Seguinos en las redes

Europa News

Un político de extrema derecha italiano fue suspendido por una broma sobre el Holocausto

Agencia AJN.- Giorgio Longobardi, del partido Hermanos de Italia, hizo una broma ofensiva sobre el uso de películas del Holocausto por parte del partido contrario para ganar las próximas elecciones.

Publicada

el

holocausto 1

Agencia AJN.- Un político italiano fue suspendido en su partido por una broma ofensiva sobre el Holocausto que fue denunciada por la comunidad judía del país.

Giorgio Longobardi, de 38 años, un concejal de Nápoles perteneciente al partido de extrema derecha Hermanos de Italia fue suspendido por la líder de la agrupación, Giorgia Meloni, por el comentario que supuestamente pretendía ser humorístico.

Longobardi publicó en Facebook que el Partido Demócrata de izquierda iba a transmitir películas del Holocausto en la televisión todos los días hasta las elecciones del próximo mes para advertir a los italianos sobre el peligro fascista que representa su partido. Hizo referencia a películas como La lista de Schindler y El niño con el pijama de rayas.

Longobardi también dijo que entre las películas habría “discusiones y testimonios de sobrevivientes del Holocausto”.

La Federación Italia-Israel y la comunidad judía de Nápoles emitieron una declaración conjunta condenando la supuesta broma del político, diciendo que estaban “sin palabras” por la publicación que describieron como “ofensiva a la memoria de seis millones de judíos”.

Agregaron que el incidente no fue una sorpresa y se refirieron a un informe de que Longobardi había colgado carteles de Benito Mussolini en su oficina.

Las organizaciones también acusaron a los Hermanos de Italia de tener “opiniones arrogantes fascistas y antisemitas”.

Después del incidente, Longobardi fue suspendido del partido y se realizará una investigación sobre el puesto del concejal.

Antisemitismo

Alemania: Reembolsan a pasajeros judíos expulsados ​​de un vuelo

Agencia AJN.- Agentes de la aerolínea en Frankfurt les prohibieron a muchos viajeros que venían de Nueva York abordar su vuelo de conexión a Budapest, citando el hecho que algunos de ellos no usaban barbijo.

Publicado

el

Por

luf

Agencia AJN.- Casi siete meses después de que les negara el embarque en Frankfurt a un grupo de más de 100 pasajeros judíos jasídicos, Lufthansa les está pagando por sus problemas.

La aerolínea le está pagando a cada pasajero 20.000 dólares, más 1.000 dólares para reembolsarles los gastos incurridos durante el incidente de mayo, según Dan’s Deals, el sitio web de viajes con descuento que informó por primera vez sobre el incidente en ese momento.

Después de los honorarios legales y algunos otros gastos, cada pasajero obtendrá aproximadamente 17.400 dólares, informa el sitio.

Lufthansa no confirmó las cifras, pero dijo que busca llegar a un acuerdo con cada uno de los pasajeros afectados, culminando una serie de respuestas conciliatorias al incidente.

“Aunque no estamos comentando los detalles, podemos confirmar que Lufthansa se esfuerza por resolver los reclamos con todos los pasajeros a los que se les negó el embarque el 4 de mayo de 2022”, dijo la compañía en un comunicado.

Esa fecha fue cuando los agentes de la aerolínea en Frankfurt les prohibieron a muchos viajeros judíos que venían de la ciudad de Nueva York abordar su vuelo de conexión a Budapest, citando el hecho de que algunos de los pasajeros no usaban barbijo, como se requería en ese momento. Pero esa regla se aplicó de manera inconsistente, dijeron los pasajeros en ese momento, y un supervisor de Lufthansa fue captado en video hablando despectivamente sobre los pasajeros judíos como grupo.

“Son judíos que vienen del JFK. Los judíos eran el desastre, los que causaron los problemas”, dijo el supervisor en el video, que Dan’s Deals compartió poco después del incidente.

En medio de una intensa cobertura mediática, Lufthansa se disculpó públicamente y dijo en un comunicado que la compañía “lamenta las circunstancias que rodearon la decisión de excluir del vuelo a los pasajeros afectados”.

La compañía agregó: “Lo que sucedió no es consistente con las políticas o valores de Lufthansa. Tenemos tolerancia cero para el racismo, el antisemitismo y la discriminación de cualquier tipo”.

A fines de julio, Lufthansa anunció la creación de un puesto gerencial para combatir la discriminación y el antisemitismo, incluso cuando una investigación independiente encargada por la aerolínea concluyó que no había evidencia de antisemitismo institucional que condujera al incidente.

Y en septiembre, el Comité Judío Estadounidense anunció un nuevo programa para capacitar a los empleados de Lufthansa sobre cómo identificar y responder al antisemitismo.

Muchos de los pasajeros judíos con destino a Budapest se dirigían allí a una peregrinación anual para visitar la tumba del rabino Yeshayah Steiner, un rabino obrador de milagros que murió en 1925.

.

Al parecer, los pasajeros judíos habían irritado a la tripulación del vuelo rezando en los pasillos del avión.

«No estoy con el grupo», dijo un viajero en un vídeo del incidente. «¿Es una decisión de Lufthansa que todas las personas judías que estaban en el vuelo no puedan subir a ningún vuelo hoy? Porque estamos en 2022 y este es un país occidental y esto tiene que llegar a la alta dirección».

«Solo para este vuelo», respondió el representante.

