Seguinos en las redes

Innovación

Empresa israelí ayuda a universidades de todo el mundo a adoptar soluciones de aprendizaje a distancia

Agencia AJN.- Ex Libris, que comenzó como un proyecto interno de la Universidad Hebrea de Jerusalem en 1980, ofrece soluciones basadas en la nube que ayudan a las instituciones a mejorar sus sistemas de gestión de bibliotecas, los resultados de las investigaciones y la participación de los estudiantes.

Publicada

el

6-1024×768

Agencia AJN.- La pandemia de COVID-19 ha acelerado la necesidad de métodos de aprendizaje a distancia más innovadores y consistentes en escuelas y universidades. A medida que las instalaciones educativas de todo el mundo fueron cerrando sus puertas debido a la crisis mundial, los profesores y el personal de enseñanza se vieron obligados a reunir recursos de aprendizaje en línea y a buscar formas de enseñar de manera diferente.

Esos cambios se hicieron sentir profundamente en la enseñanza superior al concebirse una nueva era “híbrida” de métodos tradicionales de enseñanza, aprendizaje en línea e intercambio de conocimientos. Si bien la idea de la educación virtual no es nueva -la primera universidad que lanzó títulos totalmente en línea lo hizo en 1989-, esta mezcla de educación presencial y a distancia también exigió una “transformación digital”.

Una organización que comprendió la necesidad de adoptar tecnologías para funcionar mejor mucho antes de la pandemia es Ex Libris, una empresa israelí cuyas soluciones basadas en la nube ayudan a las instituciones de todo el mundo a mejorar sus sistemas de gestión de bibliotecas, los resultados de las investigaciones y la participación de los estudiantes.

“Apoyamos la educación superior a través de sus procesos de transformación digital y ayudamos a los institutos a integrar las tecnologías de manera que ayuden a esas instalaciones a mejorar sus resultados en materia de educación e investigación”, dice a NoCamels Bar Veinstein, presidente de Ex Libris.

Ex Libris, que significa “La biblioteca de…” en latín, comenzó como un proyecto interno de la Universidad Hebrea de Jerusalem en 1980 para desarrollar un nuevo sistema de gestión de bibliotecas, ya que ningún sistema era capaz de manejar conjuntos de caracteres hebreos y latinos en ese momento. El software se llamó ALEPH (cuyas signas corresponden a Programa Automatizado de Expansión de Bibliotecas en inglés). Yissum, la empresa de transferencia de tecnología de la Universidad Hebrea, fundó Aleph-Yissum, una nueva empresa para comercializar el software, en 1983.

Entre 1983 y 1988, las ocho universidades de Israel compraron el programa y pasaron a formar parte de una red. Aleph-Yissum comenzó a vender el producto en el extranjero en 1989, principalmente en Europa. En 1995, 200 bibliotecas de 27 países lo compraron.

Desde entonces, la empresa fue adquirida en cuatro ocasiones diferentes por fondos y empresas de capital americano, incluyendo la última adquisición en 2015 por la empresa americana ProQuest por más de 500 millones de dólares, una compra que fue marcada como la segunda mayor salida en el mercado israelí ese año.

Hoy en día, Ex Libris es una empresa de tecnología de la información con sede en Israel que trabaja con más de 7.500 institutos académicos como Harvard, Yale y Oxford, y que está presente en más de 90 países.

La empresa pasó a un modelo SaaS (software como servicio) en 2010, ya que tales soluciones se hicieron cada vez más comunes debido a sus beneficios tanto para los proveedores de software como para los clientes.

Veinstein dijo a NoCamels que el 100 por ciento de las nuevas ventas de la compañía son suscripciones de SaaS en la nube. “Lo que es único en la forma en que nos movimos a la nube es que el cambio se hizo ‘orgánicamente’. No adquirimos ni nos fusionamos con otra empresa basada en la nube para convertirnos en una nosotros mismos”, explicó. “Nuestro modelo de negocio SaaS nos ayudó a desarrollar sistemas más eficientes”.

Productos y servicios de Ex Libris

Ex Libris ofrece soluciones SaaS para la gestión y el descubrimiento de todo el espectro de materiales bibliotecarios y académicos, así como soluciones de campus móviles que impulsan la participación de los estudiantes. Los productos y servicios de la empresa incluyen cuatro plataformas de gestión de bibliotecas, tres productos de desarrollos, dos programas de intercambio de recursos, una solución de campus móvil, listas de recursos de cursos y una amplia cartera de servicios de investigación, de nube, de contenido, profesionales y de apoyo.

