Seguinos en las redes

Europa News

Thresa May: No nos disculparemos por la Declaración Balfour

Agencia AJN.- La primera ministra británica Theresa May pronunció un discurso muy fuerte en apoyo al Estado judío y al papel que tuvo su país en su creación.

Publicada

el

thresa may

Agencia AJN.- La primera ministra británica Theresa May rechazó los llamamientos palestinos para que su país rescinda la famosa Declaración Balfour, que reconoce el derecho del pueblo judío a tener un Estado en su patria histórica. “Cuando algunas personas sugieren que debemos disculparnos por esta carta, digo absolutamente no”, expresó May ayer por la noche.

La primera ministra habló en una gala cerrada especial para conmemorar los 100 años desde que el ex secretario de Relaciones Exteriores británico Lord Alfred James Balfour emitió el documento de 67 palabras.

Aunque Israel y Gran Bretaña estuvieron en desacuerdo últimamente sobre algunos asuntos centrales, incluido el acuerdo con Irán y los asentamientos israelíes, May pronunció un discurso muy fuerte en apoyo del Estado judío y del papel que tuvo su país en su creación.

En 1917, remarcó May, “la idea de establecer una patria para el pueblo judío habría parecido un sueño lejano para muchos; y han sido ferozmente opuestos por otros. Sin embargo, fue en este mismo momento que Lord Balfour tuvo la visión y el liderazgo para hacer esta declaración profunda sobre la restauración de un pueblo perseguido en una tierra segura”.

Además, señaló la controversia que rodeó este aniversario, incluso en su país, donde está programada una gran manifestación contra el documento en Londres para el domingo.

May señaló que, al reconocer la importancia de darle una patria al pueblo judío, Balfour no ignoró los derechos de otras personas que vivían en esa región. “Balfour escribió explícitamente que ‘no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, o los derechos y estatus político que disfrutan los judíos en cualquier otro país'”, sostuvo.

Pero su visión completa no se cumplió cuando el Estado judío fue creado en 1948, agregó May. Esto incluye “los judíos expulsados ​​de sus hogares en los países árabes en 1948” y “el sufrimiento de los palestinos afectados y desalojados por el nacimiento de Israel”.

Ambos eventos fueron “completamente contrarios a la intención de Balfour de proteger a todas estas comunidades. Balfour tenía una visión de coexistencia que aún no se había cumplido”, añadió.

En el espíritu de su documento debe renovarse el compromiso de crear una resolución de dos Estados para el conflicto israelo-palestino. Para lograr el objetivo, Israel debe detener la actividad de asentamientos y los palestinos deben cesar su incitación contra Israel, continuó May.

“Nunca puede haber excusas para boicots, desinversiones o sanciones: son inaceptables y este gobierno no tendrá nada que ver con quienes se suscriban”, sentenció May.

Luego emitió una mordaz condena del antisionismo como una nueva forma de antisemitismo. “Hoy es una nueva y perniciosa forma de antisemitismo que utiliza las críticas a las acciones del gobierno israelí como una despreciable justificación para cuestionar el derecho de Israel a existir. Las llamadas a abolir el Estado de Israel no deberían tolerarse”, agregó y remarcó: “Esto es aborrecible y no lo defenderemos”.

“Criticar las acciones de Israel nunca es, ni puede ser, una excusa para cuestionar el derecho de Israel a existir, más que criticar las acciones de Gran Bretaña podría ser una excusa para cuestionar nuestro derecho a existir”, concluyó.

Netanyahu agradeció a May por “mantener a Gran Bretaña en el lado correcto de la historia” y luego se refirió cómo los palestinos hablan del documento como una tragedia. “Pero la verdadera tragedia de la Declaración Balfour es que tomó tres décadas cumplir su promesa, demasiado tarde para un tercio del pueblo judío que pereció en el Holocausto”.

Por último, resaltó: “Es hora de que los palestinos terminen su búsqueda para eliminar a Israel. Es hora de que no solo acepten un hogar nacional judío. Es hora de que finalmente acepten un Estado judío, un Estado nación para el pueblo judío”.

Dejá tu comentario

Europa News

Sale a la luz que el líder de comunidad judía alemana no es judío

Agencia AJN.- El caso de la supuesta falsa identidad judía de Wolfgang Seibert no es la primera vez que alemanes representan falsamente sus antecedentes religiosos.

