Seguinos en las redes

Bolivia

Comunidad judía de Bolivia: “Seis bolivianos murieron en el atentado a la AMIA y ningún gobierno de nuestro país se preocupó por reclamar”

AJN.- Así lo expresó en una entrevista con AJN el presidente del Círculo Israelita de La Paz, Ricardo Udler. Por otro lado, se refirió a las relaciones entre Israel y América Latina: “No nos olvidemos de que el cambio que se ha dado en los Estados Unidos también puede ser un camino para el mejoramiento con las relaciones entre Israel y Latinoamérica”.

Publicada

el

Líder de la comunidad judía de Bolivia: “Seis bolivianos murieron en el atentado a la AMIA y ningún gobierno de nuestro país se preocupó por reclamar”

¿Qué evaluación hace sobre la comunidad judía en 2016?
Las actividades de la comunidad judía de Bolivia han cumplido con todo lo que se ha programado. Primero, hemos estado en íntimo contacto entre las tres comunidades, la de Santa Cruz, la de Cochabamba y la de La Paz. Hemos hecho un programa en el cual el guía religioso de la comunidad de La Paz ha asistido y prestado ayuda en todas las oportunidades que se han requerido de las otras comunidades. Hemos festejado todas las fiestas religiosas. La comunidad de La Paz es una comunidad que en el aspecto religioso realiza todas las actividades, es una comunidad cuya sinagoga funciona todos los lunes, jueves, viernes y sábados, en todo lo que se requiere a la parte de religiosidad. Esto se debe sobre todo a que la comunidad en La Paz está en un proceso de decrecimiento, porque los miembros una vez que terminan el colegio secundario se van a estudiar a las universidades en el exterior y es muy difícil que retornen. Entonces, la comunidad se está haciendo cada vez más pequeña y en el sentido de actividades comunitarias nos hemos dedicado más que todo a programar actividades para la tercera edad, ya que en la comunidad tenemos muy poca actividad de juventud y tenemos, lastimosamente, tres o cuatro niños en la comunidad. A los de la tercera edad les damos una serie de actividades durante todo el año.

¿Qué eventos destaca a lo largo del año?
Hemos tenido dos eventos externos grandes: uno ha sido la conmemoración que hacemos una vez al año sobre el Kristallnacht (La noche de los cristales rotos) con la participación del cuerpo diplomático, entre ellos embajadores de Alemania, Francia, Inglaterra, España e Italia, y también ha participado el Nuncio Apostólico. Hemos tenido hace poco una reunión junto a la embajada americana en el diálogo interreligioso, donde la comunidad, en el buen sentido, lleva la batuta. Nos reunimos con la Iglesia católica, la comunidad musulmana y hemos tenido dos diálogos interreligiosos durante el año. Hemos participado sobre todo con el cuerpo diplomático en lo que se refiere a la parte del Holocausto. Estamos intentando hacer una actividad grande el próximo año, en la que participe tanto el cuerpo diplomático, como la comunidad civil y ojalá D’s quiera que podamos lograr que las autoridades nacionales puedan participar del 27 de enero, en que se conmemora el Holocausto por Naciones Unidas. En la parte institucional, hemos participado de muchos foros internacionales, tanto del Congreso Judío Latinoamericano, como del Congreso Judío Mundial, también del Comité Judío Americano, del cual participamos siempre. Estaremos pronto presentes en un foro sobre terrorismo y sobre blanqueo de capitales en el terrorismo, que se dará dentro de unos días, auspiciado por el Ministerio de Justicia, por el Ministerio de Seguridad y la DAIA en Argentina.
Estamos muy atentos con todo lo que sucede en el ámbito judío boliviano como también en el ámbito judío internacional, en íntimo contacto con el Congreso Judío Latinoamericano, el Congreso Judío Mundial y autoridades israelíes.

¿Cómo está la situación política entre Bolivia e Israel? ¿Se está trabajando para volver a restablecer las relaciones?
Se está trabajando, se está intentando, pero hay que saber que por el momento no hay relaciones diplomáticas entre los países y no hay un relacionamiento adecuado entre lo que es Estados Unidos y Bolivia. Estamos tratando de ver todos los canales posibles para acercarnos al Ejecutivo y poder dialogar con ellos, tratar de restablecer reuniones que sean primero comunitarias con el Ejecutivo, que se sepa que acá hay una gran comunidad judía de profesionales, de gente que está de cuarta generación en Bolivia y que han hecho mucho por el país. Pero bueno, estamos en el camino y trataremos que el año 2017 sea un año de diálogo y acercamiento hacia las autoridades nacionales.

