Seguinos en las redes

Historias

Kristallnacht. Los presidentes de Israel, Alemania y Austria participan del evento virtual por el 82° aniversario

Agencia AJN.- Rivlin grabó un video junto a sus homólogos de los países europeos, convocando a participar de la recordación virtual.

Publicada

el

Captura de pantalla 2020-11-09 a las 4.43.07 p.m.

Agencia AJN.- El 9 de noviembre de 1938, los nazis quemaron más de 1.400 sinagogas e instituciones judías en Alemania y Austria en la ‘Kristallnacht’ (La noche de los cristales rotos), un momento crítico en la cadena de eventos que condujeron al Holocausto nazi.

Este lunes, Marcha por la Vida, organización que realiza viajes recorriendo los sitios donde tuvo lugar el genocidio y que culmina en Israel, marcará el 82° aniversario de la Kristallnacht con un mensaje de unidad y esperanza a través de una campaña internacional única. Con el título «Hágase la luz», Marcha por la Vida invitará a personas, instituciones y lugares de culto de todo el mundo a mantener sus luces encendidas durante la noche del 9 de noviembre como símbolo de solidaridad y compromiso mutuo en la batalla compartida contra el antisemitismo, racismo, odio e intolerancia.

Mediante un video, tanto el Presidente de Israel Reuven Rivlin como los presidentes de Austria, Alexander Van der Bellen, y de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, países donde ocurrió el fatídico hecho, anunciaron su presencia, a la vez que convocaron a otros a sumarse a la iniciativa y a dejar un mensaje de memoria.

Como parte de esta iniciativa virtual, personas de todo el mundo podrán sumar sus voces a la campaña. Se invita a personas de todas las religiones y orígenes a escribir mensajes personales de esperanza con sus propias palabras en el sitio web de la campaña: www.motl.org/let-there-be-light

La sinagoga principal de Frankfurt (una de las pocas sinagogas no destruidas en la Kristallnacht) también se iluminará, al igual que otros lugares de importancia religiosa y espiritual en todo el mundo. Los mensajes personales y las oraciones de la campaña virtual se proyectarán en las paredes de la Ciudad Vieja de Jerusalem. En el contexto del aumento del antisemitismo, el racismo y la sombra del COVID-19, estas expresiones individuales de optimismo y unidad ayudarán a iluminar el mundo contra la oscuridad y el odio. El proyecto Hágase la luz de Marcha por la Vida se está realizando en colaboración con el Centro Miller para la Protección y Resiliencia Comunitaria de la Universidad de Rutgers y la comunidad judía de Frankfurt.

Esa noche de 1938, hordas nazis llevaron a cabo un pogrom contra la población judía de Alemania, la Austria ya anexada y la zona de los Sudestes de la entonces Checoslovaquia, recientemente ocupada, que cruel y sarcásticamente fue denominado “Kristallnacht” y traducido al castellano como “La noche de los cristales rotos”.

Captura de pantalla 2020-11-09 a las 4.15.17 p.m.

Durante ese trágico episodio, las milicias paramilitares nazis -muchos de cuyos miembros estaban vestidos de civil- de las Schutzstaffel (SS) y las Sturmabteilung (SA) asesinaron a unos 400 ciudadanos judíos, confinaron a otros 30.000 en los campos de concentración de Dachau, Buchenwald y Sachsenhausen y destruyeron unos 8.000 comercios de su propiedad.

Además, atacaron 1.574 sinagogas alemanas -prácticamente todas- y la mayor parte de las 94 de Viena, y muchos cementerios.

El simbólico saldo fue una alfombra de vidrios sobre las calles, que dio lugar al casi inocente nombre del pogrom.

El gobierno nazi anunció que se había tratado de una reacción espontánea al asesinato de Ernst vom Rath, un oficial de la embajada alemana en París, por parte del joven polaco de 17 años Herschel Grynszpan, tras la expulsión de tierras germanas de miles de judíos de esa nacionalidad.

El ministro de Propaganda, Joseph Goebbels, acusó al “judaísmo mundial” y anunció que las manifestaciones no serían obstaculizadas.

