Seguinos en las redes

Israel

Coronavirus. Israel considera levantar bloqueos de fin de semana y la reapertura de cielos

Agencia AJN.- Los ministros Gantz y Edelstein coincidieron en que los bloqueos parciales no contribuyen a combatir la infección y solo dañan la economía. La medida introducida hace solo 2 semanas se levantará en los próximos días. Israel analiza reabrir los cielos para reactivar el turismo a partir del 16 de agosto.

Publicada

el

coro

Agencia AJN.- El gobierno de Israel analiza la posibilidad de levantar las restricciones dispuestas para los fines de semana, introducidas hace solo dos semanas como la última medida destinada a combatir el coronavirus frente a un fuerte rebrote que se inició con la reapertura de la economía.

Los bloqueos parciales de fin de semana fueron aprobados por el gabinete el 17 de julio y permitieron a las personas abandonar sus hogares, pero los centros comerciales, tiendas, piscinas, zoológicos y museos tuvieron que cerrarse desde el viernes por la tarde hasta el domingo por la mañana.

De acuerdo a lo consignado por el portal de noticias Ynet, los ministros de Defensa, Benny Gantz, y de Salud, Yuli Edelstein, analizaron anoche la situación y acordaron presentar en las próximas horas un plan para levantar la medida.

Según las fuentes citadas por Ynet, Gantz llamó a Edelstein y le expresó las preocupaciones de los dueños de negocios israelíes, quienes afirman que los cierres parciales de fin de semana están dañando su sustento y son de naturaleza irracional.

gan

Al parecer, Edelstein aclaró que también desaprueba los bloqueos parciales, que considera selectivos, y enfatizó que solo los bloqueos completos provocarán una disminución en la tasa de infección. Pero aclaró que si un cierre total no es posible en este momento, es preferible no imponer cierres parciales, lo que solo perjudica a la economía.

El nuevo zar de coronavirus de Israel, el profesor Ronni Gamzu, reiteró los aspectos clave de su plan “Magen Israel” (Israel Protector) que tiene como objetivo frenar la propagación de la enfermedad que resurge en todo el país. “Limitaremos las restricciones tanto como sea posible”, dijo, y agregó que no habría reglas gubernamentales “ilógicas” que “perjudiquen la economía” bajo su supervisión.

En tanto, el diario The Jerusalem Post informó en su sitio web que Israel podría reabrir sus cielos a partir del 16 de agosto, según el Ministerio de Salud, lo que habilitaría el turismo procedente de un “estado verde” que no estaría obligado a aislarse o incluso hacerse una prueba de coronavirus.

En una reunión del Comité de Auditoría del Estado supervisado por el parlamentario Ofer Shelah (Yesh Atid), el subdirector general del Ministerio de Salud, Itamar Grotto, dijo: “Nos estamos preparando para aprobar un esquema para abrir los cielos”, y agregó que no ocurrirá mañana por la mañana, pero será lo antes posible.

El ministro de Turismo, Assaf Zamir, declaró que “el cielo debería abrirse lo antes posible, incluso si es en forma parcial y está sujeto a restricciones o a la obligación de aislar”.

La lista probable de estados “verdes” incluye a Austria, Canadá, Chipre, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Japón, Corea del Sur, Letonia, Lituania, Malta, Nueva Zelanda, Noruega, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia y Suiza.

Estas medidas se conocieron en momentos que Israel alcanza los 32.756 casos de coronavirus, con un aumento de 244 desde la medianoche, comunicó el Ministerio de Salud el jueves por la mañana, mientras el país mantiene su lucha contra una segunda ola de la pandemia.

La cifra nacional de muertes también aumentó a 497, después de que cuatro personas más fallecieron a causa de la enfermedad desde la medianoche.

Actualmente hay 336 pacientes en estado grave en Israel, incluidas 99 personas con ventiladores. Un total de 752 personas están siendo tratadas en el hospital, y el resto ya sea en casa o en hoteles especialmente designados para pacientes con COVID.

En Israel se registraron 1.960 nuevos casos de coronavirus el miércoles, y se realizaron 25.046 pruebas durante todo el día. Los hospitales han dado repetidamente la alarma por alcanzar o incluso exceder la capacidad a medida que el país lucha contra la segunda ola, que ha visto aumentar el número total de casos en Israel en un 300% desde mayo.

Incluso, el martes se produjo un récord de 2.104 personas nuevos casos de COVID-19.

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus/Israel. El número de casos activos cae por debajo de 20.000 por primera vez desde julio

Agencia AJN.- La cifra había aumentado hasta 72.164 a principios de octubre, cuando comenzaba el cierre nacional. La tasa de positividad sigue cayendo a pesar de los primeros pasos de reapertura.

Publicado

el

Por

.

Agencia AJN.- Los casos activos de coronavirus en Israel cayeron a 19.559 el miércoles por la noche, mientras que las tasas de infección continuan disminuyendo tras un mes de cierre nacional. La última vez que hubo menos de 20.000 infecciones activas fue el 12 de julio.

