Seguinos en las redes

Coronavirus

Médico judío comparte en Twitter tratamiento por coronavirus a paciente con tatuajes nazis y se vuelve viral

Publicada

el

GettyImages-1226427962

Agencia AJN.- Un médico judío de California publicó una historia en Twitter sobre el tratamiento que suministró a un paciente que sufría de Covid-19, y cuyo cuerpo estaba cubierto de tatuajes nazis. El profesional de la salud habló sobre cómo se puso a prueba su compasión, informó Independent.

El doctor Taylor Nichols, cuyos tuits que transmiten la experiencia se volvieron virales desde entonces, explicó que “lidiar con las consecuencias de quienes se niegan a seguir las pautas de salud para detener la propagación del coronavirus lo han agotado”, pero él y sus colegas “deben seguir adelante”.

Fue así que dio con el paciente que “parecía enfermo. Incómodo. Asustado”, y una vez que el personal de la sala de emergencias del Mercy San Juan Hospital cerca de Sacramento le quitó la camisa al hombre, todos notaron los tatuajes en su torso.

“La esvástica se destacaba audazmente en su pecho. Los tatuajes de las SS y otras insignias que antes estaban cubiertas por su camisa ahora eran obvias en la habitación”, relató Nichols.

Otros miembros del personal médico presentes incluyeron una enfermera afroamericana y un terapeuta asiático, relató Nichols.

“No me deje morir, doctor”, dijo sin aliento el hombre de complexión sólida mientras lo cambiaban de un aparato respiratorio CPAP a una mascarilla y ventilador de hospital.

El hombre mostraba signos de años de uso de metanfetamina y sus dientes estaban “casi desaparecidos”.

6kJyVRCQ_400x400

Humanista. Médico de Medicina de Emergencia. Entusiasta de las políticas de salud. Las opiniones son mías y no representan las opiniones ni las opiniones de ninguna organización, así se definió en su cuenta de Twitter, Nichols.

Nichols aseguró al paciente que lo cuidarían y lo mantendrían con vida lo mejor que pudieran.

El hombre siguió luchando por respirar y se le preguntó si le gustaría ser intubado si fuera necesario. El hombre respondió que quería que el equipo hiciera todo lo posible.

“Todos vimos. Los símbolos de odio en su cuerpo anunciaban con orgullo sus puntos de vista. Todos sabíamos lo que pensaba de nosotros. Cómo valoraba nuestras vidas”, escribió el médico en su cuenta de Twitter. “Sin embargo, aquí estábamos, trabajando a la perfección como equipo para asegurarnos de darle la mejor oportunidad que pudimos de sobrevivir. Todo ello con máscaras, batas, protectores faciales, guantes”.

El doctor Nichols escribió sobre el estrés, el miedo y el aislamiento de aquellos en el campo de la medicina que tienen que lidiar con el virus sin parar a medida que se acelera la pandemia del coronavirus.

Al describir cómo ha tratado a los pacientes racistas y las esvásticas desde la escuela de medicina, Nichols escribió que siempre lo ha superado con el mantra de que la persona acudía a él necesitando un médico y que eso es lo que es.

Admite que se pregunta qué pensaría el hombre de los tatuajes nazis acerca de que un médico judío lo cuidara, o cuánto lo habría hecho el hombre si se invirtieran los papeles.

“Por primera vez, reconozco que dudé, ambivalente”, escribió Nichols. “La pandemia me ha desgastado y mi mantra no está teniendo el mismo impacto en este momento… Y me doy cuenta de que tal vez no estoy bien”.

La historia ha sido retuiteada miles de veces y recibió cientos de miles de me gusta en Twitter.

California tiene 1.24 millones de casos confirmados de Covid-19 y ha registrado oficialmente 19,212 muertes. Los Estados Unidos en su conjunto se están acercando rápidamente a 14 millones de casos y 270,000 muertes.

