Seguinos en las redes

Israel

Israel. Al presidir su última reunión de gabinete, Bennett elogia el espíritu de unidad del gobierno

Publicada

el

.

Agencia AJN.- El primer ministro Naftali Bennett presidió el domingo su última reunión de gabinete, ya que se espera que la Knesset se disuelva esta semana y provoque nuevas elecciones en otoño.

El primer ministro elogió a la diversa coalición por sus logros, que, según declaró, eran fruto de su capacidad para trabajar unidos en nombre del pueblo.

La decisión de Bennett de desencadenar las elecciones pone fin a un ambicioso proyecto político que unió a ocho partidos ideológicamente dispares que dejaron de lado sus diferencias para desbancar al anterior líder, Benjamin Netanyahu, actual líder de la oposición, que ahora tiene una oportunidad de volver a dirigir el país. Las próximas elecciones, las quintas que celebra el país en cuatro años, profundizan una crisis política sin precedentes en Israel.

En la reunión semanal del gabinete, Bennett enumeró una serie de logros pertenecientes a su gobierno de un año de duración y dio las gracias a sus socios de coalición, entre los que se encuentran partidos dovish que apoyan la creación del Estado palestino, otros nacionalistas que no lo hacen y, por primera vez en la historia de Israel, una facción política árabe.

«Fue un gobierno excelente que se apoyó, sí, en una coalición complicada. Y aquí, en esta sala, hay un grupo de personas que supieron dejar de lado los desacuerdos ideológicos, para elevarse y trabajar por el Estado de Israel», dijo.

Bennett resumió el tiempo que el gobierno ha estado en el poder como el de proporcionar seguridad en el sur y la recuperación económica de los estragos de la pandemia del COVID-19.

«Por primera vez en años, la cosecha en las comunidades adyacentes a la Franja de Gaza ha finalizado de forma tranquila y satisfactoria, sin globos incendiarios, incendios ni cohetes de Hamás», dijo Bennett, en referencia a los ataques del enclave palestino gobernado por Hamás que perturbaron la vida cotidiana en las comunidades fronterizas en años anteriores.

Enumerando otros logros, dijo que cientos de miles de personas habían vuelto a trabajar después de que, en su punto álgido, la pandemia dejara sin empleo a más de un millón de israelíes.

«Juntos hemos llevado a Israel del colapso económico al crecimiento; juntos hemos reducido el astronómico déficit a cero», dijo.

La semana pasada, Bennett y el ministro de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, anunciaron que intentarían disolver la Knesset porque su coalición ya no podía funcionar. Un proyecto de ley preliminar para disolver el parlamento fue aprobado en primera lectura la semana pasada y está previsto que se apruebe en las votaciones finales del lunes.

Como parte del acuerdo de reparto de poder que llevó a Bennett al poder, está previsto que ceda el cargo de primer ministro a Lapid una vez que se disuelva el parlamento. Las elecciones están previstas para finales de octubre y los sondeos indican que el partido Likud de Netanyahu es el que más escaños obtendrá.

Pero como en la mayoría de las rondas de votación durante la actual agitación política, las encuestas consideran que Netanyahu, que está siendo juzgado por corrupción, no puede reunir una mayoría para formar un gobierno de coalición, y algunos de sus aliados tradicionales se niegan a unirse a él. Esto podría prolongar aún más la crisis después de la próxima votación.

Si bien el gobierno de Bennett ayudó a estabilizar la economía y sorteó el último año de la pandemia de coronavirus, se vio acosado por desacuerdos sobre los mismos temas que pretendía evitar, en particular la ocupación israelí de Cisjordania durante 55 años. Bennett dijo que había decidido poner fin a su experimento político porque el gobierno era incapaz de renovar las normas que consagran sistemas jurídicos separados para los colonos judíos y los palestinos.

La propia facción nacionalista de Bennett, Yamina, fue perseguida por los desertores, legisladores que dijeron que el primer ministro, un antiguo líder de los colonos, se había desviado demasiado hacia el centro en su intento de mantener la coalición intacta.

Después de que Nir Orbach, MK de Yamina, dijera a principios de este mes que él también se uniría a la oposición, Bennett y Lapid decidieron abandonar la coalición.

