Seguinos en las redes

Israel

Se cumplen 70 años de la aprobación de la Partición del Mandato Británico en la Tierra de Israel

Agencia AJN.- El 29 de noviembre de 1947 fue debatida la propuesta de la Partición de Palestina en una de las sesiones plenarias de la Asamblea General de las Naciones Unidas y al ser puesta a votación recibió el voto positivo de 33 países, el negativo de 13, mientras 10 se abstuvieron y uno estuvo ausente.

Publicada

el

israel-is-born-1948

Agencia AJN.- El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobaba la división del territorio del Mandato Británico en la Tierra de Israel en dos Estados nacionales, uno judío y otro árabe, mediante la Resolución Nº 181.

Esa resolución se tomó luego de un proceso iniciado a principios de ese año, cuando el Mandato Británico se dirigió a las autoridades de la organización internacional informándole que unilateralmente, renunciaba a seguir gobernando el territorio que le había asignado como Mandato por la Sociedad de las Naciones luego de concluir la Primera Guerra Mundial y que sus fuerzas se retirarían en las primeras horas del 15 de mayo de 1948, pues no podía solucionar la disputa existente entre judíos y árabes.

Ante esa renuncia, las Naciones Unidas nombró un Comité Especial con la misión de resolver esa disputa: The United Nations Special Committee on Palestine (Comité Especial para Palestina), conocido como UNSCOP (por su iniciales en inglés) compuesto por 11 países miembros de la organización internacional: Australia, Canadá, Checoslovaquia, Guatemala, Holanda, India, Irán, Perú, Suecia, Uruguay y Yugoslavia. La decisión de que no la integrara ninguna de las grandes potencias de ese momento se debió a la necesidad de garantizar la neutralidad del Comité.

El Comité estudió la situación durante varios meses, incluyendo un viaje a la región de varios de sus miembros a fin de entrevistar a los dirigentes de ambas comunidades. Durante esa visita se produjo el arribo del Éxodus y su posterior envió de regreso a Europa por decisión de las autoridades mandatarias, avalada en Londres por el gobierno del Reino Unido.

Después de varios meses la UNSCOP emitió un informe oficial el 31 de agosto de 1947. La mayoría de los países de la comisión recomendó la partición del Mandato a fin de que se crearan dos Estados separados, uno árabe y otro judío, con Jerusalem bajo administración internacional.

Sostuvieron esa postura Canadá, Checoslovaquia, Guatemala, Holanda, Perú, Suecia y Uruguay; mientras que India, Irán y Yugoslavia apoyaron la creación de un único Estado que incluyera ambos pueblos y Australia se abstuvo.

La resolución de la UNSCOP incluía un mapa de cómo estaría dividido el territorio del Mandato, en donde se hacía evidente que el correspondiente al pueblo judío estaba dividido en tres zonas separadas por vértices que lo hacían muy poco viable (y difícil de defender).

Ese dictamen fue puesto a consideración de la Asamblea General de las Naciones Unidas que sesionaría a fines de noviembre de 1947, e inmediatamente tanto las diversas instituciones mundiales del pueblo judío (Organización Sionista Mundial, Agencia Judía, Congreso Judío Mundial, etcétera) como el liderazgo de las principales comunidades judías del mundo se abocaron a conseguir el voto positivo a la Partición de los 57 Estados que integraban las Naciones Unidas.

Por su parte, los países árabes hacían lo propio para conseguir que la resolución de la UNSCOP fuera rechazada.

El 29 de noviembre de 1947 fue debatida la propuesta de la Partición de Palestina en una de las sesiones plenarias de la Asamblea General de las Naciones Unidas y al ser puesta a votación recibió el voto positivo de 33 países, el negativo de 13 países, mientras 10 se abstuvieron y uno estuvo ausente, constituyéndose en la Resolución Nº 181 de las Naciones Unidas.

