Seguinos en las redes

Medio Oriente

Netanyahu y el Príncipe Heredero de los Emiratos Árabes Unidos acuerdan reunirse tras la aprobación del tratado

Agencia AJN.- El primer ministro y Mohammed bin Zayed se invitan mutuamente y piden una “mayor consolidación de la paz en Medio Oriente”. El Parlamento israelí votará el jueves si aprueba el acuerdo.

Publicada

el

WhatsApp-Image-2020-10-12-at-11.52.59-640×400

Agencia AJN.- El primer ministro Benjamín Netanyahu y el líder de facto de los Emiratos Árabes Unidos han acordado reunirse en un futuro próximo, según anunció el lunes la oficina del primer ministro. Más temprano, su gobierno dio la aprobación inicial a un histórico tratado entre los países.

Netanyahu y el Príncipe Heredero Mohammed bin Zayed Al Nahyan hablaron durante el fin de semana y acordaron reunirse “pronto”, según un resumen del diálogo proporcionada por la Oficina del Primer Ministro.

La conversación fue la primera entre los dos desde que se anunció el acuerdo para normalizar los lazos entre los estados el 13 de agosto.

El mensaje no especificó donde se llevaría a cabo la reunión, pero Netanyahu dijo que esperaba con interés recibir una delegación de alto nivel de los Emiratos Árabes Unidos en Israel.

Esta sería “una visita recíproca” después del viaje del 31 de agosto a Abu Dabi de una delegación israelí encabezada por el Asesor de Seguridad Nacional, Meir Ben Shabbat.

Netanyahu dijo a los ministros en la reunión semanal del gabinete del lunes que había hablado con bin Zayed, describiéndolo como un amigo. “Lo invité a visitar Israel, y él me invitó a visitar Abu Dabi”, señaló.

Durante la reunión, los ministros votaron unánimemente a favor de llevar el tratado de paz a votación en la Knesset (Parlamento), donde se ha programado un debate y una votación sobre el “Tratado de Paz, Relaciones Diplomáticas y Normalización Completa entre los Emiratos Árabes Unidos y el Estado de Israel” para el próximo jueves.

El primer ministro dijo al príncipe heredero de los Emiratos que está convencido de que, dada la popularidad del tratado de paz en Israel, será aprobado “sin demora”.

Un comunicado de la agencia oficial de noticias de los Emiratos dijo que Netanyahu inició el llamado y que ambos discutieron “la progresión de las relaciones bilaterales en vista del acuerdo de paz que los dos países firmaron recientemente”.

Netanyahu dijo a los ministros que las partes discutieron la cooperación en varias áreas, incluyendo la lucha contra el coronavirus. “Ya está sucediendo y sucederá a una escala mucho mayor. Esto nos ayudará enormemente a superar la pandemia”, expresó.

El primer ministro israelí y el Príncipe Heredero pidieron conjuntamente “una mayor consolidación de la paz en Medio Oriente, que contribuirá a la estabilidad, la seguridad y la prosperidad de todos los pueblos de la región”, y expresaron su agradecimiento al Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por su apoyo a este esfuerzo.

El Acuerdo de Abraham refleja un “cambio dramático” en la posición geopolítica de Israel, manifestó Netanyahu. “Los países árabes quieren hacer la paz con nosotros, porque ven cómo hemos convertido a Israel en una nación poderosa. También ven cómo nos enfrentamos a Irán, a veces solos, frente al mundo entero. Entienden que podemos ayudarles en muchas áreas. Ven que Israel no sólo no es una carga ni un enemigo, sino que es un aliado esencial en todo momento, especialmente ahora”, agregó.

Además, aseguró que no tenía ninguna duda de que otras naciones árabes y musulmanas pronto firmarán también acuerdos de paz con Israel.

El domingo, Trump habló con el líder de los Emiratos y lo felicitó “por su liderazgo en la firma de los Acuerdos de Abraham”, según una lectura proporcionada por la Casa Blanca. “El Presidente Trump pidió al Príncipe Heredero que aprovechara esta oportunidad para instar a los líderes de otros países de Oriente Medio a seguir el mismo camino hacia el avance de la paz y la prosperidad en la región”.

