Seguinos en las redes

Efemérides

Efemérides I Un día como hoy: Se marca el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto

El 27 de enero de 1945, tropas del Ejército Rojo ingresaron al campo de exterminio más importante que construyeron los nazis destinado a ejecutar la “Solución Final” del pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial: Auschwitz-Birkenau.

Publicada

el

Auschwitz

Agencia AJN.- El 27 de enero de 1945, tropas del Ejército Rojo ingresaron al campo de exterminio más importante que construyeron los nazis destinado a ejecutar la “Solución Final” del pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial: Auschwitz-Birkenau.

Sesenta años después, las Naciones Unidas establecieron que ese día de cada año sea designado el “Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto”, mediante la Resolución 60/7 aprobada en la 42ª sesión plenaria de la Asamblea General, el 1º de noviembre de 2005.

Auschwitz-Birkenau, ubicado en territorio polaco, 43 kilómetros al oeste de Cracovia, era un complejo integrado por tres grandes unidades principales y 39 campos subalternos.

Los principales eran Auschwitz I, el campo de concentración original, que servía de centro administrativo de todo el complejo y en cuya entrada estaba colocado el conocido cartel que decía “Arbeit macht frei” (el trabajo libera)”; Auschwitz II, Birkenau; y Auschwitz III, Buna-Monowitz; cuya dirección estaba en manos de las SS.

Fundado en mayo de 1940 como campo de trabajo por disposición de Heinrich Himmler, en septiembre de 1941 se realizaron en el Bloque 11 pruebas con el gas Zyklon B, destinadas a perfeccionar el exterminio de prisioneros, cuyo éxito hizo que se construyeran una cámara de gas, utilizada hasta 1942, y un crematorio.

Birkenau, ubicado a unos 3 kilómetros, tenía como objetivo el exterminio de los judíos, para lo cual se instalaron 4 cámaras de gas, con sus correspondientes hornos crematorios, donde fueron asesinados más de un millón de personas hasta mediados de enero de 1945.

A fines de noviembre de 1944, las SS comenzaron a desmantelar el campo para ocultar las actividades que allí se realizaban, y cuando las tropas soviéticas estaban muy cerca de Auschwitz completaron la destrucción de muchas de sus instalaciones.

También trasladaron a pie a gran parte de los prisioneros hacia territorio alemán, en lo que se conoce como la “marcha de la muerte” por la cantidad de judíos que fueron asesinados o murieron durante su transcurso, en el crudo invierno europeo.

Cuando las fuerzas del Ejército Rojo ingresaron a Auschwitz, el 27 de enero de 1945, descubrieron una realidad que superaba todo lo imaginable: unos 7.000 sobrevivientes, en su gran mayoría imposibilitados de caminar por su deteriorado estado físico.

El director de Auschwitz, el SS Obersturmbannführer Rudolf Höss, fue capturado por los británicos y enviado a Polonia, donde fue juzgado por sus crímenes contra la humanidad y condenado a muerte, al igual que varios oficiales de las SS y personal subalterno que prestaron servicios en Auschwitz, mientras que otros fueron sancionados con cadena perpetua o largas penas de prisión, por tribunales soviéticos o polacos.

La Resolución 60/7 de la ONU está integrada por 6 artículos que no solo establecen la fecha de recordación, sino que también rechazan la negación de la Shoá y reconocen que durante la misma fue exterminado un tercio del pueblo judío, a la vez que se dirigen a los Estados miembros para que elaboren programas educativos destinados a las futuras generaciones, para que sepan lo que fue el Holocausto, preserven los lugares históricos en los que funcionaron los campos de trabajo y exterminio y también condenen las manifestaciones de intolerancia y discriminación por motivos religiosos y étnicos.

A partir de enero de 2005, muchos de los países integrantes de las Naciones Unidas -entre ellos, la Argentina- efectúan anualmente actos conmemorativos este día, a la vez que la Secretaría General del organismo internacional desarrolla un amplio programa en Nueva York y sus inmediaciones, que incluye el mensaje de su titular y un amplio programa educativo.

Esta vez, la ceremonia conmemorativa en Buenos Aires se llevará a cabo mañana, martes, desde las 18.30 hs., en la Plaza de la Shoá (Av. del Libertador 3851), organizada por los ministerios de Justicia -por intermedio de la Secretaría de Derechos Humanos-, Relaciones Exteriores y Culto y Educación y Deportes y el Capítulo Argentino de la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto.

Durante su transcurso se inaugurará un monumento conmemorativo y se encenderán velas de Izkor, recordación, en memoria y homenaje a los seis millones de judíos asesinados por el nazismo; entre ellos, un millón y medio de niños.

Efemérides

Efemérides I Un día como hoy hace 77 años: Los británicos liberaban el campo de concentración de Bergen – Belsen

Publicado

el

Por

camp

Agencia AJN.- Un 15 de abril como hoy, pero de 1945, el ejército británico derribó la resistencia alemana y liberó el campo de concentración de Bergen-Belsen, uno de los mayores en la Alemania nazi. Se estima que allí murieron más de 50.000 personas y los cuerpos sin enterrar, junto con los miles de sobrevivientes gravemente enfermos, evidenciaron los horrores perpetrados por el régimen de Hitler.

