Seguinos en las redes

Innovación

Investigadores israelíes buscan recaudar un millón de dólares para gotas que pueden reemplazar a los lentes

Agencia AJN.- Se trata del proyecto “nanodrops», una iniciativa que fue anunciada por primera vez en marzo del año pasado por investigadores de la Universidad Bar Ilan. Las gotas oculares han demostrado tener un gran potencial para resolver problemas de visión relacionados con la córnea.

Publicada

el

gotas
Gotas para resolver problemas de visión.

Agencia AJN.- Investigadores del Centro Médico Shaare Zedek y de la Universidad Bar Ilan buscan inversionistas para recaudar un millón de dólares para financiar la investigación y el desarrollo de gotas para los ojos que, según dicen, pueden corregir problemas de visión relacionados con la refracción, lo que podría hacer que los anteojos queden obsoletos.

El desarrollo de las gotas para los ojos, apodado «nanodrops», fue anunciado por primera vez en marzo del año pasado por el doctor David Smadja, investigador asociado en el Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados (BINA) de la Universidad de Bar-Ilan y jefe de la Unidad de Investigación de Oftalmología en Shaare Zedek.

Smajda dirigió un equipo de oftalmólogos que trabajan en la solución, incluido el profesor Zeev Zalevsky de la Facultad de Ingeniería Kofkin de Bar Ilan y el profesor Jean-Paul Moshe Lellouche del Departamento de Química de BINA.

Compuestas de una solución de nanopartículas sintéticas, las gotas oculares han demostrado tener un gran potencial para resolver problemas de visión relacionados con la córnea.

En la primera ronda de ensayos con animales del equipo en marzo, se aplicaron las nanodrops a las córneas de los cerdos y se corrigieron con éxito dos tipos de errores refractivos: miopía y la miopía típica causada por el envejecimiento.

«En estas primeras pruebas de bioactividad, demostramos que estas gotas son increíblemente efectivas», dice Lellouche en declaraciones al portal de noticias tecnológicas NoCamels.

La iniciativa surgió a partir de que el doctor Smadja comenzó a sufrir dolores de cabeza durante años al trabajar en su computadora por largos períodos de tiempo. Sabía que necesitaba una pequeña corrección visual, pero sus elecciones eran limitadas.

«Mi corrección fue tan pequeña que no fui elegible para ninguna operación de láser», dijo Smadja. «Mis opciones en ese momento eran usar lentes o lentes de contacto», agregó.

El doctor Smadja reconoció que las soluciones estándar para la corrección visual no curaban los ojos secos, un síntoma común entre los usuarios de pantallas, y decidió crear una mejor alternativa: «Pensé, ¿por qué no hacer gotas para los ojos que puedan corregir mi visión con un índice de refracción?”.

El equipo planea probar aún más las caídas en conejos vivos este año, antes de pasar a los ensayos con humanos en 2020.

Smadja dijo que el objetivo es corregir diferentes tipos de errores refractivos. «Al final, planeamos tener gotas oculares para la miopía y para la hipermetropía», sostuvo.

También abordarán los problemas pendientes relacionados con la funcionalidad de las caídas.

«Primero, a pesar de que las córneas de los cerdos están muy cerca del ojo humano, no tenemos comentarios sobre cuánto durará el efecto», explicó Smadja.

Smadja agrega que los ensayos en humanos también brindan la oportunidad de probar las nanodrops contra las alternativas: «Queremos comparar las gotas con los anteojos, y no podemos hacer eso con los animales», indicó.

Los investigadores están trabajando actualmente con su equipo de inversionistas para construir una empresa de biotecnología en torno a las nanodrops.

Ellos planean promover su invención a través de esta compañía con la expectativa de colocar el producto en el mercado para el verano de 2020.

Además de las propias nanodrops, los investigadores están desarrollando un pequeño dispositivo láser compatible con teléfonos inteligentes que permitirá a los pacientes aplicar fácilmente las gotas en el hogar utilizando una aplicación móvil.

Aunque aún no han finalizado una estrategia de mercado, los investigadores planean diferenciar la experiencia del consumidor que rodea a las nanodrops del proceso a menudo complicado de comprar gafas o lentes de contacto.

Innovación

Un modelo de IA desarrollado por el Hospital Hadassah revolucionará la atención personalizada del cáncer

Esta investigación pionera abre el camino a una nueva era de atención oncológica personalizada y dio lugar al nuevo modelo, capaz de detectar firmas mutacionales dominantes con solo unas pocas mutaciones.

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2024-07-12 at 18.35.31

Agencia AJN‍.-El Instituto Hadassah de Investigación Oncológica (HCRI) logró un gran avance en la atención personalizada del cáncer: el desarrollo de un modelo de incrustación neuronal que utiliza el aprendizaje automático, un tipo de inteligencia artificial (IA), así como el procesamiento del lenguaje natural (PLN), para detectar firmas mutacionales dominantes en paneles de genes específicos utilizando sólo unas pocas mutaciones, lo que lo hace ideal para el uso clínico cotidiano.

