Seguinos en las redes

Coronavirus

Una nueva aplicación israelí alerta a los usuarios si han sido expuestos al coronavirus

Agencia AJN.- La aplicación, Track Virus, obtiene los datos recopilados por el Ministerio de Salud israelí, que realiza entrevistas con pacientes confirmados sobre su paradero y publica la información para ayudar a detener la propagación del coronavirus en Israel.

Publicada

el

unnamed

Agencia AJN.- Desde el comienzo de la propagación del coronavirus, las autoridades del Estado de Israel han establecido un protocolo minucioso con las personas infectadas para intentar reducir el contagio al mínimo. De esta forma, cada vez que aparece un nuevo infectado, se investiga con detalle todos aquellos lugares a los que acudió para alertar a todas las personas con las que haya tenido contacto e instarlas a ponerse en cuarentena de inmediato, o someterse al test para ver si es portadora del virus.

La nueva aplicación busca simplificar este proceso y minimizar las conjeturas, así como limitar la ansiedad por posibles encuentros. Funciona cruzando el camino del usuario con los caminos de los pacientes con coronavirus confirmados que figuran en la lista del Ministerio de Salud. En caso de que un usuario haya estado en el mismo lugar frecuentado por un enfermo, recibirá una notificación informándole. La información, subrayan los desarrolladores, es anónima y no se sube a la nube, y la aplicación no solicita ninguna forma de identificación, aunque los usuarios conceden permisos de geolocalización para sus smartphones.

Sc-576×1024

Track Virus es una creación de Ori Fadlon, un ex gerente de medios de Maccabi Tel Aviv FC, quien se asoció con la empresa israelí de desarrollo de software PandaOS para desplegar la aplicación rápidamente. “Hicimos un trabajo de tres o cuatro meses -desarrollo, diseño, programación- en cuestión de tres o cuatro días, pero la urgencia era real y todo ocurrió muy rápidamente”, dijo Fadlon a NoCamels.

La aplicación tiene actualmente más de 75.000 descargas y ese número está creciendo rápidamente, dice. Está disponible en hebreo e inglés para los usuarios de Android y pronto se lanzará en el sistema operativo iOS, para poder ser descargada desde iPhone. “Hacemos esto para ayudar a la gente, para salvarla. Es por el bien de la sociedad”, explica Fadlon.

Track Virus se asoció con United Hatzalah de Israel, una organización de atención médica de emergencia basada en voluntarios, para ayudar a rastrear la información que llega del Ministerio de Salud.

“A medida que el número de pacientes con coronavirus aumenta, se hace más difícil para el público llevar un registro de todos los diferentes lugares en los que han estado y las actualizaciones del Ministerio de Salud. Además, a la gente a menudo le cuesta recordar exactamente dónde han estado y cuándo. La aplicación resuelve ambos problemas”, dijo el vicepresidente de operaciones de United Hatzalah, Dov Maisel, en un comunicado.

Fadlon reconoce las preocupaciones sobre la privacidad que conlleva el uso de tecnología avanzada para teléfonos inteligentes, pero subraya que la información obtenida a través de la aplicación es anónima y no se almacena en un sistema central basado en la nube. “En estos tiempos, la privacidad es muy importante para nosotros y la tomamos muy en serio”, dice.

Fadlon dijo a NoCamels que él y sus co-fundadores están recibiendo entre 20 y 30 consultas diarias de agencias estatales, inversores, profesionales del desarrollo empresarial y otros, especialmente del extranjero. “Hemos recibido correos electrónicos de California, Florida, Italia; incluso recibimos uno de Irán”, dice. Las preguntas se centran en si la aplicación estará disponible en otros países y en otros idiomas.

Israel ha adoptado algunas de las medidas de mayor alcance fuera de China, el epicentro del brote de coronavirus, para ayudar a reducir la tasa de infección en el país. Al momento de realizarse esta nota, tiene 529 casos confirmados de coronavirus, según datos oficiales del Ministerio de Salud, y unas 50.000 personas están actualmente en cuarentena obligatoria, ya sea porque han viajado al extranjero o han entrado en contacto con alguien a quien se le ha diagnosticado la enfermedad. El resto del país se encuentra bajo un cierre parcial, con el pedido expreso a la población de permanecer en sus casas.

Coronavirus

Coronavirus. Israel: 30 personas pueden reunirse en espacios abiertos

Agencia AJN.- Las nuevas directivas se establecieron cuando el número de muertos supera los 650.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- La reunión del gabinete de coronavirus que se interrumpió el jueves debido al anuncio de un inminente acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, se volvió a convocar el viernes por la mañana y estableció un conjunto de reglas uniformes para reunirse.

Yendo hacia adelante, hasta 30 personas pueden reunirse en un espacio abierto. En lugares de hasta 80 metros cuadrados, pueden reunirse 10 personas. En un lugar de más de 80 metros cuadrados, 20.

Las restricciones actualizadas se aplicarían a restaurantes, sinagogas y eventos culturales que no estén aprobados para grandes multitudes por el Ministerio de Salud.

