Seguinos en las redes

Cultura

Lo que dejó el primer capítulo de la tercera temporada de Shtisel

Agencia AJN.- La serie de Netflix sobre una familia ultraortodoxa de Jerusalem está de regreso, y es tan buena como siempre.

Publicada

el

shtisel

Agencia AJN.- ALERTA! El siguiente artículo contiene spoilers del episodio 1 de la temporada 3 de Shtisel.

Ambientada cuatro años después de que terminara la segunda temporada, la tercera edición de Shtisel, que se estrenó ayer en Netflix, dejó a los fanáticos del mundo muy satisfechos.

La historia todavía se desarrolla en Geula, Jerusalem, y está anclada por la relación entre Shulem (Doval’e Glickman) y su hijo artista Akiva (Michael Aloni). Y cuando Akiva visita a su padre, todavía se sientan en los extremos opuestos de esa pequeña mesa de la cocina. El drama no se genera a todo volumen, como ocurre en casi todos los demás programas que se centran en los conflictos entre padre e hijo, sino casi en el silencio. Cada hombre ha experimentado la pérdida a su manera y, ocasionalmente, unido conmovedoramente por su propia versión de la soledad.

En otro momento del capítulo, el escándalo se gesta en forma de amor prohibido entre el hijo de Giti, Yosa’le, y la chica a quien el casamentero le presenta accidentalmente. Otra trama muestra a Ruchami (la siempre excelente Shira Haas) descubriendo que después de cinco años de matrimonio, su salud puede no ser una barrera para tener hijos después de todo.

Mientras tanto, Shulem se ve obligado a luchar por su trabajo como director después de un violento arrebato.

Muchos programas de televisión que se centran en la vida judía tienden a argumentar que la existencia se ve disminuida por las reglas de la observancia estrictamente ortodoxa. Por ejemplo, Unorthodox, el programa que Hass protagonizó entre la realización de las series dos y tres de Shtisel, siguió el destino de una mujer que solo puede cumplirse escapando de su comunidad. Desde la perspectiva progresista o secular, esta sigue siendo una opinión convincente.

Sin embargo, Shtisel es filosóficamente diferente. Ya sea por diseño o por accidente, sostiene que la vida puede enriquecerse, incluso profundizarse, por las restricciones de la tradición Haredi, es decir, si va de la mano con la humanidad, algo de lo que Shtisel está lleno.

También está escrita con gran habilidad. Cuando la razón por la que Akiva no puede soportar vender las pinturas de su esposa surge por completo, la revelación tiene más impacto que cien patadas de un héroe de acción.

Adaptación de la opinión de John Nathan publicada en thejc.com.

Dejá tu comentario

Cultura

Al Stewart, la estrella folk rock de los ‘70 cantará en Israel

Agencia AJN.- La estrella musical llega por primera vez a Israel a la edad de 75 años.

Publicado

el

Por

rock

Agencia AJN.- Al Stewart, cantautor y músico de folk rock escocés, se presentará en el Hangar de Tel Aviv el 1° de noviembre próximo, como parte del circuito de conciertos post Covid-19 que realizará.

La estrella musical que saltó a la fama como parte del resurgimiento del folk rock británico en las décadas del ‘60 y del ‘70 llega por primera vez a Israel a la edad de 75 años.

Stewart ha lanzado 16 álbumes de estudio y tres en vivo desde su álbum debut “Bed Siter Images”, de 1967 y continúa presentándose en los Estados Unidos, Canadá, Europa y el Reino Unido. Su lanzamiento más reciente fue “Uncorked” en 2009, por su propio sello independiente.

En varias oportunidades encabezó las listas de éxitos con canciones melodiosas y centradas en el piano como “Year of the Cat” y “Time Passages”.

En abril de 2017 recibió un premio Lifetime Achievement en los BBC Radio 2 Folk Awards y en 2019 fueron reeditadas grabaciones suyas anteriores.

Durante su actuación en el Hangar contará con el respaldo de la banda americana The Empty Pockets de Chicago.

Seguir leyendo

Cultura

Lalo Schifrin, el músico argentino que cumplió su “Misión Imposible” en Hollywood

Agencia AJN.- Próximo a cumplir 89 años, Lalo Schifrin vive en Beverly Hills, en una casa que perteneció anteriormente al humorista Groucho Marx.

Publicado

el

Por

Lalo-Schifrin-mision

Agencia AJN.- Lalo Schifrin, posiblemente el músico argentino más reconocido mundialmente, es hijo de una familia judía de Buenos Aires, nacido el 21 de junio de 1932, con el nombre de Boris Claudio Schifrin.

Próximo a cumplir 89 años, Lalo Schifrin vive en Beverly Hills, en una casa que perteneció anteriormente al humorista Groucho Marx, donde sigue creando diariamente, mientras añora Buenos Aires, si bien no pude viajar por orden médica.