Bennett, que entró en política hace una década, no ha dicho si se presentará a las próximas elecciones.

Israel

El comandante de Hezbollah Hassan Hossein Salami murió en un ataque aéreo israelí

Agencia AJN.- Era el terrorista de Hezbollah responsable de la región de Hajir y fue eliminado en un ataque en el sur del Líbano.

Publicado

el

Por

hezbollah 3

Agencia AJN.- Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) confirmaron esta tarde que el comandante de la región oriental de la organización terrorista Hezbollah, Hassan Hossein Salami, murió en un ataque aéreo israelí.

“Un avión de las FDI apuntó y eliminó a Hassan Hossein Salami, el terrorista de Hezbollah responsable de la región de Hajir, en un ataque en el sur del Líbano”, afirmaron las FDI.

Salami era parte de la Unidad Nasser de Hezbollah y comandó recientes actividades terroristas contra civiles y soldados israelíes, incluidos lanzamientos de misiles antitanque hacia Kiryat Shmona y el cuartel general de la 769° Brigada.

Mientras tanto, Hezbollah lanzó unos 60 cohetes desde el Líbano hacia los Altos del Golán. La organización afirmó que el bombardeo estaba dirigido al cuartel general de la División del Golán y que uno de los cohetes impactó en un sitio israelí.

Hezbollah afirmó que los cohetes fueron en represalia por los ataques aéreos de las FDI en los que murieron dos agentes.

Seguir leyendo

Guerra

Embajador de Israel en la ONU: El secretario general debería dimitir hoy

Agencia AJN.- Antonio Guterres «tiene la principal responsabilidad por el hecho que las agencias que operan bajo su mando se hayan convertido en cómplices del terrorismo y algunas de ellas, tal como la UNRWA, en organizaciones terroristas declaradas», subrayó Gilad Erdan.

Publicado

el

Por

Erdan Guterres

Agencia AJN.- El embajador de Israel ante las Naciones Unidas, Gilad Erdan, embistió contra Antonio Guterres en su cuenta de X y aseguró que «el secretario general de la ONU debería dimitir hoy».

«El Consejo de Seguridad fracasó al abordar la guerra en (la Franja de) Gaza; más bien, contrariamente a la afirmación distorsionada del secretario general, fracasó al no condenar la masacre cometida por (la organización terrorista palestina) Hamas y al no unirse para apoyar a Israel, que fue atacado, en nuestra guerra para erradicar el terrorismo de Hamas y prevenir nuevas atrocidades», criticó.

«Lamentablemente, el secretario general ve los defectos de los demás pero está ciego ante los propios», apuntó Erdan.

«El secretario general, que expresó comprensión por la masacre del 7 de octubre y dedica sus esfuerzos únicamente a la situación humanitaria en Gaza, tiene la principal responsabilidad por el hecho que las agencias de la ONU que operan bajo su mando se hayan convertido en cómplices del terrorismo y algunas de ellas, tal como la UNRWA, se hayan convertido en organizaciones terroristas declaradas», subrayó.

«Desafortunadamente para todos nosotros, el secretario general considera que el papel de las Naciones Unidas es únicamente el de ayudar a quienes desean destruir a Israel y no comprende el papel de las Naciones Unidas para luchar contra el terrorismo e impedir el asesinato de inocentes en Israel y en todo el mundo», prosiguió su embajador.

«En lugar de criticar a otros, ¡el secretario general de la ONU debería dimitir hoy!», exigió Erdan.

«La falta de unidad del Consejo ante las operaciones militares israelíes en la franja tras los terribles atentados terroristas de Hamás del 7 de octubre socavaron gravemente -quizá fatalmente- su autoridad», lamentó Guterres ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) presentaron el domingo al gabinete de guerra un plan para la evacuación de la población civil palestina de las zonas de combate en Rafah y su estrategia operativa de cara al futuro.

Los líderes políticos y militares del Estado judío aseguraron que la operación no comenzará hasta que se haya garantizado la seguridad de los no combatientes.

Previamente, el primer ministro Benjamin Netanyahu había declarado que las FDI entrarían pronto en Rafah y que están a «semanas de la victoria total».

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!