Seguinos en las redes

Coronavirus

Coronavirus. Israel: 5.791 casos en escuelas primarias

Agencia AJN.- Entre los estudiantes de secundaria se encontraron 4.802 infectados.

Publicada

el

GettyImages-1211656873_i

Agencia AJN.- Unos 5.791 estudiantes de escuelas primarias israelíes dieron positivo por COVID-19, informó el lunes el Ministerio de Salud. Esto es de más de 1 millón de estudiantes de escuela primaria.

Entre más de 800.000 estudiantes de secundaria, se encontraron 4.802 casos.

Hay 12.514 casos confirmados entre estudiantes de todo Israel. Unos 8.898, o el 71%, son residentes de ciudades rojas y naranjas.

Finalmente, hay 2.125 entre los miembros del personal educativo.

La campaña nacional de vacunación contra el coronavirus sigue en Israel al mismo tiempo que también aumentan los índices de morbilidad. Hasta el día de hoy se les aplicó la inyección a 1.224.000 israelíes, informó esta mañana el ministro de Salud, Yuli Edelstein.

En el día de ayer se detectaron 5.135 casos confirmados de Covid 19, sobre un total de 79 mil tests, lo que representa un 6.6% de tasa de positividad.

Desde iniciada la pandemia fallecieron en Israel 3.416 personas, 25 de ellas en las últimas 24 horas. Actualmente hay en Israel 49.643 casos activos de coronavirus, de los cuales 731 se encuentran en grave estado y 201 requieren de respirador.

El ministro de Salud israelí, Yuli Edelstein, afirmó ayer que ante el aumento de las infecciones por coronavirus, a pesar de la cuarentena parcial que comenzó la semana pasada en Israel, sugerirá que se realice un cierre total del país.

Durante una visita a un centro de vacunación en la ciudad norteña de Nazaret, Edelstein advirtió que, dado que las cifras actuales de infección se están disparando, “no se puede evitar un cierre total, incluido el cierre de escuelas”.

La semana pasada, Israel comenzó su tercer cierre nacional desde el inicio de la pandemia, pero manteniendo la continuación de las clases y con lugares de trabajo que permanecen en gran parte abiertos.

“Estamos atravesando un brote muy severo y probablemente estemos en una situación más grave que la que teníamos a principios de septiembre”, expresó Edelstein, refiriéndose al período antes de que Israel comenzara su segunda cuarentena nacional.

“Exigiremos un cierre total durante dos semanas”, afirmó. “Necesitamos asestar un fuerte golpe a las tasas de morbilidad y emprender juntos un nuevo camino”.

El domingo por la mañana, el Ministerio de Salud dijo que había 50.299 casos activos en el país, con 3.977 nuevos casos de coronavirus confirmados el día anterior. El número de muertos se situó en 3.392. La semana pasada, los casos diarios superaron la marca de los seis mil.

No obstante, Edelstein expresó optimismo sobre la campaña de vacunación masiva del país, que hasta ahora ha dado la primera dosis a más de un millón de los nueve millones de ciudadanos de Israel.

“A fines de marzo, principios de abril, la mayoría de las personas estarán vacunadas y entonces podremos tener una amplia apertura de la economía y la cultura”, agregó, según publicó Times of Israel.

Por otra parte, una mujer de 72 años residente de Carmiel, al norte de Israel, asistió, como tantos otros ciudadanos de su franja etaria, a un centro de salud para recibir su vacuna contra el coronavirus. Si bien tenía conocimiento de posibles efectos adversos que le podía ocasionar la inyección, fue sorprendida días después al perder sensibilidad en un costado de su rostro.

Tras realizarse varios chequeos en un hospital los médicos le señalaron que efectivamente se trataba de un efecto secundario de la vacuna. “Estuve estresada”, contó la mujer en declaraciones al canal 12 local. “Tenía dificultad para comer y beber y tuve miedo de quedar así para siempre”, indicó.

La mujera de 72 años acudió al centro médico Galil en Nahariya donde se le realizó una tomografía axial computarizada y de la cabeza cuyo resultaro dio normal, por lo que determinaron que tenía relación con la inyección aplicada días atrás.

En el centro médico le recetaron un tratamiento con esteroides y reposo en su casa hasta que pase la parálisis. Claro que, la mujer se pregunta si asistir a recibir la segunda dosis de la vacuna.

La parálisis facial generalmente ocurre cuando una persona ya no es capaz de mover algunos o ninguno de los músculos en uno o ambos lados de la cara.

Suele ser causada por daño o hinchazón del nervio facial, el cual lleva señales del cerebro a los músculos de la cara. También por daño al área del cerebro que envía señales a los músculos de la cara

El director del departamento de neurología del Centro Médico Galil, doctor Samih Badarna, explicó a N12: “Este es un fenómeno relativamente común llamado parálisis facial (BELLS PALSY)”.

“Las razones de este fenómeno no están claras”, señaló . Según explicó en el mundo de la medicina hay división a la hora de señalar las causas: “Hay quienes sostienen que es una enfermedad viral, mientras que otros creen que es un signo de una enfermedad autoinmune (cuando el sistema inmunológico del cuerpo produce anticuerpos contra los componentes normales del cuerpo)”.

Al punto que desde Israel exigieron explicaciones a la compañía norteamericana ya que señalaron que ese efecto adverso no figuraba en los informes dados a conocer por la firma estadounidense.

