Seguinos en las redes

Economía

Coronavirus/Israel. El gobierno otorgará 1.700 millones de dólares a las grandes cadenas mientras permanezcan cerradas

Agencia AJN.- Cientos de grandes empresas se negaron a reabrir el domingo, citando la falta de apoyo económico del Estado. Ante esta situación, se espera que reanuden sus operaciones en los próximos días a medida que se aprueben nuevos fondos.

Publicada

el

.

Agencia AJN.- El gobierno israelí comunicó el domingo por la noche que había decidido asignar 6.000 millones de NIS (1.700 millones de dólares) adicionales para ayudar a cientos de grandes empresas a volver a contratar a la fuerza de trabajo que tenían antes de la pandemia, ya que se recomendó la reapertura de las tiendas. La mayoría de ellas permanecieron cerradas por falta de personal el lunes, pero se espera que reabran sus puertas el próximo jueves, tras los feriados por el Día de Recordación a los caídos y el Día de la Independencia el martes y el miércoles, respectivamente.

La decisión se tomó después de que las grandes cadenas se negaran a reabrir el domingo, ya que no habían recibido el mismo nivel de apoyo del gobierno que las pequeñas empresas y los trabajadores autónomos israelíes. Las cadenas buscaban una compensación del gobierno por los recientes cierres y las continuas restricciones impuestas debido al brote de coronavirus.

Una declaración conjunta de la Oficina del Primer Ministro, el Ministerio de Finanzas y el Banco de Israel dijo que los fondos adicionales – no incluidos en el actual paquete de estímulo de 80.000 millones de NIS – se presentarán ante la Knesset para su aprobación en los próximos días.

Se dijo que el nuevo fondo de préstamos, respaldado por garantías estatales, comenzaría a funcionar inmediatamente después del Día de la Independencia, el miércoles. La asignación exacta aún no ha sido determinada y será publicada en los próximos días, añadió el comunicado.

Los principales empleadores han ejercido una intensa presión sobre los políticos para que les compensen de igual manera que a las pequeñas empresas, y los expertos han estimado que el nuevo presupuesto significaría millones o decenas de millones de shekels por empresa, según informó el sitio de noticias Ynet.

“Estamos contentos de que el gobierno haya decidido ayudarnos a lidiar con la crisis y esperamos que la decisión se implemente pronto”, dijo el grupo de acción de protesta de la Asociación de Moda y Cadenas de Comercio, recomendando que las empresas abran a partir del lunes, de acuerdo con sus posibilidades.

El domingo pasado, una fuente del Ministerio de Finanzas había criticado a las cadenas por negarse a reanudar las operaciones, diciendo al sitio web Calcalist que se trataba de un “intento de chantajear al Estado y mantener a los trabajadores como rehenes”.

Las cadenas habían exigido 10.000 NIS (2.850 dólares) por cada empleado que regresaba de una licencia no remunerada y una compensación equivalente al 10 por ciento de su ciclo comercial de marzo y abril del año pasado.

El lunes por la mañana, el CEO de la gran cadena de centros comerciales exigió que sus inquilinos abrieran sus tiendas a partir del jueves en sus 22 centros en todo el país. “Como hemos dicho durante toda esta crisis, sin inquilinos fuertes no hay centros comerciales saludables. Los hemos apoyado pacientemente. Ahora ha llegado el momento de volver a la normalidad”, escribió el CEO Hay Galis en una carta, según los medios de comunicación.

.

De acuerdo con las regulaciones actuales, los centros comerciales interiores deben permanecer cerrados, pero los centros comerciales exteriores pueden reabrir.

La Autoridad de Competencia de Israel, que supervisa el comercio justo y las leyes antimonopolio, dijo el domingo que estaba investigando posibles violaciones de las leyes de competencia por parte de los cientos de grandes empresas que coordinaron su decisión de permanecer cerrados el domingo.

Unas 200 cadenas, entre las que se encuentran las principales tiendas de ropa, óptica, decoración del hogar, artículos de camping y deportivos, así como cafés y restaurantes, optaron por no abrir sus puertas a pesar de que muchas restricciones de la pandemia se levantaron a medianoche del sábado.

Según una decisión del gobierno del viernes, todas las tiendas que no se encuentran en centros comerciales o mercados al aire libre se les permitió operar a partir del domingo si se adhieren a las directrices relativas a la limpieza, el equipo de protección y el distanciamiento social.