¿Con respecto al antisemitismo como fue este año?
Nosotros podemos indicar que el problema de antisemitismo en Bolivia lo tenemos que catapultar, que tiene que ver mucho cuando hay un tipo de alteraciones en lo que se refiere a la política de Medio Oriente, entre el Estado de Israel y sus vecinos. Cuando hay alguna situación, ya sea un enfrentamiento bélico u olas de atentados en Israel, repercuten en pequeños brotes de antisemitismo, pero es un antisemitismo que lo estamos exportando y que no es un antisemitismo interno.
También hemos hecho alguna que otra intervención a través de la embajada de Perú para tratar en lo posible de ayudar a que miembros de un evento culinario que se ha dado hace poco en Israel y que uno de los chef de los restaurantes más famosos en Bolivia, que es el número 14 en el mundo, asista a este evento en Israel. Hubo algún tipo de trabas, ONGs que quisieron hacer el BDS en nuestro medio y hemos logrado a través de la comunidad y de la embajada que este Chef acuda a Israel y participe de esos eventos.
Estamos en movimiento, no nos dejamos atrás pero las cosas hay que tratar de hacerlas con cuidado y con suma cautela.

¿Los jóvenes de Bolivia están haciendo aliá a Israel?
La comunidad en La Paz es una comunidad que oscila entre los 40 años para arriba y, como se dice, “son árboles que ya están arraigados con el Estado boliviano”. Es decir, con la vida en Bolivia. Pero la mayor parte de gente que hace aliá no son familias, sino son muchachos que deciden irse a Israel para encarar un futuro y sobretodo son de la comunidad de Santa Cruz. No nos olvidemos que La Paz tiene una comunidad aproximadamente de 180 personas, Cochabamba tiene entre 60 y 70 y Santa Cruz está oscilando entre los 200 y 300. Hay cierto tipo de diferencias en el orden religioso, pero estamos siempre unidos y son sobre todo la juventud los que más aliá hacen.

Con respecto a los gobiernos latinoamericanos, ¿cree que serán favorables a Israel en un futuro cercano?
Se están dando cambios hay que saber reconocer, de que UNASUR se está viendo quebrada en cierto sentido, ya que no nos podemos olvidar que Argentina tiene hoy por hoy un nuevo gobierno que está entrando en un relacionamiento mucho mejor que el anterior con el Estado de Israel. El gobierno brasileño, después de todos los hechos que han sucedido con la debacle del gobierno de la señora Dilma Rousseff, actualmente está en un proceso de cambio. En países como Chile, imagino que no debe ser muy fácil para la comunidad ya que están viviendo dentro de un conjunto de migraciones palestinas enormes con las que han sabido convivir siempre. Yo creo que estos gobiernos van a entrar en algún cambio. No nos olvidemos que el cambio que se ha dado en los Estados Unidos también puede ser un camino para el mejoramiento con las relaciones entre Israel y Latinoamérica. En el aspecto de lo que se puede ver lo que es Venezuela, lo que es Nicaragua, gobiernos que están con muchos problemas en el orden económico, creo que tienen que haber cambios desde ese orden en el año 2017. No creo que Venezuela pueda soportar el problema inflacionario y el problema de racismo y xenofobia que se están dando en varios países, pero hay que ser optimistas de que lo que más debemos luchar nosotros en Latinoamérica es que los gobiernos sigan siendo democráticos y no sean dictaduras democráticas que se quieren establecer de por vida en el gobierno.

Sobre la resolución de la UNESCO, ¿cómo lo han tomado y qué consecuencias cree que dejó en Latinoamérica?
Yo creo que no podíamos esperar otra cosa de la UNESCO, que es una de las organizaciones internacionales nefastas que han entrado en cambios donde lastimosamente tienen resoluciones en contra del Estado de Israel. Era de esperarse una serie de estas cosas, pero yo creo que el trabajo que tenemos que hacer como diáspora es la de inculcar, la de enseñar y transmitir lo que nosotros podemos transmitir a las poblaciones civiles de todos los países. Pero realmente es una vil mentira y están mintiéndole a la historia, están tratando de desviar muchas cosas que tienen que ver con cierto tipo de también cambios políticos que se están dando en el globo, como son los extremismos fundamentalistas islámicos. Hay grupos de terror que están entrando a ser parte de los consejos de seguridad de las Naciones Unidas, la UNESCO, pero sabemos que lo que nosotros necesitamos son soluciones y no resoluciones. Mucha gente culta en Bolivia se ha dado cuenta de la mentira vil, del error histórico que ha cometido este organismo internacional y me imagino que se irán dando cuenta solos o cuando surjan los cambios que se van a dar en muchas partes del mundo veremos cuál va a ser la respuesta que van a dar. No nos olvidemos que hoy en día van a haber cambios radicales en la política estadounidense, cambios en la política rusa, en la política China, que todo eso va a tener que hacer sentir una serie de situaciones en Latinoamérica.