A la espera de la ratificación

En el escenario muy probable de que la mayoría de los 120 legisladores de la Knesset voten a favor del tratado, éste volverá al gabinete para su ratificación. Una vez ratificado, el acuerdo entrará en vigor para Israel, pero no se habrán establecido relaciones diplomáticas plenas entre los dos países hasta que los Emiratos Árabes Unidos ratifiquen también el acuerdo.

Los funcionarios de los Emiratos han comenzado el proceso de aprobación y ratificación del tratado firmado por dos partes en Washington el 15 de septiembre, pero no está claro cuándo concluirá.

Según el artículo 10 del acuerdo, “será ratificado por ambas partes tan pronto como sea posible de conformidad con sus respectivos procedimientos nacionales y entrará en vigor tras el intercambio de los instrumentos de ratificación”.

Una vez que Abu Dabi envíe una nota diplomática a Jerusalem diciendo que el proceso de ratificación del acuerdo se ha completado, el tratado entrará en vigor para ambas partes y se habrán establecido relaciones diplomáticas formales entre Israel y los EAU.

US-ISRAEL-UAE-DIPLOMACY-POLITICS

La firma de los Acuerdos de Abraham en Washington el pasado 15 de septiembre.

Una vez que ambas partes hayan ratificado el acuerdo, el tratado firmado el 15 de septiembre se transmitirá al Secretario General de las Naciones Unidas para su registro en la Serie de Tratados de las Naciones Unidas, un enorme compendio de tratados internacionales.

Paralelamente, funcionarios israelíes y emiratíes están negociando actualmente varios acuerdos bilaterales, entre ellos sobre la apertura de embajadas y un régimen de visados que permita a los israelíes visitar los Emiratos Árabes Unidos.

El tratado de paz entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel es popular entre la mayoría de los legisladores israelíes, y por lo tanto es muy probable que se apruebe en la votación del jueves. Sin embargo, no está claro cómo votará el partido mayoritariamente árabe de la Lista Conjunta, ya que muchos palestinos ven el acuerdo como una traición.

La extrema derecha israelí también desconfía del acuerdo porque en él Jerusalem se compromete a “trabajar conjuntamente para lograr una solución negociada del conflicto israelí-palestino que satisfaga las necesidades y aspiraciones legítimas de ambos pueblos”. Aunque el tratado no se refiere explícitamente a la creación de un Estado palestino o a una solución de dos Estados, sí dice que Israel seguirá comprometido a “continuar sus esfuerzos para lograr una solución justa, amplia, realista y duradera del conflicto israelí-palestino”.

También se refiere al plan de paz de la administración de EE.UU., que respalda “una solución realista de dos estados”.

En la ceremonia celebrada en la Casa Blanca el 15 de septiembre, Israel y Bahrein firmaron una “Declaración de Paz” en la que ambos países “acordaron establecer relaciones diplomáticas plenas”, pero aún no se ha firmado ningún tratado formal.

Jerusalem y Manama han aprobado una “serie de pasos que inician este nuevo capítulo de sus relaciones”, incluido el deseo de llegar a acuerdos bilaterales en diversos ámbitos y la apertura recíproca de embajadas.

Israel

Conversaciones entre Israel y el Líbano sobre la frontera marítima se reanudarán el próximo mes

Agencia AJN.- Miles de soldados y reservistas se prepararon para una guerra contra Hezbollah, Gaza y grupos aliados lejos de las fronteras de Israel.

Publicado

el

Por

Lebanon Israel

Agencia AJN.- Israel y el Líbano mantuvieron conversaciones “productivas” sobre su disputada frontera en el mar Mediterráneo el jueves y acordaron reunirse nuevamente el próximo mes, dijeron Naciones Unidas y Estados Unidos.

El Líbano presionó por más territorio marítimo del que se había negociado anteriormente con Israel, informaron el miércoles medios con sede en Beirut, cuando la segunda ronda de conversaciones comenzó cerca de la frontera entre los países.

Sin embargo, según los informes, el Líbano busca adentrarse más en lo que habían sido aguas indiscutibles de Israel hasta esta semana.

Las conversaciones sobre la frontera marítima entre Israel y el Líbano comenzaron con una breve reunión inicial hace dos semanas en la sede de la fuerza interina de las Naciones Unidas en el Líbano en Naqoura, y la segunda ronda continuó el jueves en el mismo lugar.

El embajador de Estados Unidos en Argelia, John Desrocher, medió entre las partes.