Votaron a favor de la Partición: Australia, Bélgica, Bielorrusia, Bolivia, Brasil, Canadá, Checoslovaquia, Costa Rica, Dinamarca, República Dominicana, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Guatemala, Haití, Holanda, Islandia, Liberia, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Suecia, Sudáfrica, URSS, Ucrania, Uruguay y Venezuela. Se opusieron a la misma: Afganistán, Arabia Saudita, Cuba, Egipto, Grecia, India, Irán, Irak, Líbano, Pakistán, Siria, Turquía y Yemen. Se abstuvieron: Argentina, Colombia, Chile, China, El Salvador, Etiopía, Honduras, México, Reino Unido y Yugoslavia. Tailandia fue el país que no participó en la sesión plenaria.

Pese a la falta de continuidad territorial del territorio asignado a los judíos y al hecho de que un amplio porcentaje fuera el desierto del Negev, el liderazgo judío mundial consideró la aprobación de la Resolución 181 un gran triunfo, y la gran mayoría de los judíos del orbe lo celebraron, pues -con sus limitaciones y dificultades- establecía un Estado judío, en una pequeña parte de Eretz Israel.

Los líderes árabes se opusieron al plan argumentando que violaba los derechos de la población árabe, y la Liga Árabe resolvió rechazar frontalmente la de la ONU, advirtiendo que para evitar la ejecución del plan de Partición, emplearía todos los medios a su alcance, incluyendo la intervención armada. La amenaza árabe, que finalmente se cumplió, no tuvo ninguna respuesta por parte de Naciones Unidas.

Dejá tu comentario

Israel

Una multitud de palestinos se manifestó en la frontera de Gaza con clima de tensión

Agencia AJN.- La intensidad de las protestas en Gaza indicará como seguirá desarrollándose el aumento de tensión en la región.

Publicado

el

Por

Gaza protesta valla

Agencia AJN.- Unos 10.000 palestinos manifestaron en la frontera de Gaza el viernes frente al incremento de fuerzas de las FDI para detener las protestas violentas y el lanzamiento de dispositivos incendiarios en Israel.

Los tanques israelíes s colocaron frente a las vallas fronterizas como una respuesta a cualquier ataque palestino.

130 palestinos fueron heridos por las fuerzas de las FDI y 30 manifestantes inhalaron gas lacrimógeno, según informó el Ministerio de Salud de Gaza.

Según un informe de los medios israelíes, Hamás pidió a los manifestantes que se mantuvieran alejados de la frontera.

Los manifestantes se reunieron en la frontera con Israel quemando neumáticos y lanzando piedras contra las tropas.

Las FDI respondieron buscando minimizar los disturbios. Tres personas intentaron cruzar a Israel pero fueron repelidos y terminaron regresando a Gaza, según la información publicada por el equipo portavoz del ejército israelí.

Un avión de las FDI atacó a un escuadrón terrorista que lanzó dispositivos incendiarios a Israel.

Las FDI notaron que en varios lugares Hamás buscó detener a los manifestantes para que no se acercen a la valla de seguridad.

Las FDI estimaron que la cantidad de personas que participó de la protesta fue la mitad que la del última viernes.

Seguir leyendo

Israel

La estudiante estadounidense ingresó a Israel después de 15 días

Agencia AJN.- Lara Alqasem, activista de BDS que llegó al país para estudiar en Jerusalén, agradeció a abogados, familiares y amigos por apoyarla durante las semanas que estuvo detenida en el aeropuerto Ben Gurión.

Publicado

el

Por

Screen Shot 2018-10-19 at 11.10.11
Lara Alqasem en la Corte Suprema de Justicia, esperando el veredicto.

Agencia AJN.- La estudiante estadounidense acusada de apoyar un boicot a Israel pudo ingresar al país el jueves por la noche después de dos semanas de detención en el aeropuerto Ben Gurion, luego de que la Corte Suprema dictaminó que no podía ser demorada bajo una ley controversial.

