Seguinos en las redes

Opinión

Eurovisión. La noche que el boicot y el antisemitismo sufrieron el derecho de admisión

Agencia AJN (por Daniel Berliner).- Pese al llamamiento de boicot por parte de activistas pro palestinos, Israel cumplió su compromiso de anfitrión como pocos países pueden hacerlo. Más de 200 millones de personas siguieron la gala por televisión.

Publicada

el

da

Agencia AJN (por Daniel Berliner).- Y todo ocurrió según lo previsto, la mayor gala europea de la música tuvo su escenario en Israel, el país que abrió sus puertas a miles de entusiastas fans de la música, donde todo fue una gran fiesta.

Pese al llamamiento de boicot por parte de activistas pro palestinos, Israel cumplió su compromiso de anfitrión como pocos países pueden hacerlo.

Durante todos estos días cada ciudadano israelí abrió sus brazos para recibir a los visitantes y con orgullo mostrar su país haciéndolos sentir como en su casa.

Claro que la presencia de Madonna selló y cerró un círculo perfecto para que nadie dudara que todo sería una gran fiesta desde el momento que la enigmática Netta Barzilai catapultó a Israel para Eurovisión 2019 con su triunfo en Lisboa.

da2

La declaración de la reina del rock fue en esa línea cuando afirmó: “Nunca dejaré de tocar música para adaptarla a la agenda política de alguien, ni dejaré de denunciar las violaciones de los derechos humanos en cualquier parte del mundo» y así fue como Madonna brilló en Tel Aviv con el despliegue único de una puesta escénica que arrancó los aplausos y alegrías de todos los presentes.

Esta vez 41 países europeos han competido y 26 llegaron a la final de ‘Eurovisión 2019’ el festival más famoso del mundo donde el boicot y el antisemitismo sufrieron el derecho de admisión.

Cómo muestra solo basta señalar que más de 200 millones de personas vieron el festival por televisión.

Además, más de 10 mil europeos visitaron Israel en estos días incluso ciudadanos de aquellos países donde las expresiones y atentados antisemitas son parte de la vida cotidiana.

Emisarios.

El Judaísmo tiene desde tiempos ancestrales una figura imprescindible que ha cumplido diferentes funciones a lo largo de la historia del Pueblo Judío para sostener su subsistencia, el Sheliaj, emisario, es aquel que llevaba el judaísmo a los lugares más difíciles y en los momentos más adversos de la historia.

La mala noticia para los promotores del antisemitismo y el BDS en Europa, es que más de 10 mil nuevos emisarios, luego de la gran fiesta de Eurovisión 2019 en Israel, vuelven a sus países conociendo la realidad sobre Israel, llevando un claro mensaje de sana convivencia.

*Director de la Agencia de Noticias AJN

Opinión

Pepe Eliaschev, un homenaje merecido, necesario y esperado. Por Claudio Avruj*

Agencia AJN.- “El olvido nunca es el camino. Sí lo es el recuerdo, el rescate de la memoria para ponerla al servicio de todos.”

Publicado

el

Por

Pepe Eliaschev

Agencia AJN.- Merecido, necesario, esperado. Así es el homenaje al fallecido periodista Pepe Eliaschev, que hoy llevará adelante el Congreso Nacional, por iniciativa del diputado Waldo Wolff y respaldado por el amplio espectro de legisladores que componen el cuerpo.

Es Merecido, por cuanto es el reconocimiento a quien hizo un culto de la libertad de expresión en su carrera profesional, a la seriedad investigativa y a la valentía a la hora de informar y sacudir siempre a la sociedad de su zona de confort.

Es necesario, por cuanto el ejercicio de la memoria, la verdad y la justicia es imprescindible en todo ámbito de nuestras vidas. Memoria necesaria para recordar que fue él quien nos alertó de la traición que se pergeñaba (y se concretó luego con el aval del Congreso Nacional, pese a la oposición del PRO, la Coalición Cívica y la UCR), a la causa del atentado a la AMIA, a través del pacto con Irán.

Y esperado, porque los argentinos necesitamos reconocer y homenajear las cosas buenas de los hombres y mujeres dignas que con valor y a conciencia se manifiestan y trabajan para que nuestro país sea cada día mejor.

El olvido nunca es el camino. Sí lo es el recuerdo, el rescate de la memoria para ponerla al servicio de todos. En estas horas donde la Argentina se debate entre profundizar un cambio ético o volver al pasado oscuro que nos dividió e hizo imperar la impunidad, este homenaje se torna merecido, necesario y esperado.

*Secretario de Derechos Humanos de la Nación

Seguir leyendo

Opinión

La recuperación del cuerpo de un soldado desaparecido abre una breve pausa en la campaña electoral

Agencia AJN.- Por Roxana Levinson (Especial para AJN, desde Israel) En la tarde de ayer, Binyamin Netanyahu, volvió a ser primer ministro y dejó, durante algunas horas, de ser candidato. Fue debido al regreso a casa del soldado Zecharia Baumel, que estaba desaparecido desde la batalla de Sultan Yacoub, durante la Primera Guerra del Líbano, en 1982. La noticia volvió a poner a casi todos los israelíes del mismo lado, con sentimientos tan genuinos como encontrados.

