Seguinos en las redes

Economía

El aeropuerto Ben Gurión ofrecerá servicio de valet parking

Agencia AJN.- El servicio cuesta 150 NIS, más 60 por día para el estacionamiento.

Publicada

el

economía

Agencia AJN.- Un nuevo servicio de valet parking será lanzado hoy por Laufer Aviation-GHI, llamado ValetPort, y se encargará de llevar los automóviles en los que los pasajeros llegan a la terminal del aeropuerto a un estacionamiento.

El automóvil estará esperando a los pasajeros en su regreso a Israel. El servicio cuesta 150 NIS, más 60 por día para el estacionamiento. Una familia que viaje al extranjero por siete días pagará 570 NIS (150 por el servicio de valet y 420 por el estacionamiento). Los pasajeros que viajan al Aeropuerto Ben Gurión en sus automóviles privados pueden dejarlos en estacionamientos alrededor del sitio.

Miles de plazas de estacionamiento en el aeropuerto de Ben Gurión están disponibles: algunas cubiertas, otras no. El estacionamiento a largo plazo cuesta 40 NIS por día para un espacio no cubierto y 70 para un espacio cubierto.

Por otro lado, un espacio en un estacionamiento cerca de la terminal cuesta 80 NIS por día, el doble, lo que pone el costo del servicio de valet entre los dos tipos de estacionamiento ofrecidos allí.

Economía

Israel aprueba el plan para atraer a los inversores institucionales a la escena tecnológica

Agencia AJN.- El programa proveerá garantías estatales del 40% para proteger el retorno de las inversiones en empresas tecnológicas israelíes maduras.

Publicado

el

Por

iStock-868873268-640×400

Agencia AJN.- El gobierno ha aprobado un plan para alentar a los inversores institucionales para destinen sus fondos a empresas tecnológicas maduras. El programa, establecido conjuntamente por el Ministerio de Finanzas, el Ministerio de Economía e Industria, la Autoridad de Innovación de Israel, la Autoridad de Mercado de Capitales, Seguros y Ahorro y la Autoridad de Valores de Israel, tiene dos objetivos principales: ayudar a las empresas israelíes a sobrevivir a la crisis económica creada por la pandemia del coronavirus y alentar a los inversores institucionales a invertir en la tecnología israelí, un campo del que han estado en gran parte ausentes, debido al alto riesgo que supone la financiación de las nuevas empresas.

El programa es parte de los incentivos que el gobierno está dando para ayudar a las empresas durante la corriente y es fundamental en el esfuerzo del gobierno para proporcionar ayuda a la industria tecnológica, dijo el Ministerio de Finanzas en un comunicado.

La próspera industria tecnológica de Israel, considerada como el motor de crecimiento de la economía, vio a las empresas recaudar un récord de 8.300 millones de dólares en 2019 de los inversores, en gran parte fondos de capital riesgo y corporaciones, y un total de 39.100 millones de dólares para el período 2010-2019. Los casos tecnológicos exitosos del año pasado, en acuerdos de fusión y adquisición o ofertas públicas iniciales de acciones, saltaron un 72% a un récord de casi 22.000 millones de dólares, según los datos recopilados por el Centro de Investigación IVC, que hace un seguimiento de la industria.

La Autoridad de Innovación de Israel, encargada de establecer las políticas tecnológicas de la nación, ha pronosticado que la industria verá una caída de alrededor del 25% en las inversiones de capital privado, y alrededor de un cuarto de los ingresos totales debido al coronavirus. La industria, que no se vio afectada directamente por el virus porque sus empleados podían trabajar en gran parte desde casa, todavía tenía el 7% de su fuerza de trabajo (hebreo) con licencia sin sueldo, según los datos proporcionados por la Oficina Central de Estadísticas en una encuesta realizada el 5 y el 7 de mayo.

El gobierno aprobó en abril un plan de estímulo de 650 millones de NIS (185 millones de dólares) para impulsar la industria tecnológica, y los fondos serán distribuidos por la Autoridad de Innovación de Israel.

Se espera que el nuevo programa de garantías, que será supervisado por la Autoridad de Innovación de Israel, infunda en el sector tecnológico 2.000 millones de NIS (570 millones de dólares) adicionales procedentes de inversiones, dijo el Ministro de Economía Amir Peretz en el comunicado.

El nuevo plan concederá a los inversores institucionales aprobados una garantía de rendimiento de las inversiones del gobierno del 40% en las inversiones en empresas tecnológicas israelíes, en caso de que la cartera se deprecie. La garantía se proporcionará para las inversiones realizadas dentro de 18 meses después de la introducción del programa.