Al igual que en la primera reunión, el miércoles no se dieron a conocer fotos. A principios de este mes, los medios libaneses informaron que su lado se negó a tomar fotografías con la delegación israelí.

Se autorizó a los equipos negociadores de Naqoura a discutir únicamente la cuestión técnica de la frontera entre las zonas económicas exclusivas de los países, y no la normalización o la paz.

Como tal, el Ministerio de Energía ha tomado la iniciativa en la resolución de la disputa y la está abordando como una cuestión económica.

El ministerio ha dicho que cada año que ha pasado ha significado una pérdida de miles de millones de dólares para cada lado. El Líbano, sin embargo, tiene más que ganar, ya que importa miles de millones de dólares en petróleo, diésel y gas licuado cada año, mientras que Israel ya no importa fuentes de energía y usa su propio gas natural, e incluso exporta algo.

Al inicio de las conversaciones, las declaraciones del gobierno libanés sobre las reuniones enfatizaron que son “indirectas” y “técnicas”.

El canal de televisión de Hezbollah Al-Manar dijo que la delegación libanesa no habló con los israelíes. Su traductor hablaría con la delegación estadounidense y de la ONU, que luego pasaría los mensajes a la delegación israelí, y viceversa.

Estados Unidos ha tratado de llevar a Israel y el Líbano a la mesa de negociaciones durante la última década, y de manera más activa en los últimos tres años.

Funcionarios estadounidenses y libaneses han dicho que las disputas por tierras entre Jerusalem y Beirut se manejarán en un canal diferente, pero la fuente del Ministerio de Energía dijo que aún no hay un acuerdo final en ese frente. Israel quiere separar los dos temas para que las negociaciones sobre la frontera marítima tengan la oportunidad de tener éxito.

La delegación israelí puso al día al ministro de Energía, Yuval Steinitz, sobre los detalles de las conversaciones, y dio instrucciones para continuar con las conversaciones el jueves, dijo el Ministerio de Energía en una declaración.

“El propósito de la delegación en las reuniones es examinar la posibilidad de llegar a un acuerdo sobre la determinación de la frontera marítima entre los países de manera que permita el desarrollo de los recursos naturales de la región”, dijo el martes el Ministerio de Energía.

Al igual que en la primera ronda de conversaciones, la delegación de Israel estuvo encabezada por el director general del Ministerio de Energía, Udi Adiri, acompañado por el jefe de gabinete del ministro de Energía, Mor Halutz, y por Aviv Ayash, asesor internacional del ministro. También estuvieron presentes el asesor adjunto de seguridad nacional Reuven Azar; el director general adjunto del Ministerio de Relaciones Exteriores para las Naciones Unidas y las organizaciones internacionales Alon Bar; y el general de brigada Oren Setter, jefe de la División Estratégica del ejército israelí.

El Líbano, sumido en su peor crisis económica desde la guerra civil de 1975-1990, busca resolver la disputa de la frontera marítima para poder seguir adelante con su búsqueda de petróleo y gas en alta mar. Beirut espera que los posibles descubrimientos en sus aguas territoriales le ayuden a superar una crisis económica y financiera sin precedentes y a pagar su enorme deuda, que asciende al 170% del PIB, lo que la convierte en una de las más elevadas del mundo.

La búsqueda de hidrocarburos ya ha aumentado las tensiones en el Mediterráneo oriental tras las repetidas operaciones turcas de exploración y perforación en aguas reclamadas tanto por Chipre como por Grecia.

Las conversaciones entre el Líbano e Israel también tienen como telón de fondo las sanciones estadounidenses que recientemente incluyeron a dos influyentes ex ministros del gabinete aliados con el grupo terrorista Hezbollah.

Seguir leyendo

Israel

Israel es el único en Medio Oriente en preferir a Trump y no a Biden

Agencia AJN.- Su índice de aprobación promedio es del 40%.

Publicado

el

Por

President_Trump_and_The_First_Lady_Participate_in_an_Abraham_Accords_Signing_Ceremony_(50346483977)

Agencia AJN.- Israel fue el único país con una visión más favorable al presidente Donald Trump que al candidato demócrata a la presidencia Joe Biden en una encuesta de muestras representativas de las poblaciones de Israel, la Autoridad Palestina, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Arabia Saudita, Qatar y Marruecos realizada esta semana y la semana pasada por Keevoon Global Research para la Fundación Konrad Adenauer en Jerusalem.