Alma, uno de los “productos más conocidos” de la empresa es una plataforma de servicios bibliotecarios basada en la nube que gestiona varias tareas en una sola plataforma.

“Solemos referirnos a Alma como el sistema ‘ERP’ (planificación de recursos empresariales) de las bibliotecas ya que rastrea los pedidos y las facturas, gestiona los materiales impresos, electrónicos y digitales y proporciona una solución rentable para las bibliotecas”, dice Veinstein.

Alma se utiliza actualmente en 39 países, entre más de 45.000 bibliotecarios de 1.800 universidades. Durante la pandemia de COVID-19, el personal de las bibliotecas pudo seguir trabajando a distancia para apoyar el aprendizaje en línea de los estudiantes, incluso en medio del distanciamiento social o las restricciones de cierre.

Otro producto notable de gestión de bibliotecas que ofrece Ex Libris es Primo, un sistema que da acceso a las colecciones que se encuentran en la biblioteca y que ayuda a descubrir mejor los recursos académicos y los materiales académicos. Ex Libris también ofrece soluciones de intercambio de recursos que simplifican el proceso de préstamo de recursos bibliotecarios entre las bibliotecas, dice Veinstein.

Veinstein destaca Pivot-RP, una de las plataformas más recientes de la empresa, una base de datos mundial de oportunidades de financiación que facilita el acceso de los investigadores a la financiación. La empresa también ha lanzado recientemente CampusM, una aplicación y portal de campus móvil para estudiantes.

“A mi modo de ver, estos dos productos son un gran ejemplo de cómo nosotros, como empresa, nos expandimos a nuevos campos y lideramos la innovación dentro de la educación superior, incluso fuera del contexto de la gestión de bibliotecas”, dice Veinstein.

El COVID-19 y el “boom” de la enseñanza a distancia

Mientras que Ex Libris es un actor de larga data en el campo de las tecnologías de la educación, la pandemia del coronavirus ha sacudido incluso a las empresas más estables. “Como la mayoría de las empresas de tecnología, el cambio repentino al trabajo a distancia nos tomó por sorpresa. Tuvimos que cerrar las puertas de nuestras varias oficinas globales y gestionar el trabajo de más de 1.000 empleados a distancia. Estoy orgulloso de cómo [logramos] ajustarnos rápidamente y trasladar nuestra actividad de compromiso con el cliente (ventas, soporte técnico, etc.) a un formato virtual”, explica Veinstein. “Reclutamos docenas de nuevos empleados que nunca habían estado en nuestras oficinas, lo cual es ciertamente extraño. Todavía navegamos por la nueva realidad y tratamos de averiguar cómo preservar nuestra cultura de trabajo y atender las necesidades de nuestra fuerza de trabajo dentro de esta extraña situación”.

Veinstein dice que Ex Libris tuvo que hacer algunos cambios para abordar el cambio al modo remoto, y estos mejoraron la compañía en general.

“Las bibliotecas de las universidades estaban físicamente cerradas y muchas instituciones buscaron nuevas formas de mantener el compromiso de los estudiantes. La plataforma CampusM, por ejemplo, se personalizó para hacer frente a la nueva realidad del campus: añadimos encuestas rápidas para las declaraciones de chequeo de salud y la localización de contactos para asegurarnos de que los estudiantes cumplen con las restricciones del coronavirus y minimizan el riesgo de COVID-19 en el campus”, sostuvo.

“Nuestros sistemas están al servicio de los estudiantes, instructores, bibliotecarios e investigadores y les ayudan a llevar a cabo su trabajo diario desde lejos”, añadió. “Con productos como Legant, un sistema de gestión de listas de recursos que agiliza los materiales de los cursos directamente a los estudiantes, ayudamos a los instructores a mejorar las relaciones con sus estudiantes en un entorno de aprendizaje híbrido”.

“En medio de una crisis económica que afecta significativamente a muchos estudiantes, el hecho de que nuestros productos ayuden a reducir los costos de recursos y materiales es más importante que nunca”.

“La pandemia mundial fue sin duda un impulso en la dirección correcta”, concluyó Veinstein.

Innovación

Startup israelí presenta su prueba de aliento de COVID-19 con la misma efectividad que los hisopados

Agencia AJN.- Scentech Medical, con sede en Tel Aviv, está en la segunda etapa de pruebas y esperando la aprobación de la FDA para distribuir su test de coronavirus sin laboratorio que, según la empresa, tiene 98% de precisión en sus resultados.