La ocupación en lugares de negocio se mantiene en una persona por cada siete metros cuadrados. Los lugares públicos de negocios incluyen centros comerciales, museos, tiendas, piscinas y gimnasios, por ejemplo.

Otros cambios en las reglas que aprobó el gabinete: Los asistentes de personas con discapacidades pueden ser considerados “miembros de la familia” y acompañarlos. Además, los repartidores pueden llevar entregas a los hogares de personas con discapacidades físicas.

La aprobación de estas decisiones se presentará al Comité de Constitución, Derecho y Justicia de la Knesset para su aprobación. A menos que el comité vote lo contrario, las regulaciones entrarán en vigor el domingo a las 14 hs.

Las decisiones se toman en el contexto del continuo aumento del coronavirus en Israel, que ayer tuvo una buena noticia ya que los primeros tres pacientes tratados con una “vacuna pasiva” para el COVID-19 que fue desarrollada por el Centro Médico Hadassah y la firma biofarmacéutica israelí Kamada, demostraron un rápido beneficio clínico y ya han sido dados de alta del hospital, informó Hadassah el jueves.

Específicamente, el plasma fue recolectado con la ayuda de la comunidad ortodoxa y la organización Yad Avraham. Se pidió que donaran los pacientes que dieron negativo al nuevo coronavirus dos veces y mostraron altos niveles de anticuerpos en sangre.

Aquellos que desarrollan cualquier virus, incluido el nuevo coronavirus, desarrollan proteínas especiales o anticuerpos en su plasma, que pueden ayudar a los pacientes enfermos a sobrellevar la enfermedad. Según webmd.com, el plasma es la porción líquida y amarilla de la sangre que transporta importantes proteínas, minerales, nutrientes y hormonas a los lugares correctos del cuerpo, lo que constituye más de la mitad de la sangre.

Las donaciones de plasma fueron recolectadas por el banco de sangre de Hadassah y luego transferidas, junto con las dosis recolectadas por Magen David Adom, a la compañía Kamada, donde se produjeron los anticuerpos apropiados para el tratamiento experimental.

La inmunización pasiva es cuando se administran anticuerpos formados por otro paciente que contrajo la enfermedad y los desarrolló. Una vacuna activa, por el contrario, es cuando inyectan una versión muerta o debilitada de un virus real que engaña al sistema inmunológico haciéndole creer que tiene la enfermedad y el sistema inmunológico crea anticuerpos para protegerse.

Jerusalem, donde se encuentra Hadassah, ha tenido el mayor número de pacientes enfermos del país. Hasta la fecha, según el Ministerio de Salud, 14.958 personas han sido infectadas en la Ciudad Santa.

Zeev Rotstein, titular de Hadassah, dijo que la vacuna, que también podría llamarse medicamento, está dirigida a pacientes con COVID-19 cuya situación esté empeorando y necesite un refuerzo para combatir la enfermedad. Sin embargo, también se puede usar de manera profiláctica en los casos en que un paciente de alto riesgo contraiga coronavirus y el hospital quiera detener la progresión de la enfermedad.

“Es evidente que el equipo de Hadassah está muy satisfecho con la investigación clínica”, dijo Asa Kessler, médico de la unidad de coronavirus del hospital. Dijo que el plasma se está distribuyendo a los pacientes con COVID-19 que desarrollan neumonía y “por ahora, estamos muy animados”.

Hasta ahora, Hadassah ha estado distribuyendo el plasma a través del programa de uso compasivo del país. No es el único hospital que prueba el tratamiento de Kamada. En total, alrededor de una docena de pacientes están recibiendo el tratamiento.

Esta semana, Kamada anunció que había reclutado al primer paciente para su ensayo clínico de fase 1/2 de su nuevo producto como un tratamiento potencial para COVID-19 en Israel. El estudio fue aprobado por el Ministerio de Salud y evaluará la seguridad del tratamiento, la farmacocinética (el movimiento de los fármacos dentro del cuerpo) y la farmacodinámica (los efectos y el mecanismo de acción del fármaco) en pacientes con COVID-19 hospitalizados y no ventilados con neumonía. Se reclutaron un total de 12 pacientes elegibles y luego se hará un seguimiento durante 84 días.

En paralelo, Kamada tiene la intención de seguir explorando el potencial de su producto IgG para prevenir la enfermedad COVID-19 en sujetos sanos en riesgo en un estudio separado, dijo su sitio web.

Rotstein dijo que estos resultados preliminares deberían “generar esperanza en Israel y en todo el mundo”.

En junio, el tratamiento había dado buenos resultados en una joven portadora del virus. Según informó la prensa israelí, la mujer cuenta con varias condiciones médicas de riesgo y necesidad de asistencia respiratoria y recibió un concentrado de anticuerpos desarrollado a partir del plasma de pacientes recuperados de coronavirus, una dosis reportada como una “vacuna pasiva”, desarrollada por el hospital Hadassah y la firma biofarmacéutica israelí Kamada.

