Seguinos en las redes

Israel

Coronavirus/Israel. La mirada de Gustavo Mesch, argentino y rector de la Universidad de Haifa

Agencia AJN.- En declaraciones a AJN, Gustavo Mesch, argentino y rector de la Universidad de Haifa, describió la realidad que se vive en Israel tras el levantamiento de las fuertes restricciones dispuestas para contener la pandemia del COVID-19. Hizo un paralelismo con la estrategia aplicada en la Argentina y estimó que “los gobiernos se dejaron llevar por los especialistas. “No creo que haya país pueda volver a hacer el aislamiento social”, estimó.

Publicada

el

mesch

Agencia AJN.- Gustavo Mesch, argentino y rector de la Universidad de Haifa, describió la realidad que se vive en Israel tras el levantamiento de las fuertes restricciones dispuestas para contener la pandemia del COVID-19 y se mostró escéptico de que la sociedad israelí vuelva a aceptar las condiciones de aislamiento social impuestas durante el pico del coronavirus ante una posible segunda ola del mortal virus.

“Nosotros hace diez días que estamos saliendo, se han abierto los comercios, los colegios y parcialmente las universidades. Todo bajo el cuidado de dos metros de distancia y barbijos, todo con mucho cuidado”, apuntó Mesch en declaraciones a la Agencia de Noticias AJN.

Desde Haifa, una ciudad con baja de tasa de contagios y de fallecidos, el rector de la universidad, nacido en Córdoba, Argentina, hizo una descripción de la actualidad israelí. “Acá estamos en época de verano y se abrieron los balnearios y las playas, la gente salió a pasear y hay lugares que no se tiene mucho cuidado pese a las disposiciones sanitarias”, apuntó.

En las universidades como en los colegios está permitido el dictado de clases con hasta 50 estudiantes a dos metros de distancia. Sin embargo, estas condiciones parecen que no están cumpliendo ya que Israel atraviesa un rebrote con principal epicentro en las escuelas secundarias, donde miles de alumnos y docentes fueron puestos en cuarentena ante la aparición de nuevos casos, lo que generó preocupación en las autoridades de salud del país.

“La explicación de este fenómeno tendría que ver con la falta de cuidado de las normas sanitarias por parte de los adoscentes. Ellos se abrazan, se besan y en los recreos estaban todos juntos. Uno estaba enfermo y contagió al resto. Hubo colegios que se cerraron y se monitorea la situación para ver si el brote aumenta”, apuntó Mesch, quien agregó que esta situación viene desde hace tres días.

F200517YS14_i

El rector explicó que “la vuelta a la normalidad continúa”, pero insistió en que “hay que cuidarse y salir con barbijo”. “Relativamente estamos volviendo a la normalidad. Muchos lugares cesantearon gente o despidieron personal. Se estima que hay unas 800 mil personas que no volvieron a sus trabajos esperamos que con el levantamientos de las restricción la situación se normalice”, indicó.

Mesch explicó que si bien los hoteles abrieron con los protocolos de distanciamiento social dispuestos por el gobierno, la actividad en el sector aún es reducida porque todavía no se habilitaron los vuelos internacionales y el país “sigue aislado”.

Consultado sobre la reacción de la gente frente a las medidas dispuestas por el gobierno para el levantamiento de las restricciones, el rector comentó que “mayoritariamente cumple, pero la misma conducta no se da entre los adolescentes”. “Ellos piensan si voy a estar enfermo no va a ser grave y se descuidan bastante. En los lugares de trabajo se conserva la distancia y llevan los barbijos. Los peluquero y estéticas se cuidan muchísimo para no perder la habilitación. Pero los chicos deben entender que si ellos se contagian pueden contagiar a los abuelos o a los padres y eso sería grave”, añadió.

Escuelas de Jerusalem y de Tel Aviv son las afectadas por el rebrote del virus y, según Mesch, Haifa no se ve afectada por esta situación. “En Haifa, incluso, en la primera vuelta no hubo casos. Con una población de 400 mil habitantes se registraron 150 casos, 6 o 7 fueron internados y murió uno solo”, indicó.

