Seguinos en las redes

Sin Categoría

AMIA/Encubrimiento. Mañana declara ex jefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires Adolfo Vitelli

AJN (Por Lic. Claudio Gustavo Goldman).- Es el primero de los testigos políticamente relevantes del juicio oral y público. También fue citado, desde las 10 hs., el entonces comisario mayor José Bretschneider, ex titular de la Dirección de Sumarios de esa fuerza, quien instruyó los expedientes administrativos contra los efectivos investigados por el atentado o delitos conexos.

Publicada

el

comodoro

Mañana, jueves, desde las 10 hs., declarará en el juicio oral y público por encubrimiento de autores o cómplices del atentado a la AMIA el primero de los testigos políticamente relevantes convocados al mismo: el ex jefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y comisario general retirado Adolfo Vitelli.

También fue citado el entonces comisario mayor José Bretschneider, ex titular de la Dirección de Sumarios de esa fuerza, quien instruyó los expedientes administrativos contra los efectivos investigados en el marco de la “causa AMIA”, ya sea por el ataque terrorista o delitos conexos.

Otro “condimento” de la audiencia serán las eventuales repercusiones que tendrá la reciente detención de uno de los imputados, el ex abogado de Carlos Telleldín, último poseedor conocido de la camioneta-bomba Trafic, Víctor Stinfale, por la muerte de cinco jóvenes en una fiesta electrónica.

En este juicio está acusado de haber recibido, en supuesto concepto de pago de honorarios, parte de los 400.000 dólares de fondos reservados de la desaparecida Secretaría de Inteligencia del Estado que le abonaron a su cliente para cambiar su indagatoria e imputar -se presume que falsamente- a ex policías bonaerenses de ser la “conexión local” del atentado.

La declaración de Vitelli y Bretschneider versará acerca de esos sumarios, la relación con el juzgado entonces a cargo del destituido Juan José Galeano y el poder político provincial de la época y, sobre todo, el disímil trato que mereció el fallecido comisario Alejandro Burguete -fue sobreseído administrativamente y volvió a ejercer sus funciones tras declarar contra el entonces comisario Juan José Ribelli, sindicado como el líder de los cómplices argentinos- respecto del resto de sus colegas, que fueron exonerados de la Policía bonaerense casi en su totalidad.

Lo cierto es que el 28 de junio de 1995, el entonces comisario mayor Ramón Orestes Verón inició una investigación interna para identificar a los efectivos de las brigadas de Lanús y Vicente López que habrían extorsionado a Telleldín, según éste había denunciado en una entrevista con Página/12 publicada doce días antes.

Luego, Bretschneider abrió la instrucción sumarial, con la intervención del juzgado, y comenzó a tomar declaraciones testimoniales incluso a quienes estaban imputados y debían ser indagados, sin la obligación de decir la verdad para no incriminarse.

En base a esa actuación interna y a un informe firmado por ambos funcionarios, Galeano ordenó formar una nueva causa, conocida como “Brigadas”, dirigida a acusar a los ex policías y agregar la declaración como testigos y denunciantes de Telleldín y su amigo y cómplice Hugo Pérez, quien también habría sido víctima de una maniobra coactiva.

Entre las imputaciones estaba el haber recibido la Trafic como parte del pago por las extorsiones, lo cual fue desestimado en el juicio anterior, que fortaleció la causa que ahora es sometida a debate.

En esa ocasión, Bretschneider afirmó que la situación de Burguete de seguir en actividad pese a estar procesado por falsedad ideológica y asociación ilícita no era normal y que la explicación debía buscarse en los “estamentos superiores que deciden por sobre la institución policial”.

En tanto, Vitelli reconoció que ello fue por una instrucción expresa de los entonces secretario y subsecretario de Seguridad bonaerenses, Eduardo De Lazzari y Federico Domínguez -actualmente imputado por coacción a imputados en la causa-, quien le dijo que esa medida “era beneficiosa para la investigación”.

El ex jefe policial conversó dos o tres veces con ellos sobre el tema y también le indicaron que debía exonerar a los otros policías vinculados con la “causa AMIA”, lo cual le transmitió a Bretschneider.

El testigo también aseguró que luego de examinar el sumario informó a sus superiores que la medida era prematura porque aún no había una resolución judicial, pese a lo cual sobreseyó a Burguete y levantó su disponibilidad preventiva hasta tanto surgiesen más pruebas.

Asimismo, en este juicio, el comisario mayor retirado Jorge Oslovsky, quien fue secretario de Bretschneider, relató que Verón actuaba como “delegado” de Galeano y le transmitía las instrucciones a su jefe, quien luego llevaba las declaraciones al juzgado.

