Seguinos en las redes

Coronavirus

Coronavirus/Israel. El ministro de Salud insta a aplicar nuevas restricciones y advierte la llegada de la segunda ola

Agencia AJN.- Edelstein insiste en limitar las reuniones y las bodas, en medidas que llamó “desagradables” pero necesarias.

Publicada

el

CORONAVIRUS

Agencia AJN.-El Ministro de Salud Yuli Edelstein dijo el domingo que había recomendado volver a imponer restricciones a las reuniones y eventos públicos, advirtiendo que Israel estaba en el “comienzo de una segunda ola” de infecciones por coronavirus.

Los comentarios se produjeron después de una reunión del llamado “gabinete de coronavirus” que se convocó para discutir posibles nuevas regulaciones que terminó más temprano en el día sin decisiones, y con el Ministerio de Salud y otros ministros supuestamente en desacuerdo sobre el alcance de las restricciones que deberían aplicarse, si es que se aplican, a medida que aumentan los casos de virus.

El número de infecciones diarias ha ido en constante aumento desde que se flexibilizaron las normas de bloqueo en mayo, con más de 600 nuevos casos registrados el jueves por primera vez en meses, y con infecciones diagnosticadas en todo el país. El domingo por la noche, el Ministerio de Salud dijo que se diagnosticaron 218 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas, marcando un descenso.

La semana pasada, el gobierno y los altos funcionarios de salud sostuvieron que aún se podía evitar un cierre nacional.

En una conferencia de prensa, Edelstein dijo que sus recomendaciones, tal como fueron presentadas al gobierno, eran reducir el número de personas a las que se les permite asistir a bodas y otros eventos religiosos como bar mitzvahs, así como el número de participantes en los servicios de la sinagoga, sin especificar cuántos se les permitiría reunirse.

“Los salones de eventos deberían ser compensados por el gobierno”, sostuvo, agregando que las demandas expresadas por sus dueños estaban “justificadas”.

“Las limitaciones también deben ser anunciadas para las reuniones públicas generales”, agregó Edelstein. El ministro además aseguró que ha recomendado que los exámenes en las universidades se hagan a distancia y que las lecciones se hagan por videoconferencia siempre que sea posible.

El ministro de Salud dijo que al menos el 30 por ciento de los empleados del sector público deberían trabajar desde casa, pero añadió que no tenía intención de limitar el sector privado en ese sentido. Aún así, dijo que los empleadores deberían permitir a los trabajadores trabajar desde casa.

“Las recomendaciones, por supuesto, no son agradables, pero son necesarias en esta etapa para evitar un cierre nacional”, dijo.

Edelstein dijo que anteriormente había aprobado la reapertura de la economía, “pero insistí todo el tiempo en que si no nos adherimos a todas las directrices podríamos llegar al punto de cierre”. “Lamentablemente, la gente no escuchó lo suficiente”, opinó.

Según las filtraciones difundidas anteriormente por los medios de comunicación en hebreo, el Ministerio de Salud, durante la reunión del gabinete de coronavirus, recomendó limitar el número de participantes en las bodas a 50 (en lugar de 250), exigir que las actividades para niños se realicen mediante el sistema de “cápsulas” de grupos limitados y constantes de no más de 15 personas; limitar las oraciones a las zonas exteriores y en grupos de no más de 19 personas; y prohibir las reuniones generales de más de 20 personas.

El Canal 13 informó de que en un momento de la reunión, el director general del Ministerio de Salud, Chezy Levy, y un representante no identificado del Instituto de Investigación Gertner del Hospital de Tel Hashomer hicieron una presentación. “Si la tendencia actual continúa sin medidas drásticas, perderemos el control de la pandemia y habrá cientos de muertos”, dijo Levy, según los ministros que asistieron a la reunión y hablaron con la emisora.

El ministro de Ciencia Izhar Shay supuestamente interrumpió a Levy, diciendo: “Estamos siendo arrastrados a decisiones irracionales. Falta el procesamiento de los datos”.

Por su parte, el ministro del Interior, Aryeh Deri, al parecer criticó lo que dijo que eran “demandas excesivas” del Ministerio de Salud, añadiendo: “No se necesitan más medidas. Tenemos que aprender a vivir con el coronavirus”.

Se dice que el ministro de Educación, Yoav Gallant, tenía la intención de reducir el número de niños a los que se permitía asistir a los campamentos de día en un momento dado. “Sirvo al país permitiendo que un millón de niños sean supervisados de forma responsable mientras los padres van a trabajar”, dijo a los ministros, por lo que se le pidió que presentara un plan el lunes que permitiera que los campamentos funcionaran de forma segura sin tener que volver a grupos pequeños.

Por otro lado, el ministro de Finanzas Israel Katz, según se informa, añadió que se oponía a cualquier decisión que pudiera perjudicar a la economía y a las tasas de empleo, y que en su lugar era necesario hacer cumplir mejor los reglamentos existentes.

Al concluir la reunión, el primer ministro Benjamin Netanyahu ordenó que el rastreo de contactos de los pacientes con coronavirus se reduzca a 48 horas, y las pruebas de virus -desde que se presenta una solicitud hasta que se completan los resultados- a 12 horas, en un intento de romper las cadenas de infecciones.

Además, la Oficina del Primer Ministro dijo que el gabinete discutió la recomendación de reducir el trabajo del sector público al 30 por ciento desde el hogar, así como aumentar la aplicación de la ley.

