Seguinos en las redes

Coronavirus

Coronavirus/Israel. Netanyahu: “Si la situación sigue así, implementaremos un cierre total, nos preparamos para eso”

Agencia AJN.- Horas después de anunciar nuevas restricciones, el primer ministro israelí se dirigió a la población israelí y aseguró que se preparan para adquirir equipo médico adicional. Los infectados en Israel siguen aumentando y hasta el momento se informó de 2369 casos.

Publicada

el

Captura de pantalla 2020-03-25 a las 9.05.03 p.m.

Agencia AJN.- El primer ministro Benjamin Netanyahu advirtió en conferencia de prensa que si Israel no ve una mejora inmediata en la tendencia del número de personas infectadas con el coronavirus, no tendrá otra opción que implementar un cierre total. “Los pasos que hemos dado aquí en Israel se están dando en todo el mundo, pero no es suficiente”, dijo el primer ministro. “El número de pacientes se duplica cada tres días. En dos semanas nos encontraremos con miles de pacientes, muchos de los cuales estarán en riesgo de muerte.

“Por lo tanto, ya lo estoy avisando ahora”, continuó, “a menos que veamos una mejora inmediata en la tendencia, no habrá escapatoria de la imposición de un cierre completo, excepto para las necesidades esenciales como la comida y la medicina”.
El discurso del primer ministro llegó sólo horas después de que una nueva ronda de regulaciones más estrictas para contener el brote de coronavirus entrara en vigor a las 5 p.m. del miércoles, y minutos después de que el número de israelíes enfermos subiera a 2.369.

La cifra, dada a conocer por el ministerio, tiene como telón de fondo la noticia de que dos israelíes más murieron durante la noche, con lo que el número total de víctimas en el país asciende a cinco. Tras confirmarse esta noticia, el gobierno aprobó una nueva serie de medidas que restringen aún más la vida cotidiana.

De acuerdo con las regulaciones, la mayoría de los israelíes no tendrán libertad de movimiento, ya que sólo se les permitirá dar pequeños paseos a menos de 100 metros de sus casas. Además, se reducirá drásticamente el transporte público, y sólo se permitirá asistir a bodas u otras ceremonias religiosas si se siguen las normas que indican un máximo de 10 participantes y dos metros de distancia entre las personas.

Todos los negocios deberán permanecer cerrados, excepto las diversas tiendas de alimentos y farmacias, y las que venden productos ópticos, de higiene o de telecomunicaciones, aparatos eléctricos o accesorios médicos. La venta en línea con envío está permitida para todo tipo de productos: cuando se entregue en casas particulares, el envío se colocará fuera de la residencia.

Los servicios esenciales permanecerán abiertos, incluyendo supermercados, farmacias, gasolineras y bancos, que funcionarán con normalidad. Sin embargo, las tiendas deben marcar una distancia de dos metros entre las personas en las cajas y asegurarse de que no haya más de cuatro personas esperando para pagar a la vez.

La gente puede ir a trabajar siempre y cuando se sigan las directrices, pero los empleadores deben comprobar la temperatura de todos los que lleguen y cualquiera con una temperatura de más de 38 grados centígrados o más debe ser rechazado. Además, el gobierno ha aprobado el derecho de Israel a protestar, siempre y cuando lo hagan de acuerdo con las normas del Ministerio de Salud: no más de 10 personas y un espacio de dos metros entre las personas. Los niños de padres separados pueden seguir moviéndose entre las dos casas.

Captura de pantalla 2020-03-26 a las 12.09.51 a.m.

Las restricciones que rigen desde hoy en Israel. Fuente: Gabriel Ben Tasgal.

El incumplimiento de las normas constituye un delito penal y los que las transgredan se enfrentarán a una multa de 500 NIS o a una sentencia de cárcel suspendida.

De las 2.369 personas infectadas comunicadas por el Ministerio de Salud, 39 se encuentran en estado grave, 64 en estado moderado y 2.197 tienen síntomas leves. Entre los que se encontraban en estado grave se encontraba un paciente de 45 años, que según el Canal 12 no tenía ningún problema médico preexistente.

Más de 1000 israelíes con el virus están siendo tratados en casa. Otros 281 se están recuperando en uno de los “hoteles de coronavirus” que fueron creados por el Ministerio de Defensa, mientras que casi 400 están hospitalizados. Hasta ahora, el ministerio ha realizado 32.346 pruebas de coronavirus – 5.500 en las últimas 24 horas – lo que significa que el 6,3% de los examinados por el virus han sido diagnosticados como positivos.

Los medios de comunicación israelíes informaron de que a la parlamentaria árabe Sondos Saleh se le diagnosticó coronavirus tras ser examinada en la clínica del Parlamento esta tarde, después de que se manifestara fiebre y debilidad corporal. Sin embargo, el portavoz del Parlamento dijo que “a pesar de lo que se publicó, no tenemos confirmación de que Saleh haya sido infectada con el virus”.

