Seguinos en las redes

Israel

Delegación de defensa israelí se dirige a Sudán esta semana

Agencia AJN.- Está previsto que una más grande parta en las próximas semanas y se centre en cuestiones económicas, incluidas el agua y la agricultura.

Publicada

el

banderas-sudan-israel-940×528

Agencia AJN.- Una delegación israelí visitará Jartum en los próximos días, luego del movimiento anunciado el mes pasado hacia la normalización entre Israel y Sudán, dijo el domingo una fuente del gabinete.

La pequeña delegación se centrará en la cooperación de seguridad entre los dos países.

Se espera que en las próximas semanas parta una delegación más grande que se centrará en temas económicos, incluidos el agua y la agricultura, dijo la fuente.

El asesor del primer ministro Benjamin Netanyahu sobre el mundo árabe, un operativo de la Shin Bet (Agencia de Seguridad de Israel) identificado como “Maoz”, encabezará la delegación centrada en la defensa de esta semana. Maoz, el hombre clave de Netanyahu en Sudán, voló a Jartum el día antes de la normalización anunciada para resolver los detalles finales.

Israel y Sudán comenzarán a cooperar en formas de combatir la pandemia de COVID-19, así como con respecto al agua y la agricultura, dijo el miércoles el embajador de Israel en la ONU, Gilad Erdan, después de reunirse con su homólogo sudanés en Nueva York.

“¡Primera reunión histórica con la Misión de la ONU de Sudán y el Embajador Omer Siddig! Me siento honrado de representar a Israel durante este período”, escribió Erdan en una publicación de Twitter después de la reunión.

La reunión se produce antes de una visita anticipada de una delegación israelí a Sudán el domingo.

Sudán es el tercer país árabe que acepta normalizar los lazos con Israel bajo la rúbrica de los Acuerdos de Abraham de la Administración Trump. Como parte de esos acuerdos, el Estado judío ya ha firmado acuerdos de normalización con los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin. Israel ha ratificado su tratado con los Emiratos Árabes Unidos y está en proceso de ratificar el de Bahréin, que la Knesset solo aprobó el martes.

El 23 de octubre, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que Sudán comenzaría a normalizar los lazos con Israel, y que estaba preparado para firmar acuerdos que abarcan la agricultura, el comercio, la aviación y la migración.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Sudán dijo en ese momento que los funcionarios sudaneses e israelíes se reunirían en las próximas semanas para discutir un paquete de acuerdos de cooperación para “lograr los intereses mutuos de los dos pueblos”.

El acuerdo de normalización se produjo después de que Trump dijera que se proponía retirar a Sudán de la lista de estados patrocinadores del terrorismo. La eliminación de la lista abre la puerta para que Sudán obtenga préstamos y ayuda internacional. Sudán los necesita para revivir su maltrecha economía y rescatar su transición a la democracia, tras el levantamiento popular del año pasado que llevó a los militares a derrocar al autócrata de larga data Omar al-Bashir.

La economía de Sudán ha sufrido décadas de sanciones y mala gestión por parte de EE.UU. bajo al-Bashir. El gobierno de transición ha estado luchando con un enorme déficit presupuestario y una escasez generalizada de bienes esenciales, como el combustible, el pan y los medicamentos. La inflación anual se disparó más allá del 200% el mes pasado al subir los precios del pan y otros productos básicos, según las cifras oficiales.

Dos días después de que se anunciara el acuerdo de normalización, la oficina del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo que Israel estaba enviando 5 millones de dólares de trigo al Sudán para ayudar a superar la crisis económica. “Esperamos una paz cálida y estamos enviando inmediatamente 5 millones de dólares en trigo a nuestros nuevos amigos en Sudán”, publicó la oficina del Primer Ministro en Twitter.

También se espera que Israel y Sudán examinen la suerte de unos 6.000 sudaneses solicitantes de asilo que se encuentran actualmente en Israel. Según se informa, Jerusalem ha elaborado una propuesta para enviar de vuelta a los refugiados dispuestos a regresar a su país de origen.

Los solicitantes de asilo del Sudán constituyen alrededor del 20% de los 33.000 migrantes africanos que se encuentran actualmente en Israel.

El mes pasado, Sudán e Israel anunciaron que establecerían relaciones diplomáticas. La medida se produjo junto con la eliminación de Sudán de su lista de patrocinadores estatales del terrorismo por parte de Estados Unidos.

Sudán ha estado en proceso de transición a la democracia desde el derrocamiento del dictador Omar al-Bashir el año pasado.

