Seguinos en las redes

Cultura

Desde mañana al atardecer, los judíos de todo el mundo celebrarán Pesaj, la Pascua judía

Agencia AJN.- En Israel la celebración será parecida a la habitual debido al levantamiento de las restricciones por el coronavirus, pero en muchos lugares de la diáspora la festividad será similar al año pasado, encerrados en las casas y con encuentros virtuales.

Publicada

el

pesaj

Agencia AJN.- Desde mañana, miércoles, al atardecer y por ocho días (uno menos en Israel), el mundo judío celebrará Pesaj (sus Pascuas), la Fiesta de la Libertad, que conmemora la salida de los Hijos de Israel de la esclavitud en Egipto (siglo XIII a.C.), relatada en el libro bíblico del Éxodo, y su constitución como pueblo.

La festividad es uno de los Shloshet Harregalim (tres fiestas de peregrinaje) del judaísmo, ya que durante la época en que el Templo de Jerusalem existía, se acostumbraba a marchar hacia el mismo para realizar allí ofrendas.

Pero, al igual que el año pasado, en muchas partes del mundo, judíos deberán festejar Pesaj de un modo sumamente particular y doloroso: encerrados en sus casas, aislados del resto de sus familiares y amigos, en el contexto de cuarentena que impone la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19. En Israel, en cambio, la celebración se parecerá a la normal antes de la pandemia, ya que se han levantado la mayoría de las restricciones.

Han de haber muy pocos antecedentes de situaciones similares -si es que los hay-, que podrían remitir a tiempos de guerra o desastres naturales, aunque esta vez, las nuevas tecnologías del siglo XXI aliviarán un poco la desesperanza, sobre todo para los adultos mayores, el principal grupo de riesgo, que suelen vivir solos o en pareja.

Es cierto que no todos están sumamente familiarizados con las herramientas contemporáneas, pero en general suelen manejar alguna de ellas; para el resto se lanzaron campañas de voluntarios para acercarles el libro ritual y capacitarlos en su uso y se fomentan las llamadas telefónicas para hacerles compañía y evacuar sus dudas.

En Pésaj está prohibida la ingesta de alimentos derivados de cereales (trigo, cebada, centeno, avena y espelta) fermentados, llamados en hebreo “jametz”.

En su lugar se acostumbra comer matzá (pan ázimo), ya que según la tradición, los Hijos de Israel salieron de Egipto con mucha prisa y no tuvieron tiempo para dejar leudar el pan para el camino.

Los ritos de Pésaj empiezan antes de la festividad, cuando al anochecer anterior (hoy, martes) se realiza Bedikat Jametz (búsqueda del jametz) en las casas, oficinas y comercios, a fin de eliminar todo resto de alimento leudado; según la tradición, esta práctica se realiza con una vela, una pluma y una cuchara.

Los primogénitos de cada familia suelen ayunar hasta la mañana siguiente, en recordación a la víspera de la última de las diez plagas, que cobró la vida de los hijos mayores de los egipcios, pero ello no ocurrirá este año, ya que está prohibido debilitar la salud y bajar las defensas inmunológicas en tiempos de riesgo; en su lugar deberá leerse completo el talmúdico tratado de Mishnaiot, aunque aquel que no lograra hacerlo por sí mismo podrá escuchar o ver un Sium (ceremonia de finalización del mismo) por teléfono o Internet. .

Entre el desayuno y el mediodía se acostumbra quemar lo hallado, pero en esta oportunidad, en Israel y seguramente otros lugares se prohibió hacerlo y se lo reemplazó por tirarlo a la basura.

Los grandes volúmenes de comida, que sería muy oneroso y gravoso descartar, se “venden” simbólicamente a no judíos hasta la finalización de la festividad por medio del llenado de formularios en forma presencial o virtual, aunque hoy solo se implementará a través de este último camino.

Es cierto que muchos de estos ritos, si no todos, solo los cumplen los judíos ortodoxos, pero hay otros que ya sí se dan en Pésaj y son respetados por la gran mayoría del pueblo, como lo referente a la comida (algunas comunidades o países flexibilizaron las normas en caso de extrema necesidad) y la cena, que se realiza el primer día en Israel y el siguiente también, en la Diáspora, en los hogares, sinagogas o salones contratados a tal fin, aunque esta vez solo será en las casas y con los convivientes.