No obstante, “nunca recibí ni escuché directivas para hacer algo que no correspondiese, ni lo habría hecho”, aclaró.

Por otra parte, el ex subcomisario bonaerense Juan Maisú acusó a Vitelli de iniciarle un sumario administrativo tras consultarlo con Galeano, quien habría mandado a que el director general de Investigaciones, Armando Calabró, lo filmara y grabara subrepticiamente, aunque admitió no haber visto esa presunta orden.

Y el ex sargento Manuel García apuntó contra Bretschneider: “como estaba apurado, le dictaba mi declaración a un oficial, pero ello no respondía a mi versión, así que me opuse, vino el director general de Asuntos Judiciales, el comisario general Sava, y le ordenó que fuese al día siguiente a mi dependencia para hacer las cosas como se debe”.

Entre los 140 testigos citados también se encuentran la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros miembros de la entonces Comisión Bicameral parlamentaria que acompañaba la investigación, el ex prosecretario judicial Claudio Liftschitz, quien reveló el supuesto encubrimiento y espera ser juzgado por violación de secretos de Estado, y el ex espía Antonio Stiuso, cuya negativa a declarar ante la Unidad Fiscal genera gran incertidumbre en querellas y defensas.

El esperado y muy demorado juicio oral, que comenzó el 6 de agosto de 2015 y podría durar dos años, reúne dos causas: el mencionado pago ilegal y la interrupción de la investigación contra Alberto Kanoore Edul, vinculado con ex presidente Carlos Menem y que es clave para la “pista siria”, más otros delitos que habrían cometido Galeano y los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia.

Por ambos hechos están imputados el ex magistrado y el ex secretario de Inteligencia menemista, Hugo Anzorreguy, mientras que solo por el primero también se acusa a los ex fiscales, el ex espía Patricio Finnen y el ex presidente de la DAIA Rubén Beraja, y al propio Telleldín, su entonces concubina, Ana María Boragni, y Stinfale, por recibir y usufructuar el dinero.

Por el otro caso son enjuiciados Menem, el ex subsecretario de Inteligencia Juan Carlos Anchézar y los ex comisarios de la Policía Federal Jorge Palacios y Carlos Castañeda, ya condenado por la destrucción o pérdida de otras pruebas.

Por haber fallecido no son juzgados el ex espía Alejandro Brousson y el ex funcionario Munir Menem, hermano del entonces Presidente.

Enfrente están los fiscales que reemplazaron a Nisman y seis querellas de familiares de víctimas -Memoria Activa, 18J y APEMIA-, instituciones judías -AMIA y DAIA-, los ex policías y el Ministerio de Justicia.

La causa había recaído originalmente en el Tribunal Oral Federal (TOF) Nº 3, que realizó el juicio anterior, así que volvió a sortearse y le tocó al TOF 2, cuyos miembros sufrieron numerosas recusaciones o excusaciones que demoraron por años el inicio del debate.

Dejá tu comentario

Israel

La Comisión Electoral rechaza una denuncia de Netanyahu de fraude electoral

Agencia AJN.- El primer ministro Binyamin Netanyahu solicitó ayer un encuentro con el presidente de la Comisión Electoral Central, juez Hanan Meltzer, para tratar sobre una investigación periodística que pone en duda el trabajo policial sobre supuestas falsificaciones en las elecciones anteriores. La Comisión recibió el pedido y tras una reunión estableció que Netanyahu y los jefes de los otros partidos podrán dirigirse a Meltzer por escrito.

Publicado

el

Por

.

Agencia AJN.- Netanyahu solicitó este fin de semana una reunión de emergencia con el presidente del Comité Central Electoral, juez Hanan Meltzer. El primer ministro pidió tratar con Meltzer la investigación difundida este fin de semana por el periodista Kalman Likveskind en el diario Maarvi, según la cual la Policía no verificó todos los casos de falsificación denunciados y sólo interrogó a 2 de los 82 inspectores que hicieron dichas denuncias.

La Comisión estableció que el primer ministro, al igual que los jefes de los otros partidos, podrán dirigirse al juez Meltzer únicamente por escrito. Si bien la noticia sobre el pedido de reunión fue difundida ayer a mediodía, la Comisión respondió anoche que hasta ese momento no había recibido ningún pedido formal durante el día. Por la noche, el legislador David Bitan presentó la solicitud ante la directora de la Comisión Electoral, Orly Ades.

El titular del partido Azul y Blanco, Benny Gantz, llamó a Meltzer a no reunirse con Netanyahu ya que «se trata de una manipulación electoral cuyo objetivo es deslegitimar el proceso electoral democrático».