Luego de lo sucedido, el jefe de la Policía de Seguridad (Sicherheitspolizei), Reinhard Heydrich, envió un telegrama urgente a las oficinas centrales y estaciones locales de la Policía Estatal y a los líderes de las SA con instrucciones específicas: los alborotadores “espontáneos” no podían dañar a personas o propiedad no judía, ni agredir a extranjeros -incluso judíos- y debían sacar y transferir al Servicio de Seguridad (Sicherheitsdienst) los archivos de las sinagogas antes de destrozarlas.

Las órdenes también indicaban que los oficiales de la Policía debían arrestar a la mayor cantidad de judíos, preferentemente hombres jóvenes y sanos.

El gobierno alemán declaró que los judíos eran culpables del pogrom, le impuso una multa de mil millones de reichsmark a la comunidad judía y confiscó las indemnizaciones de las compañías de seguro.

En las semanas siguientes, promulgó docenas de leyes y decretos destinados a privar a los judíos de sus propiedades y medios de vida, que con el tiempo se agravaron y derivaron en el Holocausto.

Dejá tu comentario

Historias

Gwyneth Paltrow financia un cartel histórico en el cementerio de sus antepasados judíos en Polonia

El cartel informativo se inaugurará el martes en el cementerio judío de Nowogród, en el noreste de Polonia.

Publicado

el

Por

actriz

Agencia AJN.- La estrella de cine Gwyneth Paltrow financió un cartel que narra la historia de los judíos en la ciudad natal de sus antepasados en Polonia. El cartel informativo -como lo llamó en un comunicado la Fundación para la Preservación del Patrimonio Judío en Polonia, que lidera el proyecto- se inaugurará el martes en el cementerio judío de Nowogród, en el noreste de Polonia.

El cartel «relata la historia de la comunidad judía desde el siglo XV, así como la creación del cementerio a finales del siglo XVIII, y la destrucción de la comunidad judía local y su cementerio» durante y después del Holocausto.

La familia del padre de Paltrow desciende de Nowogród. El tatarabuelo de Paltrow, Simon Paltrovich, había emigrado de Europa del Este a Estados Unidos y su padre, Hirsch, fue rabino en Nowogród.

troden

Hirsch Palterovich, asesinado en el Holocausto, fue recordado por los supervivientes de Nowogród como un hombre valiente que apagó sin ayuda un incendio que amenazaba con consumir todo el barrio judío de la ciudad. También era un experto en Cábala.

«Esto me deja boquiabierta. Porque yo estudio la Cábala. Puedo sentir cómo su espiritualidad sale de la página», dijo la actriz.

Paltrow, que ganó un Oscar a la mejor actriz por «Shakespeare in Love» en 1999, estaba especialmente unida a su padre, el director y productor Bruce Paltrow, fallecido en 2002.

«Mi padre fue el amor de mi vida hasta que murió. Mi padre realmente me inculcó la importancia del amor incondicional y el apoyo, y de tratar a tu familia con amor y respeto porque son tu familia», aseguró Gwyneth.

Seguir leyendo

Historias

Tras 56 años, Yehiel Karta decidió contarlo: ‘‘Yo incineré a Adolf Eichmann’’

«En el momento en que pusimos el cuerpo de Eichmann en el horno que ardía a una temperatura de 700 grados, sentí que este era el cierre de mi círculo como un hijo del pueblo judío que sufrió los crímenes de Adolf Eichmann, y especialmente por Sobrevivientes del Holocausto en Israel y el mundo», recordó Karta, con respecto a la noche del 31 de mayo de 1962 en la cárcel de Ramle.

Publicado

el

Por

kart

Agencia AJN.- 56 años después de haber participado en la ejecución de Adolf Eichmann, Yehiel Karta, un oficial retirado de la Policía de Fronteras de Israel, reveló que él había encendido el horno en el que fue incinerado el cadáver del hombre responsable de la ejecución del programa de exterminio de la Alemania nazi. Karta, ahora de 82 años, compartió los detalles de la historia con su esposa y cuatro hijos por primera vez hace menos de un año. El policía retirado dijo que sus hijos no le creyeron al principio y le preguntaron cómo hizo para mantener un secreto tan dramático.

