Seguinos en las redes

Europa News

Una carroza de carnaval en España mostró uniformes nazis y trenes crematorios

Agencia AJN.- La embajada israelí condenó la “vil y repugnante” procesión en Campo de Criptana por “burlarse del asesinato de millones de judíos por los nazis”.

Publicada

el

Captura de pantalla 2020-02-25 a las 10.44.24 p.m.

Agencia AJN.- En una procesión de carnaval en España, los participantes se vistieron como nazis y prisioneros de campos de concentración judíos mientras bailaban junto a una carroza que evocaba los crematorios.

La embajada israelí en Madrid protestó el martes por la exhibición de este fin de semana en la procesión anual de carnaval en Campo de Criptana, una ciudad situada a unos 80 kilómetros al sureste de la capital.

“Condenamos la vil y repugnante representación que no respeta a las víctimas del Holocausto”, escribió la embajada en Twitter, “burlándose del asesinato de millones de judíos por los nazis”. “Las naciones europeas deben luchar colectivamente contra el antisemitismo”, concluye el mensaje.

Un video de la procesión muestra a los participantes marchando con sus uniformes nazis falsos. Detrás de ellos, bailarines con trajes a rayas que evocan los uniformes de los campos de concentración los seguían mientras ondeaban banderas de Israel. Les seguía la carroza en forma de locomotora de tren con dos grandes chimeneas.

El domingo, una procesión de carnaval en Aalst, Bélgica, mostraba trajes de judíos ultraortodoxos representados como hormigas. Docenas de otros participantes llevaban narices falsas con ganchos basadas en estereotipos judíos. Un grupo de participantes llevaba uniformes negros brillantes y brazaletes rojos evocadores de los uniformes nazis. Un tercer grupo vestido de judío llevaba un cartel que advertía a los lectores “no decir la verdad sobre el judío”.

El año pasado, la UNESCO retiró el Carnaval de Aalst de su lista de eventos del patrimonio mundial por la representación de los judíos en la procesión de 2019. Presentaba una carroza con efigies de Haredim sonriente sosteniendo bolsas de dinero y una con una rata en sus hombros.

El grupo que creó la carroza dijo que era para protestar por el aumento del coste de la vida.

Antisemitismo

Francia: Centro Wiesenthal exige guardias en las instituciones judías

Agencia AJN.- “En vista del creciente número de ataques violentos contra ciudadanos judíos, es hora de traer de vuelta al ejército armado para proteger los vecindarios, sinagogas, escuelas y otras instituciones comunitarias judías”.

Publicado

el

Por

francia

Agencia AJN.- A raíz de los horribles ataques antisemitas en Francia, desde el sitio al supermercado kosher Hypercacher en 2015, donde fueron asesinados cuatro rehenes judíos, hasta el brutal asesinato de Mireille Knoll, una mujer judía francesa y sobreviviente de la Shoá de 85 años que fue asesinada en su apartamento en París en 2018, el odio antijudío en Francia todavía no está disminuyendo.

El Dr. Shimon Samuels, director de Relaciones Internacionales del Centro Simon Wiesenthal (SWC), le pidió al ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, que “recupere al ejército armado para proteger los barrios, las sinagogas, las escuelas y otras instituciones comunitarias judías”.

“Señor Ministro, es hora de contramedidas claras. De ser capturados, los perpetradores ya no pueden ser enviados a clínicas psiquiátricas ni recibir sentencias de absolución por estar ‘bajo la influencia de narcóticos o alcohol’”, agregó sobre la falta de condenas por ataques antisemitas, dado que los atacantes fueron enviados sistemáticamente a las clínicas psiquiátricas.

El caso del asesino de Sarah Halimi es un claro ejemplo. El 4 de abril de 2017, Halimi, una mujer judía de 65 años, fue golpeada y defenestrada en París. El juez de la Corte decidió en julio de 2019 que no existía responsabilidad penal y que su asesino era “incapaz de ser juzgado”. El caso todavía estaba siendo apelado ante el Tribunal de Casación hace un par de meses.

“Tras el asalto yihadista de 2015 a un supermercado kosher de París, el entonces presidente Hollande proporcionó un destacamento de seguridad a todos los edificios judíos que lo necesitaban”, continuó Samuels. “Los guardias militares fueron finalmente retirados y nunca reemplazados por la administración de Macron.”

