Seguinos en las redes

Coronavirus

Opinión | Israel debe hacer que las pruebas de antígenos de COVID-19 sean accesibles para todos

Esto coloca en el individuo la opción de mostrar responsabilidad y solidaridad y hacer lo correcto: hacerse la prueba en casa cuando sea necesario, informar si está enfermo y entrar en cuarentena para evitar infectar a otros.

Publicada

el

antígenos

Editorial publicado por Jerusalem Post

Israel ha hecho un cambio importante en la forma en que está lidiando con la batalla en curso contra la propagación de Ómicron. Hasta ahora, para las personas sintomáticas y las personas expuestas a un caso verificado, el país dependía de las pruebas PCR. Estas son muy precisas, pero dado que deben ser procesadas por un laboratorio, los resultados tardan más en llegar, lo que resulta en períodos más largos de cuarentena. La otra prueba principal fue la prueba de antígeno menos precisa que brinda un resultado en unos minutos y no necesita ser procesada en un laboratorio. Estas se utilizaron principalmente para evaluar a niños y otras personas no vacunadas para otorgarles un Pase Verde temporal.

Además, las pruebas de antígenos en el hogar se emplearon cuando era necesario realizar la prueba a un gran número de personas en un período corto, como los niños antes de regresar a la escuela después de un receso, y se recomendaron para aquellos que deseaban autoevaluarse para detectar la enfermedad por cualquier otra razón.

Con el cambio de política de esta semana, las PCR están reservadas para personas mayores de 60 años o para personas con afecciones de salud subyacentes. Todos los demás, si están completamente vacunados, ahora pueden usar una prueba de antígeno en el hogar en lugar de ir a una estación de testeo. Aquellos que no están vacunados aún necesitan hacerse una prueba de antígeno supervisada en una estación de prueba.

Esencialmente, esto coloca en el individuo la opción de mostrar responsabilidad y solidaridad y hacer lo correcto: hacerse la prueba en casa cuando sea necesario, informar si está enfermo y entrar en cuarentena para evitar infectar a otros.

La razón de este cambio dramático es el número extremadamente alto de infecciones (unos 115.000 casos activos oficiales, el número más alto desde el comienzo de la pandemia) y el aumento continuo esperado en los números. El sistema de pruebas que se ha utilizado hasta ahora se sobrecargará y las personas se verán obligadas a permanecer en cuarentena durante períodos innecesarios. Esto pronto podría detener la economía casi en la misma medida que los cierres del año pasado, ya que los padres permanecen en casa con niños pequeños. Incluso los trabajadores de los servicios esenciales se verán afectados.

El problema, como siempre, radica en la implementación.
Podría convertirse en una burla, de la misma manera que las personas en el primer encierro tenían que firmar un formulario de que se habían tomado la temperatura antes de ir a trabajar o enviar a un niño a la escuela, se volvió casi una farsa.

Todo es cuestión de confianza. Pero a diferencia de la declaración de salud que se utilizó al principio de la pandemia, ahora hay otro elemento en juego: el factor costo.

Cuando se exigió a las personas que se tomaran la temperatura regularmente, la única indicación de posible infección administrada en el hogar fácilmente disponible en esos primeros días de la pandemia, hubo una corrida por los termómetros electrónicos y su precio aumentó. Ahora, estamos en una situación similar con las pruebas caseras de antígenos. Debido a la gran demanda, los suministros no están disponibles y el costo se ha disparado.

Esto es particularmente crítico para las familias con varios niños. Con un paquete de dos pruebas que cuesta alrededor de 50 NIS (16 dólares aproximadamente), esto podría escalar rápidamente más allá de los medios de muchas familias.

Además, las familias de bajos ingresos también tienen menos probabilidades de poseer automóviles para llegar a los centros de pruebas. Las historias de largas filas que requieren horas de espera ahora son infames.

Para aquellos en vehículos, el período de espera con niños pequeños es extremadamente difícil y aquellos que deben esperar de pie, a menudo en condiciones peligrosas de hacinamiento con máscaras, es casi insoportable con niños pequeños a cuestas. Además, existe el absurdo incorporado de que aquellos que no están vacunados pueden usar estas estaciones de prueba de forma gratuita, mientras que las pruebas en el hogar cuestan dinero.

Por lo tanto, nos complació escuchar al Primer Ministro Naftali Bennett prometer ayer que los niños en edad escolar de jardín de infantes y primaria recibirían tres kits de prueba gratuitos. Esto es un comienzo, pero no es suficiente. Del mismo modo, la promesa de tratar de encontrar una manera de reducir el costo debe cumplirse y no puede quedarse en una promesa vacía.
Todavía hay muchas familias e individuos para quienes la repetición de las pruebas en el hogar estará más allá de sus posibilidades financieras. Israel, con su excelente sistema de salud pública, debe garantizar que se mantenga el principio de buena atención médica gratuita para todos. Esto se aplica tanto a la prevención de enfermedades como al tratamiento, por supuesto. Como señaló ayer el jefe del Comité de Leyes de la Knesset (parlamento), Gilad Kariv, dado que el país tiene educación gratuita obligatoria, a ningún niño se le puede negar la entrada a la escuela porque una familia no puede pagar las pruebas.

Hacer que los kits de antígenos sean accesibles para todos será la verdadera prueba de cómo funciona el sistema de salud y el país.

