Seguinos en las redes

Israel

Voceros de la cancillería israelí aseguraron que «Ya se está en guerra con el Hamas» y que Hamas dejará de gobernar la Franja de Gaza

AJN.- (Jerusalem) Por Alejandro Dubesarsky. Dos importantes voceros del ministerio de Relaciones Exteriores dialogaron con esta agencia sobre el operativo militar en la Franja de Gaza, la “guerra” con Hamas y la situación del soldado israelí cautivo, Gilad Shalit. Para la cancillería la solución al conflicto llegará cuando “Hamas deponga las armas y acepte los pactos firmados con Israel mediante la intermediación de Egipto".

Publicada

el

Alexander Rosemberg, vocero de la cancillería israelí dijo, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias que "existe una terquedad, una resistencia del Hamas de reconocer su culpabilidad en la incursión israelí. No quieren asumir que es una respuesta de Israel ante los constantes ataques sufridos y siguen con la misma actitud. Yo sólo me remito al apoyo recibido por Israel de parte de líderes de Egipto y Jordania por la acción contra el Hamas”.
Rosemberg se hizo eco de declaraciones del ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, y reafirmó que en Israel, “ya hay una guerra total contra el Hamas".
Por su parte, Lyor Hayat, vice vocero general de la cancillería dijo a AJN que Israel dejó “desactivado al brazo armado y a los funcionarios más importantes de Hamas. A lo que hay que agregar la destrucción de túneles destinados al tráfico de armas".
"Creemos que el mundo occidental está entendiendo a Israel, que es un país que tiene derecho a la autodefensa contra una organización terrorista que no deja de lanzar misiles desde el otro lado de la frontera”, expresó el funcionario.
Consultado acerca de la posibilidad de una nueva guerra declarada en la región Hayat respondió: "No quiero llamarlo guerra, por ahora es una operación militar, no queremos volver a ocupar la Franja de Gaza, Israel ya se retiró en 2005, queremos vivir en paz. Hamas, con la retirada, en lugar de hacer un paraíso del lugar, cometió todos los errores, se armó e hizo un Estado terrorista, si no hay otra opción, Hamas no seguirá gobernando la Franja", sostuvo y agregó: "No se puede llamar Intifada, lo que hace el Hamas es un acto terrorista contra la población civil del sur del país, cualquiera haría lo mismo en nuestra situación".
En relación al caso del soldado secuestrado Gilad Shalit, cautivo en poder de Hamas desde el año 2006 y de quien se dijo que podría haber resultado herido en el bombardeo, Rosenberg advirtió: "Existe el temor lógico porque está en manos de una organización terrorista. De todas maneras, un diario egipcio dijo que Shalit fue herido durante la incursión. No podemos dar seguridad a este reporte porque vino de parte de fuentes árabes".
Por su parte Hayat expresó  que la preocupación de Israel está sobre Gilad y su integridad física. “Consideramos que al Hamas le conviene tenerlo vivo y sano para presionar luego para el intercambio de prisioneros", dijo el vocero.
Otro de los ejes que inquieta a Israel, es el tratamiento de la información que se le está dando al conflicto, Rosenberg dijo a AJN que, hasta ahora, “hemos visto en muchos lugares el mismo tipo de acción, donde se victimiza a Hamas y se pone a Israel como victimario. Sin embargo, hay algún tipo de cambio y existe un mayor beneficio de la duda a favor de Israel. Nosotros siempre tratamos de mostrar la realidad y es que Israel ha sido atacada permanentemente, aún en el momento en que la tregua estaba vigente, lamentablemente no todos lo hacen y no muestran la parte israelí".
En tanto Hayat también hizo referencia al tema de la prensa y señaló: "La prensa no actúa como un solo bloque, hay muchos medios que son pro –israelí y  existen otros en los que se saca de contexto el conflicto de Medio Oriente y se hace difícil revertirlo".
Sobre si existe una solución al conflicto, Rosemberg, fue terminante: "La solución vendrá cuando el Hamas deponga las armas y acepte los pactos firmados con Israel mediante la intermediación de Egipto".
 