El Ministro de Finanzas Israel Katz dijo que “es crítico fortalecer los motores de crecimiento de la economía israelí – especialmente ahora”, ya que la pandemia del coronavirus está devastando las economías a nivel mundial y en Israel.

Según el Banco de Israel, se espera que el producto interno bruto (PIB) se contraiga en un 4,5% en 2020.

“Todos los ciudadanos con ahorros merecen beneficiarse del éxito de la alta tecnología israelí, siempre que las inversiones se hagan de manera juiciosa y sensata”, dijo. “El importante nivel de protección de riesgos que el Estado ofrece a las inversiones de ahorro como parte del programa, junto con el amplio proceso de selección del programa, proporcionan una amplia protección contra los riesgos y una ventaja potencialmente significativa del éxito de las inversiones en alta tecnología”.

Seguir leyendo

Economía

Israel. El gabinete asigna otros 3.900 millones de dólares para aliviar la crisis económica por la pandemia

Agencia AJN.- Los fondos estarán destinados a ayudar a las empresas en decadencia y para cubrir proyectos que fomenten la recontratación de los trabajadores despedidos. Con la nueva erogación, el paquete de asistencia total asciende ahora a U$D 28.000 millones.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- El gabinete israelí aprobó este domingo un plan del primer ministro Benjamín Netanyahu y del flamante ministro de Finanzas Israel Katz para inyectar otros 14.000 millones de NIS (3.900 millones de dólares) en la economía para compensar las pérdidas causadas por el coronavirus y las medidas de bloqueo ordenadas para frenar su propagación. Los fondos ayudarán a las empresas en dificultades y también se destinarán a proyectos para fomentar el empleo.

Con el dinero añadido, el programa de recuperación del gobierno se eleva ahora a unos 100.000 millones de NIS (28.000 millones de dólares). “Este es un paso esencial en el proceso de hacer frente a la crisis en la que nos encontramos, para los ciudadanos del Estado de Israel y para la rápida reducción del desempleo en el país”, dijo Katz, quien recientemente pasó del Ministerio de Asuntos Exteriores al de Finanzas, en un comunicado.

Parte del dinero incorporado estará destinado a aumentar el tamaño de un fondo que concede préstamos a pequeñas y medianas empresas, que aumentará de 8.000 millones de NIS (2.200 millones de dólares) a 14.000 millones de NIS. Otros 2.000 millones de NIS (556 millones de dólares) se destinarán a apoyar a las empresas de alta tecnología, mientras que 750 millones de NIS (212 millones de dólares) se destinarán a garantías del gobierno para cubrir los créditos a los proveedores.

El gabinete también aprobó la decisión de suministrar 6.000 millones de NIS (1.700 millones de dólares) para reducir el desempleo, proporcionando incentivos para que las empresas vuelvan a contratar a los trabajadores que perdieron sus puestos debido a los cierres. Sin embargo, el programa se ha estancado debido a los desacuerdos entre las asociaciones empresariales y el ministro de Finanzas sobre cómo implementar la idea sin dar a los empleadores un motivo para despedir a sus trabajadores con el fin de calificar para las subvenciones. Esta situación podría reproducirse en caso de haber una segunda ola de infecciones.

También se creará otro fondo para las empresas a las que los bancos hayan denegado préstamos por considerarlos demasiado riesgosos en el período actual debido al brote de coronavirus y al impacto que ha tenido en la vida pública.

En Israel se han intensificado las protestas de los trabajadores autónomos y los propietarios de pequeñas empresas contra lo que han considerado una respuesta económica insuficiente del Gobierno para ayudarles a sobrevivir a la pandemia. Los grandes operadores de cadenas también han pedido ayuda al gobierno.

Las medidas de bloqueo del virus, que comenzaron a mediados de marzo, paralizaron casi totalmente la economía. Las cifras de desempleo saltaron de un mínimo histórico del 4% a principios de marzo a más del 25% a principios de abril, ya que muchos negocios se vieron obligados a cerrar sus puertas mientras se ordenaba al público que saliera de las calles.

Como resultado, el número de desempleados superó el millón por primera vez en la historia de Israel, y muchos empleados quedaron en situación de licencia sin sueldo.

A medida que el gobierno comenzó a suavizar las restricciones, el Servicio Nacional de Empleo informó a principios de mes de que había más personas que volvían a trabajar que las que se unían a los desempleados.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!