Seguinos en las redes

Argentina

DAIA/Elecciones. Marcos Cohen lanza su candidatura presidencial con la esperanza de liderar una lista de consenso

Publicada

el

marcos cohen

El actual vicepresidente 1° de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Marcos Cohen, lanzó en la mañana del viernes su candidatura de cara a las elecciones de fin de año, con la esperanza de liderar una lista de consenso.

Ricardo Furman, Marcos Cohen, vicepresidente 1° de la DAIA y Jorge Knoblovits, presidente de la DAIA.

«Acá hay dirigentes de templos de distintos signos, escuelas, clubes, instituciones filantrópicas y asistenciales, partidos políticos judíos; todos tienen que converger en la próxima comisión de la DAIA» porque sus directivos «tienen que venir de allí donde hay vida y actividad judía», dado que la entidad «no es lugar para quienes no saben qué pasa en una escuela, en un club o en un templo», abrió sus palabras.

«Mi vida personal dirigencial transcurrió en el Círculo -estoy desde el año ’79-, escuela y templo Weitzman. Allí aprendí qué pasa en esos marcos y qué necesitan de las instancias centrales. Y al llegar a la DAIA, hace seis años, aprendí qué cosas podemos brindarles a las instituciones», sintetizó Cohen.

«En lo personal, estoy orgulloso de estos seis años en DAIA: tengo la suerte de compartir un grupo humano con valores, siento respeto por cada compañero y me sentí respetado por ellos. Creo que a la hora de la evaluación, cuando se hable de esta DAIA van a tener adjetivos como sensatos, prudentes, moderados, de bajo perfil, firmes con cualquier gobierno, responsables para no llevar a la comunidad a ningún descarrilamiento, que eso siempre hay que tenerlo en cuenta», resumió.

«Nos tocó trabajar con tres gobiernos de distinto signo, con pandemia y manteniendo querellada a la cúpula del gobierno (de Cristina Fernández de Kirchner) con el que tuvimos que trabajar cuatro años (cuando fue Vicepresidenta), decisión que no tomamos solos: llamamos a una asamblea de todas las afiliadas para decidir un tema así en conjunto», subrayó el candidato presidencial.

«Le hemos dado estructura profesional al DAC (Departamento de Asistencia Comunitaria), afianzamos su crecimiento y estamos poniendo en uso, en estos días, el primer centro de monitoreo para nuestras afiliadas, que nos permita tener vigilados los exteriores de todas las instituciones comunitarias. Nos enorgullece el DAC. Estamos con él presentes en cada actividad de la comunidad judía», destacó.

«En pleno inicio de la pandemia, cuando estábamos todos encerrados, y ante el desconcierto de la Red Escolar Judía para pagar los sueldos con las escuelas cerradas, conseguimos incluir a nuestras instituciones en los famosos ATP, movida que fue un salvavidas» para las mismas, enfatizó Cohen.

«Y también estamos pasando este fatídico 7 de Octubre. A 48 horas de la masacre en el Estado de Israel, vimos a toda una comunidad movilizada en las puertas de Hacoaj y a los pocos días pudimos trabajar junto a AMIA para traer de vuelta a los 250 menores que se encontraban en distintos planes», recordó.

«El evento anual de la DAIA fue el 31 de octubre. Lo transformamos en una tribuna donde hablamos por los secuestrados. Comprometimos a que un juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el doctor Carlos Rosenkrantz, estuviera presente y diera su discurso junto a un familiar», remarcó el candidato presidencial.

«Conocemos la DAIA, la vivimos a diario. Tenemos el pulso del manejo 24/7 porque si surge un problema a las 4 de la madrugada, de índole policial o judicial, hay que estar presente», reafirmó.

«Aceptaremos a los otros candidatos que están también queriendo competir (Darío Epstein y Raúl Woscoff) para que nos acompañen, haciendo la salvedad de que no va con nosotros gente que agravia, que realmente no quiere a la DAIA ni a la comunidad (en velada alusión a Adrián Moscovich). Los vamos a acercar para tratar de llegar a octubre/noviembre con una sola lista», anticipó Cohen.

«Después del 7 de octubre no hay lugar para competencia electoral. La verdad, nos cruzó a todos y después de la reunión de hoy vamos a trabajar para que ello suceda», cerró.

Luego expuso el postulante a secretario general, Ricardo Furman, quien es vicepresidente de la Fundación Amigos de DAIA, el órgano recaudador de la Delegación.

La DAIA es una entidad de segundo o tercer grado, que reúne a instituciones religiosas, escolares, culturales o sociodeportivas de base -grandes, como la AMIA o la Sociedad Hebraica Argentina, medianas y pequeñas- y algunas federativas, que son las encargadas de elegir a sus autoridades en función de lo que decidan sus consejos directivos o, eventualmente, sus asociados.

