Seguinos en las redes

Innovación

Equipo israelí desarrolla una cura para tumores cancerígenos avanzados

Agencia AJN.- La compañía de inmunoterapia contra el cáncer con sede en Holon, Compugen, reveló el martes resultados preliminares alentadores de su ensayo clínico de primera fase para un anticuerpo que actúa contra un nuevo cáncer (PVRIG) en pacientes con tumores avanzados.

Publicada

el

cancer paciente

Agencia AJN.- La compañía que cotiza en Nasdaq y Tel Aviv, pionera en el descubrimiento predictivo de objetivos farmacológicos, desarrolló plataformas innovadoras de descubrimiento computacional para identificar nuevos objetivos farmacológicos y producir terapias de primer nivel.

El ensayo clínico del anticuerpo PVRIG, llamado COM701, tuvo como objetivo evaluar la seguridad de las dosis crecientes de la terapia en pacientes con tumores sólidos avanzados, pero también demostró señales iniciales de actividad antitumoral en pacientes.

La presidenta y CEO de Compugen, Dr. Anat Cohen-Dayan, explicó: «Creemos que un tratamiento combinado de COM902 con COM701 tiene el potencial de mejorar el impacto clínico de la inmunoterapia contra el cáncer en pacientes que no responden a los tratamientos aprobados».

El lunes, Compugen anunció que había recibido la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para su nueva aplicación de investigación de drogas para COM902, dirigida a pacientes con tumores malignos avanzados. La compañía planea iniciar un ensayo clínico de primera fase a principios de 2020 para pacientes cuyas terapias fueron ineficaces.

“La conclusión es si podemos identificar buenos objetivos de medicamentos nuevos que las terapias dirigidas a ellos puedan llevarse a la clínica y eventualmente llegar a los pacientes. El primer programa, dirigido a un objetivo farmacológico completamente nuevo que descubrimos, está en estudios de primera Fase, y se espera que el segundo ingrese a la clínica a principios del próximo año ”, reveló Cohen-Dayan.

“Esperamos demostrar la teoría detrás de los nuevos objetivos farmacológicos que descubrimos, y por qué deberían servir para expandir la población de pacientes que pueden beneficiarse de las inmunoterapias contra el cáncer».

El año pasado, Compugen firmó un acuerdo de colaboración de ensayo clínico con Bristol-Myers Squibb (BMS) para evaluar la seguridad y la tolerabilidad de COM701, en combinación con Opdivo (nivolumab) de BMS, en pacientes con tumores sólidos avanzados. Según este acuerdo, BMS realizó una inversión de capital de 12 millones de dólares a Compugen.

Además, Compugen también tiene una colaboración con la compañía farmacéutica multinacional alemana Bayer, que está realizando estudios clínicos para un anticuerpo terapéutico inmuno-oncológico de primera clase dirigido a la proteína ILDR2. La proteína fue uno de los primeros objetivos potenciales de fármacos inmuno-oncológicos descubiertos a través de la plataforma de descubrimiento de Compugen.

Dejá tu comentario

Innovación

Una empresa israelí utiliza inteligencia artificial para encontrar nuevas drogas contra la diabetes y el cáncer

Agencia AJN.- «En lugar de tener que verificar millones de moléculas, podemos verificar solo 20, 100 o quizás hasta 3.000 moléculas», afirma la empresa Pepticom, con sede en Jerusalem.

Publicado

el

Por

avancees

Agencia AJN.- Los medicamentos derivados de los péptidos, unas proteínas naturales, son altamente específicos y con frecuencia mucho menos tóxicos que otros tratamientos. No es de extrañar, entonces, que los medicamentos derivados de péptidos se hayan convertido en un mercado de 20 mil millones dólares, que se espera que crezca a 43 mil millones para 2024, según Zion Market Research.

La insulina es probablemente la droga peptídica más famosa. Medicamentos derivados de péptidos más nuevos como Victoza y Byetta también tratan la diabetes; y Zoladex, Lupron y Sandostatin se usan para combatir el cáncer.

Sin embargo, el desarrollo de medicamentos derivados de péptidos puede llevar muchos años, dejando a los pacientes críticos sin otra opción más que confiar en medicamentos viejos y menos amigables con el cuerpo.

Pepticom, con sede en Jerusalem, ha trabajado desde 2011 en una nueva forma de acelerar el descubrimiento de fármacos basados en péptidos.

La compañía, que combina experiencia en química, inteligencia artificial y big data, acaba de recaudar 5 millones de dólares para acelerar aún más su proceso. Sorprendentemente, esta startup de biotecnología en etapa inicial ya está generando ingresos.

Las compañías farmacéuticas ahora tienen acceso a bibliotecas químicas masivas, desde las cuales pueden filtrar miles de millones de posibles combinaciones de proteínas y péptidos.

