Seguinos en las redes

Efemérides

Efemérides. Un día como hoy: Muere el dramaturgo y guionista Arthur Miller

Publicada

el

hoy-5 (1)

Agencia AJN.- Un día como hoy, pero de 2005 fallecía a los 89 años el dramaturgo y guionista Arthur Asher Miller, en el pueblito de Roxbury, Connecticut, Estados Unidos

Arthur Miller, hijo de una familia de judíos polacos inmigrantes, nació en Nueva York, Estados Unidos, el 17 de octubre de 1915.

Su padre era dueño de una pequeña empresa textil, pero la gran crisis económica iniciada a fines de octubre de 1929 lo llevó a la ruina, lo que obligó a Arthur Miller a trabajar, sin culminar sus estudios secundarios para poder costearse los universitarios. En la Universidad de Michigan estudió periodismo, graduándose en 1938, año en que volvió a vivir en Nueva York, donde se ganaba la vida escribiendo guiones radiofónicos, a la vez que también creaba obras propias.

Por una de las primeras obras, Honors at Dawn, recibió el Premio Avery Hopwood y a los 28 años se estrenó, la comedia Un hombre con mucha suerte, que no fue aceptada por el público ya que solo se la representó cuatro veces, pero unos años después estrena Todos eran mis hijos, que permanece un año y medio en cartel y que en 1948 recibe el Premio de la Crítica, otorgado por el Círculo de Críticos de Teatro de Nueva York.

Pero su primer gran éxito fue anterior, lo logró con una la novela, Focus (En el punto de mira), editada en 1945, en donde realiza un importante alegato contra el antisemitismo. Su ingreso a la fama lo obtiene en 1949 cuando se estrena Death of a salesman (La muerte de un viajante), que en cierta medida está inspirada de la debacle económica de su padre y desmiente lo que se denominaba ‘el sueño americano’ de los inmigrantes, por la que obtiene un Premio de la crítica y el Pulitzer de Teatro y de nuevo con el de la Crítica de Nueva York.

Hombre de ideas progresistas, sus obras tienen un gran sentido social, en las que denuncia lo valores conservadores que observa en los Estados Unidos. Por este motivo Arthur Miller fue acusado en la década del cincuenta del siglo pasado de comunista, y padeció lo que se conoce como ‘la casa de bruja’ de los intelectuales y artistas estadounidenses cercanos al comunismo o el socialismo, que llevó a cabo el senador Joseph Raymond McCarthy.

Debido a que se negó a proporcionar los nombres de un grupo de intelectuales de izquierda cuando debió presentarse ante la Comisión de Actividades Antiamericanas del Senado de los Estados Unidos, fue declarado culpable de desacato, pero Tribunal de Apelación de los Estados Unidos anuló la sentencia, por lo que no fue a la cárcel, aunque sufrió muchas presiones, una de las cuales fue quitarle el pasaporte y no permitirle salir del país. Miller reflejó todo ese periodo de la sociedad estadounidense en The crucible (Las brujas de Salem, 1953), basada en un hecho real del siglo XVII sobre la persecución de las brujas.

Tiempo después recibe su segundo Pulitzer por la obra teatral A view from the bridge (Panorama desde el puente, 1955), que al ser llevada al cine también fue un rotundo éxito, al igual que el film The Misfits (Vidas rebeldes) que en Argentina se denominó Los inadaptados, del cual es autor del guión, que escribió especialmente para quien en ese entonces era su mujer, Marylin Monroe, que la interpretó con Montgomery Clift y Clark Gable como protagonistas, y que la última actuación de Marilyn y Gable.

Si bien al final de su vida Arthur Miller fue un escéptico de la política, durante muchos años fue un activista social la denunciando y luchando contra lo que consideraba la deshumanización de la vida estadounidense. También se opuso denunció la intervención de Estados Unidos en Corea y Vietnam, llegando, en 1968, a ser delegado en la convención del partido Demócrata.