La investigación que dio lugar al nuevo modelo, denominado MESiCA por ‘‘mutational embeddings for signatures identification in clinical assays’’ (incrustación mutacional para la identificación de firmas en ensayos clínicos), fue anunciada y publicada en la revista Cell Reports Medicine.

El director del HCRI, Dr. Michal Lotem, expresó que ‘‘MESiCA representa un gran paso adelante en la medicina personalizada’’.

‘‘Este modelo innovador ofrece una herramienta práctica para los oncólogos, permitiéndoles tomar decisiones más informadas, lo que en última instancia conduce a mejores resultados para los pacientes’’, agregó Lotem.

El HCRI es la rama de investigación transitoria en oncología de la Organización Médica Hadassah, un sistema hospitalario de enseñanza e investigación líder en Jerusalem y presente en diferentes países del mundo.

Liberar el potencial de las firmas mutacionales

‍El desarrollo del cáncer se ve impulsado por mutaciones en el ADN que dejan tras de sí las llamadas firmas mutacionales, es decir, patrones únicos que actúan como huellas dactilares y revelan las causas subyacentes del cáncer.

Algunas de estas huellas tienen implicaciones clínicas para los planes de tratamiento. Tradicionalmente, la identificación de estas firmas exigió el análisis de una enorme cantidad de datos, en ocasiones superior a la disponible en los entornos clínicos rutinarios.

El director del Instituto de Oncología Sharett de Hadassah, que trabaja en colaboración con el HCRI, Dr. Aron Popovtzer, explicó: ‘‘Los métodos actuales se basan en pruebas de paneles de genes específicos, que sólo analizan una pequeña parte del genoma’’.

‘‘Esta limitación obstaculizó nuestra capacidad para detectar firmas mutacionales y aplicar esta información para personalizar los planes de tratamiento’’, añadió Popovtzer.

Por su parte, el Dr. Shai Rosenberg, neuro oncólogo jefe del Laboratorio de Biología Computacional del Cáncer de Hadassah e investigador principal del estudio, afirmó: ‘‘MESiCA fue validado en más de 60.000 muestras de cáncer, revelando firmas cruciales vinculadas a mejores tasas de supervivencia y respuestas al tratamiento’’.

En la misma línea, el autor principal del estudio, Dr. Adar Yaacov, destacó: ‘‘Al permitir la detección de estas firmas en pruebas rutinarias, MESiCA faculta a los clínicos para prescribir planes de tratamiento personalizados más precisos, mejorando en última instancia los resultados de los pacientes’’.

Esta investigación pionera abre el camino a una nueva era de atención oncológica personalizada. Con MESiCA, el Instituto Hadassah de Investigación Oncológica sigue demostrando su compromiso con el desarrollo de soluciones innovadoras para combatir el cáncer.

Seguir leyendo

Innovación

La Universidad Bar-Ilan de Israel recibió una donación de 260 millones de dólares para inversión en tecnología

Publicado

el

Por

bar ilan

Itongadol/AJN.- La Universidad Bar-Ilan recibió una donación anónima de 260 millones de dólares destinada al desarrollo de la ciencia y la tecnología.

La donación es “el mayor legado jamás recibido por la Universidad Bar-Ilan y una de las mayores donaciones jamás realizadas a una universidad israelí”, afirmó la institución en un comunicado.

“Tenemos una tarea importante por delante. Hoy, más que nunca, Israel necesita resiliencia tecnológica basada en la ciencia, el elemento esencial de todas las innovaciones futuras. Esto es clave para una sociedad y una economía prósperas. Bar-Ilan está encantado de que este regalo nos permita hacer una inversión significativa para fortalecer la resiliencia tecnológica de Israel”, destacó el presidente de Bar-Ilan, el profesor Arie Zaban.

El donante, cuyo nombre no fue revelado al público, era un judío norteamericano y graduado de la Universidad de Columbia que sirvió en la Segunda Guerra Mundial, afirmó la universidad.

La donación es “directa a Bar-Ilan en el testamento del donante anónimo”, señaló la oficina del portavoz de la universidad a The Times of Israel.

El donante “veía a Israel como un refugio seguro para el pueblo judío y estaba comprometido con su estabilidad económica y social. Eligió la Universidad Bar-Ilan como la institución de investigación mejor capacitada para emprender la gran tarea de expandir la resiliencia tecnológica basada en la ciencia en Israel”, afirmó el comunicado de prensa.

Bar-Ilan planea utilizar los fondos para reclutar investigadores y estudiantes en campos científicos de vanguardia, construir laboratorios de investigación y centros de innovación, y crear asociaciones con organizaciones y organismos externos en diversos sectores para desarrollar “soluciones basadas en la ciencia” a los diversos desafíos de Israel, dijo la universidad.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!