Seguinos en las redes

Innovación

Descubren en Israel un tratamiento prometedor para los tumores cerebrales agresivos

Agencia AJN.- Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalem comparten los resultados de un nuevo tratamiento contra el glioblastoma con el potencial de mejorar y extender la vida de los pacientes.

Publicada

el

rotem-maxim
El estudiante de doctorado de la Universidad Hebrea Maxim Mogilevsky y el profesor Rotem Karni, responsables de la investigación.

Agencia AJN.- Un nuevo tratamiento para los tumores cerebrales agresivos muestra una gran eseperanza, según un informe de científicos israelíes que fue publicado recientemente en la revista Investigación de ácidos nucleicos.

El glioblastoma es un cáncer cerebral grave e incurable. Los pacientes que reciben este diagnóstico suelen tener entre 11 y 20 meses de vida. Una de las principales dificultades en el tratamiento de este cáncer es que sus células rápidamente desarrollan una resistencia a la quimioterapia.

Un equipo encabezado por el Prof. Rotem Karni y el estudiante de doctorado Maxim Mogilevsky en el Instituto de Investigación Médica de Israel (IMRIC) de la Universidad Hebrea de Jerusalem, diseñaron una molécula que inhibe el crecimiento de tumores de glioblastoma al regular las proteínas que produce.

Karni explicó que el gen MKNK2 produce dos productos de proteínas diferentes a través de un proceso llamado “empalme alternativo de ARN”. Estas proteínas tienen dos funciones opuestas: MNK2a inhibe el crecimiento del cáncer, mientras que MNK2b apoya el crecimiento del cáncer.

La nueva molécula de Karni cambia el empalme de MKNK2 para que la producción de la proteína estimulante del tumor disminuya, mientras que la producción de la proteína supresora del tumor aumenta. Como resultado, los tumores cancerosos disminuyen o mueren.

“Esta molécula no solo puede matar células tumorales por sí sola, sino que también tiene el poder de ayudar a las antiguas células resistentes a la quimioterapia a volver a ser sensibles a la quimioterapia”, explicó Karni.

En el estudio, los ratones de laboratorio fueron inyectados con células tumorales de glioblastoma humano y desarrollaron tumores. En aquellos ratones que fueron tratados con la nueva molécula, los tumores se encogieron o murieron completamente, a diferencia de los ratones de control tratados con una molécula inactiva.

“Nuestra investigación presenta un enfoque novedoso para el tratamiento del glioblastoma. En el futuro, podremos adaptar los tratamientos para los pacientes en función de la cantidad de proteínas que inhiban el cáncer que producen sus tumores”, dijo Karni.

Una patente para esta tecnología ha sido registrada y otorgada en los Estados Unidos y Europa a través de Yissum, la compañía de transferencia de tecnología de la universidad.

En la investigación también participaron otros médicos: Adi Mogilevsky de IMRIC; Odelia Shimshon y Eylon Yavin del Instituto de Investigación de Drogas de la Escuela de Farmacia de la Universidad Hebrea; Saran Kumar y Eli Keshet, del Departamento de Biología del Desarrollo e Investigación del Cáncer de la universidad; y Florian Heyd del Laboratorio de Bioquímica de ARN del Instituto de Química y Bioquímica de la Freie Universität de Berlín.

Los fondos provinieron de la Fundación Alemana-Israelí, la Autoridad de Innovación de Israel, la Fundación de Ciencia de Israel, el Fondo de Investigación del Cáncer de Israel, la Asociación de Cáncer de Israel, la Fundación Henry y Merilyn Taub y la Fundación Carol Epstein.

Innovación

Coronavirus. Una investigación determinó que entre el 2 y 3 por ciento de los israelíes estuvo expuesto al COVID-19

La encuesta serológica del Ministerio de Salud indica que 270.000 personas como máximo tienen anticuerpos para el patógeno, de una población de 8,6 millones. Un científico de la Universidad de Tel Aviv dijo que los hallazgos prueban la efectividad del encierro, pero Israel está lejos de la inmunidad colectiva.

Publicado

el

Por

coro

Agencia AJN.- Unos 270.000 israelíes, entre un el 2 y 3 por ciento de la población de 8,6 millones de personas, han contraído el coronavirus, según una encuesta serológica publicada en las últimas horas.

La encuesta, realizada por el Ministerio de Salud junto con la Universidad de Tel Aviv, examinó 1.700 análisis de sangre de personas de diferentes grupos de edad en todo el país, en busca de anticuerpos IGG que indiquen una respuesta inmune al virus.