AD-SJS
 

Dejá tu comentario

Argentina

Embajador Caucino: «Recuperamos la confianza que se había deteriorado cuando se firmó el Memorándum»

Agencia AJN.- Así lo aseguró el embajador de Argentina en Israel, Mariano Caucino, en conversaciones con Agencia AJN. El diplomático celebró haber fortalecido los vínculos de amistad entre ambas naciones: «Estoy satisfecho con lo logrado», remarcó. Sin embargo, fue crítico al momento de referirse al tema del Memorándum: «Recuperamos la confianza que se había deteriorado por la firma».

Publicado

el

Por

embajador mariano caucino

Agencia AJN.- El embajador Caucino recibió a la Agencia AJN en una entrevista exclusiva en la embajada de Tel Aviv en donde destacó haber realizado todo lo posible para «conseguir alcanzar los objetivos trazados que eran recuperar el nivel de confianza en la relación bilateral».

Además, el embajador le confirmó a la Agencia AJN que «es muy positivo el hecho de que el presidente electo Alberto Fernández se ha manifestado en su momento claramente en contra del pacto con Irán». Mientras se refirió al «hecho de que la ex presidente Cristina Kirchner ha admitido en su reciente libro de Memorias que haber firmado ese acuerdo había sido un error».

Durante la entrevista, anunció que dejará la Embajada de Israel el día 7 de diciembre, para luego regresar a la Argentina. También, está preparando una despedida para el día 3 del mismo mes.

¿Cómo evalúa el estado de relaciones entre Argentina e Israel?
Considero que la relación bilateral está atravesando un momento muy positivo. Creo que hemos recuperado la confianza que se había deteriorado seriamente hace algunos años como consecuencia de un triste desencuentro entre nuestros países que tuvo lugar cuando se firmó el llamado Memorándum de Entendimiento con la República Islámica de Irán en enero de 2013. Cuando yo llegué aquí lo hice con el propósito fundamental de cumplir el pedido que me hicieron cuando me designaron que era contribuir a reconstruir los lazos de amistad y confianza entre nuestros países que se habían visto dañados lamentablemente como consecuencia de tales situaciones. Al mismo tiempo, el embajador Ilan Sztulman hizo un trabajo formidable en la Argentina, en un esfuerzo que ahora continua su sucesora Ronen Galit al frente de la Embajada de Israel en Buenos Aires. Hoy creo que podemos decir que hemos cumplido esa misión y la relación ha recuperado el nivel que nunca debió haber perdido en virtud de la gran cantidad de argentinos que viven en Israel -algunos estiman en casi cien mil- y el hecho de que la Argentina es el país con la mayor colectividad judía de toda Iberoamérica.

¿En qué punto se avanzó en la relación bilateral?
Yo entiendo que hemos podido alcanzar un marco de amistad político entre los gobiernos y eso es el punto de partida fundamental para que las relaciones comerciales, culturales, de cooperación científica, en seguridad y en todos los campos puedan desplegarse. Al terminar mi misión estoy satisfecho con lo logrado. Por supuesto hay muchas posibilidades a futuro y diría un sinfín de oportunidades pero todo ello no es posible sin contar con un marco de entendimiento en las relaciones bilaterales. En un futuro seguramente se incrementarán los vínculos comerciales, académicos, científicos y de cooperación. Una gran satisfacción, por ejemplo, fue recibir la visita de importantes dirigentes políticos de todos los partidos de la Argentina quienes vinieron a Israel y pudieron establecer puentes de cooperación. Entre ellos quiero destacar a los gobernadores Juan Manzur (Tucumán) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y los senadores Omar Perotti (gobernador electo de Santa Fe) y Rodolfo Urtubey (Salta), así como los ministros Lino Barañao o el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj.