Según Rotstein, “la paciente reaccionó positivamente”. Según dijo: “Comenzó a mejorar hemodinámicamente. Tenemos los dedos cruzados para el tratamiento exitoso de esta paciente”.

Hadassah pudo recolectar 40 litros de plasma, suficiente para producir suero para hasta 70 pacientes.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus. Los primeros israelíes tratados con una vacuna pasiva salen del hospital

Agencia AJN.- Les administraron anticuerpos formados por otros pacientes que los desarrollaron cuando contrajeron la enfermedad.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- Los primeros tres pacientes tratados con una “vacuna pasiva” para el COVID-19 que fue desarrollada por el Centro Médico Hadassah y la firma biofarmacéutica israelí Kamada, demostraron un rápido beneficio clínico y ya han sido dados de alta del hospital, informó Hadassah el jueves.

Específicamente, el plasma fue recolectado con la ayuda de la comunidad ortodoxa y la organización Yad Avraham. Se pidió que donaran los pacientes que dieron negativo al nuevo coronavirus dos veces y mostraron altos niveles de anticuerpos en sangre.

Aquellos que desarrollan cualquier virus, incluido el nuevo coronavirus, desarrollan proteínas especiales o anticuerpos en su plasma, que pueden ayudar a los pacientes enfermos a sobrellevar la enfermedad. Según webmd.com, el plasma es la porción líquida y amarilla de la sangre que transporta importantes proteínas, minerales, nutrientes y hormonas a los lugares correctos del cuerpo, lo que constituye más de la mitad de la sangre.

Las donaciones de plasma fueron recolectadas por el banco de sangre de Hadassah y luego transferidas, junto con las dosis recolectadas por Magen David Adom, a la compañía Kamada, donde se produjeron los anticuerpos apropiados para el tratamiento experimental.

La inmunización pasiva es cuando se administran anticuerpos formados por otro paciente que contrajo la enfermedad y los desarrolló. Una vacuna activa, por el contrario, es cuando inyectan una versión muerta o debilitada de un virus real que engaña al sistema inmunológico haciéndole creer que tiene la enfermedad y el sistema inmunológico crea anticuerpos para protegerse.

Jerusalem, donde se encuentra Hadassah, ha tenido el mayor número de pacientes enfermos del país. Hasta la fecha, según el Ministerio de Salud, 14.958 personas han sido infectadas en la Ciudad Santa.

Zeev Rotstein, titular de Hadassah, dijo que la vacuna, que también podría llamarse medicamento, está dirigida a pacientes con COVID-19 cuya situación esté empeorando y necesite un refuerzo para combatir la enfermedad. Sin embargo, también se puede usar de manera profiláctica en los casos en que un paciente de alto riesgo contraiga coronavirus y el hospital quiera detener la progresión de la enfermedad.

“Es evidente que el equipo de Hadassah está muy satisfecho con la investigación clínica”, dijo Asa Kessler, médico de la unidad de coronavirus del hospital. Dijo que el plasma se está distribuyendo a los pacientes con COVID-19 que desarrollan neumonía y “por ahora, estamos muy animados”.

Hasta ahora, Hadassah ha estado distribuyendo el plasma a través del programa de uso compasivo del país. No es el único hospital que prueba el tratamiento de Kamada. En total, alrededor de una docena de pacientes están recibiendo el tratamiento.

Esta semana, Kamada anunció que había reclutado al primer paciente para su ensayo clínico de fase 1/2 de su nuevo producto como un tratamiento potencial para COVID-19 en Israel. El estudio fue aprobado por el Ministerio de Salud y evaluará la seguridad del tratamiento, la farmacocinética (el movimiento de los fármacos dentro del cuerpo) y la farmacodinámica (los efectos y el mecanismo de acción del fármaco) en pacientes con COVID-19 hospitalizados y no ventilados con neumonía. Se reclutaron un total de 12 pacientes elegibles y luego se hará un seguimiento durante 84 días.

En paralelo, Kamada tiene la intención de seguir explorando el potencial de su producto IgG para prevenir la enfermedad COVID-19 en sujetos sanos en riesgo en un estudio separado, dijo su sitio web.

Rotstein dijo que estos resultados preliminares deberían “generar esperanza en Israel y en todo el mundo”.

En junio, el tratamiento había dado buenos resultados en una joven portadora del virus. Según informó la prensa israelí, la mujer cuenta con varias condiciones médicas de riesgo y necesidad de asistencia respiratoria y recibió un concentrado de anticuerpos desarrollado a partir del plasma de pacientes recuperados de coronavirus, una dosis reportada como una “vacuna pasiva”, desarrollada por el hospital Hadassah y la firma biofarmacéutica israelí Kamada.

Según Rotstein, “la paciente reaccionó positivamente”. Según dijo: “Comenzó a mejorar hemodinámicamente. Tenemos los dedos cruzados para el tratamiento exitoso de esta paciente”.

Hadassah pudo recolectar 40 litros de plasma, suficiente para producir suero para hasta 70 pacientes.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!