Se observen o no las prescripciones religiosas, casi todos los judíos se reúnen en familia para el Séder (orden, se refiere a la sucesión de pasos rituales preestablecidos), y este será el momento en el cual más se sentirán la soledad y las ausencias, máxime en el caso de los más observantes, que no encienden y casi no usan la electricidad en los días festivos.

Las comunidades más liberales, incluidos algunos ortodoxos de origen marroquí, promueven la realización del evento ritual por videoconferencias, como un modo de mantener unidas a las familias y asegurar que todos puedan cumplir con el precepto, especialmente quienes no están capacitados para hacerlo.

Los más estrictos prefieren proveer los elementos e instruir a la gente antes del comienzo de la festividad, de modo que puedan valerse por sí mismos sin violar las normas sobre el uso de artefactos eléctricos.

El Superior Rabinato de Israel también aclaró que los enfermos de COVID-19 deben cumplir todos los ritos en la medida que su salud se los permita.

En esa comida familiar o comunitaria, los mayores les cuentan a los chicos la salida de sus antepasados de la opresión egipcia y su peregrinar por el desierto, guiados por un texto de referencia llamado Hagadá (relato).

Los dos primeros y los dos últimos días de Pésaj son no laborables y corresponde recordar que la ausencia al trabajo o estudiantil en estas cuatro jornadas (9, 10, 15 y 16 de abril esta vez) está amparada por la ley argentina.

Para los días intermedios, considerados “semifestivos” y laborables (Jol Hamoed), quedarán las videollamadas, conferencias y charlas virtuales, el intercambio de mensajes rabínicos y canciones alusivas, etc., sin olvidar que la prohibición del jametz continúa.

Pésaj se encuentra en el segundo lugar después de Iom Kipur en el cumplimiento tradicional por parte de personas generalmente no observantes, pero además, se llevan a cabo rituales seculares alusivos en algunos kibutzim de Israel, basados en las connotaciones agrícolas de la festividad, mientras que en instituciones y casas de todo el mundo se aprovecha la ocasión para conversar y debatir acerca de la libertad, todo lo cual esta vez deberá hacerse sin violar el aislamiento y por medio de herramientas tecnológicas.

Cultura

Se inaugurará la primera biblioteca callejera trilingüe de Jerusalem

Agencia AJN.- Luego de que la pandemia frenara una campaña para donar libros a Gaza, los residentes de un barrio árabe-judío tuvieron la iniciativa de crear la biblioteca para que los textos no se desperdiciaran.

Publicado

el

Por

biblioteca

Agencia AJN.- El alcalde de Jerusalem, Moshe Lion, inaugurará el lunes 12 de abril la primera biblioteca callejera trilingüe de la ciudad -con libros escritos en inglés, hebreo y árabe-, en el barrio mixto árabe-judío de Abu Tor.

Como una de las pocas áreas mixtas que quedan en Jerusalem, los organizadores esperan que la biblioteca estimule más esfuerzos de convivencia en la diversidad.

La biblioteca comenzó a pensarse desde el primer cierre debido al coronavirus a fines del invierno de 2020, cuando Lauri Donahue, quien es parte de una campaña para enviar libros a Gaza, se quedó con textos adicionales después de que se detuviera la operación debido a la pandemia. No quería que los libros se desperdiciaran, así que en el grupo de WhatsApp de su vecindario en Abu Tor preguntó si alguien los quería. Luego comenzó a hacer entregas a personas que vivían a menos de 100 metros de su casa.

“Hice eso durante un par de semanas y luego pensé: tiene que haber una mejor manera de hacer esto. Configuré la primera versión de la biblioteca con dos cajas de libros amarillos en un banco del parque con un letrero que explicaba de qué se trataba”, afirmó a The Media Line.

Donahue dijo que inicialmente no sabía cuál sería la respuesta a sus cajas llenas de libros, “pero la gente pareció responder positivamente”.

Pero los libros en las cajas abiertas se llenaban de polvo y tenía que llevarlos a su casa cuando llovía. “Entonces alguien trajo un archivador y encontré un cajón de la cómoda y luego compré un estante de Ikea y siguió creciendo”, dijo.