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus en Israel: no extenderían la vigencia del pase sanitario

Publicado

el

Por

imgid=63083_B

Agencia AJN.- La televisión estatal israelí (KAN) dio a conocer este jueves que el pase sanitario podría dejar de tener vigencia desde el próximo 1 de febrero, y según funcionarios de Gobierno, no hay intenciones de extender su vigencia.

Además, también este jueves, el Gobierno decidió anular los aislamientos para alumnos del sistema educativo que hayan estado expuestos a casos confirmados de coronavirus. Según informó KAN, desde el Ministerio de Salud se opusieron a la medida y expresaron que será un error llevarla a cabo en un pico de casos.

«Es una medida que va en dirección contraria a los esfuerzos de vacunar a los chicos, siendo que solo un tercio de los menores que pueden recibir la inyección lo hicieron», señalaron.

Uno de los incentivos para vacunar a los niños hasta ahora fue la exención del aislamiento para aquellos que hayan estado en contacto con casos confirmados.

Este jueves se dieron a conocer los resultados de una investigación que llevó a cabo el Hospital Ichilov (su pronunciación correcta en español es Ijilov) que muestran que el nivel de protección otorgada por la cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus, una semana después de la inyección, es el doble en comparación con lo que brindó la tercera dosis.

En el estudio se analizaron de 608 trabajadores del Hospital Sheba de Tel HaShomer, de los cuales 566 estaban vacunados con la tercera dosis.

F220104TN29-640×360

Coronavirus en Israel

El último informe diario sobre coronavirus del Ministerio de Salud de Israel indica que en las últimas 24 horas 65,117 israelíes dieron positivo por Covid-19, sobre un total de 354,598 tests analizados, lo que da una tasa de positividad de 18.36%.

En Israel hay 593 casos graves, de los cuales solo 112 requieren de un respirador. Actualmente hay 412,460 personas cursando la enfermedad.

Es decir que, como resultado de la pandemia que tiene en vilo al mundo a poco de cumplirse dos años de su inicio, de 412,460 personas que actualmente cursan la enfermedad, solo 1,680 requieren de atención hospitalaria, el resto, 410.780 cumple reposo domiciliario, según indica el Ministerio de Salud.

Desde iniciada la pandemia 2,103,945 se contagiaron del coronavirus, solo 8.370 fallecieron. En el país viven más de 9,4 millones de habitantes.

Hasta el momento, 4,418,465 israelíes recibieron la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus y 587,237 la cuarta inyección.

Seguir leyendo

Coronavirus

Estudio israelí: Los niños vacunados tienen la mitad de probabilidades de contraer Ómicron

Agencia AJN.- La investigación dirigida por el Ministerio de Salud israelí también muestra que los adolescentes que recibieron sus vacunas hace más de cuatro meses están ligeramente mejor que los no vacunados.

Publicado

el

Por

.

Agencia AJN.- Los niños israelíes que fueron vacunados contra el coronavirus están contrayendo la variante Ómicron a menos de la mitad de la tasa de sus compañeros no vacunados, según una nueva investigación israelí publicada anoche.

La investigación analizó a niños de 5 a 11 años, un grupo que puede recibir las vacunas en Israel desde fines de noviembre, y descubrió que ofrecían una fuerte protección contra las variantes del coronavirus, especialmente en los primeros meses después de su administración.

“Incluso durante la ola de Ómicron, una vacuna administrada en los últimos tres meses, ya sea dos dosis o una dosis de refuerzo, brinda una mejor protección contra la infección en comparación con los no vacunados”, dijo el Ministerio de Salud en un comunicado.

El estudio dirigido por el Ministerio de Salud encontró que entre el 25 de diciembre y el 16 de enero, poco más de 260 de cada 100.000 niños no vacunados en este grupo de edad se infectaron en promedio por día. Entre los que tenían vacunas, la cifra estaba justo por encima de 120.

También se demostró que los adolescentes que recibieron dosis de refuerzo tenían una mayor protección.

Hasta el miércoles por la noche, casi 400.000 israelíes tenían infecciones activas de COVID, lo que representa más del 4 por ciento de toda la población, y se agregan entre 60.000 y 70.000 nuevos casos diariamente.

Israel puso a disposición refuerzos a fines de diciembre para los adolescentes que habían recibido sus dos primeras dosis al menos tres meses antes.

Aquellos con refuerzos se infectaron a una tasa de alrededor de 90 casos por 100.000, mientras que los no vacunados se infectaron a una tasa de 330 infecciones por 100.000.

El período de estudio coincidió con un tramo de tres semanas en el que las tasas de COVID pasaron de un promedio móvil de casi 1.300 casos nuevos por día a más de 45.000 infecciones diarias, en su mayoría impulsadas por Ómicron, que ha demostrado propagarse con una velocidad devastadora.

Según los datos, las vacunas funcionan mejor manteniendo a raya a Ómicron poco después de su administración. Pero esas defensas parecen desmoronarse rápidamente después de los primeros meses.

Según el estudio, los adolescentes que recibieron sus dos primeras dosis tres o cuatro meses antes contrajeron la COVID a una tasa de 220 casos por cada 100.000 personas. Los que se vacunaron cinco meses o más antes estaban ligeramente mejor protegidos que los no vacunados, y se infectaron a una tasa de alrededor de 290 por cada 100.000.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!