Si se confirma su diagnóstico, los 15 representantes de la Lista Conjunta Árabe tendrán que entrar en aislamiento domiciliario, así como potencialmente muchos otros parlamentarios.

En un apasionado discurso, el presidente Reuven Rivlin instó a la comunidad a “aprender el arte de la obediencia… Apelo a ustedes, mis conciudadanos israelíes: nuestras vidas dependen de ello”. Además, llamó a la unidad de la clase política para enfrentar este duro momento.

“Mis conciudadanos israelíes, una vez fui un hombre joven y ahora soy viejo”, continuó el presidente. “De niño experimenté personalmente el asedio de Jerusalem. Como pueblo y como nación, hemos conocido los momentos más graves de amenaza existencial, y los hemos vencido. No tengo ninguna duda en mi corazón de que también hoy, si nos aferramos a la responsabilidad pública y personal y a las obligaciones mutuas que tenemos con los demás, podemos vencer esto”, afirmó.

Coronavirus

Coronavirus. Israel reabrirá los cielos en agosto y se levantan las restricciones de los fines de semana

Agencia AJN.- “Tenemos una semana o dos, y si no logramos disminuir las cifras de contagios, nos reuniremos de nuevo para decidir medidas más drásticas”, dijo el primer ministro Netanyahu el miércoles.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-08-05 a las 10.58.11 p.m.

Agencia AJN.- El “gabinete del coronavirus” que lidera el primer ministro Benjamín Netanyahu decidió tras cuatro horas y media de debate levantar las restricciones de los fines de semana y permitir la reapertura de los cielos israelíes el 16 de agosto próximo. A partir de este sábado, las tiendas no consideradas esenciales podrán abrir legalmente, de acuerdo a lo propuesto por Ronni Gamzu, quien ha sido elegido por el gobierno para liderar la respuesta del país a la pandemia.

El gabinete de ministros aprobó un modelo de mayor intervención en las ciudades “rojas” propuesto por Gamzu, que determina para 22 ciudades una mayor supervisión, especialmente de las familias que tienen una persona enferma con el virus. Por el momento, decidieron no poner restricciones adicionales en estas ciudades.

“Tenemos una semana o dos, y si no logramos disminuir las cifras, nos reuniremos de nuevo para decidir medidas más drásticas”, dijo el primer ministro Netanyahu el miércoles.

La reunión de gabinete se prolongó debido a las tensiones entre Netanyahu y el jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Meir Ben-Shabbat, por un lado, y el Ministro de Salud, Yuli Edelstein y Gamzu, por el otro. Con 1.727 nuevos pacientes de coronavirus el martes y otros 1.060 entre la medianoche y la hora de la prensa el miércoles, y 345 personas en estado grave, el primer ministro quería imponer una nueva cuarentena. Secundado por Ben-Shabbat, el primer ministro presionó para que se cerraran las instalaciones locales, por la noche o los fines de semana como mínimo, pidiendo que se baraje también la posibilidad de un cierre total en todo el país durante las dos últimas semanas de agosto.

Sin embargo, Gamzu dijo que Israel no necesita esas medidas. “Un cierre general no es una opción, es el último recurso”, dijo Gamzu durante la reunión.

El llamado “zar del coronavirus” manifestó que un cierre traería graves dificultades económicas y sociales al público. “Tenemos que ocuparnos de las zonas rojas y abrir donde podamos”, concluyó Gamzu.

En la reunión, Gamzu presentó una versión detallada de su sistema de “semáforo” para etiquetar los niveles de coronavirus en diferentes partes del país, codificando como verde, amarillo y rojo a cada municipio en función de su situación. Su idea es permitir que los municipios asuman un papel más activo en la gestión de los ciudadanos y se asocien con el Ministerio de Salud y las FDI para detener la propagación de la infección.

Edelstein dijo a los ministros que si hay municipios que no cooperan, se aprobarán rápidamente restricciones más severas.

Gamzu recorrió las ciudades rojas ultraortodoxas a principios de esta semana y se espera que organice una gira similar en los municipios árabes.

En cuanto a la apertura de los cielos, la ministra de Transporte Miri Regev agradeció al primer ministro por dar luz verde a la iniciativa. “Junto con el ministro de Salud Yuli Edelstein y el ministro de Relaciones Exteriores Gabi Ashkenazi, trabajaremos para implementar el esquema que permitirá que los cielos se abran y protejan la aviación israelí”, dijo Regev.

Además, hubo algunas buenas noticias para el sistema de salud el miércoles. El ministro de Finanzas Israel Katz anunció que se ha transferido dinero para que los hospitales y los fondos de salud comiencen a reclutar nuevas enfermeras, que serán entrenadas para tratar a los pacientes en el invierno, cuando se espera que la gripe y el coronavirus lleguen al país al mismo tiempo.