¿Cuál fue el principal déficit de la Argentina en la relación?
Tal vez no haber podido cumplir con el objetivo de la visita presidencial del jefe de Estado argentino a Israel puede anotarse como una asignatura pendiente. Más teniendo en cuenta que el primer ministro Benjamín Netanyahu viajó a la Argentina -en una gira que lo llevó a México y Colombia también- hace dos años en la que fue la primera visita de un gobernante israelí a Latinoamérica. Lamentablemente el año pasado teníamos una fecha casi cerrada para el viaje de Macri a Israel pero hubo que postergarlo como consecuencia de la crisis financiera que se desató en nuestro país. Pero en términos generales yo le diría que yo vuelvo con gran satisfacción. Por supuesto, de haber tenido más tiempo podríamos haber hecho más cosas, pero creo que hemos aprovechado cada día y cada hora para conseguir alcanzar los objetivos trazados que eran recuperar el nivel de confianza en la relación bilateral.

Daniel Berliner, director de AJN y Mariano Caucino, embajador de Argentina en Israel

Daniel Berliner, director de AJN y Mariano Caucino, embajador de Argentina en Israel

¿Qué espera ante el cambio de gobierno en relación con Israel? ¿Cómo evalúa la vuelta del peronismo al poder en la Argentina?
Espero que continúen incrementando los vínculos de amistad y cooperación entre nuestros países. Creo que es muy positivo el hecho de que el presidente electo Alberto Fernández se ha manifestado en su momento claramente en contra del pacto con Irán en 2013. Del mismo modo lo hizo entonces Sergio Massa, quien es un importante aliado del nuevo frente oficialista. También debemos ver como dato significativo y positivo el hecho de que la ex presidente Cristina Kirchner ha admitido en su reciente libro de Memorias que haber firmado ese acuerdo había sido un error. Por otro lado, considero que no hay nada para alarmarse sobre el peronismo. Fijese un dato curioso, casi paradójico. El peronismo ha sido acusado de tener inclinaciones fascistas en sus inicios. Sin embargo un dato poco conocido y poco recordado es el hecho de que fue el general Perón quien en 1948 designó a quien sería el primer embajador latinoamericano residente permanentemente en Israel, el embajador Pablo Manguel. Se trataba de una personalidad relevante de la colectividad judía, por su parte, y el padre de los destacados Alberto y Juan Domingo Manguel y abuelo de la periodista Romina Manguel. Por otro lado, hasta el día de hoy, el único presidente argentino en funciones que hizo una visita oficial a Israel fue Carlos Menen, en 1991. Yo mismo siempre he militado en el peronismo y sin embargo debo destacar que el presidente Macri me nombró dos veces embajador, primero en Costa Rica y luego en Israel, y jamás me preguntaron en el gobierno a quien había votado o a qué partido pertenecía. Creo que es un gesto que debe destacarse porque habla de la apertura política e ideológica que a veces no es tan común en nuestro país. Y no solo se trató de mi caso particular. También los embajadores Ramón Puerta (España), Jorge Yoma (Perú), Diego Guelar (China) o José Octavio Bordón (Chile) provienen del justicialismo. Por eso fue un honor para mi realizar el año pasado un homenaje al Embajador Manguel en el 70 aniversario de las relaciones entre la Argentina e Israel. A propósito del homenaje al Embajador Manguel quisiera destacar que en el mismo participaron dos personas a las que estoy eternamente agradecido: el profesor Raanan Rein, vicepresidente de la Universidad de Tel Aviv y agudo historiador sobre la historia reciente de la Argentina, en especial por su rol como autor de trabajos y ensayos de gran calidad y seriedad sobre el peronismo. Y no puedo dejar de destacar el rol de mi amigo y maestro el embajador Atilio Molteni, quien fue representante argentino aquí en Israel hace algunos años y fue siempre una fuente de consejos de inmenso valor para mi.

