Seguinos en las redes

Innovación

Día Mundial del Agua: Israel recicla y descontamina el agua de lluvia antes de alimentar las napas subterráneas

Agencia AJN.- En Israel y de la mano de la ONG Keren Kayemet Leisrael (KKL), la Agencia AJN visitó las instalaciones de un importante emprendimiento, el biofiltro de Kfar Saba. “En las ciudades, el agua de lluvia se desperdicia porque no puede filtrarse, por el asfalto y todo lo que hay allí”, entonces “se la drena al mar, con tuberías, porque se contaminó en el contacto con la superficie, con metales pesados, combustibles, etc.… pero así se contamina el mar”, lamentó su ideólogo, Yaron Zinger.

Publicada

el

kkl 2

Agencia AJN.- Yaron Zinger, un ingeniero biotecnológico que hizo el doctorado en Melbourne, Australia, inventó un dispositivo debiofiltro, que todavía está en fase de investigación, para recoger agua de lluvia de todos los espacios públicos de una ciudad, concentrarla en un depósito, purificarla a un nivel apto para la irrigación y alimentar las napas subterráneas a través de pozos, para así crear nuevas fuentes de agua para el Estado de Israel, que sufre una crónica crisis hídrica, según le explicó a la Agencia AJN durante una recorrida por las instalaciones del Keren Kayemet Leisrael (KKL) en Kfar Saba, el primer municipio que adoptó esta innovadora tecnología.

“En las ciudades, el agua de lluvia se desperdicia porque no puede filtrarse, por el asfalto y todo lo que hay allí”, entonces “se la drena al mar, con tuberías, porque se contaminó en el contacto con la superficie, con metales pesados, combustibles, etc.… pero así se contamina el mar”, lamentó.

“Éste es un proyecto piloto a pequeña escala, pero queremos que todo este parque sea así”, se ilusionó Zinger.

“En 2008 me conecté con el KKL de Australia y les dije que el proyecto era exitoso y quería llevarlo a casa, así que establecí una cooperación con mi universidad de Monash y me dirigí a 12 intendentes para que construyeran las instalaciones, como parte de un desarrollo municipal, y el KKL financiaría la investigación, más allá de que también participó en la implementación del proyecto en Kfar Saba”, que fue la elegida “por dos razones: debajo de una ruta hay una cañería enorme de 3 metros (de ancho) que drena la tercera parte de la ciudad, desde el Norte, y todo el desagüe se dirigía al río Polel y al mar, así que había una importante fuente de agua; además, 24 metros debajo de nosotros hay napas muy contaminadas con nitratos”, relató.

El ingeniero biotecnológico contó que en Kfar Saba “hay un centro de monitoreo y un jardín de plantas especiales que se nutren de bacterias y debido a su muy alta concentración realizan el proceso de biofiltro en alrededor de 2 horas”.

“Luego de atravesar diversas etapas se vuelve a monitorear la calidad y cantidad del agua y se forma un delta, que es una nueva fuente de agua para Israel y para distribuirla entre los pozos existentes”, agregó.

En tanto, “la compañía de agua Mekorot nos dijo que quería construir depósitos de 90 metros, pero les dije: ‘Amigos, hacerlo así es muy caro, mejor encontremos una solución más económica’, y nos inclinamos por amplios pozos de goteo, ubicados sobre el agua y no dentro de ella, lo cual se hace con tecnología convencional, como la que se usa en edificios, y el agua demora media hora en llegar”, informó Zinger.

kkl 1

Lo que ocurre es que “en Israel tenemos una temporada larga de sequía de 8 meses y busqué qué hacer con eso en Kfar Saba; la solución fue hacerle un tratamiento como de diálisis al agua muy contaminada de las napas de la zona, de modo de usar los biofiltros todo el año”, prosiguió.

“Después de 25 años, los desechos conforman una capa tóxica de metales pesados como el cadmio y entonces se remueve esa parte superior de la tierra y se reemplazan las plantas”, anticipó el director del proyecto.