Mientras tanto, hubo enfrentamientos en el mercado de frutas y verduras de Mahane Yehuda en Jerusalem, donde los vendedores protestaron por el continuo cierre del histórico mercado al aire libre. Una persona fue arrestada en enfrentamientos con la policía.

Se permitió a las peluquerías y salones de belleza reanudar sus operaciones a partir de la medianoche del sábado, si se cumplen las normas de higiene relacionadas con el virus. Además, los restaurantes y tiendas de alimentos ahora pueden vender productos para llevar, no sólo para entregar a domicilio, si se coloca una barrera física entre el cajero y los clientes.

Sin embargo, la restricción que impide al público en general viajar a más de 100 metros de sus casas (a menos que sea para trabajar, comprar u otros propósitos esenciales) o a más de 500 metros para hacer ejercicio o rezar, permanecerá en vigor hasta después del Día de la Independencia.

Además, se han duplicado las diversas multas por violar las directrices.

El viernes, el gobierno aprobó un plan de 8.000 millones de NIS (2.270 millones de dólares) para aumentar el apoyo a los israelíes que trabajan por cuenta propia y a los propietarios de pequeñas empresas que han sido duramente afectados por el coronavirus, tras las acusaciones de que Israel no estaba ayudando a las empresas obligadas a cerrar.

Los lugares de trabajo en los sectores de la industria, la producción y los servicios tienen permitido que el 30 por ciento de sus empleados vayan a trabajar, o 10 trabajadores al mismo tiempo en el mismo lugar de trabajo – lo que sea mayor.

Dejá tu comentario

Economía

Israel aprueba el plan para atraer a los inversores institucionales a la escena tecnológica

Agencia AJN.- El programa proveerá garantías estatales del 40% para proteger el retorno de las inversiones en empresas tecnológicas israelíes maduras.

Publicado

el

Por

iStock-868873268-640×400

Agencia AJN.- El gobierno ha aprobado un plan para alentar a los inversores institucionales para destinen sus fondos a empresas tecnológicas maduras. El programa, establecido conjuntamente por el Ministerio de Finanzas, el Ministerio de Economía e Industria, la Autoridad de Innovación de Israel, la Autoridad de Mercado de Capitales, Seguros y Ahorro y la Autoridad de Valores de Israel, tiene dos objetivos principales: ayudar a las empresas israelíes a sobrevivir a la crisis económica creada por la pandemia del coronavirus y alentar a los inversores institucionales a invertir en la tecnología israelí, un campo del que han estado en gran parte ausentes, debido al alto riesgo que supone la financiación de las nuevas empresas.

El programa es parte de los incentivos que el gobierno está dando para ayudar a las empresas durante la corriente y es fundamental en el esfuerzo del gobierno para proporcionar ayuda a la industria tecnológica, dijo el Ministerio de Finanzas en un comunicado.

La próspera industria tecnológica de Israel, considerada como el motor de crecimiento de la economía, vio a las empresas recaudar un récord de 8.300 millones de dólares en 2019 de los inversores, en gran parte fondos de capital riesgo y corporaciones, y un total de 39.100 millones de dólares para el período 2010-2019. Los casos tecnológicos exitosos del año pasado, en acuerdos de fusión y adquisición o ofertas públicas iniciales de acciones, saltaron un 72% a un récord de casi 22.000 millones de dólares, según los datos recopilados por el Centro de Investigación IVC, que hace un seguimiento de la industria.

La Autoridad de Innovación de Israel, encargada de establecer las políticas tecnológicas de la nación, ha pronosticado que la industria verá una caída de alrededor del 25% en las inversiones de capital privado, y alrededor de un cuarto de los ingresos totales debido al coronavirus. La industria, que no se vio afectada directamente por el virus porque sus empleados podían trabajar en gran parte desde casa, todavía tenía el 7% de su fuerza de trabajo (hebreo) con licencia sin sueldo, según los datos proporcionados por la Oficina Central de Estadísticas en una encuesta realizada el 5 y el 7 de mayo.

El gobierno aprobó en abril un plan de estímulo de 650 millones de NIS (185 millones de dólares) para impulsar la industria tecnológica, y los fondos serán distribuidos por la Autoridad de Innovación de Israel.

Se espera que el nuevo programa de garantías, que será supervisado por la Autoridad de Innovación de Israel, infunda en el sector tecnológico 2.000 millones de NIS (570 millones de dólares) adicionales procedentes de inversiones, dijo el Ministro de Economía Amir Peretz en el comunicado.

El nuevo plan concederá a los inversores institucionales aprobados una garantía de rendimiento de las inversiones del gobierno del 40% en las inversiones en empresas tecnológicas israelíes, en caso de que la cartera se deprecie. La garantía se proporcionará para las inversiones realizadas dentro de 18 meses después de la introducción del programa.