¿Qué piensa sobre el eventual traslado de la Embajada a Jerusalem?
Pienso que es un asunto delicado que requiere un grado de consenso en la comunidad internacional que aun no se ha alcanzado. Se trata de un tema extremadamente polémico y controvertido y que al día de hoy, solamente dos países tienen su embajada en Jerusalem (Estados Unidos y Guatemala). El resto de las 86 embajadas que están acreditadas en Israel funcionamos en Tel Aviv. Hubo un tercer país que trasladó su representación, Paraguay, pero esa decisión fue revertida a los pocos meses cuando el presidente Mario Abdo (Benítez) sustituyó al presidente Horacio Cartes a pesar de que ambos pertenecen al Partido Colorado. Lo cierto es que se trata de un asunto muy complejo y en el que yo entiendo que debe actuarse con prudencia. Le diré una cosa: yo puedo entender el reclamo legítimo de Israel de elegir cual es su capital como cualquier otra nación y de hecho en Jerusalem trabaja y vive el primer ministro, el presidente del Estado, funciona la Knesset (Parlamento), la Corte Suprema, casi todos los ministerios, con lo cual en los hechos funciona como la capital del país pero también es cierto que la comunidad internacional estableció a través de innumerables resoluciones de Naciones Unidas que el estatus de Jerusalem debe ser arreglado conforme a las normas del derecho internacional y como consecuencia de un acuerdo pacífico y sea sustentable en el tiempo, es decir, que satisfaga a las partes involucradas.

¿Qué tiene pensado hacer al terminar su misión?
Voy a volver a hacer lo que hacía antes: dar clases, leer, estudiar y hacer política. Tal vez juntar fuerzas para escribir otros dos o tres libros que tengo en mi cabeza y que por uno u otro motivo he ido postergando. A veces fantaseo con incursionar en el mundo del periodismo y aprovechar el tener más libertad para emitir opiniones. Usted sabe una cosa, yo no soy diplomático profesional. Yo he sido embajador político, y ello sin embargo me llevó a aprender que cuando uno es embajador debe hacer un ejercicio de prudencia que impide hablar o escribir con plena autonomía para evitar mezclar opiniones personales con las del gobierno o el Estado que uno representa.

Mariano Caucino fue designado embajador en Israel en noviembre de 2017. Nacido en Buenos Aires, en 1976, es abogado egresado de la UBA. Anteriormente se había desempeñado como embajador argentino en Costa Rica. Autor de media docena de libros sobre historia contemporánea y relaciones internacionales, es un especialista en la política exterior rusa y sus relaciones con Occidente.

Seguir leyendo

Israel

Netanyahu le remarcó a Gantz su fracaso para formar gobierno y añadió que no fue culpa de la derecha

Agencia AJN.- En un video Netanyahu criticó a Gantz por fallar en formar un gobierno pero agregando que no fue culpa del Bloque de la Derecha.

Publicado

el

Por

Netanyahu Gantz

Agencia AJN.- El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, lanzó un video en las redes sociales el jueves en el que criticó al líder del partido azul y blanco, Benny Gantz.

«Ustedes estaban dispuestos a darles a los partidos de Haredi todo si se sentaban con ustedes», reveló el primer ministro Netanyahu.

Además, el mandatario israelí añadió: «también estaban dispuestos a sentarse en el gobierno con partidarios del terrorismo que reciben instrucciones de los enemigos de Israel».

Netanyahu advirtió que Israel está en conflicto con Irán que se está formando en varios frentes diferentes y, por lo tanto, «por la seguridad de Israel debemos formar un gobierno de unidad».

«Estoy dispuesto a entrar esta noche en un diálogo con usted sobre esto», le mencionó a Gantz.

«Si trabajamos juntos, tendremos éxito», concluyó Netanyahu.

Las palabras del líder del Likud llegan mientras las posibilidades de unas caóticas terceras elecciones se acercan en el horizonte de los israelíes.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!