“A la Autoridad Hídrica le encantó la idea de filtrar agua en sitios abiertos sin utilizar mucha electricidad y con costos bajos, y ahora construimos otros dos pilotos: uno en Bat Yam, en una zona residencial y no en un parque como aquí, y en Ramle, al costado de una autopista”, anunció.

Para Zinger, un biofiltro como el Kfar Saba “se puede hacer en cualquier lugar del planeta” porque “es una revolución no solamente en el uso o reciclaje de agua, sino que está pensado para recuperar el agua de las ciudades”, donde “hay ‘centros de calor’, la temperatura sube y eso es peligroso para los sectores más vulnerables: bebés, ancianos y embarazadas”.

De hecho, en México intentan hacer un proyecto similar y también existen contactos con Kenia, que quiere invertir en infraestructura ecológica.

“La idea es salir del nivel municipal porque el potencial es nacional; por ejemplo, en Tel Aviv hay 150 millones de metros cúbicos de agua de drenaje que van al mar”, precisó.

En ese sentido, “del triángulo piloto Bat Yam-Kfar Saba-Ramle se puede deducir lo que puede ocurrir a nivel nacional”, puntualizó su ideólogo, que está intentando hacer un centro internacional de investigación, con la participación de universidades locales, como la Hebrea y la Ben Gurion o el Technion.

kkl 3

“Programamos una investigación para cuatro años, y al final queremos desarrollar ‘ciudades sensibles al agua’”, adelantó.

El proyecto cuatrianual “se basa en cuatro pilares: hacer un monitoreo de la cantidad y calidad del agua de las ciudades, entender qué ocurre y también en las zonas fabriles; los arquitectos deberán investigar cómo usar esta tecnología en lugares urbanos y cómo utilizarlos en la planificación de nuevos barrios; se está investigando cómo adaptar cada filtro a los diversos tipos de contaminación; y recolectar todo el conocimiento de los grupos y chequear los pilotos, de la mano de la Autoridad Hídrica”, enumeró Zinger.

“Vamos a hacer otros siete parques para captar toda el agua y recolectar 150 mil metros cúbicos al año, y la idea es que cada uno que se construya incluya esos elementos”, añadió.

“Los filtros juntan el 90 por ciento del agua de lluvia, y lo que sobra va a los ríos, sin tratamiento”, especificó el ideólogo del proyecto.

Zinger define al biofiltro como “un sistema ecológico con su propia flora y fauna: algunas plantas son australianas y otras israelíes”, pero empezaron con estas últimas “porque las conocía”.

Además, “el agua es entre un 14 y un 20 por ciento más barata que lo que cuesta desalinizarla, porque se requiere de mucha energía”, más allá de que se trata de “un proyecto social, del cual la gente quiere ser parte”, y de que “no causa daños ecológicos, ni hace ruido”, finalizó.

Innovación

Investigadores israelíes lograron prevenir con éxito el deterioro de la memoria por Alzheimer en un modelo animal

Agencia AJN.- Los investigadores descubrieron un método con potencial para la detección temprana del Alzheimer durante el sueño o bajo anestesia en la etapa presintomática, entre 10 y 20 años antes de la aparición de los síntomas de la demencia.

Publicado

el

Por

alzheimer

Agencia AJN.- Investigadores israelíes esperan que su trabajo conduzca a avances en los campos de la detección temprana y la prevención de la aparición de síntomas de demencia en la enfermedad de Alzheimer.

En 2022, un equipo de investigadores del laboratorio de la profesora Inna Slutsky de la Facultad de Medicina y de la Escuela de Neurociencia Segol de la Universidad de Tel Aviv descubrió en un modelo animal un fenómeno cerebral patológico que precede muchos años a la primera aparición de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Se trata de un aumento de la actividad en el hipocampo durante los estados de anestesia y sueño, que resulta del daño al mecanismo que estabiliza la red neuronal.