Publicado

el

Por

Netanyahu en Rusia

Agencia AJN.- En la tarde de ayer, Binyamin Netanyahu, volvió a ser primer ministro y dejó, durante algunas horas, de ser candidato. Fue debido a la noticia de la recuperación del cuerpo del soldado Zecharia Baumel, que estaba desaparecido desde la batalla de Sultan Yacoub, durante la Primera Guerra del Líbano, en 1982. De allí, de aquel combate en el Valle de la Bekaa, tampoco regresaron los soldados israelíes Yehuda Katz y Zvi Felman, que aún continúan desaparecidos.

La noticia volvió a poner a casi todos los israelíes del mismo lado, con sentimientos tan genuinos como encontrados.

Ayer, Netanyahu se encontraba en Moscú, donde recibió los objetos personales de Baumel – sus zapatos, parte de su uniforme – en un féretro envuelto en la bandera de Israel. Mientras tanto, en casa, todavía había quien cuestionaba si este operativo, tan sofisticado e impactante, no fue planificado para ser dado a conocer a la opinión pública apenas unos días antes de las elecciones.

“Es un disparate absoluto”, respondió Netanyahu. “Desde el momento en que Zecharia Baumel fue traído, se dio a conocer la noticia cuando finalizaron todas las pruebas necesarias para su identificación. La fecha no se estableció en base a las elecciones, sino a criterios operativos”, agregó.

El mandatario sostuvo que “aquí hubo un esfuerzo de inteligencia y diplomático conjunto de una fuerza inusitada. Esto es algo que me produce una gran emoción, a mí y a todos los ciudadanos de Israel”.

Por su parte, Benny Gantz no negó que pudiera existir tal posibilidad, pero se abstuvo de acusar a alguien o de generar alguna polémica que, en definitiva, pudiera funcionar como un boomerang.

“Comprendo la lógica que hay en el intento de conectar entre las dos cosas. Sin embargo, incluso si alguien pudo haberlo planificado para otro momento, eso no tiene importancia. Me alegra que se cierre un círculo. Los valores de nuestro compromiso mutuo son más importantes que la política”, señaló el excomandante en jefe de las FDI.

Para Benny Gantz, “el regreso de Zecharia Baumel es algo doloroso, pero al mismo tiempo satisfactorio, siempre hemos hecho todos los esfuerzos por traer a los soldados a casa. Tenemos un compromiso con todos los prisioneros, los desaparecidos y los caídos y con aquellos que quizás todavía están con vida, en Gaza. Es muy importante que sigamos actuando para ello. Comparto el dolor con la familia Baumel y los abrazo, ellos siempre están en nuestro corazón”.

De todos modos, poca gente entró en este juego. Los ciudadanos israelíes reaccionaron al impacto de la noticia con sorpresa y admiración y los veteranos volvieron a sentir abrirse aquella herida que dejó el tan cuestionado combate de Sultan Yacoub, que en su momento y durante muchos años fue centro de acaloradas discusiones y severas críticas por la forma como fue dirigido por la comandancia israelí, las fallas en la coordinación entre las distintas fuerzas en el terreno y la falta de información de inteligencia sobre la envergadura real del enemigo al que se estaban enfrentando.

En las últimas 48 horas, la controversia dio paso una sensación agridulce de tristeza y alegría, la polémica cedió el protagonismo al orgullo, al menos por un rato.

En declaraciones a Radio Nacional de Israel, Avi Rat, que fuera compañero de estudios y de armas de Zecharia Baumel, deja pasar unos cuantos segundos, suspira y responde que, desde que recibió la noticia, está “tratando de encontrar las palabras que puedan describir lo que siente”.

“Todo se mezcla, es como si alguien hubiese quitado un tapón y todo desborda, vuelve a salir a la superficie con fuerza, alegría, porque se acabó la incertidumbre, tristeza por la noticia”, explica Rat.

“37 años no son dos días, o dos semanas, sino dos generaciones y media. Nosotros acompañamos durante todos estos años a las familias de los desaparecidos, y también de los muertos. Porque hay que recordar que en esa batalla hubo más de 20 muertos y decenas de heridos. En un primer momento había 6 desaparecidos, que finalmente pasaron a ser 3. Nosotros vivimos con esta herida desde hace 37 años y ahora una parte de ella ha sido cerrada”.

Uno de los combatientes del combate de Sultan Yacoub, Hezi Shai, fue tomado como prisionero guerra en junio de 1982 y estuvo cautivo hasta 1985, cuando fue liberado en el marco del “Acuerdo Jibril”.

Preguntado acerca de cómo está viviendo este momento, Shai respondió: “En primer lugar, una sensación de alivio, por un soldado que es traído a casa para darle sepultura. Es una noticia dura, difícil, porque, en definitiva, es un compañero que hoy sabemos que ha muerto. Yo, desde el primer instante tenía confianza en lo que hacía el Ejército de Israel, en que seguía buscando, y en cómo lo hacía. Estoy seguro que seguirá haciéndolo respecto de otros desaparecidos”.

A lo largo de los años, ex prisioneros de guerra israelíes declararon en distintas entrevistas que, durante la tortura psicológica en las cárceles del enemigo, estaban seguros de que el carcelero estaba mintiendo cuando les decía que en Israel ya nadie se acordaba de ellos, que al Ejército ya no le importaba y ya no los buscaba. Incluso en los momentos de quiebre, esos en los que flaquean las fuerzas, se resistían a creerlo.

Hoy, 37 años después, esa presunción sigue siendo una certeza.

Baumel

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!