Seguinos en las redes

Innovación

Empresa israelí afirma que un stent ayuda a los niños con defectos cardíacos congénitos a curarse

En el futuro, HeartPoint Global desarrollará una aplicación para smartphones que, cuando se coloque sobre el corazón, podrá medir el flujo y la presión mediante un algoritmo especialmente construido.

Publicada

el

hea

Agencia AJN.- La empresa israelí HeartPoint Global pretende llevar un tratamiento mínimamente invasivo a los pacientes cardíacos estén donde estén, lo que cambiaría la situacion actual, ya que cada año mueren casi 18 millones de personas por enfermedades cardiovasculares. Tres cuartas partes de esas muertes se producen en países de ingresos bajos y medios, donde el tratamiento preventivo no está disponible o es demasiado caro.

Esto es especialmente trágico en países como la India, donde cerca de 2 millones de niños tienen problemas cardíacos congénitos no detectados. Además, se calcula que el 92% de la población mundial no tiene acceso a la cirugía cardíaca.

El planteamiento de HeartPoint no parece tan revolucionario, al menos al principio. El sistema HPGS (HeartPoint Global Implant System) de la empresa consiste en insertar un stent en la arteria pulmonar. Es el mismo tipo de stent que se utiliza para eliminar las obstrucciones y prevenir un ataque al corazón.

La diferencia es que el stent HeartPoint no consiste en abrir la arteria, sino que forma parte de un sistema utilizado para regular el flujo y la presión de la sangre que entra y sale del corazón, un problema asociado a las cardiopatías congénitas.

«Las investigaciones demuestran que si se arreglan el flujo y la presión, los niños con problemas cardíacos congénitos pueden curarse solos. Es realmente asombroso», expresó el director general de HeartPoint Global, Seth Bogner, a ISRAEL21c.

«Estamos utilizando stents de una forma nueva y mínimamente invasiva que puede ajustar el flujo y la presión en cualquier momento y a un costo razonable», agregó Bogner.

Se trata de un método mucho menos invasivo que el de envolver una banda alrededor de la arteria pulmonar para reducir el flujo sanguíneo.

«El problema es que los médicos en ocasiones se equivocan con este ‘vendaje arterial’. No saben cuál es la presión. Y puede ser un gran shock para el sistema», explicó Bogner.

También es traumática, con una larga recuperación.

Muchos de los pacientes que la necesitan pueden no ser candidatos seguros para la cirugía, una gran razón por la que la banda arterial representa menos del 2% de las cirugías cardíacas, a pesar de que la necesidad es «mucho mayor.», detalló director general de HeartPoint Global.

El enfoque alternativo de HeartPoint es gradual. Si un solo stent no funciona, se puede insertar otro, algo así como las mamushkas, señaló  Bogner.

En el futuro, la empresa desarrollará una aplicación para smartphones que, cuando se coloque sobre el corazón, podrá medir el flujo y la presión mediante un algoritmo especialmente construido.

HeartPoint Global realizó tres rondas de pruebas preclínicas en Israel bajo la dirección del director médico de la empresa, el Dr. David Planer, jefe de cardiología intervencionista del Centro Médico Hadassah.

Por otro lado, la empresa está trabajando para obtener la «aprobación de avance» de la FDA de EE.UU., aunque Bogner reconoce que aún faltan algunos años para ello.

«Cuando se trata de un dispositivo médico de clase 3, algo que permanece en el cuerpo, se está en un entorno muy regulado. Hay que hacer cosas en términos de pruebas, seguridad, eficacia y calidad», concluyó Bogner.

La empresa está poniendo en marcha dos nuevos estudios y próximamente realizará ensayos en humanos en Georgia, Serbia y Azerbaiyán.

Dejá tu comentario

Innovación

Una granja israelí creó “duraznos negros” y “ciruelas de sandía”

Agencia AJN.-Ubicada en el fértil Valle de Hula, utiliza técnicas tradicionales para producir cultivos distintivos según el clima.

Publicado

el

Por

ISRAEL-AGRICULTURE-CLIMATE

Agencia AJN.- Una granja familiar israelí ha pasado décadas desarrollando frutas híbridas, desde “duraznos negros” hasta “ciruelas de sandía”, que ofrecen sabores únicos y resistencia contra un clima cambiante.

Ben Dor Fruits and Nurseries tiene su sede en Yesud Hama’ala, una comunidad del norte de Israel fundada en la década de 1880 durante la primera ola de inmigración judía a Palestina, bajo el control del Imperio Otomano.

Utilizando técnicas clásicas de cruzamiento, ha creado variedades únicas de frutas en sus huertos en el fértil Valle de Hula en el norte de Galilea.

Entre sus creaciones se encuentran “ciruelas de granada”, que son particularmente dulces, “ciruelas de sandía” con pulpa roja y piel verde, y la ciruela de “lamo” amarilla brillante, con forma de lágrima invertida y con un sabor ligeramente agrio.