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus/Israel. Trece personas sufren parálisis facial después de recibir la vacuna

Agencia AJN.- Los médicos del sistema de salud estiman que en la práctica el número de casos es mayor, pero que no muchos lo reportan.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2021-01-15 a las 4.50.27 p.m.

Agencia AJN.- El Ministerio de Salud de Israel informó que unas 13 personas han experimentado una leve parálisis facial como efecto secundario después de recibir la vacuna contra el COVID-19, y que estima que el número de casos podría ser mayor. Los funcionarios han planteado interrogantes acerca de si se debe o no administrar la segunda dosis a estas personas, aunque el ministerio indicó que se siga con el tratamiento original.

“Durante al menos 28 horas estuve con la cara paralizada”, dijo a Ynet una persona que tuvo el efecto secundario. “No puedo decir que haya desaparecido por completo después, pero aparte de eso no tuve otros dolores, excepto un dolor menor donde recibí la inyección pero nada más”. En cuanto a recibir la segunda dosis, admite que está indecisa, pero dice que “es importante señalar que esto es algo excepcional, y no quiero que la gente evite vacunarse, es importante hacerlo”.

“Recientemente me encontré, por ejemplo, con alguien vacunado que estaba lidiando con la parálisis, y decidí no darle una segunda dosis”, dijo a Ynet la Prof. Galia Rahav, directora de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Centro Médico Sheba. “Es cierto que se puede dar según el Ministerio de Salud, pero no me sentí cómoda con ello”.

Además, la doctora sostuvo que “nadie sabe si esto está relacionado con la vacuna o no. Por eso me abstendría de dar una segunda dosis a alguien que sufrió de parálisis después de la primera”. Sin embargo, el Ministerio de Salud declaró que la segunda dosis sólo debe ser proporcionada cuando la parálisis pase, informó Ynet.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus. Casi 170.000 israelíes recibieron la segunda inyección de la vacuna sin efectos secundarios relevantes

Agencia AJN.- En un estudio realizado sobre las primeras 600 personas que recibieron la segunda dosis, el 70% informó de una leve molestia o dolor localizado, pero no hubo reacciones graves ni se reportaron efectos secundarios importantes.

Publicado

el

Por

ISRAEL-HEALTH-VIRUS-VACCINE

Agencia AJN.- Casi 170.000 israelíes han recibido la segunda inyección de la vacuna contra el coronavirus, según un informe publicado este viernes. Los estudios iniciales indicaron que los vacunados pueden haber sufrido molestias y dolores menores, pero no hay efectos secundarios significativos.

El informe, elaborado por el prestador de salud Maccabi encontró que de las primeras 600 personas que recibieron la segunda dosis, el 70% dijo que sintieron algún dolor en el lugar de la inyección u otros efectos menores como fiebre, náuseas o mareos dentro de las primeras 72 horas después de recibir la vacuna. “Incluso si la gente no se siente bien durante los primeros días, los efectos pasan rápidamente y pronto estarán protegidos de la enfermedad”, dijo el director general de Maccabi, Ran Saar, a las noticias del Canal 13.

Saar dijo que era muy alentador ver que los israelíes estaban siguiendo las instrucciones y recibiendo sus segundas inyecciones como estaba previsto.

El jueves, 56.716 israelíes recibieron su primera vacuna, sumando un total de 1.992.806, y otros 64.366 recibieron su segunda dosis, llegando a 169.707. Se trata de la tasa de vacunación más alta del mundo con un amplio margen, según el sitio web Our World In Data.

mcdatathing

Los hallazgos se correlacionan con las cifras del Ministerio de Salud publicadas el jueves que indicaron que de casi 2 millones de personas vacunadas, sólo 1.127 personas presentaron informes de sufrir efectos secundarios, siendo la mayoría de ellos dolores menores.

