Seguinos en las redes

Economía

La economía israelí creció un 4,1 por ciento el tercer trimestre

Agencia AJN.- El gasto del consumidor, que fue el motor de crecimiento por un tiempo, confundiendo las expectativas de los economistas, creció a una tasa anual de 7,8 por ciento, anunció la Oficina Central de Estadísticas de Israel. Eso marcó su ganancia trimestral más fuerte desde el segundo trimestre del año pasado.

Publicada

el

economia israeli

Agencia AJN.- La economía de Israel creció a una tasa preliminar anualizada del 4,1% en el tercer trimestre, según informó la Oficina Central de Estadísticas, sorprendiendo a los pronosticadores al acelerarse repentinamente luego de una lenta primera mitad.

El gasto del consumidor, que fue el motor de crecimiento por un tiempo, confundiendo las expectativas de los economistas, creció a una tasa anual de 7,8 por ciento, anunció la Oficina Central de Estadísticas de Israel. Eso marcó su ganancia trimestral más fuerte desde el segundo trimestre del año pasado.

En términos per cápita, el gasto de los consumidores aumentó a una tasa de 5.7 por ciento en el tercer trimestre, desde un acelerado 4.2 por ciento en el segundo trimestre y una disminución de 1.5 por ciento en el primero. Después de una oleada de compra de automóviles hace un año, los israelíes parecían haber pasado a otros tipos de bienes duraderos. El gasto en artículos como refrigeradores y otros electrodomésticos aumentó a una tasa del 12.7 por ciento en los tres meses.

La inversión, por su parte, aumentó a un ritmo del 8,1 por ciento, desacelerándose desde un aumento del 11,1 por ciento en el trimestre anterior. Los gastos de capital aumentaron la ganancia, saltando un 13.2 por ciento para su segunda ganancia trimestral de dos dígitos consecutivos, liderada por grandes aumentos en el gasto en equipos de maquinaria en fábricas y en vehículos.

Sin embargo, la inversión en construcción residencial disminuyó a una tasa de 1.4 por ciento.

Los economistas esperaban que la economía mantuviera la misma tasa de crecimiento anual del 4 por ciento que tuvo en 2016, pero en los primeros seis meses, el PIB se expandió a una tasa anómala del 2,2 por ciento, lo que provocó que los economistas revisaran su pronóstico más bajo para el año. El mes pasado, el Banco de Israel recortó su estimación de crecimiento económico para 2017 a 3.1 por ciento de 3.4 por ciento.

El crecimiento en el tercer trimestre fue más rápido que el pronóstico promedio de 2.5 por ciento en una encuesta a economistas, pero las cifras de la Oficina de Estadísticas son preliminares y pueden ser revisadas abruptamente en informes posteriores.

Si Israel puede sostener altas tasas de crecimiento económico es central en el debate sobre cuándo el ministro de Finanzas, Moshe Kahlon, podrá permitirse recortar impuestos. Muchos economistas sostienen que el alto crecimiento y el aumento en los ingresos tributarios que ha creado, lo permitirá.

Sin embargo, otros, como el profesor Avi Simhon, presidente del Consejo Económico Nacional, argumentan lo contrario. “No estamos en auge, simplemente estamos en un período de crecimiento promedio a largo plazo. Si actuamos correctamente, seguiremos viendo un crecimiento a las tasas que hemos visto en los últimos años”, declaró.

No obstante, muchos analistas están preocupados por la forma en que la economía está creciendo. La disminución de la inversión en vivienda significa malas noticias para el impulso de Kahlon para bajar los precios de la vivienda, lo que requiere el suministro de nuevas viviendas para mantener el ritmo de la demanda.

El gasto del consumidor no puede continuar creciendo a un ritmo acelerado indefinidamente, siendo que las exportaciones, son el motor tradicional de crecimiento.

De hecho, la Oficina informó que las exportaciones de bienes y servicios, que representan casi un tercio de la economía, aumentaron a una tasa anualizada de 18,5 por ciento luego de una disminución en los tres meses anteriores.

Economía

Marius Nacht renuncia a la presidencia de Check Point

Agencia AJN.- El cofundador de la compañía de ciberseguridad israelí será reemplazado por Jerry Ungerman.

Publicado

el

Por

econ

Agencia AJN.- El presidente de Check Point Software Technologies Ltd., Marius Nacht, renunciará a la compañía israelí de seguridad cibernética, de la cual fue cofundador y se ha desempeñado como presidente desde 2015.

