Seguinos en las redes

Innovación

Empresa israelí prueba un sistema que permite combatir incendios con mayor precisión y altitud

Agencia AJN.- La solución HyDrop, desarrollada por la compañía israelí Elbit Systems, permite operaciones continuas “para combatir los incendios 24/7 y especialmente durante la noche”.

Publicada

el

Captura de pantalla 2020-03-03 a las 8.02.55 p.m.

Agencia AJN.- Desde 1950, la lucha contra los incendios aéreos se ha llevado a cabo mediante métodos de caída en cascada de líquidos, que requieren salidas de bomberos a bajas altitudes. Aunque son eficaces, estos métodos se limitan a los vuelos diurnos debido a su altitud. La empresa de defensa Elbit Systems, con sede en Haifa, está cambiando la forma de combatir los incendios, después de completar con éxito su primera prueba del sistema HyDrop, que permite a los aviones combatir los incendios desde una mayor altitud y con mayor precisión.

Elbit dijo que la prueba tuvo lugar durante una demostración de campo, como parte de un ejercicio dirigido por el Servicio de Fuego y Rescate. Durante el simulacro, se ordenó a dos aviones Air Tractor que extinguieran un campo en llamas desde una altura de 150 metros, que es más de cuatro veces superior a la altitud media de una salida aérea estándar de lucha contra incendios. “Utilizando el sistema HyDrop, cada aeronave lanzó 1,6 toneladas de pellets líquidos de 140 gramos en una trayectoria balística computarizada, logrando un impacto preciso con una saturación de uno a dos litros por metro cuadrado”, explicó la empresa.

Yair Ganor, director superior de Aerial Firefighting Solutions en la división aeroespacial de Elbit Systems, dijo a The Jerusalem Post que para los actuales métodos de lucha contra los incendios aéreos, “esos vuelos a baja altura están restringidos únicamente al día”, debido a las preocupaciones de seguridad y a las normas de aviación civil. “Hasta la fecha, en todo el mundo no hay capacidad de lucha contra incendios aéreos durante la noche, debido a las limitaciones de las autoridades de aviación civil y al enorme riesgo asociado a este tipo de vuelo”.

Ganor dijo que la experiencia de todo el mundo muestra claramente que la restricción de la lucha contra los incendios aéreos a las horas diurnas limita severamente la contribución operacional. Para resolver este problema, Elbit Systems desarrolló la solución HyDrop, que permite una caída computarizada de alta precisión de pellets líquidos biodegradables desde aviones o helicópteros que vuelan a altitudes de 150 a 600 metros, que son seguros y están certificados para el vuelo nocturno por las autoridades de aviación civil.

Según Ganor, el sistema HyDrop permite, por primera vez, operaciones continuas “para luchar contra los incendios las 24 horas del día y especialmente durante la noche”. Al ser consultado sobre las diferentes formas en que se puede utilizar el sistema, Ganor dijo que una variedad de aeronaves y helicópteros son compatibles para utilizar HyDrop, ya que está equipado con lo necesario para poder ser aplicado mediante las aeronaves, incluyendo una computadora balística, comando y control y pantalla avanzada, junto con pellets líquidos que se almacenan en un dispensador aéreo especialmente diseñado.

Explicando cómo funciona, Ganor dijo que “el avión navega hasta el punto de caída y calcula una trayectoria de caída precisa, teniendo en cuenta la velocidad del avión, la altitud, la ubicación del GPS, las condiciones del viento y el peso y la forma de los gránulos líquidos”.

El sistema también aumenta la eficacia de la lucha contra los incendios aéreos, durante el día y la noche, “eliminando la pérdida de líquido causada por el efecto aerosol, que es cuando pequeñas gotas de líquido se vaporizan mientras están en el aire debido al viento y no llegan al suelo”. En el nivel del piso, HyDrop incluye una máquina de fabricación de pellets estática o móvil, que está alojada en un contenedor estándar de 6 metros y puede producir “hasta 10 toneladas de pellets por hora”, explicó Ganor.