Por esta razón es que la designación es consecuencia de una Asamblea General Electora, que suele hacerse en noviembre, y no del voto popular de los judíos argentinos. En ella, las instituciones adheridas y las del «Confederal», las filiales del Interior, tienen uno o más votos, según la cantidad de socios con los que cuenten.

De todos modos, corresponde aclarar que se eligen cuartetos, que incluyen al presidente, el vice 1°, el secretario general y el tesorero, que alguna institución afiliada que esté al día con su cuota y en condiciones de votar debe postular en conjunto, y el resto de los cargos ejecutivos en forma individual, hasta llegar a los vocales, todos los cuales pueden ser propuestos por cualquier entidad.

Del encuentro participaron la ortodoxia sefaradí y ashkenazí, sociodeportivas, escuelas de la red judía, el movimiento conservador e instituciones asistenciales y filantrópicas.

Argentina

A días del aniversario del atentado contra la AMIA, Villarruel recibió a las autoridades de comunidades judías americanas

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2024-07-16 at 8.13.28 AM

Agencia AJN.- A días de un nuevo aniversario del atentado contra la AMIA, la vicepresidenta y titular del Senado, Victoria Villarruel, recibió este lunes a autoridades de instituciones judías americanas informaron las fuentes de Infobae.

La actividad fue organizada por la Dirección de Relaciones Institucionales de la Cámara alta, con el objetivo de fortalecer los lazos y el compromiso en la lucha contra el antisemitismo y la promoción de la justicia y la inclusión.

Entre las delegaciones presentes, compuestas por integrantes de cinco instituciones judías, estuvieron representantes de la Anti Defamation League (ADL), del Comité Judío Americano (AJC), del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

Villarruel aseguró: “Este encuentro es un mensaje a la sociedad respecto del compromiso firme no sólo del Estado argentino, sino de esta Vicepresidente de sostener el reclamo de Justicia, de verdad y reparación para las victimas del terrorismo y la condena al terrorismo como forma de hacer política”.

Participaron del encuentro el Director General de Relaciones Institucionales del Senado, David Cohen; Marina Rosenberg, Ben Sax, Sharon Nazarian, Rob Rosen, Eric Kingsley y Liat Altman, de la ADL; Dina Siegel Vann, Mario Fleck y Daniela Greene, del AJC; Maram Stern, Jack Terpins, Claudio Epelman y Alejandro Dosoretz, del CJL; Jorge Knoblovits, Marcos Cohen, Alejandro Zuchowicki, Ricardo Furman y Victor Garelik, de la DAIA; y Guillermo Amos Linetzky, Gabriel Alejandro Gorenstein, Lazar Lisandro Hamra y Carlos Ariel Halperin, de la AMIA.

A inicios del corriente mes, la Cámara alta sancionó la ley que declara “el 18 de julio de cada año como Día de Duelo Nacional, en homenaje a las víctimas del atentado terrorista perpetrado el 18 de julio de 1994 en la sede de la Asociación Israelita Argentina (AMIA) contra la República Argentina”.

El texto establece que el 18 de julio, “la Bandera Nacional permanecerá izada a media asta en los edificios y lugares públicos” y que “el Ministerio de Educación, mediante el Consejo Federal de Educación, en coordinación con las autoridades educativas de las provincias y la Ciudad de Buenos Aires, dispondrá los medios necesarios a fin de que los establecimientos de educación pública primarios y secundarios de gestión estatal y privada, organicen y desarrollen actividades conmemorativas para dicha fecha”. Otro punto del proyecto es que se “invita a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adoptar similares medidas”.

Seguir leyendo

Argentina

AMIA/Atentado. Irán amenaza a la Argentina con hacerla «arrepentir por su enemistad»

Agencia AJN.- «Indudablemente, Teherán no olvidará las políticas de Buenos Aires y en el momento y la posición adecuados le impondrá su propio juego», agrega el periódico Tehran Times, uno de los voceros del gobierno persa.

Publicado

el

Por

AMIA

Agencia AJN.- El periódico Tehran Times, uno de los voceros del gobierno persa, publicó ayer una nota titulada «Caso AMIA en vísperas de su 30° aniversario», la cual finaliza con una nada velada amenaza a la Argentina con hacerle «lamentar su enemistad con Irán».

«Fuentes de noticias han citado una declaración de la Oficina del Presidente argentino anunciando que el gobierno argentino ha designado a Hamás como organización terrorista. Según el comunicado, el Presidente también ordenó el congelamiento de las propiedades del grupo palestino.

El Palacio Presidencial de la Argentina destacó las buenas relaciones entre Hamás y la República Islámica y reiteró sus afirmaciones infundadas sobre la participación de Irán en los ataques a la embajada israelí en Buenos Aires y el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

A medida que nos acercamos al 30º aniversario de la explosión en el edificio de la Asociación Sionista Argentina en Buenos Aires parece que estamos en el umbral de un nuevo acontecimiento después de tres décadas de ambigüedad y desviación en el caso de un crimen.