La denegación de embarque de Lufthansa fue aplicada por la Policía alemana, que recibió a los pasajeros en la puerta de embarque. Dans Deals compartió un video en el que los pasajeros enfurecidos llamaban a los agentes «nazis», lo que enfureció a la Policía.

«¿Alguien que resulta ser judío viola un mandato de barbijo y Lufthansa prohíbe a todas las personas visiblemente judías a bordo?», dijo la Liga Antidifamación en respuesta al incidente. «Culpar a los judíos como grupo por las supuestas acciones de unos pocos es claramente antisemitismo. Este incidente debe ser investigado a fondo».

Seguir leyendo

Antisemitismo

Alemania: Iraní detenido por lanzar bomba molotov contra sinagoga

Agencia AJN.- Es sospechoso de ser el responsable de múltiples ataques el 18 de noviembre.

Publicado

el

Por

Germany School Attack

Agencia AJN.- Un hombre germano-iraní fue arrestado bajo sospecha de cometer un incendio provocado en una sinagoga en la ciudad de Bochum en Alemania el 18 de noviembre, según la Oficina del Fiscal General de Düsseldorf.

El hombre de 35 años fue arrestado después de que un testigo declarara que trató de convencerlo de atacar una sinagoga en Dortmund la misma noche del ataque en Bochum.

La conexión del sospechoso con el incendio provocado en Bochum se estableció aún más después de que fue identificado en las imágenes de la cámara de seguridad del lugar del ataque.

La policía registró el departamento y el automóvil del sospechoso, confiscó sus dispositivos electrónicos y está buscando cómplices.

El sospechoso también podría haber sido responsable de un ataque a una antigua sinagoga en la ciudad de Essen, donde se dispararon cuatro tiros en la puerta el 18 de noviembre, dijo a la prensa el ministro del Interior de Nordrhein-Westfalen.

La investigación se centra ahora en la cuestión de la posible conexión entre los tres ataques, que ocurrieron la misma noche en ciudades vecinas.

El testigo que identificó al sospechoso también es ciudadano germano-iraní. Según él, el sospechoso intentó convencerlo de que cometiera el ataque prometiéndole que obtendría una amnistía de las autoridades iraníes y que podría visitar Irán una vez más sin repercusiones.

La policía ve esto como una posible indicación de la participación del servicio secreto iraní. Ya en 2018, el servicio secreto alemán dijo a la prensa que Irán está preparando una lista de posibles objetivos judíos para atacar en Alemania.

La semana pasada, un alemán fue sentenciado a casi seis años de prisión por enviar cartas amenazadoras firmadas con las siglas de un grupo neonazi.

El hombre, que fue identificado solo como Alexander M. de acuerdo con las reglas de privacidad alemanas, recibió cinco años y 10 meses de prisión.

Un tribunal de Frankfurt encontró culpable al hombre de 54 años de una variedad de cargos que incluyen incitar al crimen, incitar al odio, perturbar la paz, amenazar y agredir a un oficial de la ley.

Envió cartas por texto, correo electrónico y fax a políticos, abogados y periodistas firmadas por «NSU 2.0», acrónimo de una pandilla neonazi llamada Clandestinidad Nacionalsocialista.

Los miembros de la NSU son sospechosos de asesinar entre 2000 y 2007 al menos a nueve inmigrantes, ocho turcos y un griego, así como a una mujer policía.

La violencia por motivos raciales sacudió a Alemania, un país que creía haber aprendido las lecciones de su pasado.

La ley alemana prohíbe la exhibición de cualquier iconografía nazi.

kristallnacht-11

Hace tres semanas, un miembro destacado de la comunidad judía de Múnich presentó cargos de acoso antisemita contra dos manifestantes de derecha que asistieron a una protesta por las restricciones de la pandemia de COVID-19 en el aniversario del Pogrom de 1938, mal llamado «Kristallnacht».

Marian Offman, ex vicepresidente de la comunidad judía de Múnich y la Alta Baviera, se enfrentó verbalmente a los manifestantes en la manifestación antigubernamental en la capital del estado bávaro. Offman desafió a los manifestantes por comparar las restricciones pandémicas con la persecución a los judíos durante la Shoá y finalmente intervino la policía.

Presentó los cargos el 9 de noviembre, mientras que los manifestantes anónimos, incluido un representante del partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD), también presentaron cargos contra Offman, que los había maldecido por carteles y declaraciones antisemitas.

El incidente ocurrió en el 84° aniversario del pogrom nazi contra los judíos y sus propiedades que presagiaba el genocidio. Unos 350 adherentes del movimiento alemán Querdenker (Contrario) habían elegido el aniversario para protestar contra las restricciones gubernamentales sobre la pandemia y contra el encarcelamiento de quienes niegan la pandemia y proponen teorías de conspiración.

El uso de imágenes de la Shoá para protestar contra los protocolos por el coronavirus y otras medidas de salud pública se hizo frecuente en Alemania durante la pandemia, poniendo a prueba las estrictas leyes del país contra la trivialización o minimización de la Shoá. En junio de 2020, Múnich declaró ilegal trivializar la Shoá en tales manifestaciones, después de varios casos en los que las personas usaban estrellas amarillas impresas con la palabra «no vacunados» o sostenían carteles en los que se comparaban con Ana Frank.

Offman, de 74 años, quien se desempeñó como miembro del consejo de la ciudad de Múnich hasta 2020, asistía a una contramanifestación de unas 300 personas en Max Joseph Platz, una gran plaza en el centro de la ciudad, cuando vio a un manifestante antivacunas sostener un cartel con una estrella judía, lo cual está prohibido.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!