En 1987 se publicó Timebends (A vueltas al tiempo), su autobiografía, que fue muy bien aceptada por el público y la crítica, y lo puso a la altura de los grandes escritores estadounidenses de la segunda mitad del siglo XX; lo que le fue reconocido al otorgársele el premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2002; también había recibido el Premio Jerusalem.

Arthur Miller tuvo tres matrimonios, primero con Mary Grace Slattery (1940–1956), con quien tuvo dos hijos: Robert y Jane; luego con Marilyn Monroe (1956–1961), y finalmente con Inge Morath (1962–2002), con quien tuvo una hija, Rebeca y un hijo, Daniel, nacido con síndrome de Down.

Su creación literaria no se detuvo hasta casi el mismo momento de su fallecimiento, el 10 de febrero de 2005, en Roxbury, Connecticut, Estados Unidos; siendo algunas de sus obras las siguientes: No villain (1936), They too Aris (1937, Honors at dawn (1938), The grass still grows (1938), The great disobedience (1938), The man who had all the luck (Un hombre de suerte 1940), The half-bridge (1943), All my sons (Todos eran mis hijos, 1947), A memory of two mondays (Recuerdo de dos lunes, 1955), After the fall (Después de la caída, 1964), The price (El precio, 1968), The creation of the world and other business (La creación del mundo, 1972), The archbishop’s Ceiling (1977), The american clock (1980), The last yankee (1991), The ride down Mt. Morgan (El descenso del monte Morgan, 1991), Plain girl, (Una chica cualquiera, 1992), Broken glass (1994), Mr Peter’s connections (1998), Resurrection blues (2002) y Finishing the picture (2004).

Dejá tu comentario

Efemérides

Efemérides I Un día como hoy de 1947 nace el bailarín Jorge Donn

Publicado

el

Por

jo

Agencia AJN.- Jorge Donn, nominado como uno de los mejores bailarines por la Fundación Konex, nació el 25 de febrero de 1947 en El Palomar, provincia de Buenos Aires, siendo uno de los cuatro hijos del matrimonio conformado por Mauricio Itovich, y Rosa Donn.

Desde niño se interesó por el ballet y comenzó a estudiar en la Escuela de Danzas del Teatro Colón a los 7 años, un año antes de la edad reglamentaria, para recibirse 10 años después, con mención especial e ingresar al cuerpo de baile del Teatro Colón, habiendo ya actuado con la compañía de Beatriz Ferrari en comedias musicales, programas televisivos, y también participado en diversas publicidades. Entre sus actuaciones ya se destacaba el papel que había representado en la obra «Sueño de una noche de verano», dirigida por Esteban Serrador, momento en que ya utilizaba como nombre artístico el apellido materno.

En 1963, cuando el considerado uno de los grandes renovadores de la danza en el siglo veinte, Maurice Béjart vino por primera vez a la Argentina con su compañía “Ballet del Siglo XX”, Jorge Donn participó de una clase dirigida por el bailarín y coreógrafo francés y este le dijo que tenía condiciones, pero que no podía ofrecerle un lugar en su elenco. Tiempo después, el argentino viajó a Bruselas, la sede del “Ballet del Siglo XX” en ese momento, y se integró a su cuerpo de baile, que protagonizaba Romeo y Julieta en 1966 y se convirtió en el primer bailarín un año después.

A partir de ese momento su figura comenzó a destacarse y brilló en todos los más importantes escenarios de ballet: el Teatro Real de la Moneda, los Jardines de Boboli, la Opera de Paris, el Bolshoi de Moscú, el Festival de Baalbeck, entre otros y lógicamente también en  el Teatro Colón. Su prestigio internacional fue en constante aumento, siendo invitado como primera figura para actuar en el New York City Ballet. Una de sus interpretaciones memorables fue la versión “Bolero” que Béjart compuso para él basada en “Bolero de Ravel”, estrenada en 1979, año en que fue ascendido a codirector artístico del “Ballet del Siglo XX”. Tan impactante fue su interpretación de  “Bolero”, que el director de cine francés Claude Lelouch la incluyó en la película “Les Un sete les Autres (Los unos y los otros)” en donde Donn actuó junto a James Caan y Geraldine Chaplin.

