y peligroso”.

“Akiva también es diferente”, agregó Tubis, “un animal muy extraño en su propia tribu”.

Más allá de sus fuertes evocaciones de sentimiento, dijo James S. Snyder, director emérito del Museo de Israel y presidente ejecutivo de la Fundación Jerusalem, el arte de esta temporada funciona como otra forma para que Akiva profundice en su espiritualidad.

“En realidad, se conecta con la cultura judía de la que proviene”, dijo Snyder, “donde las historias que suceden en tu vida se interpretan a través de la profundidad de tus creencias y tu fe”.

Los israelíes (y el público de todo el mundo) han respondido con entusiasmo a la serie, y no solo porque descorre el telón de una cultura insular; hay una lucha por la expresión personal en el corazón de la historia que tiene una calidad universal.

Basado en entrevistas y anécdotas, es un llamado al que algunos haredim no son inmunes. Si bien la televisión generalmente se considera un tabú para muchos haredim, no es ningún secreto que algunos la están viendo. Halberstadt dijo que creía que la popularidad de la serie ya estaba creando un cambio, por pequeño que fuera, en algunas comunidades ultraortodoxas, cuya adherencia a reglas estrictas y antiguas siempre ha enfatizado la conformidad.

“Akiva está lidiando con la cuestión del individualismo, aunque sea inconscientemente”, dijo Halberstadt. “Por un lado, no quiere separarse de su familia y comunidad. Y por otro lado, siente que él como individuo tiene una voz a la que quiere dar expresión ”.

Fuente: The New Yourk Times.
Por Marisa Mazria-Katz

Dejá tu comentario

Cultura

Arqueólogos egipcios desentierran raras tumbas que datan de antes de los faraones

Agencia AJN.- También encontraron tumbas cercanas del período posterior de los hicsos (1650 a 1500 a. C.), cuando los inmigrantes de Asia occidental se apoderaron del país, poniendo fin al Reino Medio de Egipto.

Publicado

el

Por

momias

Agencia AJN.- Los arqueólogos egipcios que trabajan en el delta del Nilo han descubierto docenas de raras tumbas predinásticas que datan del período anterior a la aparición de los reinos faraónicos de Egipto hace más de 5.000 años.

También encontraron tumbas cercanas del período posterior de los hicsos (1650 a 1500 a. C.), cuando los inmigrantes de Asia occidental se apoderaron del país, poniendo fin al Reino Medio de Egipto.

Los hallazgos en la provincia de Dakahlia al norte de El Cairo podrían arrojar luz sobre dos importantes períodos de transición en el antiguo Egipto, dijeron los egiptólogos.

Las tumbas incluyen 68 del período Buto que comenzó alrededor del 3300 a. C. y cinco del período Naqada III, que fue justo antes del surgimiento de la primera dinastía de Egipto alrededor del 3100 a.C., según un comunicado del Ministerio de Turismo y Antigüedades.

También incluyen 37 tumbas de la época de los hicsos, que comenzaron a migrar a través del Sinaí hacia Egipto alrededor del 1800 a. C.

“Este es un cementerio extremadamente interesante porque combina algunos de los períodos más tempranos de la historia egipcia con otra época importante, la época de los hicsos”, dijo Salima Ikram, egiptóloga de la Universidad Americana de El Cairo.

“Los egiptólogos están trabajando para comprender cómo vivían juntos los egipcios y los hicsos y hasta qué punto los primeros adoptaron las tradiciones egipcias”.

Las tumbas de Buto eran pozos de forma ovalada con los cadáveres colocados en el interior en una posición en cuclillas, principalmente en el lado izquierdo con la cabeza apuntando hacia el oeste, dijo el comunicado del ministerio.

Algunas de las tumbas del período Naqada contenían vasijas cilíndricas y en forma de pera.
Las tumbas de los hicsos eran principalmente semi-rectangulares con los cadáveres tendidos en una posición extendida y la cabeza también mirando hacia el oeste.

“La misión también encontró un grupo de hornos, estufas, restos de cimientos de adobe, vasijas de cerámica y amuletos, especialmente escarabajos, algunos de los cuales estaban hechos de piedras semipreciosas y joyas como aretes”, se lee en el comunicado.

Seguir leyendo

Cultura

Israel lanza una serie de televisión sobre las mujeres en el ejército israelí

Agencia AJN.- “Despedida” se trata de una comedia dramática que lanzará la televisión israelí y relata no sólo las batallas que las Fuerzas de Defensa enfrentan en el plano bélico, sino también todos los problemas que cualquier mujer joven tiene que afrontar como jerarquías sociales e identidad sexual.

Publicado

el

Por

dismiss serie

Agencia AJN.- WestEnd Films ha adquirido los derechos internacionales de “Dismissed” (Despedida), la nueva serie de televisión israelí es una comedia dramática satírica sobre un grupo de mujeres reclutas del ejército.

El programa fue creado por el ganador de la Academia de Televisión Israelí Nir Berger (Dead End) y Atara Frish (Heroine), quien también dirige. Es producido por Naomi Levari (Una semana y un día) y Saar Yogev (Chained) para Black Sheep Film Productions y KAN: Israel Public Broadcasting. KAN está transmitiendo actualmente la serie 10 x 35 y ya la ha recogido para una segunda temporada.

WestEnd gestionará las ventas a través de su banner WeSeries centrado en la televisión. Los créditos de la serie de la compañía incluyen Valley of Tears, que se emitió recientemente en HBO Max, y Traitor, que ahora se encuentra en postproducción; ambas series provienen de los escritores / productores Ron Leshem (Euphoria) y Amit Cohen (False Flag). WestEnd también tiene una lista de desarrollo de televisión con la compañía de producción y financiación Anton. El primer proyecto será una serie de suspenso dirigida por mujeres de Ron Leshem y Amit Cohen, actualmente en desarrollo.

Dismissed sigue a Noa, una joven oficial socialmente torpe del ejército israelí. A pesar de haber sido considerada inadecuada para el mando por sus superiores, circunstancias inusuales hacen que a Noa se le asigne un pelotón para liderar. Los nuevos reclutas que debe liderar a través de la formación básica son un grupo de mujeres jóvenes notoriamente rebeldes. Noa tiene que abrirse camino entre sus reclutas difíciles y sus superiores que se niegan a aceptar su autoridad.

“Si bien Dismissed podría describirse como una serie dramática sobre comandantes femeninas en el entrenamiento básico del ejército, probablemente se describiría mejor como una película para chicas en las Fuerzas de Defensa israelíes. Sí, nuestras heroínas tienen que llevar un rifle y arrastrarse por la tierra, pero sus problemas son en gran medida los que cualquier mujer joven tiene que afrontar: jerarquías sociales, identidad sexual, amistad, ambición y, por supuesto, la infiltración ocasional de drones iraníes ”. dijeron los creadores Nir Berger y Atara Frish.

“Estamos encantados de representar a Dismissed y trabajar con los productores veteranos Saar Yogev y Naomi Levari. Los creadores Atara Frish y Nir Berger han logrado crear un programa fresco e inteligente que aborda la mayoría de los problemas sociales con los que se enfrenta la generación más joven, y con la ayuda de un elenco fantástico se las han arreglado para hacerlo con humor y sensibilidad que resonará en el público de todo el mundo. . También estamos encantados de continuar nuestra relación con KAN, que ha sido el hogar de lo mejor de la televisión israelí en los últimos años ”, agregó Maya Amsellem, directora general de WestEnd Films.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!