El campo de trabajo de Bergen-Belnsen fue creado en 1940 como un campo para prisioneros de guerra, en particular franceses y belgas. Un año más tarde se extendería a otro tipo de prisioneros, entre los que se encontraban 14.000 soviéticos que murieron allí de enfermedades, hambre y frío.

Entre 1943 y 1944, el campo se pobló esencialmente de judíos, y las condiciones empeoraron significativamente, lo que significó decenas de miles de muertos por múltiples causas, entre las que se destacan la inanición y las enfermedades relacionadas a la falta de higiene y el agotamiento físico.

Al liberar el campo, los británicos encontraron uno de los tantos escenarios del horror: miles de cuerpos desparramados por el suelo y prisioneros con aspectos que distaban por mucho de los de seres humanos. Rápidamente se instalaron allí campamentos médicos en los que se albergaron cerca de 12.000 refugiados. El campo fue cerrado definitivamente en 1950.

La historia reveló que, poco después de ser liberados por los británicos, los judíos que sobrevivieron al horror celebraron una cena de Shabat. A lo mejor el hecho de poder cumplir con sus tradiciones haya sido la primera sensación de libertad en años, tras tanto sufrimiento. Quizás para expresar ese sentimiento fue que los sobrevivientes comenzaron a entonar, todos juntos, una canción en hebreo, llamada «Hatikva».

«Hatikva» significa en hebreo «esperanza». Tres años después, esa melodía, símbolo del espíritu con el cual el pueblo judío resistió a las calamidades del nazismo, iba a convertirse en el himno del Estado de Israel. Hoy en día «Hatikva» existe en múltiples versiones, incluso en varios idiomas. Puede que ninguna represente tanto su mensaje de fuerza como aquella cantada por aquellos que, después de vivir un infierno, supieron renacer con esperanza.

Seguir leyendo

Efemérides

Efemérides | Un día como hoy: Se lleva a juicio al criminal de guerra nazi Adolf Eichmann

Después de la Segunda Guerra Mundial Eichmann huyó de Austria hacia la Argentina en donde vivió bajo el nombre de Ricardo Klement. El juicio despertó el interés internacional, trayendo las atrocidades nazis a la vanguardia de las noticias del mundo.

Publicado

el

Por

eich

Agencia AJN.- El genocida nazi Adolf Eichman fue enjuiciado el 11 de abril de 1961, en Jerusalem, capital del Estado Judío. Previamente había sido capturado por agentes de la Mossad (servicio secreto israelí) y trasladado a Israel en un avión de la compañía aérea israelí El Al. El proceso judicial despertó el interés internacional, trayendo las atrocidades nazis a la vanguardia de las noticias del mundo.

Después de la Segunda Guerra Mundial Eichmann huyó de Austria hacia la Argentina en donde vivió bajo el nombre de Ricardo Klement. En mayo de 1960, agentes del servicio de seguridad israelita (Mossad) lo atraparon y lo llevaron a Jerusalem para enjuiciarlo en una corte israelí. Declaró desde una cabina de cristal a prueba de balas.

El juicio de Eichmann despertó el interés internacional, trayendo las atrocidades nazis a la vanguardia de las noticias del mundo. Los testimonios de los sobrevivientes del Holocausto, especialmente de los combatientes de los ghettos como Zivia Lubetkin, generaron interés en la resistencia judía. El juicio incitó una nueva oportunidad en Israel; muchos sobrevivientes del Holocausto se sentían capaces de compartir sus experiencias mientras que el país enfrentaba este capítulo traumático.

El procurador general de Israel, Gideon Hausner, firmó una acusación contra Eichmann por 15 cargos, incluyendo crímenes contra la gente judía y crímenes contra la humanidad.

Los cargos contra Eichmann fueron numerosos. Después de la conferencia de Wannsee (enero de 1942), coordinó las deportaciones de los judíos de Alemania y de otras partes de Europa occidental, meridional y norteña, a los campos de exterminación (a través de sus representantes Alois Brunner, Theodor Dannecker, Rolf Guenther, Dieter Wisliceny y de otros de la Gestapo). Planeó la deportación detalladamente. Trabajando con otras agencias alemanas, determinó cual sería la deportación apropiada de los judíos y se aseguró que su oficina se beneficiara de los activos confiscados. También coordinó la deportación de diez mil gitanos (Romaní/Sinti).

Eichmann también fue acusado por ser miembro de organizaciones criminales – Tropas de Asalto (SA), Servicio de Seguridad (SD), y la Gestapo – las cuales ya habían sido declaradas organizaciones criminales en el ensayo de Nuremberg en 1946. Como jefe de la sección de la Gestapo para asuntos judíos, coordinó con el jefe principal de la Gestapo, Heinrich Mueller, un plan para expulsar a los judíos de Alemania a Polonia, lo cual fijó el patrón para las deportaciones futuras.

Por esos y otros cargos más, fue encontrado culpable y condenado a muerte. El 1 de junio de 1962 fue ahorcado. Su cuerpo fue cremado y las cenizas fueron esparcidas en el mar, más allá de las aguas territoriales de Israel. La ejecución de Adolf Eichmann ha sido la única vez que Israel ha decretado una sentencia de muerte.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!