Seguinos en las redes

Coronavirus

Coronavirus. La aplicación israelí de rastreo plantea problemas de privacidad en EEUU

Agencia AJN.- Mientras se realizan grandes esfuerzos para rastrear digitalmente los movimientos y los encuentros de pacientes con coronavirus en los Estados Unidos, aplicaciones como SAFE de GlobeKeeper, con sede en Tel Aviv, generan temores sobre temas de seguridad de datos y libertades civiles.

Publicada

el

aplicacion

Agencia AJN.- El rastreo de contactos, una táctica de salud pública utilizada durante décadas por los funcionarios para identificar y rastrear la transmisión de virus de persona a persona, hasta ahora había sido principalmente un proceso manual.

Pero el desarrollo de aplicaciones de rastreo de contactos, que pueden proporcionar a las autoridades una imagen mucho más completa de dónde han estado las personas, con quién y durante cuánto tiempo, ha aumentado las preocupaciones entre las organizaciones de libertades civiles y los expertos sobre una posible infracción de los derechos de privacidad.

Un desarrollador líder de aplicaciones de rastreo de contactos, GlobeKeeper, con sede en Tel Aviv, ahora está en conversaciones con varios estados estadounidenses y empresas privadas para implementar su aplicación de rastreo COVID-19 SAFE.

Anteriormente en la pandemia, GlobeKeeper colaboró con el Ministerio de Salud de Israel en el desarrollo de HaMagen, una aplicación de rastreo de contactos voluntarios que actualmente utilizan más de 2 millones de israelíes.

La nueva aplicación, SAFE, funciona con la tecnología Bluetooth de un dispositivo para transmitir y comunicarse con otros dispositivos Bluetooth dentro del alcance.

La aplicación genera identificadores anónimos únicos cada 15 minutos y carga la información en una base de datos pública. Los datos se almacenan en el dispositivo del individuo, con eliminación después de 21 días.

“Los datos son básicamente públicos. Entonces ni siquiera el gobierno los posee. Están en la nube, públicamente. Se trata de identificadores únicos aleatorios que no incluyen información personal», explica el CEO de GlobeKeeper, Dan Peleg.

safe

Peleg dijo que la aplicación SAFE cumple con los estándares de la Ley de Privacidad del Consumidor de California (CCPA) y no viola las reglas de la Ley de Responsabilidad y Portabilidad del Seguro Médico de EEUU.
Si bien no existe una ley federal de privacidad integral en los EEUU, los desarrolladores que usan el modelo CCPA como guía son vistos positivamente por el profesor Jon Garon, director del Programa de Derecho de Propiedad Intelectual, Ciberseguridad y Tecnología del Shepard Broad College of Nova Southeastern University de Ley.

Según Garon, CCPA es la ley pro consumidor más agresiva en los Estados Unidos.

“Si las agencias estatales de salud adoptan estas aplicaciones, corresponde a las agencias asegurarse contractualmente de que el acuerdo con el consumidor tiene un alcance muy limitado, lo que permite que la aplicación realice el seguimiento de contactos necesario para la atención médica pero no divulgue esos datos a cualquier tercero Si se hace de esa manera, sus beneficios para la salud superarán los riesgos de privacidad», dice Garon.

A pesar de las garantías de transparencia de los desarrolladores de rastreo de contactos como Peleg, y aquellos como Garon que ven los beneficios potenciales del rastreo de contactos digitales, sigue habiendo preocupaciones generalizadas sobre la privacidad entre los vigilantes de las libertades civiles como el Proyecto de Supervisión de Tecnología de Vigilancia (S.T.O.P.).

«Creo que el rastreo digital de contactos no está probado, no es confiable y, con toda probabilidad, es una distracción peligrosa del rastreo manual de contactos y otras herramientas de salud pública basadas en evidencia», dice Albert Cahn, director ejecutivo de S.T.O.P.

A Cahn le preocupa que la tecnología de rastreo de contactos en EEUU pueda ser utilizada como una nueva herramienta de espionaje por los departamentos de policía locales y las autoridades de seguridad nacional, según publicó el portal Ynet.

Coronavirus

Coronavirus. El director general de Pfizer, Albert Bourla, dio positivo en las pruebas y experimenta síntomas leves

Varias personalidades públicas dieron positivo en la enfermedad infecciosa en los últimos meses, entre ellas el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su principal asesor médico, el doctor Anthony Fauci.

Publicado

el

Por

Not Real News

Agencia AJN.-  El director general de Pfizer, Albert Bourla, comenzó el tratamiento antiviral oral contra el coronavirus de la empresa, Paxlovid, y estaba aislado y siguiendo todas las precauciones de salud pública.

«Estoy seguro de que me recuperaré rápidamente», expresó Bourla en un comunicado.

Varias personalidades públicas dieron positivo en la enfermedad infecciosa en los últimos meses, entre ellas el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su principal asesor médico, el doctor Anthony Fauci.

Biden pasó más de dos semanas aislado en la Casa Blanca tras dos brotes de coronavirus, el segundo caso se cree que es un «rebote» experimentado por algunos pacientes que toman Paxlovid.

El Paxlovid es un medicamento antiviral que se utiliza para tratar a personas de alto riesgo, como los pacientes de edad avanzada.

Bourla ha recibido cuatro dosis de la vacuna desarrollada por Pfizer y su socio alemán BioNTech.

 

Seguir leyendo

Coronavirus

Israel: dos trabajadores extranjeros procedentes de Nepal dieron positivo de coronavirus con nueva subvariante BA.275

Publicado

el

Por

imgid=79110_B

Agencia AJN.- Mientras que en Israel se registra una grave escasez de trabajadores en el rubro de enfermería y cuidadores de ancianos, la semana pasada trabajadores extranjeros de Nepal llegaron al país y se descubrió que varios de ellos eran positivos de coronavirus. Según el reporte, los trabajadores extranjeros fueron detectados con la variante BA.2.75.

Estos casos pusieron en desvelo un problema en Israel que surge al enviar a aislamiento a extranjeros con visa de trabajo cuando llegan al país. Las autoridades no subsidian más hoteles o sitios de confinamiento en los que deben permanecer hasta que se confirme que los mismos no son más portadores del virus. Quien debe cubrir los costos de la estadía son los empleadores y, según informó la televisión estatal KAN, no hay organismo estatal que los controle.

Un alto funcionario del Ministerio de Salud de Israel indicó en diálogo con KAN que «dos extranjeros con permiso de trabajo llegaron al país procedentes de Nepal, y dieron positivo de Covid-19».

Según relató, «uno de ellos llegó a su sitio de trabajo en un hogar de ancianos, pero no tuvo contacto con personas de tercera edad, pero sí con colegas». «Todos fueron testeados durante varios días consecutivos», contó el funcionario de Sanidad de uno de los países que lideró la vacunación contra el coronavirus a nivel mundial.

En el Ministerio de Salud de Israel no expresaron temor frente a esta nueva variante BA.2.75, debido a que la misma es «similar» a la Ómicron.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!