Su padre Luis Schifrin fue el primer violín del Teatro Colón, donde por tres décadas dirigió la cuerda de segundos violines, y a la edad de 5 años lo incentivó para que comenzara a estudiar piano.

Era miembro de una familia de músicos judíos. Los hermanos de su padre, Leopoldo y Roberto, eran violinista y violonchelista respectivamente; mientras que uno de los hermanos de su madre era violinista y el otro tocaba el oboe. Fue por eso que Lalo manifestó en una nota publicada en la Revista La Nación: “Yo no podía concebir otra carrera que no fuera la de músico”.

Su primer maestro de piano fue Enrique Barenboim, el padre del pianista y director Daniel Barenboin, continuando luego con Andreas Karalis, un expatriado greco-ruso que había sido director del Conservatorio de Kiev, y estudió armonía con el compositor argentino Juan Carlos Paz.

A los 20 años obtuvo una beca para estudiar en el Conservatorio de París, y mientras estudiaba de día, por las noches tocaba jazz en los clubes parisinos. En 1955 representó a la Argentina en el Festival Internacional de Jazz de París.

También tocó con Astor Piazzolla, afirmando en la nota de La Nación: “Me acuerdo de que toqué el piano en una grabación que Astor hizo en París, donde había bandoneones, violines y algunos otros músicos de la Ópera de París. Me dijo: ‘Quiero que vos toques el piano porque el tango mío tiene que tener swing, y vos tenés swing’. Yo nunca había tocado tango antes, tocaba jazz y me había formado en música clásica. Después, en 1956 me volví a Buenos Aires, y siempre nos encontrábamos con Astor de casualidad: yo estaba en Buenos Aires y él estaba en Buenos Aires, después yo me fui a Nueva York y él también se fue a Nueva York, pero de casualidad…”; y en 1987 grabaron el disco “Concierto para Bandoneón y Orquesta”, compuesto por Astor Piazzolla y con dirección orquestal de Lalo Schifrin.

Pianista, director de orquestas, compositor y arreglista, Lalo Schifrin es conocido mundialmente por haber compuesto innumerables bandas sonoras de películas, por ejemplo “Cincinnati Kid”, “Bullitt”, “Harry el sucio” y “Operación dragón”; y también para series de televisión, entre las que se destacan las de “Misión Imposible”, “Manix” y “Starsky Hutch”.

Para Dizzi Gillespie escribió dos obras: “Gillespiana” en 1958 y “The New Continent”, en 1962, además de haber sido el pianista del quinteto de Gillespie, por lo que se mudó a Nueva York y con quien estuvo cuatro años hasta que se trasladó a California para comenzar a componer bandas sonoras.

En los años ’90 Zubin Metta, que dirigía una orquesta sinfónica, lo recomendó para que hiciera los arreglos para el repertorio que grabarían en conjunto los tenores José Carreras, Plácido Domingo y Luciano Pavarotti, titulado “The Three Tenors”, (Los tres tenores), que fue otro de sus grandes éxitos.

En 1996 volvió por última vez a dirigir en Buenos Aires, en el Teatro Gran Rex, a la Orquesta Sinfónica Nacional acompañados por Jon Faddis (trompeta), Rufus Reid (contrabajo), Gary Tate (batería) y los argentinos Néstor Marconi (bandoneón) y Roberto Fats Fernández (trompeta).

El 23 de abril de 2007, Lalo Schifrin presentó un concierto de música de cine para el Festival du Film Jules Verne Aventures (Festival Jules Verne), en el teatro Le Grand Rex de París, Francia, el cine más grande de Europa, que fue grabado para un CD de 73 minutos y medio llamado “Lalo Schifrin: Le Concert à Paris”.

A lo largo de su extensa carrera, Lalo Schifrim fue galardonado con 4 premios Grammy; 1 premio Grammy Latino; 4 premios Primetime Emmy; tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, y en 2016 se lo incluyó en el Salón de la Fama de los Premios Grammy por la composición del famoso tema de la seria de películas “Misión Imposible”. Luego de ser nominado en 6 oportunidades para el Premio Oscar, en noviembre de 2018, la Academia de Hollywood anunció en un comunicado de prensa que le concedía un “Oscar honorífico” por su trayectoria.

En la nota publicada en La Nación Revista, Lalo Schifrin anunció que las dos obras que estaba escribiendo ya las terminó y que “se van a estrenar en Chicago, pero por todo esto del virus los músicos no pueden ensayar, así que no tiene fecha. Tanto el Concierto para tuba y orquesta como el Concierto para corno y orquesta no se van a tocar el mismo día, lo van a hacer en dos oportunidades distintas, así que el director, Riccardo Muti, me pidió que haga para un bis una orquestación de ‘Misión Imposible’ para orquesta sinfónica, y eso se va a repetir en los dos conciertos de Chicago”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp chat