Seguinos en las redes

Medio Oriente

Irán gastó 16.000 millones de dólares para desestabilizar Medio Oriente, según el Departamento de Estado

Agencia AJN.- El régimen sirio recibió cerca de 4600 millones de Teherán, mientras que unos 700 millones anuales fueron derivados a Hezbollah, en el Líbano.

Publicada

el

ayatola

Agencia AJN.- El Departamento de Estado norteamericano publicó un informe sin precedentes que detalla los recursos financieros que Irán invierte en desestabilizar el Medio Oriente.

Según ese documento, en los últimos seis años se estima que la república islámica gastó unos 16 mil millones de dólares para apuntalar el régimen del presidente sirio Bashar Assad y financiar milicias respaldadas por Irán en todo el mundo árabe.

Hasta la fecha, Assad recibió cerca de 4600 millones de Teherán, al tiempo que derivó más de 700 millones a su mayor representante regional, Hezbollah, con sede en el Líbano, además de apoyar a otras milicias en Irak y a los rebeldes Houthi en Yemen.

De acuerdo al informe de 48 páginas, los grupos terroristas de Hamas y de la Jihad Islámica con base en la Franja de Gaza recibieron más de $ 100 millones de dólares de Irán en los últimos años.

“Sabemos que Irán utiliza sus ingresos económicos para financiar el terrorismo. No hay ningún país en el mundo que patrocine y apoye el terrorismo más que Irán”, dijo un funcionario del Departamento de Estado.

El informe también hace referencia al programa de misiles balísticos de Irán, y dijo que durante años, Teherán violó las restricciones internacionales impuestas y entregó misiles balísticos a los hutíes.

El informe insta a la comunidad internacional a unir fuerzas en un esfuerzo por contrarrestar el programa de misiles balísticos de la república islámica.

“Estados Unidos continuará con su agresiva política de sanciones contra Irán, como lo indicó el presidente”, resaltó el documento.

La amenaza cibernética planteada por Irán también fue discutida en detalle en el informe. “Los esfuerzos cibernéticos de Irán socavan y ponen en peligro las normas internacionales para el uso libre y abierto de Internet”, dijo, y agregó que existe evidencia clara que vincula a Irán con los ataques cibernéticos en sitios gubernamentales y comerciales en Israel, Arabia Saudita y Qatar. .

“La política presentada por el presidente Trump concuerda plenamente con el hecho de que la República Islámica de Irán no es un estado normal”, escribió el secretario de Estado, Mike Pompeo, en la introducción del informe.

Medio Oriente

Informes en Líbano: Israel destruyó un dispositivo de espionaje en el sur del país

Agencia AJN.- Por Roxana Levinson (Especial para AJN, desde Israel) Medios libaneses informaron en las últimas horas sobre una explosión cerca de la ciudad de Zrarieh, al norte del río Litani. Fuentes de seguridad libanesas estiman que aviones de la Fuerza Aérea Israelí destruyeron un dispositivo de espionaje que Israel había colocado en el sur del Líbano.

Publicado

el

Por

cat41139_img_cover399479154

Agencia AJN.- La agencia de noticias libanesa ANN informó que anoche se escuchó una gran explosión cerca de la ciudad de Zrarieh, al norte del río Litani.

Una fuente citada por el diario libanés The Daily Star indicó que la explosión coincidió con sobrevuelos de aviones israelíes en el espacio aéreo libanés. La estatal Agencia Nacional de Noticias (ANN) informó que la explosión se debió a que desde uno de los aviones hicieron estallar uno de los dispositivos de espionaje que Israel había colocado en el sur del Líbano. Según esta fuente, Israel ha atacado con frecuencia sus propios dispositivos de espionaje en el pasado.

Según el diario Al Mustaqbal, fue destruido un dispositivo de escuchas ilegales colocado por Israel en el sur del Líbano.

El portavoz de la fuerza de paz de Naciones Unidas en el sur del Líbano (UNIFIL), Andrea Tenenti, anunció que la agencia investigará la explosión en coordinación con el Ejército del Líbano.