Donahue inició una coalición con Good Neighbors, un grupo de Abu Tor que organiza actividades interreligiosas, y otros residentes del barrio que decidieron que querían una biblioteca callejera como las decenas que se encuentran dispersas por Jerusalem. Estuvieron de acuerdo en que la ubicación debería estar en el parque de su vecindario.

Rosenshine, un arquitecto de la ciudad, diseñó la biblioteca como una antigua parada de autobús. Se entregó en enero de 2020 y su reacondicionamiento como biblioteca callejera está casi terminado.

“El concepto detrás de este proyecto es la reutilización de una parada de autobús existente en lugar de crear algo nuevo y ser lo más sustentable posible”, dijo
La biblioteca llevará un cartel en los tres idiomas con su nombre: Abu Tor Book Stop. “Aproximadamente 80 personas votaron por el nombre, que tenía que tener sentido y sonar bien en los tres idiomas”, dijo Donahue.

Seguir leyendo

Cultura

Dan a conocer propaganda nazi de la Segunda Guerra Mundial en lengua árabe

Publicado

el

Por

imgid=50534_A

Agencia AJN.- Durante décadas descansaron en el sótano del archivo de la Radio Pública de Alemania las cintas de las transmisiones de propaganda nazi en idioma árabe de los días de la Segunda Guerra Mundial. Programas de radio, noticias, versos del Corán y también canciones de la época, entre éstas también Umm Kalzum, la cantante más icónica del mundo árabe. Nacida el 30 de diciembre de 1898 y fallecida el 3 de febrero de 1975, Um Kulzum fue un auténtico fenómeno social durante los años cincuenta y sesenta, y aún hoy hay pocos rincones entre el Atlántico y el Gofo Pérsico en los que no suene su voz.

Este jueves, que en Israel se conmemora el Día del Recuerdo de los Mártires y Héroes del Holocausto, por primera vez la prensa del país da a conocer grabaciones del archivo alemán.

En una transmisión que tuvo lugar el 25 de mayo de 1944 se puede escuchar un diálogo entre dos soldados marroquíes que prestaban servicio para el ejército francés, presuntamente en contexto de un ataque. El mismo fue transmitido como parte de la propaganda nazi y tenía como objetivo incitar a miles de soldados musulmanes que servían en las filas del país europeo a actuar en su contra.

Uno de los soldados que se escucha en la cinta presentaba una herida en una pierna y resultó muerto posteriormente. En la grabación hablan de su “lejana patria”, expresa que extraña a sus hijos y familia y reflexiona sobre los enemigos del Magreb, es decir los franceses, británicos y los estadounidenses.

Poco antes de morir, el soldado advierte a su compañero que deserte a las filas alemanas, porque “sus corazones son buenos”, y la ayuda a los nazis llevará a la victoria y la liberación de Marruecos. “Si vamos hacia los alemanes, ayudamos a su victoria, por lo que también será el triunfo de nuestra patria”, se escucha en la cinta dada a conocer por la radio nacional de Israel KAN. A los pocos minutos falleció, detalla el informe.

imgid=50541_X

Portada de la cinta original en el que se realizó la grabación de la obra nazi. Foto: KAN.

Mucho se publicó sobre las transmisiones de incitación nazi en idioma árabe, entre otras cosas bajo el contexto de las relaciones entre el Gobierno alemán de esa época y el Mufti de Jerusalem, Haj Amin al-Husseini.

El director del Centro de Documentación sobre judíos del norte de África durante la Segunda Guerra Mundial del Instituto Ben Zvi, profesor Haim Sadon, explicó que el interés alemán era agitar a las colonias francesas para debilitar a París y desviar su atención de Europa hacia sus colonias en el continente africano, y agregó que la propaganda en el mundo árabe estaba dirigida principalmente a los movimientos nacionales.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las transmisiones de propaganda, se dieron principalmente desde El Cairo, hacia todo el mundo árabe.

Las transmisiones se intensificaron cuando Alemania se unió a la guerra en África junto con los italianos, y más aún desde noviembre de 1941, después de la reunión entre Hitler y el Mufti Haj Amin al-Husseini, luego aumentó el interés alemán en incitar a la población local.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!