Publicado

el

Por

breathtestpic-e1610697813886-640×400

Agencia AJN.- La startup israelí Scentech Medical anunció que su test de coronavirus a través del aliento es efectiva. Según los hallazgos iniciales de las pruebas recientes, las pruebas tienen un nivel de precisión del 98 por ciento, similar al de la prueba estándar de hisopados PCR.

Los ensayos se realizaron en 784 personas en el centro médico Assaf Harofeh. Allí, los voluntarios debían respirar frente al dispositivo durante 10 segundos y esperar durante un poco más para recibir el resultado.

Según la compañía, la “tecnología de respiración” que utiliza el dispositivo, que es una mezcla de software y hardware, logra diferenciar con alta precisión entre los positivos, los negativos, y aquellos con anticuerpos COVID-19, de acuerdo a lo informado por el sitio de noticias Ynet.

Scentech se prepara para presentar una solicitud de aprobación de la FDA, que exige una precisión del 91 por ciento, como mínimo, para las pruebas de COVID-19.

La prueba actual para el coronavirus requiere un hisopado nasal para recolectar moco y saliva, que luego se analiza para confirmar la infección. Si los hisopados no se realizan correctamente, por cuestiones técnicas o materiales, puede haber un número considerable de falsos negativos.

El proceso de Scentech, además de ser menos invasivo que el hisopado regular, utiliza la cromatografía de gases, una técnica de laboratorio para separar y analizar los compuestos gaseosos. También utiliza algo llamado espectrometría de masas, una técnica utilizada para determinar las firmas elementales de las partículas y moléculas, y un dispositivo llamado ReCIVA, que se encarga de recolectar los compuestos de la respiración.

Antes del COVID-19, Scentech estaba desarrollando la tecnología para tratar de identificar el cáncer y las enfermedades infecciosas a través del análisis de la respiración, buscando sus biomarcadores en los miles de gases diferentes presentes en cada exhalación, según el Dr. Udi Cantor, un cirujano general y urológico que dirige el estudio.

Estas técnicas pueden analizar los cerca de 8.000 compuestos orgánicos volátiles presentes en cada respiración, que juegan un papel activo en la eliminación de los residuos del cuerpo, de forma similar a la orina, el sudor o la materia fecal, dijo Cantor. La idea es utilizar un proceso de eliminación analítica para separar los compuestos conocidos de los desconocidos y luego reducir el proceso para encontrar el escurridizo biomarcador del coronavirus.

“Es una prueba de aliento que realmente va a cambiar el mundo de los diagnósticos en general, y el mundo de COVID-19 en particular”, dijo el Dr. Rom Eliaz de Scentech a las noticias del Canal 13 de Israel en junio de 2020, durante las primeras etapas de la prueba. “Tan pronto como podamos revisar a un paciente en 10 segundos y verificar si está enfermo, se podrá distribuir libremente, y todo el mundo podrá volver a la normalidad. Con este producto, se podrá abrir los estadios, las salas de concierto, los restaurantes y demás”, dijo Eliaz.

La tecnología del aliento ayudará a identificar a los infectados incluso antes de que los síntomas estén presentes, ayudando así a detener la propagación del virus, espera la compañía.

A medida que el brote de coronavirus se ha disparado en Israel, las pruebas han aumentado, alcanzando el récord de 126.292 pruebas realizadas el lunes.

La mayoría de los portadores de COVID-19 sólo tienen síntomas leves o ninguno, y algunos expertos dicen que como las personas asintomáticas pueden infectar a otras, las pruebas masivas son un elemento crítico para controlar la verdadera propagación del virus, especialmente cuando las medidas de cierre se reducen.

Seguir leyendo

Innovación

Innovación. Tel Aviv tendrá taxis sin conductor en 2022

Agencia AJN.- Ernesto Pesochinsky trabaja en Mobileye, la compañía israelí propiedad de Intel, desde hace casi ocho años. En diálogo con la Agencia AJN, cuenta el sistema que hizo realidad los vehículos sin chofer y explica el funcionamiento de la tecnología israelí que revolucionará el mundo de los automóviles. “Está en período de prueba, pero ya está listo”, asegura. Además, destacó que “en medio de la pandemia, Israel tuvo un récord de inversiones en empresas de tecnología con más de 10.000 millones de dólares”. Mirá el impresionante video.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2021-01-14 a las 6.17.58 p.m.

Agencia AJN.- Una vez más, como tantas veces en la historia reciente, la innovación israelí vuelve a maravillar al mundo. En este caso, la protagonista es una vieja conocida del mundo tecnológico: la empresa Mobileye, propiedad de Intel, anunció que Tel Aviv tendrá la primera tanda de taxis autónomos en 2022. “El vehículo está en período de prueba, pero ya está listo, es una realidad”, afirma Ernesto Pesochinsky, director para América Latina de Mobileye, en una entrevista con la Agencia AJN en la que explicó en qué consiste la tecnología de la empresa israelí y detalló qué falta para que los autos sin conductor circulen por las calles.