Se ha demostrado que los pellets biodegradables, que pueden llenarse con agua, espuma o retardante del fuego, no tienen residuos nocivos, y también se ha comprobado que su lanzamiento es seguro para las tripulaciones en tierra.

Aunque Ganor no pudo dar una respuesta clara sobre cuándo estará disponible el sistema HyDrop para combatir los incendios en todo el mundo, dijo que “están siendo testigos de un tremendo interés desde los recientes incendios tanto en los EE.UU. como en Australia”. “Creemos que nuestra solución única HyDrop contribuirá a los futuros esfuerzos de extinción de incendios aéreos durante las operaciones diurnas y nocturnas”, concluyó.

Innovación

Israel. El innovador láser Lahav-Or puede terminar con los ataques con drones y globos de las fronteras

Agencia AJN.- El mecanismo de defensa utiliza un sistema de láser de baja potencia, lo que lo hace adecuado para su uso en entornos urbanos, como aeropuertos, sin riesgo de dañar a nadie a su alrededor. Ya se ha probado su eficacia en los globos incendiarios lanzados por Hamas de la Franja de Gaza.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-08-11 a las 11.16.00 p.m.

Agencia AJN.- Expertos israelíes desarrollaron un sistema de defensa de láser capaz de eliminar los drones de ataque incluso en entornos urbanos. El sistema fue desarrollado por el profesor Amiel Ishaaya en la Universidad Ben-Gurion del Neguev después de que se empezaran a lanzar globos incendiarios a Israel en 2018, prendiendo fuego tierras de cultivo y causando daños generalizados. Al darse cuenta de que nadie buscaba la manera de evitar que los globos representaran una amenaza, Ishaaya, experto en láser, se puso en contacto con expertos de la industria con los que desarrollaron Lahav-Or (“espada de luz”).

“Acabábamos de trabajar en un sistema láser para cortar plástico grueso para invernaderos. Las cometas y los globos están hechos de materiales similares”, recordó.

Junto con el Dr. Rami Aharoni y el respaldo del comandante de la Policía Fronteriza Yaakov (Kobi) Shabtai, Ishaaya fundó OptiDefense para desarrollar el sistema, trabajando con un presupuesto de unos pocos millones de shekels para desarrollar un prototipo en un año.

El mes pasado, el equipo demostró la eficacia de su sistema derribando globos explosivos que cruzaban la frontera de Gaza. El sistema fue emparejado con el sistema de detección de amenazas SupervisIR de Elbit Systems en la prueba, y operado por la Policía Fronteriza. “Logramos derribar todo lo que estaba en nuestro campo de fuego”, dijo Ishaaya.

Sin embargo, OptiDefense ha puesto sus miras en objetivos más grandes. Los drones de ataque se están convirtiendo en amenazas cada vez más comunes, pero por el momento requieren un enlace de comunicación con su controlador o un sistema GPS para poder
operar, lo que significa que pueden ser derribados por sistemas electrónicos de interferencia – conocido como “soft kill”.

Se espera que las futuras generaciones de drones eliminen esta debilidad y operen de forma completamente autónoma. Para neutralizar la amenaza, habría que emplear una opción para disparar el dron desde el aire. Aquí es donde entra en juego el sistema Lahav-Or.

“Para operar la mayoría de los sistemas de defensa láser de alta potencia, el espacio aéreo debe ser despejado por muchos kilómetros a la redonda para que el láser no cegue accidentalmente a nadie. Nuestro sistema opera en una frecuencia más baja, lo que lo hace seguro para los entornos urbanos. Los aeropuertos, por ejemplo, podrían colocar nuestros sistemas alrededor para proporcionar una cobertura completa sin poner en peligro a ningún piloto o pasajero”, dice Ishaaya.