Se espera que Estados Unidos proporcione a Sudán una importante ayuda económica y alivio de la deuda, y Jartum tendrá acceso a préstamos y otras ayudas ahora que ya no está en esa lista.

Dejá tu comentario

Israel

El primer ministro Netanyahu instó a su socio en el gobierno a que vote en contra de la disolución del parlamento

Agencia AJN.- “Mañana votaremos en contra de las elecciones y por la unidad. Le pido a Benny Ganz que haga lo mismo. El Estado de Israel no necesita elecciones ahora”, dijo Netanyahu.

Publicado

el

Por

bibi

Agencia AJN.- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, instó hoy a su principal socio en la coalición de gobierno, el ministro de Defensa y primer ministro suplente, Benny Gantz (Azul y Blanco), a que vote en contra de los esfuerzos de la oposición para disolver la Knesset y enviar a Israel a su cuarta elección general en menos de dos años.

En una conferencia de prensa celebrada durante una visita al Centro Nacional de Cumplimiento de las Restricciones del Coronavirus, Netanyahu acusó a la agrupación Azul y Blanco de derogar el acuerdo de coalición “desde el primer día”, pero sin embargo pidió la unidad, implorando a Gantz que vote en contra de los proyectos de ley que exigen la disolución de la Knesset.

“Mañana votaremos en contra de las elecciones y por la unidad. Le pido a Benny Ganz que haga lo mismo. El Estado de Israel no necesita elecciones ahora. Tenemos un esfuerzo real para reducir la enfermedad, llevar vacunas a todos los ciudadanos israelíes y brindar más ayuda financiera a empresas y ciudadanos. Necesito hacerlo todo junto”, dijo el premier israelí.

En este contexto político, Netanyahu sostuvo: “Mi directriz es reforzar y mejorar la aplicación de la ley en todo el país, especialmente en las localidades de donde proviene la enfermedad. La policía y la policía hacen un trabajo duro en el campo”.

“Desde el primer día, Azul y Blanco ha violado el acuerdo de coalición”, insistió Netanyahu, con respecto a la recomendación de nombrar al fiscal del distrito de Haifa, Amit Aisman, como nuevo fiscal estatal, en contra de las objeciones del primer ministro.

Los comentarios de Netanyahu se producen un día antes de que la Knesset vote los proyectos de ley de Yesh Atid-Telem y Yamina que, si se aprueban, disolverían la 23ª Knesset y enviarían a Israel a nuevas elecciones.

Según los informes, Azul y Blanco planea respaldar la disolución de la Knesset, junto con el Partido Laborista , mientras que el Likud ha dado instrucciones a sus diputados para que voten en contra de los proyectos de ley.

Seguir leyendo

Israel

Efemérides. Se cumple el 47 aniversario del fallecimiento de Ben Gurion

Publicado

el

Por

hoy

Agencia AJN.- David Ben Gurion -líder sionista y primer jefe de gobierno del Estado de Israel, el que más tiempo ocupó el cargo: 13 años- falleció el 1 de diciembre de 1973 y su tumba, junto a la de su esposa Paula, está enclavada en Sde Boker en el desierto que él vio florecer.

Nació como David Green en Plonsk, Polonia, el 16 de octubre de 1886, y se educó en una escuela hebrea fundada por su padre, un ardiente sionista.

A los 17 años, Ben Gurion se convirtió en sionista y se unió al grupo socialista Poaléi Tzión.

En 1906 inmigró a la Tierra de Israel, trabajó como obrero en asentamientos agrícolas, se interiorizó en la política y la polémica sionista y ayudó al establecimiento del grupo judío de autodefensa Hashomer.

En 1912 empezó a estudiar Derecho en Estambul, pero el estallido de la Primera Guerra Mundial condujo a su deportación por parte de las autoridades otomanas, junto con otros prominentes sionistas.

Ben Gurion pasó los años de la guerra en los Estados Unidos, donde se casó con Paula Monbesz, una compañera sionista, y fue activo en la formación del ala local del sionismo laborista.

Regresó a la Tierra de Israel como soldado de la Legión Judía, una unidad del ejército británico creada por Zeev Jabotinsky.
En la década del ’20, Ben Gurion fue electo secretario general de la Histadrut (Confederación General del Trabajo), función que consideraba como una potencial base de poder para la realización de los objetivos sionistas.