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2018-10-22 at 11.11.18

Agencia AJN.- El presidente de la pequeña comunidad judía en la ciudad de Pinneberg en el estado alemán de Schleswig-Holstein se enfrenta a la acusación de la revista Der Spiegel de que no es judío y ha engañado a los miembros de la comunidad desde 2003.

Spiegel informó en el número de esta semana que Wolfgang Seibert inventó su origen judío y es un protestante cuyos familiares lucharon por la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial contra las potencias aliadas.

Seibert consultará con su abogado antes de emitir un comentario público, y agregó que la afirmación de que planea renunciar es falsa.

La comunidad judía en Pinneberg , una ciudad de más de 42,000 residentes, cuenta con 250 miembros.

De acuerdo con el medio alemán, Seibert nació en 1947 como hijo de los padres protestantes, y fue bautizado tres días después. La revista escribió que sus abuelos también eran protestantes. Sin embargo, el acusado afirma que su abuela, Anna Katharina Schmidt, cuyo apellido de nacimiento fue Marx, sobrevivió a Auschwitz.

Spiegel asegura que no puede haber tenido antepasados judíos porque el abuelo de Seibert por parte de su padre fue un oficial en la Segunda Guerra Mundial y su padre un soldado de infantería para el ejército de Hitler. Seibert fue condenado previamente varias veces por fraude y malversación.

Seibert, según el diario Die Welt, obtuvo la atención de los medios en 2014 cuando la comunidad judía proporcionó asilo a un refugiado musulmán. La comunidad judía de Pinneberg representa al judaísmo liberal y Seibert ha defendido el diálogo judeo-cristiano a lo largo de los años.

El caso de la supuesta falsa identidad judía de Seibert no es la primera vez que alemanes no judíos que representan falsamente sus antecedentes religiosos. A lo largo de los años han surgido varios casos de alemanes, que pretendían ser judíos y atacaron el estado judío.

En 2016 el maestro Christoph Glanz, del estado alemán de Baja Sajonia, abogó por un completo boicot a Israel y se hizo pasar por judío para firmar una petición para que todos los refugiados palestinos sean devueltos al estado judío.

En 2012, un poeta alemán no judío y activista antiisraelí reconoció que había inventado su supuesto servicio en las FDI durante la Primera Guerra del Líbano. “Dije que estuve en las FDI”, pero “fue una mentira”, declaró en su momento Irena Wachendorff , de 51 años. Ella ha llamado a activistas pro-Israel “la tropa neonazi entre los judíos”, y expresó su apoyo a Hamas en el Franja de Gaza.

En 2010, Edith Lutz, una alemana no judía que intentó romper el bloqueo naval de Israel contra Gaza a bordo del catamarán Irene, declaró falsamente que se había convertido al judaísmo. Irene fue apodada la “embarcación judía” y obtuvo una amplia atención de los medios de comunicación debido a la presencia de un pequeño número de judíos a bordo.

Seguir leyendo

Europa News

Antisemitismo. Grecia: Destruyeron ocho lápidas y tumbas en el cementerio hebreo de Trikala

Agencia AJN.- La Junta Central de Comunidades Judías expresó su consternación, condenó enérgicamente el nuevo ataque vandálico y solicitó a las autoridades policiales que tomen todas las medidas necesarias para la detención de los perpetradores y la protección del camposanto.

Publicado

el

Por

Profanación Trikala

Agencia AJN.- Individuos no identificados destruyeron ocho lápidas y tumbas en el cementerio hebreo de Trikala, incluidas las de los padres del presidente de la colectividad local, denunció la Junta Central de Comunidades Judías de Grecia.

Esa ciudad, ubicada a unos 240 kilómetros al noroeste de Atenas, fue escenario de uno de los exterminios más exhaustivos de las fuerzas nazis durante la Shoá, del cual hubo tan solo diez sobrevivientes, algunos de ellos rescatados gracias a la princesa Alice, bisabuela de los actuales príncipes británicos, que en ese momento vivían en la región capitalina.

La Junta expresó la consternación de todos los judíos griegos, condenó enérgicamente un nuevo ataque vandálico contra ese cementerio y solicitó a las autoridades policiales que tomen todas las medidas necesarias para la detención de los perpetradores y la protección del camposanto, que más allá de su naturaleza sagrada, refleja el curso histórico de la presencia judía en Trikala.

EACh-CGG

Seguir leyendo

Más leídas