“Me siento aliviada por la decisión del tribunal y estoy increíblemente agradecida por el trabajo de mis increíbles e incansables abogados, Yotam Ben Hillel y Leora Bechor, así como por el apoyo de mi familia y amigos”, declaró Lara Alqasem al periódico Haaretz tras su liberación.

Apenas un par de horas antes, la Corte Suprema había dictaminado que la ley que prohíbe a las personas que tienen un papel central en la promoción de boicots al Estado judío (BDS) no podía aplicarse en el caso de Alqasem.

Alqasem, de 22 años, estuvo retenida en una instalación en el aeropuerto durante 15 días después de llegar a Israel para estudiar en un programa de maestría en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El Estado alegó que Alqasem, quien encabezó el capítulo local del grupo pro-boicot Estudiantes por la Justicia en Palestina cuando era estudiante en la Universidad de Florida, actualmente apoya el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) contra Israel. Le permitieron volar de vuelta a los Estados Unidos en cualquier momento, pero la detuvieron en el aeropuerto porque decidió luchar contra la prohibición de entrada a través de los tribunales.

En el tribunal, Alqasem insistió en que no había participado en actividades de boicot durante un año y medio, y prometió no participar en BDS en el futuro. Los abogados estatales argumentaron que la eliminación de Alqasem de sus redes sociales despertó sospechas y que ella sigue siendo una amenaza.

Al aceptar su apelación, la Corte Suprema anuló una decisión de un tribunal inferior que confirmó la prohibición de su entrada en virtud de una ley de 2017 que prohíbe a los activistas de BDS ingresar a Israel.

Screen Shot 2018-10-19 at 11.09.40

Lara Alqasem en el aeropuerto de Ben Gurion, después del fallo favorable de la Corte Suprema.

El juez Neal Hendel, uno de los tres jueces de la Corte Suprema que escucharon la apelación, afirmó en el fallo que, si bien el Estado tiene la autoridad para prohibir la entrada a los activistas de BDS del país, la ley no era aplicable en el caso de Alqasem.

“En este caso, prevenir la entrada del demandante no promueve el propósito de la ley e incluso perjudica a la academia israelí”, escribió Hendel, en referencia a la Universidad Hebrea de Jerusalén, casa de estudios donde Alqasem planea realizar con su maestría en Derechos Humanos.

“La lucha contra los boicots es adecuada y vital, al igual que las acciones emprendidas por el Estado de Israel al respecto. Sin embargo, la acción concreta que tenemos ante nosotros claramente se desvía del rango de lo razonable y no puede aceptarse”, agregó.

Los abogados de Alqasem elogiaron la decisión de la Corte Suprema y su “valiente postura y principios” contra la prohibición de su entrada, calificándola de “una mala aplicación” de la ley anti-BDS. “La decisión de la Corte Suprema es una victoria para la libertad de expresión, la libertad académica y el estado de derecho. Israel tiene el derecho de controlar sus fronteras, pero ese derecho no le otorga al Ministerio del Interior el poder no controlado para rechazar a cualquiera que considere no deseado”, sentenciaron los abogados Ben Hillel y Bechor en un comunicado.

“Lara se ha asegurado de que a nadie más se le deba negar el derecho a ingresar a Israel basándose en búsquedas y expedientes de Google descuidados por parte de grupos de desprestigio sombrío”, agregaron, refiriéndose a las fuentes del argumento del Estado de que Alqasem apoya el movimiento BDS. “El caso de Lara demuestra que la vigilancia mental no tiene lugar en una democracia”, agregaron.

La Universidad Hebrea, que se unió a la apelación de Alqasem , también dio la bienvenida a la decisión del tribunal. “La Universidad Hebrea de Jerusalén espera dar la bienvenida a nuestra estudiante más nueva, Lara Alqasem, mientras comienza su maestría en Derechos Humanos y Justicia Internacional en nuestra escuela de derecho la próxima semana”, sentenció en un comunicado.

Seguir leyendo

Más leídas