¿Qué reflexión tiene sobre los atentados que quedaron impunes en América Latina?
Me preocupa de sobremanera y es esperemos que el caso AMIA, el caso de la Embajada de Israel en Argentina se puedan solucionar. Que el fenómeno Nisman salga a la luz y se sepa toda la verdad. Y que todas esas 86 muertes que hubo en el ‘94, se puedan solucionar de la manera justa. Que la justicia sea de una vez por todas y dé la tranquilidad a todas esas almas, dentro de las cuales debo reconocer que hubo seis muertes de ciudadanos bolivianos que trabajaban en ese entonces en la AMIA y que tampoco han tenido justicia. Ningún gobierno del país nuestro se ha preocupado por reclamar. Sólo ha sido la comunidad judía de Bolivia la que ha preguntado, la que ha estado siempre tratando de averiguar qué es lo que ha pasado y ojalá quiera D’s que la justicia Argentina tome las riendas y de una buena vez por todas se haga justicia con esos dos atentados.

Dejá tu comentario

Bolivia

Irán y Bolivia acuerdan reforzar relaciones militares

Agencia AJN.- El jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes, general Mohammad Baqeri, expresó que su país y Bolivia están preparados para mejorar la cooperación militar. Su par sudamericano, Yamil Octavio Borda Sosa, se encuentra desde este viernes en visita oficial a Teherán.

Publicado

el

Por

aaac962d-63b9-4c19-9e6f-8cceaf2b4ce7

Agencia AJN.- “Nuestra nación conoce a Bolivia como un país que resistió a los deseos de Estados Unidos, y las fuerzas armadas bolivianas hicoeron muchos esfuerzos por la independencia del país a la que damos gran valor”, expresó en conferencia de prensa, el jefe de las Fuerzas Armadas iraníes, Mohammad Hossein Baqeri, después de su reunión con su par boliviano Yamil Octavio Borda Sosa, en Teherán, consignó el Tehrantimes.

“El ejército boliviano expresó su interés en la cooperación técnica y militar, proyectos de vivienda para las fuerzas armadas y programas de capacitación”, expresó la autoridad castrense persa, citada por Press TV.

Iran, Bolivia agree to enhance military ties

Por su parte, Sousa dijo que su viaje a Irán tuvo como objetivo “ampliar las relaciones”.

“Llevo el mensaje de amistad en nombre del gobierno y el pueblo bolivianos”, dijo el comandante boliviano quien llegó a Irán este viernes.

El Almirante Sosa tiene previsto reunirse con otros oficiales militares iraníes, así como con el ministro de Defensa General de Brigada, Amir Hatami, durante su estadía en Teherán.
FO

Seguir leyendo

Bolivia

Israel: Latinoamérica tuvo “un rol preponderante en 1947, y ahora en reconocimiento de Jerusalem”

Agencia AJN.- “¡Gracias por su apoyo y su amistad!”, tuiteó hoy, viernes, en castellano, el vocero de su Cancillería, Emmanuel Nahshon, junto con una bandera de su país. Se refiere al anuncio de Guatemala de que trasladará su embajada y los anticipos en el mismo sentido de Paraguay y Honduras, pero también a la promoción y aprobación de la resolución 181 de la ONU, de la Partición.

Publicado

el

Por

Tuit Najshón AMLAT

Agencia AJN.- “Países latinoamericanos tuvieron un rol preponderante en la historia del Estado de Israel en 1947 y ahora muestran el camino con el reconocimiento de #Jerusalem como nuestra capital”, tuiteó hoy, viernes, en inglés, el vocero de su Cancillería, Emmanuel Nahshon.

“¡Gracias América Latina por su apoyo y su amistad!”, añadió en castellano, junto con una bandera de Israel [ver captura].

El portavoz se refiere al anuncio de Guatemala de que trasladará su embajada hacia la Ciudad Santa y los anticipos en el mismo sentido de Paraguay y Honduras, pero también a lo ocurrido hace 71 años y que tal vez no esté fresco en la memoria de la opinión pública.

El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, presidida por el brasileño Osvaldo Aranha, aprobó con 33 votos a favor, 13 en contra y 10 abstenciones (Argentina entre ellas), la resolución 181 que avalaba la Partición del Mandato Británico en la Tierra de Israel para la creación de dos Estados, uno judío y otro árabe, que los primeros consagraron medio año después con la fundación de Israel y los segundos rechazan hasta hoy.

De ese modo, el organismo aceptó la recomendación del informe del 31 de agosto del Comité Especial de poner fin a la ocupación el 15 de mayo de 1948 y que las tropas completen su evacuación en tres meses y se dictaminó que la división se implementaría de acuerdo a la distribución demográfica de la población local.

Para garantizar la neutralidad del mismo se decidió que estuviera compuesto por representantes de once países, pero ninguna de las grandes potencias, y allí tuvieron una destacada tarea Jorge García Granados, de Guatemala; Alberto Ulloa, de Perú; y sobre todo, Enrique Rodríguez Fabregat, de Uruguay, quienes promovieron esa solución.

Los otros países iberoamericanos opinaron así: Bolivia, Brasil, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Venezuela apoyaron, Cuba se opuso y Colombia, Chile, El Salvador, Honduras y México no se pronunciaron.

CGG

Seguir leyendo

Más leídas