 

Jorge Donn a lo largo de su carrera bailó junto a las afamadas bailarinas rusas Maya Plisetskaya en su creación de «Leda”, Ekaterina Maximova en «Romeo y Julieta” y Natalia Makaroba en «Mefisto”.

Cuando la Compañía de Bejart (el Ballet del Siglo XX) se trasladó a Lausana, en 1987, Donn se radicó en esa ciudad suiza, y comenzó a dedicarse a la docencia, a la vez intentó separarse de Béjart artísticamente y fundó el ballet de Verdún, que duro poco tiempo a la vez que realizaba giras al frente de una pequeña compañía donde alternaba fragmentos de su repertorio histórico, a escala de cámara, con sus propia creaciones.

En 1989 volvió por poco tiempo a la Argentina iniciando una gira mundial, que resultó ser de su despedida, e interpretó «Nijinsky, clown de Dios», junto a Cípe Lìncovsky.

Maurice Béjart, creó  más de 200 coreografías de Ballet, de las cuales más de una treintena fueron escritas para ser interpretadas por Jorge Donn, entre ellas: “Divertimento” (1964), “Romeo y Julieta” (1966), “Novena Sinfonía” (1967), “Mathilde” (1967), “Baudelaire” (1968), “Bhakti” (1968), “La Consagración de la Primavera” (1971), “Una ofrenda coreográfica” (1971), “Nijinsky Clown de Dios” (1971), “Homenaje a Jean Cocteau” (1972), “Nuestro Fausto” (1975), “Bolero” (1979), “Messe pour le Temps futur” (1983), “Dionysous” (1984), y “Dibouk” (1988).

Jorge Donn recibió el “Dance Magazine Award», la distinción mundial más prestigiosa de la danza, y en 1889 la Fundación Konex lo premió por ser uno de los cinco mejores bailarines de la historia en la Argentina hasta esa fecha, falleciendo el 30 de noviembre de 1992 en Lousuana, a causa de complicaciones por sida a los 45 años de edad. Tras su muerte muchos  coreógrafos quisieron rendirle homenaje, entre ellos Maurice Béjart con la obra “Ballet por la vida”, Denys Ganio con “Tango…una rosa para Jorge Donn” y Grazia Galante con el montaje “Masticando sueños·”.

Seguir leyendo

Efemérides

Qatar critica a Netanyahu por pedir a Doha que presione a Hamás para que libere a los rehenes

Publicado

el

Por

Qatar-government-handout-2-640×400

Agencia AJN.- Qatar criticó el lunes los comentarios del primer ministro Benjamin Netanyahu en los que afirmaba que había pedido al Estado del Golfo que presionara a Hamás para que liberara a los rehenes israelíes, calificándolos de nuevo intento de prolongar la guerra de Gaza.

El primer ministro qatarí, Sheikh Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, declaró durante el fin de semana que la pauta de las negociaciones para un acuerdo marco de alto el fuego para el conflicto entre Israel y Hamás en Gaza era «poco prometedora» en los últimos días.

«Las recientes declaraciones del primer ministro israelí en las que pide a Qatar que presione a Hamás para que libere a los rehenes (israelíes) no son más que un nuevo intento suyo de retrasar y prolongar la guerra por razones que han quedado claras para todos», publica el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Qatar, Majed Al-Ansari, en un comunicado en la plataforma de medios sociales X.

No estaba claro a qué comentarios de Netanyahu se refería el comunicado qatarí ni a qué razones aludía.

El jeque Mohammed, que también es ministro de Asuntos Exteriores, dijo el sábado que no podía dar detalles de las conversaciones pero que, al igual que en acuerdos anteriores, había dos elementos: las condiciones humanitarias en Gaza y el número de palestinos que debían ser liberados a cambio de rehenes israelíes.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!