Otras aplicaciones podrían incluir la defensa de eventos públicos como discursos o conciertos, ya que el alcance del sistema es de varios kilómetros. OptiDefense está buscando inversiones para desarrollar y perfeccionar la tecnología.

Seguir leyendo

Innovación

Científica israelí utiliza microburbujas para hacer explotar células cancerígenas

Agencia AJN.- El ultrasonido de baja frecuencia desarrollado por la experta de la Universidad de Tel Aviv Tali Ilovitsh hace estallar burbujas microscópicas inyectadas en los tumores. La explosión mata la mayoría de las células cancerosas circundantes.

Publicado

el

Por

main-pic-3-1168×657

Agencia AJN.- Un equipo internacional de investigadores dirigido por una científica israelí ha desarrollado una tecnología para matar las células de cáncer de mama, una innovación que en el futuro tal vez pueda utilizarse también para tratar enfermedades como el cáncer cerebral, el Alzheimer y el Parkinson.

La innovadora técnica, desarrollada por Tali Ilovitsh, de la Universidad de Tel Aviv, durante su período de posdoctorado en la Universidad de Stanford, utiliza ultrasonidos de baja frecuencia para reventar burbujas microscópicas dirigidas a tumores. Su investigación fue publicada recientemente en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

“Las microburbujas son burbujas microscópicas llenas de gas, con un diámetro tan pequeño como una décima parte de un vaso sanguíneo. A ciertas frecuencias y presiones, las ondas sonoras hacen que las microburbujas actúen como globos: las microburbujas se expanden y encogen periódicamente, y así permiten una mayor transferencia de sustancias desde el vaso sanguíneo al tejido circundante”, explicó Ilovitsh.

“Descubrimos que el uso de frecuencias más bajas que las aplicadas anteriormente hace que las microburbujas se expandan drásticamente hasta explotar. Entendimos que este descubrimiento puede ser usado como una plataforma de tratamiento de tumores y empezamos a inyectar microburbujas en los tumores directamente”.

Un enfoque doble

El equipo de investigación inyectó microburbujas en tumores de ratones manipulados. Las microburbujas estaban dirigidas al tumor, lo que significa que se unieron a las membranas de las células tumorales en el momento de la explosión.

“Alrededor del 80 por ciento de las células tumorales murieron en la explosión, lo que ya es positivo”, dice Ilovitsh. “El tratamiento dirigido, que es seguro y barato, logró destruir la mayor parte del tumor”.

Y sin embargo, para evitar que el cáncer se extienda, los investigadores necesitaban destruir todas las células cancerosas. “Por eso inyectamos un gen inmunoterapéutico junto a las microburbujas, que actúa como un caballo de Troya y da señales al sistema inmunológico para atacar la célula”, dijo Ilovitsh.

Este gen que alerta al sistema inmunológico para atacar normalmente no puede entrar en las células cancerosas. Introducido por la explosión de microburbujas, logró entrar en las células que no murieron por la explosión y señalar al cuerpo que eran cancerosas.

“Las células cancerígenas fueron golpeadas por la explosión, y a través de los agujeros que se crearon el gen que insertamos en las microburbujas se transfirió al interior. Las células que lograron curarse y cerrarse absorbieron el gen que las hace producir una sustancia que alerta al sistema inmunológico para que ataque a la célula”, explicó Ilovitsh.

“De hecho, nuestros ratones modelo tenían tumores en ambos lados del cuerpo. A pesar de que inyectamos microburbujas sólo en el tumor de un lado, el sistema inmunológico también atacó el otro lado”, relata.

Ilovitsh tiene la intención de utilizar la tecnología que desarrolló como un tratamiento no invasivo para las enfermedades que dañan el cerebro como el Alzheimer, el Parkinson y los tumores cerebrales. “La barrera hematoencefálica no permite el paso de los medicamentos, pero las microburbujas pueden expandirse y permitir una apertura temporal de la barrera, lo que permite que el tratamiento llegue a su objetivo sin necesidad de una operación”, dijo.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!