Seguir leyendo

Medio Oriente

La Bolsa saudí se desploma y el reino contraataca con teorías conspirativas

Agencia AJN.- Por Roxana Levinson (Especial para AJN, desde Israel) Mientras se espera saber qué destino sufrió el periodista saudí Jamal Khashoggi, los aliados de Arabia Saudita comienzan a reaccionar a lo que parece ser un esfuerzo extraterritorial por sofocar la disidencia interna que habría excedido el límite de lo que Occidente está dispuesto a tolerar. La economía saudí comienza a sentir los efectos y el reino contraataca con teorías conspirativas.

Publicado

el

Por

Jamal Khashoggi

Agencia AJN.- La Bolsa de Valores de Arabia Saudita ha mostrado en las últimas horas el efecto de lo que pareciera ser una operación extraterritorial para sofocar la disidencia interna, que fue más allá de lo que los aliados del reino parecen estar dispuestos a permitir.

Hasta ahora, Estados Unidos, la ONU y Occidente en general, tenían plena consciencia de la situación de los derechos humanos en el país, y poco hicieron para que esto cambiara. Sin embargo, esta vez, alguien parece haber excedido el límite y los niveles de inversión – que de todos modos no alcanzan lo que Arabia Saudita necesita para implementar sus anunciadas reformas – podrían verse resentidos.

En las últimas horas, el rey Salman llamó al presidente de Turquía para impulsar una investigación conjunta de lo sucedido con el periodista. Pero por el momento resulta difícil prever si ese gesto logrará calmar a los inversionistas y los mercados.

Durante la jornada de ayer las acciones de Arabia Saudita cayeron hasta un 7 %, ya que los inversores mostraron preocupación por el deterioro de las Arabia Saudita mercadosrelaciones con la comunidad internacional después de la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi tras haber ingresado al consulado saudita en Estambul el pasado 2 de octubre.

El índice sufrió su mayor caída desde diciembre de 2014, cuando los precios del petróleo se desplomaron, con el mayor productor petroquímico de la región del Golfo, Saudi Basic Industries, cayendo hasta un 7,9 %.

Al cierre, el mercado había recuperado algunas de sus pérdidas, terminando con una caída del 3.5 %.

“Es el ambiente político. El mercado está reaccionando negativamente ante la preocupación generada en torno al caso Khashoggi y el ruido político que lo rodea”, declaró a medios internacionales Salah Shamma, jefe de inversiones para la región en Franklin Templeton Emerging Markets Equity, uno de los grandes gestores de fondos globales.

Al mismo tiempo, Shamma observó que la situación de la economía saudí no resultó afectada hasta ahora.

Sin embargo, factores locales citados por el diario libanés The Daily Star aseguraron que la especulación con el caso Khashoggi podría disuadir algunas entradas de inversión extranjera y que la posibilidad de una reacción negativa y concreta en el Congreso de los Estados Unidos pudiera llevar a sanciones por parte de Estados Unidos contra algunos individuos saudíes provocó la venta de acciones por parte de los inversores locales.

La “conspiración” contra Arabia Saudita

Mientras tanto, el reino pasó al contraataque, a modo de defensa de la ola de acusaciones por la desaparición del periodista y la sospecha – extendida a nivel mundial – de que al menos uno de los integrantes de la familia real estaría involucrado en la suerte corrida por Khashoggi. Turquía ha acusado a Riad de haberlo asesinado y algunos medios en la región difundieron detalles de cómo lo habrían matado y sacado su cuerpo del recinto del consulado y del país.

Mohammed bin SalmanUna fuente oficial, citada por la agencia de noticias oficial SPA, señaló que “el reino afirma su total rechazo a cualquier amenaza, ya sea mediante la imposición de sanciones económicas, usando presiones políticas o repitiendo falsas acusaciones que no socavarán al reino ni su posición en el mundo árabe e islámico ni en la comunidad internacional”.

El reino insistió con la teoría conspirativa según la cual es víctima de falsas acusaciones y amenazó con “grandes acciones” contra quienes se hagan eco de esas mentiras y le apliquen sanciones.

Por ahora, los medios en Arabia Saudita y Emiratos acusan a Qatar de haber difundido la “historia inventada por Turquía” según la cual Khashoggi fue asesinado dentro del consulado. El príncipe heredero ejerce suficiente control sobre el mensaje que se difunde a nivel interno, y mantiene el apoyo de la opinión pública, al menos por el momento.

Seguir leyendo

Más leídas