Los efectos secundarios más comunes reportados fueron debilidad, mareos, dolores de cabeza y fiebre, con 293 casos combinados, dijo el ministerio. Otras 307 personas informaron de síntomas localizados en los lugares donde se administró la inyección, como dolor, restricción de movimiento, hinchazón y enrojecimiento.

Las reacciones más graves fueron 13 casos reportados de parálisis de Bell, una debilidad temporal o parálisis de los músculos de la cara. Tres personas informaron de un sabor metálico amargo en la boca, dos personas tuvieron dificultades para respirar y una persona se desmayó.

Como resultado de los hallazgos, la Asociación Médica de Israel recomendó al Ministerio de Salud que las personas que habían sufrido parálisis en músculos de la cara después de la primera inyección no recibieran la segunda dosis de la vacuna, diciendo que no había suficiente información sobre el tema por el momento. Sin embargo, el Dr. Erez Libel de la prestadora de salud Clalit dijo que “no nos preocupan los efectos secundarios, son menores y no son diferentes de los que vemos en otras vacunas que conocemos bien”.

Las cifras del Ministerio de Salud también indicaron que a medida que pasaba el tiempo después de recibir la primera inyección, la posibilidad de infectarse disminuyó significativamente. El estudio encontró que 82.567 personas se infectaron dentro de la semana de recibir la primera inyección, pero sólo 4.500 después de 15 días.

Los resultados positivos llegan cuando el Ministerio de Salud anunció que todos los israelíes mayores de 45 años podrán recibir la primera vacuna COVID-19 a través de sus proveedores de salud a partir del domingo, ya que la campaña de vacunación de Israel sigue creciendo.

El primer ministro Benjamin Netanyahu prometió la semana pasada que Israel intensificaría aún más su campaña de vacunación, con el objetivo de administrar 170.000 vacunas al día. Un nuevo lote de cientos de miles de dosis de la vacuna de Pfizer aterrizará en el aeropuerto Ben Gurion pronto.

A finales de marzo, Israel habrá vacunado a 5,2 millones de ciudadanos contra el coronavirus, según un plan elaborado por el Ministerio de Salud.

Las cifras actualizadas publicadas el viernes por la mañana por el Ministerio de Salud dijeron que 9.192 nuevos casos habían sido confirmados el día anterior – el cuarto consecutivo con más de 9.000 casos. Sin embargo, la tasa de pruebas positivas, 7,7 por ciento, fue aproximadamente la mitad del récord alcanzado en septiembre. El número de pruebas diarias ha crecido dramáticamente y se situó en 123.111 el jueves.

Las cifras iniciales del viernes mostraron una tasa de positividad similar del 7,2% – 1.807 casos de 25.230 pruebas realizadas antes de las 10 de la mañana.

El número total de casos desde que comenzó la pandemia, que superó el medio millón el lunes, alcanzó los 533.026, incluyendo 79.084 casos activos – un nuevo récord histórico. De ellos, 1.141 personas se encontraban en estado grave, incluyendo 351 en estado crítico y 291 con respiradores.

El número de muertos aumentó a 3.892, un incremento de 49 desde el jueves por la mañana.

Debido a las altas cifras de morbilidad y mortalidad, el gobierno la semana pasada endureció las medidas de cierre que entraron en vigor una semana antes, ordenando el cierre de escuelas y negocios.

Netanyahu instó a los israelíes a adherirse a las restricciones del virus ordenadas por el gobierno y dijo que aún no se había tomado ninguna decisión sobre la ampliación del tercer cierre nacional, que los funcionarios de salud han señalado que durará más allá de la fecha original de finalización del 21 de enero.

La policía se preparó para ampliar considerablemente la aplicación del cierre durante el fin de semana, estableciendo puestos de control que funcionarán las 24 horas del día. Además, las fuerzas de seguridad informaron que docenas de puestos de control fueron establecidos a lo largo de las principales carreteras, así como dentro de las ciudades y pueblos. El aumento de las medidas de aplicación comenzó a las 6 a.m. del viernes.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!