Tales anticuerpos generalmente se desarrollan dos o tres semanas después de la exposición inicial, y también ocurren en personas que han estado expuestas al virus y no han desarrollado ningún síntoma de la enfermedad.

Las muestras de sangre se tomaron durante los meses de marzo y abril y se supone que reflejan el estado de exposición al virus en las semanas anteriores.

La presencia de anticuerpos fue ligeramente mayor en personas de 40 a 60 años y menor entre las edades de 0 a 19 años.

Dichos anticuerpos son más frecuentes entre los hombres que las mujeres, y más frecuentes entre los residentes de Jerusalem o Tel Aviv que Haifa.

“Hasta la fecha, solo se registraron 17.000 casos confirmados de coronavirus, pero nuestra encuesta muestra que por cada caso confirmado, hay entre 11 y 16 casos adicionales que no se han detectado”, dijo el profesor Danny Cohen, de la Universidad de Tel Aviv.

“Los hallazgos indican que el aislamiento funcionó bien y que solo unos pocos porcentajes de la población estuvieron expuestos al virus. Por lo tanto, estamos muy lejos de la inmunidad colectiva”, aclaró.

Seguir leyendo

Innovación

Israel prepara un hospital con “habitaciones inteligentes” para enfrentar una posible segunda ola de coronavirus

Agencia AJN.- Con robots, gafas de realidad virtual y sistemas de alerta temprana, el Centro Médico Sheba se prepara para un posible nuevo pico de COVID-19.

Publicado

el

Por

HealthSpace 2030

Agencia AJN.- Con robots e Inteligencia Artificial que realizan gran parte del trabajo, manteniendo a los médicos y enfermeras protegidos de posibles contagios, un centro médico israelí se prepara para hacer frente a la lucha contra el COVID-19 con “habitaciones inteligentes”.

“Las tecnologías que estamos introduciendo, y que hemos introducido recientemente, nos darán una ventaja en nuestra preparación para una segunda ola”, predijo Eyal Zimlichman, director médico del Centro Médico Sheba.

El hospital, ubicado en las afueras de Tel Aviv, es el mayor receptor de casos de coronavirus en Israel hasta la fecha, y está “mucho más preparado” para una segunda ola que lo que estuvo para la primera ola.

Zimlichman dialogó con The Times of Israel sobre una nueva sala construida en el Centro de Simulación Médica de Israel con sede en Sheba. La “sala del futuro” es una instalación utilizada para probar nuevas innovaciones utilizadas por el personal docente. Es un modelo de cómo el personal espera que las salas de todo el campus comiencen a verse a medida que se desarrollen las innovaciones en los próximos meses.

La habitación incluye más de una docena de tecnologías que se implementaron en las últimas semanas o que se implementarán pronto en partes del hospital, especialmente en las instalaciones de coronavirus de 450 camas.

El hospital ha estado trabajando durante mucho tiempo para impulsar el papel de la tecnología en la atención al paciente, pero el COVID-19 ha sido un importante “acelerador” para la salud digital, explicó Zimlichman. La pandemia ha obligado al personal a pensar creativamente para atender las complejas necesidades de los pacientes y minimizar el contacto directo con ellos.

“Algunas de estas soluciones ya se habían probado en Sheba, pero fue el COVID-19 lo que nos impulsó a llevar esto al frente y ponerlo a trabajar”, dijo Zimlichman.

El seminario web, titulado HealthSpace 2030, mostró imágenes de médicos que tratan a un actor que interpreta al hipotético paciente de coronavirus Joel Cohen, de 40 años. Un robot lo conectó para una video-llamada con su esposa, un sensor debajo de su colchón monitoreó varias estadísticas, una enfermera usó entrenamiento de realidad virtual para arreglar un respirador y la inteligencia artificial ayudó a los médicos a detectar un deterioro de su condición antes de que sucediera.

Una característica de la nueva habitación del hospital es un dispositivo que el paciente opera para realizar pruebas basadas en las instrucciones de un médico o enfermera que les habla a través de una pantalla. En la simulación, un médico le dijo al paciente que coloque un termómetro y otros accesorios para obtener una imagen de su salud.

Los médicos de Sheba ya colocan sensores debajo de los colchones en algunas salas para rastrear la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria y el movimiento, la inteligencia artificial procesa los datos y alerta a los médicos si los pacientes parecen empeorar. “Por lo general, nos da una señal de cuatro a seis horas antes de un deterioro”, dijo Zimlichman, y agregó que este es un tiempo valioso en el caso de los pacientes con coronavirus.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!