Siempre en diálogo con esta agencia, el rector de la Universidad de Haifa señaló que la pandemia tendrá efecto traumático porque hay negocios que se mantienen cerrados porque la gente no compra, por el golpe económico y porque la gente quiere tener mucho cuidado. “Eso se refleja en la calle porque pese a que pueden volver a salir hay menos gentes que antes”, apuntó.

En el caso de la Universidad de Haifa se resolvió que los estudiantes terminen el semestre a distancia pero hay exámenes que se realizan en la sede de esa casa de estudios. “En este momento se realiza el examen nacional de aspirantes a la universidad, llegan unos 3000 estudiantes por día y se mantiene la distancia de dos metros, se exige el barbijo y a los estudiantes se les toma la temperatura antes de ingresar”, indicó el rector.

No obstante, la intención de las autoridades de la universidad es retomar las clases presenciales en el semestre de verano que se inicia a principios de julio. En tanto, la universidad comenzó a realizar gestiones para facilitar el regreso de los estudiantes que residen en el extranjero para que se les permita ingresar a Israel cuando se retomen los vuelos internacionales, que según se estima se iniciarán a partir del 1 de julio con aquellos países que mantienen cierto control sobre la pandemia.

Mesch admitió que la vuelta a la normalidad “va a llevar tiempo” y estimó que dependerá de “si finalmente hay una segunda ola del brote o no”. “No sé si el coronavirus tiene que ver con el tiempo, pero en octubre estamos en invierno y cuando se hace un análisis epidemiológico puede ser que vuelva una segunda ola”.

Sobre esta posibilidad e incluso tomando como referencia la estricta cuarentena que se realizó en la Argentina, el rector de la Universidad de Haifa se mostró escéptico por el cumplimiento de nuevas restricciones en un futuro. “No creo que haya país que lo pueda volver a hacer, el aislamiento social va a ser más parcial. La normalidad va a llevar tiempo”, vaticinó.

Consultado sobre las avances que hubo en Israel en búsqueda de una vacuna contra el coronavirus, Mesch dijo que “se sigue trabajando pero toda vacuna hasta que pase todas las pruebas antes de ser usada en humanos demanda por lo menos un año”. “Los virus tienen una transformación genética y en consecuencia si se encuentra una vacuna el virus va a buscar la forma de transformarse”, apuntó.

coro

Mesch explicó que, en Israel, la gente es “bastante crítica” con la estrategia del gobierno frente al COVID-19. “Parece que a los gobiernos se les fue a mano que es un poco mas exagerado. El número de muertos no fue tan grande y los sistemas médicos no replicaron lo que pasó en España o Italia”, dijo.

En este sentido, el rector explicó que “las críticas apuntaron al aislamiento tan grande y a las consecuencias económicas”. “Los gobiernos se dejaron llevar por los especialistas”, añadió.

Finalmente, Mesch dijo que la gente le pide a la política “respuestas a todos los sectores económicos, a los desocupados y si ayudan a crear demanda”.

Israel

Informe: el Mossad habría frustrado ataques iraníes contra embajadas israelíes en Europa

Agencia AJN.- Los nombres de los países permanecen bajo secreto, pero la cooperación con ellos ayudó a frustrar los ataques.

Publicado

el

Por

Iran Israel US Palestinians

Agencia AJN.- El Mossad recientemente logró frustrar una serie de ataques iraníes planeados o intentados en misiones diplomáticas israelíes en Europa y en otros lugares, según un informe del canal 12 de la televisión israelí.

Según el informe, los nombres de los países permanecen bajo secreto, pero la cooperación con ellos ayudó a frustrar los ataques.

En 2012, Irán y su brazo terrorista, Hezbollah, aparentemente intentaron llevar a cabo una serie de ataques contra misiones diplomáticas israelíes en India, Georgia, Tailandia y otros países, según publicó el portal Times of Israel.

El canal 12 también estimó que el ataque a la instalación nuclear de Natanz en Irán, acreditado a Israel, logró retrasar el programa de enriquecimiento de Teherán dos años, citando estimaciones de inteligencia.
Por su parte, un informe del Canal 13 de Israel el domingo afirmó que el ataque solo retrasó el trabajo en un año.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus/Israel. ¿Qué se hizo mal para que vuelva el caos del COVID-19?