Nacht renunció recientemente al primer banco digital de Israel, que creó y que recibió una licencia del Banco de Israel el año pasado. Dijo que quería centrarse en nuevos proyectos de salud y boitech.

En Check Point, Nacht será reemplazado por Jerry Ungerman, quien ha sido vicepresidente desde 2015. Ungerman fue ejecutivo senior en Hitachi y otras compañías antes de unirse a Check Point, donde anteriormente se desempeñó como presidente y vicepresidente ejecutivo.

Nacht dijo: “Veintisiete años después de la cofundación de Check Point, concluyo mi papel como Presidente de la Junta con gran orgullo y confianza en la empresa y su contribución crucial a sus socios y clientes en todo el mundo”. “A medida que el mundo continúa estando más conectado y la dependencia de las plataformas digitales crece, la necesidad de seguridad cibernética integral y confiable es más importante que nunca”, sostuvo.

El CEO de Check Point, Gil Shwed, dijo que “desde la creación de Check Point en 1993, Marius ha sido uno de los padres fundadores de la industria de alta tecnología líder de Israel”. “Estoy seguro de que alcanzará este nivel de éxito en sus iniciativas actuales en la atención médica industria. En nombre de todos nosotros en Check Point, queremos agradecer a Marius por su tremenda contribución a Check Point y a la economía de Israel. La Junta Directiva de Check Point ha jugado un papel clave en el éxito global de la compañía, y estamos seguros de que continuará haciéndolo bajo el liderazgo de Jerry”, transmitió.

Check Point también nombró a Guy Gecht como director independiente principal.

Seguir leyendo

Economía

Nueva encuesta: el 40% de los israelíes tiene dificultades para cubrir sus gastos básicos

Agencia AJN.- Las solicitudes de asistencia social en Israel aumentaron un 50% después de la pandemia del coronavirus. El desempleo se disparó a un máximo histórico.

Publicado

el

Por

encuesta

Agencia AJN.- En medio del plan de reapertura del Estado de Israel, una nueva encuesta reveló que el 40% de los israelíes tienen problemas para pagar sus gastos básicos y que las solicitudes al Ministerio de Bienestar aumentaron un 50%.

La encuesta, realizada por la Comunidad Internacional de Cristianos y Judíos (The Fellowship) y el Instituto de Geocartografía, plasmó una imagen alarmante de las secuelas de la crisis del coronavirus. La encuesta se realizó a 600 personas y sirve como una muestra representativa de la población en Israel.

“Los resultados de la encuesta sirven para subrayar lo que la mayoría de los expertos ya sospechaban: a pesar de que la emergencia médica para la mayoría del pueblo israelí está disminuyendo, el impacto económico y social causado por la crisis del COVID-19 ha sido devastador”, expresó Yael Eckstein, presidente y CEO de The Fellowship. “Todavía tenemos mucho trabajo por hacer en los próximos meses para ayudar al pueblo de Israel a recuperarse”.

Una cuarta parte de los participantes de la encuesta (24,7%) fueron despedidos de sus trabajos, y en el 14,1% de las parejas, ambos miembros perdieron sus ingresos. Una quinta parte de los participantes (21%) declaró que perdió la mitad o más de los ingresos de su hogar debido a la crisis. Solo una cuarta parte (24,7%) dijo que sus ingresos no se vieron afectados en absoluto.

Alrededor del 40% de los participantes respondieron que enfrentan dificultades para pagar los gastos básicos. Uno de cada diez israelíes (9,6%) tiene problemas para comprar alimentos. Una décima parte de los israelíes (9,3%) informó dificultades para pagar su hipoteca o alquiler y el 8,6% tiene problemas para pagar facturas como electricidad, agua, gas e impuestos municipales.

Una décima parte de los participantes de la encuesta dijo que corren el peligro de ser desalojados de sus hogares o de que se les corte la electricidad o el agua. Una cuarta parte de los israelíes (25,4%) necesitan asistencia económica de sus familiares o amigos. Más de una décima parte de los participantes tendrán que regresar o ya han regresado a vivir con sus padres debido a la crisis.

Alrededor del 13% respondió que ya está recibiendo asistencia o que solicitará asistencia en un futuro cercano a departamentos sin fines de lucro o de servicios sociales en las autoridades locales. Un tercio de los participantes espera que les tome más de seis meses recuperarse del daño causado por la crisis del coronavirus, según publicó Arutz Sheva.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!