La cifra había alcanzado un máximo de 72.164 el 2 de octubre, cuando Israel empezaba el cierre nacional implementado para controlar la propagación del virus.

El número de casos graves también ha disminuido, después de alcanzar un máximo de 900 el 4 de octubre. Según las últimas cifras del Ministerio de Salud, hay 596 personas en estado grave. La última vez que el número de enfermos graves cayó por debajo de 600 fue el 18 de septiembre, el primer día del cierre.

Sin embargo, los efectos de arrastre del virus siguen teniendo un efecto negativo, incluso cuando las nuevas infecciones disminuyen. Las cifras del Ministerio de Salud mostraron 232 pacientes conectados a respiradores, un dato que ha oscilado entre los 215 y los 240 desde principios de mes.

Las muertes también han seguido acumulándose. El número de muertes a nivel nacional fue de 2.291, con 13 muertes desde el martes por la noche.

El ministerio también dijo que hasta ahora se han registrado 889 nuevos casos el miércoles de 33.208 pruebas realizadas, una tasa de positividad de 2,7 por ciento. En septiembre, la tasa de pruebas positivas llegó hasta el 15 por ciento.

Aunque las tasas de infección han disminuido notablemente desde que el cierre entró en vigor el 18 de septiembre, también se ha producido un descenso en los niveles de pruebas, que alcanzaron un máximo histórico de 50.000 a 60.000 por día el mes pasado.

Un grupo de trabajo militar dijo el miércoles que mientras Israel seguía ganando control sobre el brote, la tasa de morbilidad seguía siendo muy alta en números absolutos.

El domingo, el cierre comenzó a ser flexibilizado, permitiendo la apertura de preescolares y jardines de infantes. También se levantó el límite de un kilómetro de viaje para necesidades no esenciales y los restaurantes pueden volver a ofrecer comida para llevar.

El llamado gabinete de coronavirus se reunió el miércoles para discutir la posibilidad de reabrir las tiendas y más escuelas, pero aplazó la decisión hasta la próxima semana. Durante la reunión, el primer ministro Benjamin Netanyahu pidió que el plan de nueve etapas del Ministerio de Salud para levantar el cierre se redujera a cinco fases, pero los funcionarios de salud expresaron su preocupación al respecto.

Seguir leyendo

Israel

Efemérides. El primer ministro Benjamin Netanyahu cumple hoy 71 años

Publicado

el

Por

bibi

Agencia AJN.- El actual primer ministro del Estado de Israel, Benjamin Netanyahu, nació el 21 de octubre de 1949.
Nacido en la ciudad de Tel Aviv, en 1949, es el segundo hijo de Tsila y de Benzion Netanyahu, y hermano de Jonathamn z’l, héroe nacional israelí que falleció comandando la Operación Entebe y de Ido, radiólogo y escritor.

En 1963 se traslada junto a sus padres a Cheltenham, localidad cercana a Filadelfia (Pennsylvania, Estados Unidos), donde su padre, Benzion Netanyahu z’l, profesor de historia judía, especializado en el período de la Inquisición española, y editor de la Enciclopedia Hebrea, había obtenido un cargo en la universidad.

Luego de completar sus estudios secundarios en los Estados Unidos, Biniamin regresa a Israel para cumplir con su servicio militar obligatorio en uno de los cuerpos de elite, Sayeret Matkal, al igual que sus hermanos. En 1972 regresa a los Estados Unidos, y estudia en Instituto de Tecnología de Massachusetts, graduándose en Arquitectura (1974) y luego en un master de Administración de Empresas (1976).

Luego de un corto período en que se desempeño como consultor de empresas, tanto en los Estados Unidos como en Israel, en 1982, el ministro embajador sraelí en Washington, Moshe Arens, lo nombra uno de sus principales colaboradores y dos años después es designado embajador del Estado de Israel en las Naciones Unidas, cargo que mantiene hasta 1988, donde formando parte del Likud es electo por primera vez a la Kneset (parlamento israelí), y acompaña a Moshé Arens, quien ocupa el ministerio de Relaciones Exteriores, como viceministro.

Al poco tiempo de haber ingresado al Likud, se convierte en uno de sus más destacados jóvenes dirigentes y en 1993, en las primeras elecciones internas del Likud, es electo presidente del partido. Es un opositor a los acuerdos de Oslo y a las tratativas de Paz que Itzjak Rabín llevaba a cabo con los palestino, y luego del magnicidio del primer ministro, en mayo de 1996 vence a Shimon Peres en la elección israelí para elegir al primer ministro. Ocupando ese cargo, reestructura la relación con los palestinos al plantear que para continuar las negociaciones la Autoridad Palestina debía cumplir con los acuerdos de Oslo, no sólo no apoyando los actos terroristas sino combatiéndolos. Cómo no creía en la voluntad de Arafat de llegar a un acuerdo con el Estado de Israel, afirmaba “Si ellos dan, recibirán. Si no dan, no recibirán”.