Agencia AJN.- Israel volvió a imponer restricciones en una clara marcha atrás después de lo que parecía ser una victoria frente a la pandemia. Un experto israelí analiza las razones que dejan a la ciudadanía al borde de un nuevo cierre.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- El exjefe del Ministerio de Salud, el profesor Gabi Barbash, analizó los pasos recorridos por Israel durante la pandemia, asegurando que la intensidad de la segunda ola con la reimposición de las restricciones refleja sus fracasos.

Según esboza Barbash, hay tres errores claves del gobierno que explican la intensidad de la nueva ola de COVID-19 de Israel. “Podríamos haber tenido una segunda ola más moderada si hubiéramos tratado mejor la situación”, dijo Barbash al Times de Israel.

Además, advirtió que no se debe señalar a los ciudadanos por su conducta, sugiriendo que la responsabilidad es de los líderes. “El público no tiene clara su responsabilidad, pero yo me crié en el ejército con el dicho ‘no hay malos soldados, hay malos comandantes'”, dijo.

Pero Barbash, profesor de epidemiología y medicina preventiva de la Universidad de Tel Aviv y ex director ejecutivo del Centro Médico Sourasky de Tel Aviv, dice que el gobierno podría haber evitado que las cosas se pusieran tan mal. Dijo que aunque el gobierno actual reunió al Likud y a su antiguo rival, Azul y Blanco, aparentemente para que pudieran hacer frente a la emergencia, “no ayudó en nada, no hizo nada bueno”.

Barbash añadió: “Es un gobierno del corona que realmente no se trata del corona”.

En su opinión, el gobierno no tomó medidas preventivas y fue demasiado lejos en el alivio de las restricciones a finales de abril y principios de mayo, porque no se mantuvo firme ante la presión del público. “Como resultado, han tomado medidas que no deberían haber tomado”, dijo.

La intensidad de la segunda ola ha sido causada en gran parte por “cuestiones de gestión”, según Barbash, quien añadió que Israel “debería haber respondido más y antes”.

En su opinión, estos son los tres principales errores que explican la situación actual de Israel:

1. Permitir las reuniones

Barbash dice que el gobierno se apresuró innecesariamente a permitir la reanudación de las reuniones – en las sinagogas, en los salones de eventos y en otros lugares. “Hablo de reuniones de personas de alta densidad en ambientes cerrados”, dijo. “Dondequiera que esto ocurra, es peligroso”. “No deberían haber abierto estas cosas”, opinó.

Dijo que no hay necesidad de prolongadas discusiones sobre qué lugares deben estar abiertos y cuáles no, ya que una simple regla debe regir todas las decisiones. “La cuestión no es el lugar; son las reuniones de más de 10 o 15 personas”, argumentó.

2. Se descuidó el proceso de pruebas

Israel ha “descuidado el desarrollo de pruebas eficientes”, dijo el experto. “Seguimos esperando de dos a cuatro días para obtener respuestas a las pruebas y no hay suficientes personas [que dan positivo] que se sometan a una investigación por parte de un epidemiólogo para rastrear sus contactos”.

Si las personas que han encontrado no son rastreadas y puestas en cuarentena, parte del beneficio potencial de las pruebas se pierde, señaló.

Barbash reconoció que se realizan miles de pruebas al día, pero dijo que el largo tiempo de respuesta significa que se pierde un tiempo valioso para poner en cuarentena a las personas que se han encontrado con portadores. También cree que esto hace que algunas personas duden en hacerse las pruebas, dado que la espera de los resultados puede ser larga, y se espera que se auto-aíslen como medida de precaución mientras su muestra está en el laboratorio.

3. Las vuelta a las escuelas fue mal administrada

Cuando las escuelas reabrieron a principios de mayo, los niños estudiaron en pequeños grupos, más pequeños que las clases regulares, como medida para detener la propagación del virus. Pero este llamado sistema de “cápsulas” se detuvo rápidamente, y se restableció el tamaño de las clases regulares.

Según Barbash, este fue un gran error. “Las escuelas deberían haber permanecido cerradas o permitir sólo 15 niños en las clases”, dijo. “Los niños mayores de nueve años deberían ser tratados como adultos, y no deberían reunirse en grupos de más de 10 a 15”, concluyó el experto.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!