El Ministro de Finanzas Israel Katz dijo que “es crítico fortalecer los motores de crecimiento de la economía israelí – especialmente ahora”, ya que la pandemia del coronavirus está devastando las economías a nivel mundial y en Israel.

Según el Banco de Israel, se espera que el producto interno bruto (PIB) se contraiga en un 4,5% en 2020.

“Todos los ciudadanos con ahorros merecen beneficiarse del éxito de la alta tecnología israelí, siempre que las inversiones se hagan de manera juiciosa y sensata”, dijo. “El importante nivel de protección de riesgos que el Estado ofrece a las inversiones de ahorro como parte del programa, junto con el amplio proceso de selección del programa, proporcionan una amplia protección contra los riesgos y una ventaja potencialmente significativa del éxito de las inversiones en alta tecnología”.

Seguir leyendo

Economía

Israel. El gabinete asigna otros 3.900 millones de dólares para aliviar la crisis económica por la pandemia

Agencia AJN.- Los fondos estarán destinados a ayudar a las empresas en decadencia y para cubrir proyectos que fomenten la recontratación de los trabajadores despedidos. Con la nueva erogación, el paquete de asistencia total asciende ahora a U$D 28.000 millones.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- El gabinete israelí aprobó este domingo un plan del primer ministro Benjamín Netanyahu y del flamante ministro de Finanzas Israel Katz para inyectar otros 14.000 millones de NIS (3.900 millones de dólares) en la economía para compensar las pérdidas causadas por el coronavirus y las medidas de bloqueo ordenadas para frenar su propagación. Los fondos ayudarán a las empresas en dificultades y también se destinarán a proyectos para fomentar el empleo.

Con el dinero añadido, el programa de recuperación del gobierno se eleva ahora a unos 100.000 millones de NIS (28.000 millones de dólares). “Este es un paso esencial en el proceso de hacer frente a la crisis en la que nos encontramos, para los ciudadanos del Estado de Israel y para la rápida reducción del desempleo en el país”, dijo Katz, quien recientemente pasó del Ministerio de Asuntos Exteriores al de Finanzas, en un comunicado.

Parte del dinero incorporado estará destinado a aumentar el tamaño de un fondo que concede préstamos a pequeñas y medianas empresas, que aumentará de 8.000 millones de NIS (2.200 millones de dólares) a 14.000 millones de NIS. Otros 2.000 millones de NIS (556 millones de dólares) se destinarán a apoyar a las empresas de alta tecnología, mientras que 750 millones de NIS (212 millones de dólares) se destinarán a garantías del gobierno para cubrir los créditos a los proveedores.

El gabinete también aprobó la decisión de suministrar 6.000 millones de NIS (1.700 millones de dólares) para reducir el desempleo, proporcionando incentivos para que las empresas vuelvan a contratar a los trabajadores que perdieron sus puestos debido a los cierres. Sin embargo, el programa se ha estancado debido a los desacuerdos entre las asociaciones empresariales y el ministro de Finanzas sobre cómo implementar la idea sin dar a los empleadores un motivo para despedir a sus trabajadores con el fin de calificar para las subvenciones. Esta situación podría reproducirse en caso de haber una segunda ola de infecciones.

También se creará otro fondo para las empresas a las que los bancos hayan denegado préstamos por considerarlos demasiado riesgosos en el período actual debido al brote de coronavirus y al impacto que ha tenido en la vida pública.

En Israel se han intensificado las protestas de los trabajadores autónomos y los propietarios de pequeñas empresas contra lo que han considerado una respuesta económica insuficiente del Gobierno para ayudarles a sobrevivir a la pandemia. Los grandes operadores de cadenas también han pedido ayuda al gobierno.

Las medidas de bloqueo del virus, que comenzaron a mediados de marzo, paralizaron casi totalmente la economía. Las cifras de desempleo saltaron de un mínimo histórico del 4% a principios de marzo a más del 25% a principios de abril, ya que muchos negocios se vieron obligados a cerrar sus puertas mientras se ordenaba al público que saliera de las calles.

Como resultado, el número de desempleados superó el millón por primera vez en la historia de Israel, y muchos empleados quedaron en situación de licencia sin sueldo.

A medida que el gobierno comenzó a suavizar las restricciones, el Servicio Nacional de Empleo informó a principios de mes de que había más personas que volvían a trabajar que las que se unían a los desempleados.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!