Los crímenes vistos por varios expertos en el caso AMIA fueron calificados como ‘autolesiones’ de los judíos o, en opinión de otros expertos, ‘venganza y castigo del gobierno de Carlos Menem contra los sionistas argentinos’.

El manejo del caso AMIA en la Argentina y la aplicación de la justicia a los verdaderos autores del acto terrorista, como algunos otros casos en los que están involucrados políticos o movimientos políticos, se han convertido en un misterio.

El proceso de manejo de este caso ha durado más de 30 años, mientras que durante este largo período ningún proceso de investigación técnica ha llegado a un resultado confiable por parte de la policía.

Según admite el fiscal especial de AMIA, este caso consta de millones de páginas, pero los documentos del caso no solo no ayudan a esclarecer los ángulos ocultos del caso sino que también aumentan su ambigüedad y complejidad.

Mientras que en las investigaciones policiales iniciales, detectives y autoridades judiciales intentaron plantear una hipótesis confiable a través de documentación e intentaron probarla, 30 años de experiencia demuestran que en el caso AMIA, las autoridades policiales y judiciales tienen una hipótesis preordenada y no están tratando de encontrar documentos que la prueben, lo que demuestra que las autoridades judiciales no buscan descubrir la verdad en este caso. Más bien, solo buscan presentar a alguien que ya ha sido designado como un agente por las instituciones políticas y de seguridad.

Pocas horas después de la explosión en la AMIA de Buenos Aires el 17 (sic) de julio de 1994, que mató e hirió a más de 85 personas, el ministro del Interior argentino, en un comentario apresurado, cuando aún no había comenzado la investigación policial, acusó a la República Islámica de Irán de participación en la explosión. Este fue el comienzo de una historia que continúa por más de 30 años. A raíz de esas acusaciones, a esas afirmaciones también se han añadido como prueba informes del FBI y el Mossad.

Dos acontecimientos políticos importantes, uno en Asia occidental y el otro en Argentina, han provocado cambios en el caso AMIA.

En Asia occidental, la Operación Tormenta de Al-Aqsa (NdR: la invasión de terroristas palestinos a Israel del 7 de octubre) ha hecho que el mundo se familiarice con la naturaleza del régimen sionista. La escalada de protestas de gobiernos y pueblos de todo el mundo, incluida América Latina e incluso en la Argentina, país que los sionistas han considerado como un país alternativo tras la expulsión de las tierras santas de Palestina, ha colocado al régimen sionista en una posición de aislamiento y descrédito.

Durante los últimos nueve meses, el régimen sionista ha perdido todo su prestigio en el mundo, incluida América Latina. Por lo tanto, el régimen sionista está tratando de restaurar su reputación perdida acusando a las fuerzas de resistencia y al eje de resistencia, incluidos Hamás y la República Islámica de Irán.

En la Argentina, tras la ineficacia del gobierno de izquierda del Sr. Fernández, el gobierno populista y de extrema derecha de Javier Milei asumió el poder con lemas populistas.

Si bien se respeta a los votantes argentinos (por supuesto, están surgiendo signos de arrepentimiento entre los votantes), el nuevo Presidente de la Argentina, que no ha ocultado su interés en los sionistas y el régimen israelí, ha seguido el camino del escenario antiiraní del régimen sionista desde su llegada al poder, y como títere del régimen sionista, está repitiendo afirmaciones infundadas contra la República Islámica y amenazando a los ciudadanos iraníes.

Respecto al caso AMIA, durante los últimos 30 años Irán siempre ha soportado pacientemente las acusaciones y aún espera que los funcionarios políticos y judiciales de ese país actúen entendiendo su responsabilidad de descubrir la verdad y tratar de abordar las desviaciones creadas en ese caso. Irán también ha declarado su disposición a ayudar a descubrir la verdad manteniendo sus posiciones de principios mientras rechaza las hipotéticas acusaciones de las autoridades judiciales argentinas contra ciudadanos iraníes.

Lamentablemente, en lugar de buscar socios creíbles y confiables para la salvación económica de su país y restaurar la posición tradicional de Irán en sus relaciones comerciales, el gobierno argentino se ha colocado en la primera línea del escenario anti-Irán de la red sionista internacional. Mientras los gobiernos de América Latina desarrollan y amplían sus relaciones con Irán y aprovechan las capacidades políticas y económicas de Irán como potencia regional y actor global importante para asegurar sus intereses nacionales, el gobierno de Milei, al seguir la política de las acciones antisionistas de Irán (sic), pone en peligro los intereses nacionales de la Argentina.

Indudablemente, Teherán no olvidará las políticas antiiraníes de Buenos Aires. Pero Irán ha demostrado que no juega fácilmente en el tablero de ajedrez del enemigo, sino que en el momento y la posición adecuados le impondrá su propio juego al enemigo y le hará arrepentirse por su enemistad con Irán.»

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!