Las tecnologías basadas en bibliotecas de hoy en día pueden detectar hasta 10 billones de moléculas para encontrar la mejor molécula para resolver un problema médico, dijo el CEO de Pepticom, Immanuel Lerner, al portal ISRAEL21c.

Si bien eso puede sonar impresionante, es solo una milmillonésima parte del número que podría analizarse. Además, dice Lerner, «este tipo de tecnologías aún son muy lentas y existe un gran riesgo de falla».

De hecho, el 85 por ciento de los costos de los proyectos farmacéuticos provienen de los costos fallidos de descubrimiento y desarrollo.

El número de moléculas y combinaciones que deben seleccionarse en una biblioteca química es mucho mayor de lo que puede alcanzar incluso lo mejor de la tecnología moderna. Las posibilidades de encontrar la proteína adecuada para una enfermedad en particular es «como ganar la lotería cuatro veces seguidas».

Pepticom aborda este enorme enigma de búsqueda con inteligencia artificial, que elimina las moléculas que no serán viables.

«En lugar de tener que verificar millones de moléculas, podemos verificar solo 20, 100 o quizás hasta 3.000 moléculas», agrega Maayan Elias Robicsek, oficial de desarrollo comercial de Pepticom. «Es por eso que nuestras posibilidades y nuestra tasa de éxito son más altas».

Seguir leyendo

Innovación

La NASA enviará un generador de energía solar israelí a una estación espacial internacional

Agencia AJN.- Un pequeño paso para las agencias espaciales, un salto gigante para las misiones espaciales comerciales privadas.

Publicado

el

Por

satelite mundo

Agencia AJN.- La NASA enviará un nuevo prototipo de generador de energía solar miniaturizado desarrollado en Israel a la Estación Espacial Internacional en sus primeros lanzamientos de 2020.

El nuevo generador fue diseñado por el profesor emérito de la Universidad Ben-Gurion del Negev Jeffrey Gordon, financiado a través de una beca de investigación por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Espacio, y por sus colegas estadounidenses de la Universidad Estatal de Pensilvania, la Universidad de Illinois, la Universidad George Washington, el Laboratorio de Investigación Naval de Estadso Unidos, HNU Systems y la Universidad Northwestern. Su diseño y verificación fueron publicados en la revista Optics Express.

El prototipo consiste en un concentrador solar de vidrio moldeado, compacto y de baja masa, que está unido con una integración monolítica de células solares de microescala impresas por transferencia. Cada una de estas células consta de una variedad de materiales diferentes que, en conjunto, pueden explotar y utilizar el espectro solar de manera efectiva y eficiente.

En particular, se demostró que el generador proporciona una potencia específica sin precedentes a la vez que tiene una tolerancia óptica liberal cuando se trata de acomodar errores: particularmente, errores al apuntar al Sol, vibración estructural y distorsión térmica.

El nuevo generador tiene un espesor de 1,7 milimetros y tiene 0,65 milimetros de paneles solares. Sin embargo, el equipo está trabajando actualmente en un modelo de segunda generación, que debería ser capaz de aumentar aún más la producción de energía, y se basará en el uso de paneles solares que solo tienen aproximadamente un cuarto del ancho (0,17 milimetros), y que actualmente se encuentran en desarrollo en el Laboratorio de Investigación Naval de Estados Unidos. En comparación, el grosor de un trozo de papel es solo un poco más de la mitad de eso, a 0,1 milimetros.

El prototipo se enviará en el primer lanzamiento de 2020 de la NASA para probarlo adecuadamente en el espacio, teniendo en cuenta los efectos de la radiación cósmica y los cambios extremos de temperatura. Luego de probar la integridad y robustez del generador en condiciones espaciales, las agencias espaciales utilizarán modelos futuros para el beneficio de misiones que requieren alta potencia para propulsión eléctrica, así como para operar misiones en el espacio profundo.

A diferencia del caso de las iniciativas espaciales financiadas por el Estado, cuyo costo es un problema menor, el costo es absolutamente primordial para las misiones espaciales comerciales privadas. Las corporaciones espaciales privadas redujeron costos de lanzamiento, pero los generadores de energía solar representan una porción mucho mayor del costo total del sistema. Como resultado, la necesidad de desarrollar e implementar una solución de energía solar efectiva y rentable en beneficio del mercado espacial privado multimillonario en rápida expansión se torno urgente.

El generador no será el primer invento desarrollado por Israel en ser enviado al espacio por la NASA. La semana pasada, la agencia envió chalecos de protección radiológica AstroRad. Los chalecos son fundamentales para futuras misiones que tendrán como objetivo establecer una presencia humana sostenible en la Luna, así como para las misiones que envían astronautas a Marte.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!