«En el momento en que pusimos el cuerpo de Eichmann en el horno que ardía a una temperatura de 700 grados, sentí que este era el cierre de mi círculo como un hijo del pueblo judío que sufrió los crímenes de Adolf Eichmann, y especialmente por Sobrevivientes del Holocausto en Israel y el mundo», recordó Karta, con respecto a la noche del 31 de mayo de 1962 en la cárcel de Ramle. Karta se quedó de pie durante tres horas con los otros miembros del escuadrón que dirigía y mantuvo el horno encendido con un sacerdote que había llegado a la prisión para acompañar durante la ejecución y la cremación.

Karta, casado y padre de cuatro hijos, con diez nietos que trajeron siete bisnietos al mundo, se unió a la Policía de Fronteras en 1958. «Recuerdo que en 1960 secuestraron a Adolf Eichmann y el juicio provocó una tormenta. Tenía 21 años en ese momento, serví como comandante adjunto de la división de la Policía de Fronteras en el Aeropuerto Internacional Ben-Gurión», agregó.

Karta recordó cómo el comandante de la compañía, Moshe Tiomkin, llamó a los oficiales y anunció una «operación secreta» que tendría lugar ese mismo día.

«Solo entonces nos dimos cuenta de que Eichmann sería colgado ese día», repitió. «Tiomkin me dijo, ‘Karta, estará esperando a un lado con otros tres soldados’». Incluso después de los muchos años que pasaron, Karta habla dramáticamente mientras reconstruye la escena. «Tiomkin me llevó aparte y me dijo: ‘Adolf Eichmann será ahorcado hoy a las 12 en punto, de acuerdo con la ley, permanecerá suspendido durante una hora y a la una en punto recibirás el cuerpo junto con un sacerdote lo acompañará’».

Según Karta, su comandante señaló «un monstruo de hierro parado en el patio» y explicó que era el horno destinado a la cremación, en el lugar donde se encuentra ahora la prisión de mujeres «Neve Tirza». Karta agregó que cuando les dijo a los soldados que se suponía que lo acompañarían en la misión, se sintieron apremiados, pero él los tranquilizó y les pidió que se mantuvieran tranquilos. 56 años después Karta sigue tratando de suprimir los pensamientos de su extraña misión. «Solo sabía que esto era por el bien del pueblo de Israel y el pueblo judío», agregó. «Estamos haciendo justicia a las víctimas del Holocausto esta noche».

«A las 12 en punto se cumplió la sentencia de muerte y tuvimos que esperar una hora hasta que llegara el cuerpo». El cuerpo de Eichmann llegó «en una especie de vagón con una sola rueda y un sacerdote al lado», recuerda Karta. «Los soldados y yo intentamos empujar el carro con el cuerpo y cayó por un desequilibrio». Según él, el sacerdote estaba enojado y Karta le aseguró que no había sucedido a propósito.

Unos minutos más tarde, el cuerpo de Adolf Eichmann fue puesto en el horno caliente. «Cada una hora más o menos, el sacerdote examinaba la condición del cuerpo, hasta que alrededor de las cinco de la mañana decidió que se había quemado y apagó el horno», detalló Karta. Después de que el horno se enfrió, el sacerdote recogió las cenizas que se habían acumulado en el horno y las puso en una botella de vidrio. Karta condujo con el sacerdote hasta el puerto, quien arrojó las cenizas al mar.

«No fue una tarea fácil», concluyó Karta tras 56 años. «A pesar de que esta es una persona que merece la pena de muerte por el genocidio del pueblo judío, aun así fue difícil». Karta agregó que como joven combatiente de la Guardia de Fronteras sintió «una especie de cierre de un círculo, que saldamos una cuenta con uno de los mayores criminales nazis».

Según él, no le interesó ninguna distinción por la tarea diferente que recibió. «Terminamos de quemar el cuerpo, salimos de la prisión y regresamos a nuestra unidad».

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!