El índice de aprobación promedio de Trump en Medio Oriente es del 40%, y el 47% lo ve desfavorablemente, a diferencia de Biden, que causó una impresión favorable en el 46% de los encuestados y negativa en el 31%.

En Israel, sin embargo, más encuestados en hebreo (58%) y árabe (54%) vieron a Trump más favorablemente que a Biden, a quien el 40% de los hebreohablantes y el 50% de los arabehablantes lo vieron positivamente.

El país que más favoreció a Biden es EAU, donde el 69% tuvo una impresión positiva de él. Los Emiratos Árabes Unidos también es el único país de mayoría árabe en el que más de la mitad (52%) tenía una opinión favorable de Trump.

Los palestinos tuvieron la peor impresión de Trump, con un 15% viéndolo positivamente y un 67% negativamente, pero también tuvieron la peor impresión de Biden, con solo el 26% dándole una puntuación positiva y el 41% negativo. Más palestinos tenían una visión negativa de Biden que cualquier otro grupo, aunque los árabes israelíes estaban cerca, con un 40%.

Más de la mitad de los encuestados tenía opiniones negativas sobre Trump en Qatar (55%) y Marruecos (59%).

Cuando se les preguntó “qué candidato cree que tendrá más éxito en Medio Oriente en lo que respecta a estabilidad y paz”, más encuestados (44%) en toda la región respondieron “no estoy seguro” que cualquiera de los dos candidatos, el 30% eligió a Biden y el 26% a Trump.

Los israelíes hebreohablantes, los palestinos y los sauditas fueron los únicos grupos que eligieron más a Trump que a Biden. En Israel, el 49% eligió a Trump mientras que el 17% dijo Biden. En la Autoridad Palestina, el 9% eligió a Trump mientras que el 7% eligió a Biden. Y en Arabia Saudita, el 23% dijo Trump y el 22% dijo Biden.

Biden recibió su mejor puntuación en posibilidades de traer paz y estabilidad de Qatar, donde el 48% lo eligió, seguido de los Emiratos Árabes Unidos, donde lo hizo el 46%.

La encuesta se llevó a cabo entre 1.900 encuestados en sus dispositivos móviles del 18 al 27 de octubre. La muestra fue encuestada con cuotas por género y edad.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó el martes que al menos cinco países árabes más firmarán “definitivamente” acuerdos de paz con Israel, y aseguró que esa cifra casi con certeza aumentará a diez.

Antes de abordar un vuelo programado para realizar actos de campaña, Trump fue consultado sobre las perspectivas de nuevos acuerdos para sumarse a los ya anunciados entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Sudán.

“Tenemos cinco, pero en realidad probablemente tengamos nueve o diez”, señaló. “Vamos a tener muchos, creo que los tendremos todos, eventualmente”.

Cuando se le preguntó cuándo es probable que se concreten esos posibles acuerdos, Trump respondió: “Será en gran parte después de las elecciones (estadounidenses)”.

“Estamos trabajando mucho en este momento y estoy involucrado en todos esos acuerdos. La belleza es la paz en el Medio Oriente sin dinero ni sangre”, agregó.

Trump no detalló a qué países árabes se refería, pero destacó que las perspectivas de normalización son con “todos ellos, los grandes (y) los más pequeños”.

La semana pasada, Trump anunció que Sudán acordó restablecer las relaciones diplomáticas con Israel, convirtiéndolo en el tercer Estado árabe en firmar un acuerdo de paz con la mediación norteamericana desde agosto.

Durante una llamada telefónica con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu; el presidente del Consejo Soberano de Sudán, el general Abdel Fattah al-Burhan; y el primer ministro sudanés, Abdalla Hamdok; Trump convocó a los periodistas a la Oficina Oval y anunció: “El Estado de Israel y la República de Sudán han acordado hacer la paz”.

Un asistente de alto rango de Trump, Judd Deere, afirmó que Sudán e Israel “han acordado la normalización de las relaciones”.

Trump dijo que Sudán había demostrado su compromiso con la lucha contra el terrorismo. “Este es uno de los grandes días en la historia de Sudán”, expresó el presidente estadounidense.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!