Pese a que los atentados terroristas disminuyeron a la crítica de la izquierda israelí por no acelerar las conversaciones de paz, se le sumó la de la derecha, molesta – entre otras cosas – por el acuerdo que había llegado con Arafat sobre la separación de fuerzas en Hebron y algunas acusaciones sobre la conducta de su mujer hizo que perdiera apoyo popular y en las elecciones de 1999, al ser derrotado por Ehud Barak, se retiró temporalmente de la política, siendo reemplazado en el liderazgo del Likud por Ariel Sharon, quien al ser designado Primer Ministro en el 2002 lo designó ministro de Relaciones Exteriores y luego de las elecciones de 2003, donde Sharon triunfó ampliamente, lo nombró ministro de Finanzas. Desde ese cargo Netanyahu impulso una política destinada a reactivar la economía israelí, que logro su objetivo, a la vez que objetaba el retiro israelí de la Franja de Gaza, advirtiendo que si ese proyecto no se sometía a un plebiscito renunciaría, cosa que hizo el 7 de agosto de 2005, cuando el gobierno liderado por Sharon aprobó la implementación de la primera etapa de la retirada israelí de la Franja de Gaza.

Semanas después Netanyahu se postuló nuevamente para liderar el Likud, y cuando Sharón se retiró del Likud para formar Kadima, un partido de centro derecha, que apoyaba plenamente su política con los palestino, Netanyahu volvió a liderar el Likud, que en las elecciones para renovar la Kneset (que Sharon había disuelto a fines de noviembre del año anterior) obtuvo tan sólo 12 escaños, pese a lo cual Netanyahu siguió liderándolo y comenzó a reconstruirlo, a la vez que era el líder parlamentario opositor a Sharón primero y a Ehud Olmer cuando Sharon enfermó.

En las elecciones para renovar la Kneset del 10 de febrero de 2009, el Likud obtuvo 27 escaños, uno menos que Kadima, pero al poder conformar una coalición de 65 de los 120 escaños de la Kneset, Binamin Netanyahu fue designado primer ministro nuevamente. En los cuatro años que le siguieron aceptó la existencia de dos estados, a la que anteriormente se oponía, con dos condiciones que hasta el momento los palestinos no aceptan: que reconocieran al Estado de Israel como el “estado judío”, y que el futuro estado palestino este desmilitarizado. Otros de los temas fundamentales de su gobierno fue la permanente oposición al desarrollo nuclear de la República Islámica de Irán.

Cuando a principios de este años, mediados de enero, se llevaron a cabo las últimas elecciones para la Kneset, el Likud liderado por Netanyahu, e Israel Beteinu, de Liberman, presentaron una lista conjunta que logró la primera minoría con 31 escaños, once menos que ambos partidos por separado tenían en la anterior, pero Natanyahu logró conformar nuevamente una importante con mayoría parlamentaria, diferente a la anterior ya que no la integra Shas, el partido religioso sefaradí, ni el partido Laborista, que en el 2009, al mando de Ehud Barak lo apoyó, ingresando en su reemplazo Yesh Atid, cuya principal figura es Yair Lapid, quien hasta conformar este partido político era un conocido periodista televisivo, y Habait Hayehudí, una especie de moderna edición del antiguo Partido Nacional Religioso, que lidera Naftali Bennett, un carismático joven político israelí.

De esta manera Biniamín Netanyahu logró que la Kneset lo designara por tercera vez primer ministro del Estado de Israel, quien retuvo para sí la cartera de Relaciones Exteriores y continúa sosteniendo lo que exponía en su segundo mandato en relación a un futuro estado palestino e Irán, posturas que en cierta medida no sólo lo enfrentan con la Autoridad Palestina, sino también con el presidente estado unidense, pero que para Netanyahu son, por el momento, irrenunciables.

En el 2015, a pesar de que en un comienzo se creía la derrota de Netanyahu,138 logró una sorprendente y rotunda victoria en las elecciones del 18 de marzo, ganando el Likud 30 escaños y convirtiéndose en el partido más grande en la Knéset. El 24 de marzo el presidente israelí, Reuven Rivlin, encargó oficialmente a Netanyahu la formación de una nueva coalición de gobierno.139 Rivlin concedió a Netanyahu una prórroga hasta el 6 de mayo de 2015 para crear una coalición cuando aún no se había concretado en las primeras cuatro semanas de negociaciones.140 Formó un gobierno de coalición a menos de dos horas de la fecha límite: la medianoche del 6 de mayo.141 Su partido Likud formó la coalición con la Casa Judía, Judaísmo de la Torá, Kulanu y Shas.

Biniamyn Netanyahu contrajo tres matrimonios, el primero en 1972 con Miriam Weizmann con quien tuvo una hija, Noa y se divorció en 1978; luego se casó con Fleur Cates (1981–1984) y en 1991 con su actual esposa, Sara con quien tiene dos hijos: Yair y Avner.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!