“Los distritos judíos requieren una gran cantidad de cámaras de circuito cerrado de televisión para garantizar una rápida identificación e intervención. En este momento, la comunidad judía francesa tiene tres necesidades: seguridad, seguridad y seguridad”, concluyó Samuels.

La semana pasada, un judío de 29 años fue agredido violentamente y golpeado hasta dejarlo inconsciente en el distrito (administrativo) 19 de París mientras recogía a su hija de siete meses de manos de sus padres, mientras sus dos atacantes, supuestamente de ascendencia africana, le gritaban: “¡Te mataremos!” y consignas antisemitas.

La víctima de la agresión fue identificada solo como David y había presentado una denuncia el jueves. Según el testimonio del joven durante el ataque le robaron un reloj de lujo valorado en 10.000 euros.

La investigación, encomendada a la seguridad territorial, se abrió por robo con violencia, en una reunión y por la religión de la víctima, dijo la Fiscalía de París.

El hombre llevaba una kipá en el momento del asalto, según precisó Sammy Ghozlan, presidente de la Oficina Nacional de Vigilancia Contra el Antisemitismo (BNVCA), quien dio a conocer el caso.

“Dos hombres jóvenes, completos desconocidos, bastante bien vestidos, de unos veinte años, aparecieron detrás de mí cuando estaba escribiendo el código digital. Corrieron al ascensor conmigo. Cuando llegué al piso de mis padres, me dieron un golpe en la garganta “, dijo el joven.

“Uno me estaba asfixiando mientras el otro me golpeaba. Abrieron la puerta de la escalera de incendios y me tiraron. Rodé escaleras abajo. Estaba en el suelo. Volvieron a golpearme ”, añadió la víctima.

“Pedimos a los servicios policiales encargados de la investigación que hagan todo lo posible para identificar a los agresores y detenerlos”, transmitió la Oficina Nacional de Vigilancia Contra el Antisemitismo en un comunicado.

“Una vez más, el antisemitismo se expresa con violencia en las calles de la capital: un hombre de 29 años fue severamente victimizado. Sus atacantes filmados por protección de video, espero que sean rápida y severamente encontrados y castigados!”, escribió la presidenta de la región, Valérie Pécresse.

En tanto, Francis Kalifat, presidente del Conseil Représentatif des Institutions Juives de France (CRIF) la organización paraguas de la comunidad judía de Francia, reclamó “tolerancia cero” tras este nuevo ataque antisemita.

“Nueva agresión antisemita en medio de París. Los territorios perdidos de la República van ganando terreno. ¿Necesitamos un nuevo asesinato de un judío para que se tomen medidas serias y efectivas? Las palabras ya no bastan. Tolerancia cero”, expresó Kalifat a través de su cuenta en Twitter.

Según una encuesta realizada por AJC en París publicada a principios de año, dos tercios de los judíos (67%) y casi la mitad de los no judíos (47%) identificaron el antisemitismo como un problema grave en la sociedad francesa. Además, la sensación de inseguridad va en aumento. Más de la mitad de los judíos franceses (55%) han sido insultados o amenazados en la calle y más de la mitad de los niños judíos del país (59%) dijeron que habían sufrido abusos físicos en la escuela.

Sin embargo, casi la mitad de los judíos (47%) y los no judíos (48%) franceses plantearon dudas de que el presidente francés Emmanuel Macron estuviera abordando el antisemitismo de manera efectiva, similar al 46% de los judíos y el 41% de los no judíos que cuestionó el compromiso del gobierno francés para tratar el odio antijudío como una prioridad nacional.

Seguir leyendo

Europa News

Albania: Arquitecto diseñó un monumento en honor a salvadores de judíos

Agencia AJN.- Jacobs, de 81 años, aceptó después de enterarse de que era el único país de Europa que tenía más hebreos después de la Segunda Guerra Mundial que antes.

Publicado

el

Por

albania-300×200

Agencia AJN.- Stephen Jacobs trabajó varios años para diseñar un monumento a la Shoá para la capital de Albania. Inaugurado el mes pasado a la entrada del Gran Parque de Tirana, el sencillo monumento presenta tres placas de piedra, en albanés, inglés y hebreo, que destacan las historias de los albaneses que salvaron a judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Jacobs, de 81 años, aceptó trabajar en el monumento después de enterarse de que Albania era el único país de Europa que tenía más judíos después de la Segunda Guerra Mundial que antes. Además de no entregarles a ningún judío a los nazis, a cientos de judíos que huían de otros países se les ofreció refugio en el país de mayoría musulmana.