Hasta medidado de la semana pasada se reportaron en Israel al menos 19 casos que experimentaron esta sensación. Se estima que se podrían registrar más casos en el transcurso de la campaña de vacunación masiva que lleva el país y que ya superó el millón de inoculados.

Durante los ensayos clínicos de la vacuna de Pfizer y BionTech contra el coronavirus se detectaron un total de cuatro casos de personas voluntarias que sufrieron la conocida como parálisis de Bell.

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus. Universidad israelí desarrolla una prueba para identificar las mutaciones británica y sudafricana

Agencia AJN.- La Universidad Ben Gurión creó un método sencillo y barato para detectar las variantes del virus a través de las aguas residuales de la ciudad de Beersheba.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2021-03-02 a las 5.05.24 p.m.

Agencia AJN.- La Universidad Ben Gurión ha desarrollado una prueba rápida y económica para identificar las variantes británicas y sudafricanas del coronavirus, lo que reduce el tiempo necesario para determinar si una infección está causada por una variante a cuestión de horas.

El método actual para detectar variantes implica la secuenciación de todo el genoma del virus, lo cual es caro y requiere mucho tiempo. El nuevo método utiliza dos pruebas rápidas RT-qPCR basadas en la supresión de genes que diferencian las variantes de la cepa original.

Las pruebas ya han detectado con éxito la variante británica en muestras de aguas residuales de Beersheba.

“Mi laboratorio ha estado trabajando duro durante toda esta pandemia para proporcionar herramientas de alerta temprana y detección. Nuestro sistema de detección del coronavirus en las aguas residuales completó con éxito un programa piloto en 14 ciudades de Israel”, dijo el profesor Ariel Kushmaro, que supervisó el desarrollo del nuevo método.

“Seguimos perfeccionando nuestra investigación al servicio de la humanidad”, agregó Kushmaro.

El método fue desarrollado por la Dra. Karin Yaniv y el Dr. Eden Ozer. Kushmaro y Yaniv son miembros del Laboratorio de Biotecnología Ambiental de la Universidad Ben Gurión y del Departamento de Ingeniería Biotecnológica Avram y Stella Goldstein-Goren.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus/Israel. Ministerio de Salud asegura haber detectado el primer caso de la variante de Nueva York en el país

Agencia AJN.- Se trata de tres personas de la misma familia que no cooperan con los rastreadores de contactos estrechos. Una investigación preliminar en los Estados Unidos sugiere que la mutación podría reducir la eficacia de la vacuna.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- El Ministerio de Salud de Israel informó el martes de que ha identificado tres casos de la llamada variante neoyorquina del coronavirus. Se trata de la primera vez que se encuentra la mutación en el país.

Si bien dijo que los tres casos pertenecían a la misma familia, el ministerio no aclaró si habían viajado a los Estados Unidos recientemente.

Según el Canal 13 de noticias, los tres identificados no están cooperando con los investigadores epidemiológicos, por lo que aún no está claro dónde lo contrajeron.

Además, el ministerio dijo que se han encontrado dos casos de la variante B.1.525. Se cree que esta variante es originaria de África y tiene características similares a la llamada mutación sudafricana, que es más resistente a las vacunas que otras variantes. La mutación ya se ha detectado en el Reino Unido, Estados Unidos, Nigeria y Jordania.

Dos grupos de investigación, el de Caltech y el de la Universidad de Columbia en Nueva York, publicaron la semana pasada artículos en los que describen sus hallazgos sobre la variante neoyorquina. Ninguno de los dos trabajos ha sido publicado o revisado por otros científicos.

Pero ambos grupos señalaron que la nueva variante tiene una mutación que podría debilitar la eficacia de las vacunas.

También descubrieron que los pacientes infectados con el virus mutado, detectado por primera vez a finales de noviembre, tenían más probabilidades de ser mayores y de haber sido hospitalizados.

Los virus mutan constantemente a medida que se propagan y hacen copias de sí mismos. Algunos cambios genéticos pueden ser preocupantes, sobre todo si contribuyen a que el virus se propague más fácilmente, lo hagan más letal o reduzcan la eficacia de las vacunas. Los científicos utilizan la secuenciación del genoma y otras investigaciones para averiguar cuáles son los problemas potenciales.

A lo largo de la pandemia han ido apareciendo nuevas variantes, pero hasta ahora tres se han considerado las más preocupantes: la británica, la sudafricana y la brasileña, que se han extendido por varios países.

La mutación británica, que es muy contagiosa, es ahora la responsable de casi todas las nuevas infecciones por coronavirus en Israel.

Las puertas de entrada terrestres y aéreas de Israel han estado cerradas en su mayor parte desde el 25 de enero, con el aeropuerto de Ben Gurión cerrado para todos, excepto para unos pocos vuelos especiales de las aerolíneas israelíes y algunas extranjeras para traer de vuelta a los ciudadanos varados en el extranjero, dejando a miles de personas sin poder regresar.

La entrada en el país ha requerido un permiso especial del gobierno que se concede caso por caso antes de un vuelo, ya que los funcionarios están preocupados por la posibilidad de que lleguen al país cepas más contagiosas del coronavirus desde el extranjero. Sin embargo, los ministros votaron el martes a favor de reducir el trabajo del panel y poner menos limitaciones a los israelíes que regresan.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!