En el estudio actual publicado en Nature Communications, el equipo de laboratorio dela profesora Slutsky, en colaboración con el Centro Safra de Neurociencia de la Universidad Hebrea, encontró que la supresión de la actividad neuronal en un pequeño núcleo en un área específica del tálamo (que regula los estados de sueño) provocó una disminución de la actividad patológica en el hipocampo y evitó el deterioro de la memoria por Alzheimer en un modelo animal.

“Ya entre 10 y 20 años antes de la aparición de los síntomas de deterioro de la memoria y deterioro cognitivo, se producen cambios fisiológicos lenta y gradualmente en el cerebro de los pacientes», explica la estudiante de doctorado que dirigió el estudio, Shiri Shoob.

“Alrededor del 30% de las personas a las que se les encontró una patología típica de la enfermedad de Alzheimer en la autopsia no desarrollaron los síntomas típicos de la enfermedad durante su vida. Parece, entonces, que el cerebro tiene una capacidad, ciertamente limitada, para protegerse del daño de la enfermedad”, agrega.

La investigación se centró en encontrar aquellos mecanismos de protección que tiene el cerebro frente al daño de la enfermedad. Los investigadores descubrieron que durante el sueño, y especialmente durante el sueño debido a la anestesia general, se podían identificar más fácilmente los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer, que aparecen muchos años antes que los síntomas de la demencia.

Seguir leyendo

Innovación

Investigadores israelíes lograron cultivar tomates que consumen menos agua sin perder calidad

Agencia AJN.- Los descubrimientos podrían formar la base para el desarrollo de plantas de cultivo adicionales, como el morrón, la berenjena y el trigo.

Publicado

el

Por

tomates

Agencia AJN.- Un nuevo descubrimiento de la Universidad de Tel Aviv logró cultivar variedades de tomates con mayor eficiencia en el uso del agua sin comprometer su calidad.

Los investigadores, empleando la tecnología de edición genética CRISPR, pudieron cultivar tomates que consumen menos agua y al mismo tiempo preservan el rendimiento y el sabor.

La investigación se llevó a cabo en los laboratorios del Prof. Shaul Yalovsky y el Dr. Nir Sade y fue dirigida por un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias Vegetales y Seguridad Alimentaria de la Facultad Wise de Ciencias de la Vida de la Universidad de Tel Aviv.

Los investigadores explican que, ante el calentamiento global y la disminución de los recursos de agua dulce, existe una demanda creciente de cultivos agrícolas que consuman menos agua sin comprometer la calidad. Naturalmente, al mismo tiempo, debido a que los cultivos agrícolas dependen del agua para crecer y desarrollarse, resulta particularmente difícil identificar variedades de plantas adecuadas.

El equipo de investigación incluía al Dr. Mallikarjuna Rao Puli, un ex becario postdoctoral supervisado por el Prof. Yalovsky, y Purity Muchoki, una estudiante de doctorado supervisada conjuntamente por el Prof. Yalovsky y el Dr. Sade. Otros estudiantes y becarios postdoctorales de la Facultad de Ciencias Vegetales y Seguridad Alimentaria de la Universidad de Tel Aviv, junto con investigadores de la Universidad Ben Gurion y la Universidad de Oregon, también contribuyeron a la investigación. Los hallazgos del estudio fueron publicados en la revista académica PNAS.

En el presente estudio, los investigadores indujeron una modificación en el tomate mediante edición genética utilizando el método CRISPR, dirigido a un gen conocido como ROP9.

Los investigadores llevaron a cabo un extenso experimento de campo con cientos de plantas. Los resultados revelaron que aunque las plantas modificadas con ROP9 pierden menos agua durante el proceso, no hay ningún efecto adverso sobre la fotosíntesis, la cantidad o la calidad de los cultivos (la cantidad de azúcar en los frutos).

El Dr. Sade explicó: “Existe una gran similitud entre la ROP9 de los tomates y las proteínas ROP que se encuentran en otros cultivos como el morrón, la berenjena y el trigo. Por lo tanto, los descubrimientos detallados en nuestro artículo podrían formar la base para el desarrollo de plantas de cultivo adicionales con mayor eficiencia en el uso del agua y para una comprensión más profunda de los mecanismos detrás”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!