Los datos del Ministerio de Salud del domingo por la tarde informaron de 218 nuevos casos de coronavirus desde la noche anterior, lo que eleva el número total de infecciones desde el comienzo de la pandemia a 23.639. De los 6.265 casos activos, hay 39 en estado grave, incluyendo 22 en respiradores. Otras 60 personas están en condición moderada y el resto tiene síntomas leves o son asintomáticos.

El número de muertes se mantuvo en 318.

Coronavirus

Coronavirus: se registraron 472 casos en los territorios palestinos y alcanza un total de 4722

Publicado

el

Por

Coronavirus COVID 19 test kit novel corona virus

Agencia AJN.- El Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina (AP) confirmó que el total de casos de coronavirus llegó a 4722 después de la confirmación de 472 casos nuevos en las últimas 24 horas, 264 de ellos desde el mediodía de hoy, consignó la agencia de noticias palestina Wafa.

Según el reporte diario, 216 casos estaban en el distrito de Hebrón, el nuevo epicentro de la pandemia en los territorios palestinos, 44 en el distrito de Jerusalem Oriental, tres en el área de Ramallah y uno en el distrito de Nablus.

Además, nueve pacientesrecibieron el alta en Nablus, con lo que la recuperación total es de 665 en los territorios reportados por la AP, que incluye Jerusalem Este- reclamada como capital de un Estado palestino, Cisjordania y la Franja de Gaza.

23_35_18_4_7_20202

Calles prácticamente vacías en la ciudad de Hebrón por tercer día consecutivo luego de la decisión de cerrar para limitar la propagación del virus Covid-19. Foto: Samar Badr. Wafa.

Hubo que lamentar 20 muertos por el Covid-19, incluidos 15 en Cisjordania, la mayoría de ellos en el distrito de Hebrón, cuatro en Jerusalem y uno en la Franja de Gaza.

Con el fuerte aumento en el número de casos de coronavirus en los territorios palestinos, el presidente Mahmoud Abbas declaró hoy un estado de emergencia de 30 días para ayudar al gobierno a enfrentar la pandemia.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus. Israel pasa los 11.000 casos activos

Agencia AJN.- Más de 1.000 personas diagnosticadas en un solo día. El número de muertos aumenta a 330. El comandante en jefe de la Gendarmería da positivo.

Publicado

el

Por

coronaMahleket_i

Agencia AJN.- Israel alcanzó otro récord de coronavirus durante el fin de semana, ya que el Ministerio de Salud informó que 1.130 personas fueron diagnosticadas. La nación pasó la cifra de 11.000 pacientes por primera vez desde que comenzó la pandemia.

Entre los 11.189 enfermos reportados el domingo por la mañana, unos 86 están en estado grave, un número que ha seguido creciendo en la última semana.

Además, el número de muertos aumentó a 330.

Se espera que la Knesset apruebe el domingo una serie de restricciones. Los salones de eventos, bares, clubes y templos estarán limitados a 50 asistentes. Cualquier otra reunión en espacios cerrados estará limitada a 20 personas.

Hasta ahora, ha habido una diferencia tangible entre esta ola de coronavirus y la primera, ya que aunque el número de personas infectadas ha seguido aumentando cada día, el número de pacientes en estado grave o intubados se ha mantenido estable y bajo. Del mismo modo, aunque ha habido más muertes en los últimos días, la curva de mortalidad es más baja que en la primera ola.

Según las estadísticas más recientes, solo el 15% de los pacientes que están actualmente infectados tiene más de 60 años. Además, en la primavera, el número de pacientes enfermos se duplicaba cada tres días y actualmente la tasa de duplicación es de alrededor de siete días.

Aun así, una fuente parlamentaria de alto rango le dijo a The Jerusalem Post que “esta es una mala innovación de los últimos días”. Explicó que Israel probablemente no vio un aumento rápido en los casos graves porque “los jóvenes inicialmente infectaron a otros jóvenes, y ahora están infectando a las personas mayores”. Esto significa que hay un aumento significativo en la carga hospitalaria y, lamentablemente, muertes”.

El comandante en jefe de la Gendarmería, Yaakov Shabtai, dio positivo del nuevo coronavirus durante el fin de semana. Un portavoz de la Gendarmería dijo que el comandante está en condición estable y se siente bien.

La semana pasada, Shabtai asistió a un servicio conmemorativo para los soldados caídos en la Operación Margen Protector en Gaza junto con el presidente Reuven Rivlin, el comandante en jefe de la FDI, Aviv Kochavi, y el primer ministro alterno, Benny Gantz. Sin embargo, una investigación epidemiológica reveló que ninguno de los líderes deberá aislarse, informó el Ministerio de Salud.

En contraste, el ministro de Seguridad Pública, Amir Ohana, dijo que estaba entrando en aislamiento el sábado por la noche después de entrar en contacto con Shabtai.

Además, el comandante del Comando Central de la FDI Nadav Padan entró en cuarentena el sábado después de asistir a un evento con un paciente confirmado.

Once residentes de un centro para personas mayores en Tel Aviv también fueron diagnosticados con coronavirus el sábado, dijo el Ministerio de Salud.

En Shabat, la policía descubrió una gran fiesta en el Bosque Ben Shemen que se llevó a cabo sin permiso, según un portavoz de la policía. Cientos de participantes asistieron al evento y no adhirieron a las directivas del Ministerio de Salud.

La mayoría de los participantes estaban bajo la influencia del alcohol y se sospecha que han estado bajo la influencia de drogas.

El hombre de 29 años sospechoso de organizar la fiesta fue detenido para ser interrogado.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!