“Pensé que esta era una historia muy importante que necesitaba ser contada”, dijo.

Jacobs es un sobreviviente de la Shoá que pasó un tiempo en un campo de concentración nazi cuando era niño.

“Para mí, esto no se trata simplemente de diseñar. Esta es una especie de experiencia personal”, dijo.

Nacido como Stefan Jakubowicz en la ciudad polaca de Lodz, Jacobs y su familia secular se mudarían a Piotrków, una ciudad que se convirtió en la sede del primer gueto de los nazis. El gueto, que albergaba a 25.000 personas, fue liquidado en 1942.

Jacobs y su familia -sus padres, hermano mayor, abuelo y tres tías- finalmente fueron enviados a campos de concentración. Los hombres fueron a Buchenwald, las mujeres a Ravensbruck. Tenía solo 5 años en ese momento.

Jacobs se convertiría en un destacado arquitecto de Nueva York, fundando su propia firma y haciendo equipo con su esposa, diseñadora de interiores, Andi Pepper.

Su carrera terminó por traerlo de regreso a Buchenwald. Se le encomendó la creación de un monumento para el “pequeño campo”, una zona de cuarentena donde los nuevos prisioneros, incluido Jacobs, permanecían en condiciones brutales.

Jacobs estuvo de acuerdo, con dos condiciones: no aceptaría un pago porque no quería que el antiguo campo le pagara y “estas son cosas que no haces para ganarte la vida”. El monumento fue inaugurado en 2002, en el 57º aniversario de la liberación del campo.

El memorial de Tirana fue mucho menos agotador emocionalmente, dijo.

“Albania, por supuesto, era más remota porque no estuve allí. No sabía mucho sobre Albania antes. Ciertamente no conocía la historia”, dijo Jacobs. “Buchenwald era completamente diferente, así que emocionalmente inicialmente es difícil”.

Al diseñar monumentos conmemorativos, la prioridad de Jacobs es garantizar que los visitantes se vayan con una mayor comprensión de la Shoá. Al igual que el memorial de Tirana, el de Buchenwald es relativamente sencillo y presenta placas con información sobre el campo y los lugares desde donde fueron deportados los reclusos.

“Los memoriales del Holocausto tienden a uno de dos extremos”, dijo. “Suelen ser el heroico monumento al estilo soviético, la heroica resistencia al fascismo, o tan totalmente abstracto que el espectador lego necesita una explicación de lo que está mirando, como el monumento de [Peter] Eisenman en Berlín”.

“Y sentí que ninguna de esas direcciones era apropiada. Lo más significativo de un memorial del Holocausto, sobre todo porque estamos haciendo esto para las generaciones futuras, es decirle a la gente lo que sucedió exactamente aquí”.

La pandemia de coronavirus le impidió asistir a la inauguración en Tirana.

Dijo que diseñar monumentos conmemorativos de la Shoá es catártico para él, pero eso no significa que haya perdonado a Alemania por su pasado. De hecho, Jacobs recuerda que un funcionario alemán dijo en la inauguración del memorial de Buchenwald que su presencia era un “símbolo de perdón” y un periodista le preguntó sobre el comentario.

“No se trata de perdonar”, recordó haber respondido. “Para mí se trata de un cierre. Todo tiene que llegar a su fin y por eso es tan importante para mí hacer esto a nivel personal”.

“Somos el único país con más hebreos después de la Segunda Guerra Mundial, donde los judíos vinieron en busca de protección y salvación”, dijo el primer ministro albanés, Edi Rama, en la inauguración.

El monumento, ubicado cerca de la Plaza Madre Teresa, tiene inscrita la frase, “albaneses, cristianos y musulmanes pusieron en peligro sus vidas para proteger y salvar a los judíos”.

Los albaneses protegieron a los judíos a pesar de las fuerzas nazis alemanas que ocuparon el país desde septiembre de 1943 hasta noviembre de 1944, cuando fueron expulsados por los partidarios comunistas locales.

El embajador israelí Noah Gal Gendler elogió el ejemplo de Albania de proteger a la comunidad judía durante la guerra.

“Un excelente ejemplo de un país pequeño que resalta los valores de la humanidad, el sacrificio y el amor, valores que siguen siendo fundamentales en Albania”, dijo.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!