Los fondos asignados se utilizarán específicamente para contratar enfermeras que ayuden a aliviar la carga que pesa sobre el personal médico del país, y no para nuevas camas, salas, institutos o clínicas. En total, los Ministerios de Finanzas y de Salud se han comprometido a contratar 2.000 enfermeras y 400 médicos, así como varios cientos de personal de apoyo.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus. Israel: Hospitales comenzarán a contratar médicos y enfermeros

Agencia AJN.- “No existe un medio embarazo”, dijo Yuli Edelstein. “Si no hay un cierre completo los fines de semana, las restricciones parciales no tienen sentido”.

Publicado

el

Por

Edelstein Wolfson

Agencia AJN.- Los hospitales y los fondos de salud podrán comenzar a contratar nuevos médicos, enfermeras y personal de apoyo en preparación para el invierno, cuando se enfrentarán al tratamiento de pacientes que padezcan gripe y COVID-19.

“Hoy comenzaremos a asignar los 2.000 enfermeros, 400 médicos y 700 trabajadores para los hospitales y fondos de salud”, dijo el ministro de Salud, Yuli Edelstein, el martes durante un recorrido por el Centro Médico Wolfson en Holon.

Los ministerios de Salud y Finanzas anunciaron hace dos semanas una decisión para reforzar el sistema médico. Hasta ahora, los hospitales no han recibido formalmente notificación de que podrán comenzar a contratar a estos trabajadores.

Varias de las unidades de medicina interna y coronavirus de los hospitales están por encima de su capacidad. La expectativa es que en noviembre, cuando comience la temporada de gripe en Israel, habrá aún más personas que necesiten tratamiento.

Edelstein dijo que “después de un cuidadoso trabajo realizado por el personal del Ministerio de Salud, hoy comenzaremos a informar a los hospitales y fondos de salud sobre las asignaciones. Este refuerzo es extremadamente significativo y es uno de los más grandes en los últimos años”.

Edelstein también comentó sobre los cierres de fin de semana, que dijo que no hay razón para mantener.

“No existe un medio embarazo”, dijo, reiterando una declaración realizada el día anterior. “Si no hay un cierre completo los fines de semana, restricciones parciales no tienen sentido”.

El Ministerio de Salud de Israel informó hoy que se registraron 1.801 nuevos casos por coronavirus en las últimas 24 horas, 278 de los cuales se dieron desde la medianoche.

Actualmente hay 24.764 portadores de coronavirus en todo el país, entre ellos, 349 pacientes hospitalizados en estado grave y 97 pacientes reciben asistencia respiratoria.

Las autoridades sanitarias habían recibido los resultados de 22.396 pruebas de virus realizadas en los últimos días.
Ocho personas murieron durante la noche a causa del virus, lo que eleva el total de fallecidos en Israel desde el inicio de la pandemia a 554.

El Centro Médico Baruch Padeh en el norte de Israel informó que un niño de 22 días fue hospitalizado con fiebre alta. Los padres del bebé son pacientes confirmados con COVID-19 y están en aislamiento domiciliario.

Más de 400.000 israelíes recibieron instrucciones de entrar en cuarentena durante julio debido a un posible contacto con portadores confirmados de coronavirus.

Las personas entraron en cuarentena después de recibir instrucciones después del rastreo telefónico realizado por la Agencia de Seguridad Shin Bet, investigaciones epidemiológicas y por iniciativa propia de acuerdo con la información obtenida por Ynet.

A unos 224.000 ciudadanos se les dijo que se autoaislaran después de que el sistema de seguimiento de Shin Bet los alertara de un posible contacto con un paciente confirmado de coronavirus. Alrededor de 100.000 israelíes decidieron auto-ponerse en cuarentena por precaución.

Las investigaciones epidemiológicas se ralentizaron la semana pasada después de un cambio en el personal y la necesidad de capacitar a los nuevos reclutas para la tarea.

El director general del Ministerio de Salud, Chezy Levy, advirtió el martes que se está sopesando la reimposición de medidas estrictas de bloqueo para reducir la tasa actual de nuevos casos de coronavirus.

“Un cierre parcial o completo siguen siendo opciones”, afirmó Levy en declaraciones a la Radio del Ejército.

Dijo que los tomadores de decisiones estaban analizando todas las opciones disponibles para detener la propagación del virus, incluido el pedido de bloqueos localizados de ciudades con altas tasas de infección.

“El cierre total es una herramienta que puede reducir la morbilidad. Por otro lado, el precio que pagaremos por un bloqueo completo está claro para todos nosotros”, reconoció.

Los comentarios de Levy se produjeron un día después de que el llamado gabinete de coronavirus se reuniera para discutir posibles bloqueos y toques de queda localizados durante las noches y los fines de semana, pero no tomó ninguna nueva decisión para enfrentar la pandemia.

Si bien Israel tiene actualmente una de las tasas de infección per cápita más altas del mundo , Netanyahu indicó que la tasa de crecimiento en nuevos casos parece haberse estabilizado. Advirtió, sin embargo, que podría recuperarse nuevamente y que podría haber un aumento en las muertes por COVID-19.

El Comité de Control Estatal de la Knesset discutió ayer la situación insostenible que enfrenta el sistema de salud y el hecho de que faltan presupuestos para los hospitales del gobierno.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!