Ejerció hasta 1935 y la convirtió en mucho más que una organización gremial: una institución global política, social y económica con su propia red de fábricas, corporaciones de desarrollo, marcos culturales y servicios de salud.
La Histadrut brindó la infraestructura económica, social y política del Estado en formación.

Ben Gurion jugó luego un papel preponderante en la fusión de Ajdut Haavodá y Hapoel Hatzair en Mapai, que se convirtió en el partido de gobierno durante las primeras décadas del Estado, con él a la cabeza.

Su actitud hacia el socialismo era pragmática, buscando el logro simultáneo de las metas nacionales y socialistas.

Hacia 1935, el sionismo laborista se había convertido en la facción más importante del movimiento sionista y Ben Gurión ocupó el puesto clave de presidente del Ejecutivo de la Agencia Judía -el «cuasi gobierno» de los judíos en la Tierra de Israel- hasta 1948, cuando se estableció el Estado.

Durante estos años guió el curso de la historia sionista y moldeó el carácter del Estado judío.

Basándose en una plataforma política que combinaba visión con pragmatismo, Ben Gurion abandonó la política sionista oficial de cautela y gradualidad para adoptar una firme línea activista.

Su estrategia durante la Segunda Guerra Mundial, entre las restricciones británicas a la inmigración judía y el asentamiento y el hecho que Gran Bretaña combatiera contra la Alemania nazi, fue resumida en su afirmación de que los sionistas «combatirían en la guerra como si no existiera el Libro Blanco y combatirían el Libro Blanco como si no hubiera guerra».

Después de la contienda, Ben Gurion desafió la autoridad británica: organizó una masiva inmigración y estableció fronteras para el Estado judío, creó asentamientos en todas partes del país, impulsó el desarrollo de una capacidad de defensa judía y presionó por la adquisición de armamento pesado -artillería y aviones-, mientras otros hablaban de una infantería liviana.

En 1948, como jefe del Gobierno Provisional, proclamó el establecimiento del Estado de Israel y el comienzo del «crisol de los exilios», movimientos de osadía y visión que llevaron a la realidad eventos de magnitud histórica.

En los primeros años del Estado, el fuerte y carismático liderazgo de Ben Gurion condujo a olas de inmigración masiva que duplicaron la población del país e invirtió la mayor parte de los limitados recursos de la nación en su integración; aseguró zonas distantes, construyendo asentamientos en la periferia; e instituyó una educación universal sobre la base de un sistema escolar público apartidario.

Como ministro de Defensa, planificó y llevó a cabo la tensa transición de las organizaciones clandestinas a un ejército regular, la Fuerza de Defensa de Israel.
Posteriormente encabezó proyectos nacionales como la «Operación Alfombra Mágica» (transporte aéreo de los judíos del Yemen), la construcción del Acueducto Nacional e innovadores proyectos de desarrollo regional.

En la arena internacional, Ben Gurion puso su carrera política en juego para lograr la aprobación del muy controvertido acuerdo de reparaciones con Alemania Occidental y sacó a Israel del bloque de las naciones no alineadas para adoptar una orientación pro occidental, lo cual sentó las bases para una alianza estratégica con Francia y Gran Bretaña, que fortaleció a Israel en las esferas diplomática, económica y militar en los años ’50.

En 1953, agotado por años de intenso servicio público, Ben Gurion renunció al gobierno por dos años y se estableció en el kibutz Sde Boker, en el sureño desierto del Néguev que soñaba poblar.

Luego de las elecciones de 1955 volvió a ser primer ministro y reafirmó la política de defensa: abogó por una respuesta más resuelta al terrorismo y adoptó una estrategia basada en una estrecha cooperación con Francia, que duró más de una década.

La Campaña del Sinaí, en 1956, logró suspender los actos de sabotaje y terrorismo contra los poblados en el Sur y levantó el bloqueo a la navegación israelí en el mar Rojo, a pesar de que Israel finalmente se retiró de ese territorio, bajo presión internacional.
En 1963, Ben Gurion renunció una vez más al gobierno, en protesta por los aspectos morales de un fiasco de inteligencia ocurrido en 1954, y puso fin a casi tres décadas de liderazgo.

Hizo un intento de regreso a la vida pública en 1965, con su apoyo una reforma electoral y la formación de un nuevo partido, Rafi, que obtuvo sólo 10 escaños en las elecciones.
Permaneció cinco años como miembro de la Knesset (Parlamento israelí) y se retiró definitivamente de la vida pública a los 84 años.
Ben Gurion fue sin duda una de las figuras más influyentes del sionismo moderno.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!