“Desarrollamos frutas que son diferentes y especiales en su forma y gusto”, dijo el director de la empresa, Sefi Ben Dor.

La producción anual, que promedia entre dos y tres toneladas, también incluye duraznos de diferentes colores, especialmente rojo y negro.

Durante años, la familia creció principalmente para la exportación, y tiene granjas con licencia en 33 países para producir sus híbridos, dijo la compañía.

El hijo del director, Ido Ben Dor, dijo que la compañía está trabajando en adaptar nuevas variedades, con un enfoque en la resistencia a los efectos del cambio climático.

Seguir leyendo

Innovación

Startup israelí desarrolla robots para limpiar paneles solares sin el uso de agua

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2022-09-23 at 11.40.09 AM (1)

Agencia AJN.- Resolver los problemas medioambientales puede parecer un juego de Whack-a-Mole: Tan pronto como se golpea el problema principal, aparecen otros.

Un ejemplo son los vehículos eléctricos. Mientras que los coches que funcionan con baterías consiguen eliminar los grandes problemas medioambientales asociados a los combustibles fósiles, la fabricación y la eliminación de las baterías plantean otros problemas medioambientales.

Los paneles solares fotovoltaicos para la generación de electricidad son otro ejemplo.

Según EcoWatch, aunque la energía solar libre de emisiones y renovable es una opción mucho mejor que los combustibles fósiles, la extracción, la fusión y el enfriamiento de las materias primas para fabricar los paneles dejan una huella de carbono. Y, al igual que ocurre con las baterías de los vehículos eléctricos, la eliminación de los paneles fotovoltaicos viejos aún no tiene una buena solución.

Yanir Allouche identificó otro problema de las huertas solares cuando era director de tecnología y vicepresidente de operaciones y tecnologías de Arava Power, uno de los principales desarrolladores israelíes de energía fotovoltaica: los paneles deben limpiarse a menudo para mantener su eficiencia, pero eso plantea el problema del desperdicio de agua.

Es un gran enigma, sobre todo en las zonas áridas donde se encuentran muchos parques solares (como el de Arava Power): Hay menos agua y más polvo que limpiar de los paneles.

Allouche fundó Airtouch Solar en 2017 para hacer frente a la creciente demanda mundial de un robot de limpieza en seco para los paneles solares.

Resolver los retos medioambientales puede parecer un juego de Whack-a-Mole: Tan pronto como se golpea el problema principal en su cabeza, aparecen otros.

Un ejemplo son los vehículos eléctricos. Mientras que los coches que funcionan con baterías consiguen eliminar los grandes problemas medioambientales asociados a los combustibles fósiles, la fabricación y la eliminación de las baterías plantean otros problemas medioambientales.

Los paneles solares fotovoltaicos para la generación de electricidad son otro ejemplo.

Según EcoWatch, aunque la energía solar libre de emisiones y renovable es una opción mucho mejor que los combustibles fósiles, la extracción, la fusión y el enfriamiento de las materias primas para fabricar los paneles dejan una huella de carbono. Y, al igual que ocurre con las baterías de los vehículos eléctricos, la eliminación de los paneles fotovoltaicos viejos aún no tiene una buena solución.

Yanir Allouche identificó otro problema con las granjas solares cuando era el director de tecnología y vicepresidente de operaciones y tecnologías de Arava Power, uno de los principales desarrolladores israelíes de energía fotovoltaica: los paneles deben limpiarse a menudo para mantener su eficiencia, pero eso plantea el problema del desperdicio de agua.

Es un gran enigma, sobre todo en las zonas áridas donde se encuentran muchos parques solares (como el de Arava Power): Hay menos agua y más polvo que limpiar de los paneles.

Allouche fundó Airtouch Solar en 2017 para hacer frente a la creciente demanda mundial de un robot de limpieza en seco para los paneles solares.

3 empresas israelíes entran en el Cleantech Global Top 100

Un centenar de empresas israelíes en el panorama de la tecnología energética

Trabajando duro para proteger y preservar nuestro esforzado planeta

Innovadores israelíes trabajan en soluciones para la crisis climática

¿Puede su nuevo invento ecológico ayudar realmente al planeta Tierra?

Las empresas israelíes de tecnologías limpias se aceleran en los EAU

Una cura botánica para las fuertes emisiones de carbono de la construcción

Israel abre una incubadora tecnológica de cannabis medicinal única en su género

Un nuevo proceso elimina el mercurio de las emisiones de las fábricas

Una tecnología de sensores israelí podría reducir los costes energéticos de los hoteles en un 20%.
Es presidente y director de tecnología de la empresa, cuyos sistemas autónomos de limpieza robótica sin agua están aumentando la producción de energía solar hasta en un 30% para clientes de Israel y la India.

«Nuestros productos ayudan a los productores de energía solar a cumplir los objetivos medioambientales de ahorro de agua y transferencia de más energía renovable», explica Allouche.

Fuente: Israel21

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!