Los vehículos autónomos son una gran ambición que la compañía viene trabajando hace años. Modelos piloto ya viajan por las calles de Jerusalem y de Múnich, y pronto comenzarán pruebas en Tokio, París, Shanghái y Detroit.

“Es un proceso que comenzó hace poco más de 20 años, cuando Mobileye se inició en la tecnología de los sistemas para la prevención de colisiones, y que luego fue derivando hacia la conducción autónoma”, relata Pesochinsky, quien lleva en la compañía casi ocho años. “Desde el punto de vista tecnológico, el vehículo está en prueba pero está listo, ya están las soluciones tecnológicas disponibles”, asegura el israelí de origen argentino.

avances-1-1

La presentación de los “taxis robot” de Mobileye.

Mobileye fue adquirida por el gigante estadounidense Intel en 2017 gracias a su tecnología de sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS, en inglés), que incluyen un sensor de distancia con los otros vehículos en el camino que están instalados en la gran mayoría de los autos israelíes. En los últimos años, todos los esfuerzos de la compañía se han centrado en la automatización de la conducción.

“La conducción autónoma se basa en tres pilares fundamentales: la visión artificial, los ‘ojos’ del vehículo, lograda a través sensores y cámaras de video; la inteligencia artificial, que consiste en ‘enseñarle’ por computadora un proceso de aprendizaje automático para que en la carretera se comporte casi como un ser humano y sin provocar accidentes; y en tercer lugar los datos, resumidos en una especie de mapa con todo lo que es la realidad externa del vehículo, tanto lo estático como semáforos y señales como lo dinámico, es decir, otros vehículos, peatones o bicicletas”, explica Pesochinsky.

WhatsApp Image 2021-01-14 at 18.20.43

Ernesto Pesochinsky.

“La pregunta ahora es cuándo vamos a tener vehículos autónomos para circular. Si estamos hablando de la masividad en las carreteras, eso va a tomar un tiempo, porque hay un asunto regulatorio que hay que pasar antes”, continúa el director de la empresa con base en Jerusalem. “Cada país y los reguladores a nivel mundial tienen que determinar si el vehículo es suficientemente seguro como para venderlo. Necesitan comprobar que el pasajero va a bajar sano y salvo en el lugar en el que tiene que bajar”, agrega.

La figura detrás de todo el desarrollo de los vehículos autónomos es Amnon Shashua, una personalidad central de la innovación israelí y un emblema de la “Start-Up Nation”. Además de ser el CEO de Mobileye, participó en la creación de otras empresas, como OrCam Technologies, otra de las marcas israelíes reconocidas en el exterior.

Shashua, a quien Pesochinsky define como un “visionario” y a quien llama el “Steve Jobs del mundo de la tecnología de vehículos autónomos”, habló sobre el futuro del proyecto en CES 2021, un evento de tecnología en Las Vegas que este año se realizó de manera virtual. Allí aventuró que los autos sin conductor podrán distribuirse en masa para 2025. Además, dijo que espera la aprobación regulatoria para poder implementar un piloto en las calles de Nueva York.

Captura de pantalla 2021-01-14 a las 6.25.21 p.m.

El CEO Amnon Shashua presentando el vehículo autónomo de Mobileye.

Shashua y Mobileye representan un caso testigo de un fenómeno por el que se reconoce a Israel en todo el mundo: su ecosistema de innovación impulsado por las startups. “En medio de la pandemia, Israel tuvo un récord de inversiones en empresas de tecnología con más de 10.000 millones de dólares. Fue un año récord, superando al 2019, cuando no había pandemia”, sostiene Pesochinsky. “Esto se debió a que Israel creó una historia de tecnología muy fiable, tanto el país como sus empresas y sus resultados. Eso se ve en las soluciones que Israel puede dar a esta situación, pero también en otras. La pandemia un día va a terminar, el mundo no va a seguir así para siempre”, añade.

Además de Tel Aviv, las otras ciudades que participarán en la fase de prueba de los taxis autónomos serán París y Daegu, en Corea del Sur. De no haber grandes inconvenientes en las pruebas y con la ayuda de un marco regulatorio que permita su implementación a gran escala, ese será el primer paso para la fantasía futurista que Mobileye hizo realidad gracias a la inteligencia artificial: los vehículos autónomos, de Israel para el mundo.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!