Al mismo tiempo, se dio a conocer en las últimas horas la grabación de una conversación del primer ministro Netanyahu con los ministros Iariv Levin, Amir Ohana y Guilad Erdan y con el legislador David Bitan, todos ellos del Likud. En dicha grabación se escucha a Netanyahu sumamente alterado y enojado con los funcionarios por su falta de reacción ante la investigación publicada por el diario Maariv.

Fuentes del Likud enviaron una grabación de la reunión de Netanyahu con los mencionados funcionarios del gobierno. «Amigos, ¿ustedes enloquecieron?», pregunta Netanyahu dirigiéndose a sus interlocutores. «Nosotros no nos tiramos al piso y decimos que estamos muertos. ¿Por qué aceptan esto con tanta tranquilidad? ¿Ustedes comprenden qué hay aquí?», insiste Netanyahu.

A continuación le ordena al ministro de Seguridad Pública, Guilad Erdan, que lo «verifique por el lado de la Policía» y al ministro de Justicia, Amir Ohana, que lo «compruebe por el lado de la Fiscalía».

La prensa israelí destaca hoy que estas conversaciones forman parte de una agresiva campaña del Likud para poner en duda la legitimidad y validez de las elecciones e incluso no reconocer sus resultados si éstos no favorecen al partido. Desde el Likud desmintieron en varias ocasiones estas acusaciones y, por el contrario, advirtieron que quienes sostienen esto «intentan robarse las elecciones».

.

A large billboard reading «Only a large Likud will prevent a left-wing government», as part of the Likud election campaign, seen near election posters of «Blue and White» party heads Yair Lapid and Benny Gantz, in Tel Aviv on September 11, 2019. Photo by Miriam Alster/Flash90 *** Local Caption ***
בנימין נתניהו
בחירות
כחול לבן
בני גנץ
יאיר לפיד
ליכוד
ראש ממשלה

Seguir leyendo

Israel

Netanyahu: «Una guerra con Hamás podría estallar antes de las elecciones»

Agencia AJN.- Después de la difusión y repercusión que tuvo la imagen del primer ministro retirándose de un mitin político debido a una alerta de cohetes, Netanyahu adopta un discurso más “duro” hacia Hamás. A cuatro días de los comicios, aseguró que “una guerra con Gaza podría estallar antes de las elecciones”.

Publicado

el

Por

Netanyahu

Agencia AJN.- Medios locales coinciden en señalar que, después de la difusión y repercusión que tuvo la imagen del primer ministro retirándose de un mitin político debido a una alerta de cohetes, Netanyahu adopta un discurso más “duro” hacia Hamás. A cuatro días de los comicios, aseguró que “una guerra con Gaza podría estallar antes de las elecciones”.

Agencia AJN.- A su regreso de Rusia, el primer ministro Binyamin Netanyahu dijo que “una guerra con los grupos terroristas de la Franja de Gaza podría estallar en cualquier momento”, incluso antes de las elecciones que se celebrarán la semana próxima.

En el transcurso de la semana desde la Franja de Gaza fueron disparados cohetes contra ciudades israelíes, la mayoría de los cuales fueron interceptados por el sistema de defensa de la Cúpula de Hierro o cayeron en descampados. Esto provocó ataques aéreos israelíes en represalia. El martes por la noche, hubo disparos de cohetes hacia las ciudades de Ashkelon y Ashdod, donde el primer ministro Netanyahu se encontraba realizando un acto de campaña electoral, que era transmitido en directo por sus redes sociales y las del partido Likud.

Netanyahu fue sacado del escenario por sus guardaespaldas y llevado a un refugio.

Unas horas después de reunirse con el presidente ruso Vladimir Putin, Netanyahu afirmó: “Una operación en Gaza podría ocurrir en cualquier momento, incluso cuatro días antes de las elecciones. La fecha de las elecciones no influye en la decisión de ir a la guerra».

Los israelíes acudirán a las urnas el martes 17 de septiembre. Netanyahu, que enfrenta una dura competencia en su intento de ser reelecto primer ministro, ha mostrado en la campaña electoral sus logros pasados en seguridad y diplomacia. Sin embargo, los continuos ataques desde Gaza y su imagen yendo hacia el refugio ha afectado dicha campaña y fue capitalizada por sus rivales políticos.

Antes de partir hacia Sochi para reunirse con Putin, Netanyahu también se refirió a este tema y dijo: “Probablemente no haya más remedio que derrocar a Hamás y su gobierno. Hamás no ejerce su soberanía en la Franja y no impide los ataques a Israel».

«Tenemos una situación en la que un grupo terrorista que lanza cohetes se ha apoderado de un territorio y no controla a las facciones rebeldes, incluso cuando lo desea», señaló el mandatario.

neta

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!