Seguinos en las redes

Innovación

Científicos israelíes avanzan en la digitalización de los olores y allanan el camino para los «smellphones»

Agencia AJN.- El equipo del Instituto Weizmann dice que ha creado un «mapa olfativo» molecular que puede ser usado para recrear casi cualquier olor en la tierra, en un avance que podría potencialmente enviar fragancias o aromas a través de una pantalla.

Publicada

el

Young woman standing by the stove in the kitchen. removes a recipe for cooking.

Agencia AJN.- Científicos israelíes dicen que han hecho un avance que podría allanar el camino para los televisores con olores, las fotos digitales perfumadas que tienen un aroma a vacaciones, y la tecnología que puede «imprimir» cualquier olor. Un equipo del Instituto Weizmann afirma haber creado un «mapa de olores» que puede determinar cómo huelen las cosas para los humanos basándose sólo en un examen de su estructura molecular.

Los investigadores dicen que esto proporciona el marco teórico para registrar las cualidades del olor como un conjunto de números que pueden ser utilizados para recrearlo por medio de un dispositivo electrónico que podría ser incorporado en teléfonos celulares, computadoras y otros aparatos. Creen que un rango de sólo 200 moléculas es suficiente para recrear casi cualquier olor en la Tierra.

«Ahora, creo que estamos a pocos años del ‘smellphone’, un teléfono que registran y recrean los olores con precisión», dijo Noam Sobel, el profesor de neurobiología detrás de la investigación, que acaba de ser publicada en la revista revisada por pares Nature.

Sobel dijo a The Times of Israel que habrá innumerables aplicaciones de la capacidad de «digitalizar» los olores – es decir, capturarlos y reproducirlos digitalmente – incluyendo las llamadas huellas olfativas para las películas en la pantalla grande o pequeña y las fotos que llevan el olor del momento en que fueron tomadas.

Los restaurantes podrán compartir el aroma de los platos en sus menús en línea, y la gente podrá reproducir sus perfumes favoritos, dijo. «Ya hemos demostrado que podemos hacerlo con un perfume, ya que hemos hecho un olor generado por ordenador que olía exactamente como a rosa, sólo con la combinación de moléculas».

Casi 200 voluntarios fueron desplegados por el equipo de Weizmann para oler y describir los olores en los términos que se necesitaban para construir el «mapa» de los olores. Sobel dijo: «Hemos identificado las características físicas y químicas de los olores que son significativas para la percepción humana. Una vez que tengamos un dispositivo que mida las propiedades que hemos identificado, podremos digitalizar la información usando códigos y algoritmos que ya hemos establecido.

«Habiendo hecho esto, podemos reproducirla y transmitirla, como transmitimos la visión y el sonido en una serie de dispositivos hoy en día. Será un poco como la forma en que se mezclan el rojo, el verde y el azul para crear cualquier color – tenemos 200 moléculas diferentes que podemos mezclar para generar prácticamente cualquier olor perceptible». «Las moléculas necesarias ya existen y están ampliamente disponibles», añadió.

«A partir de este punto, lo que necesitamos es una máquina que sea como el micrófono y otra que sea como el altavoz», dijo Sobel. «Tenemos versiones muy rudimentarias de cada una, y el paso que acaba de completarse significa que tenemos el código que usaremos para conectarlas. Esta es la culminación de 20 años de trabajo y es muy emocionante».

El científico dijo que sería conveniente que la tecnología se incorporara a los teléfonos, que fueron inventados por el mismo hombre que sugirió por primera vez el mapeo de olores. «El reto de trazar los olores de una manera organizada y lógica fue propuesto por primera vez por Alexander Graham Bell hace más de 100 años», manifestó Sobel.

Innovación

Una startup israelí desarrolló un envase de plástico que se convierte en tierra en seis meses

Agencia AJN.- La empresa “Tipa” agrega un puñado de aditivos a los envases de plástico flexible para garantizar que sean completamente compostables.

Publicado

el

Por

tipamaybefeature

Agencia AJN.- Una startup israelí desarrolló un proceso innovador que literalmente convierte los envases de alimentos y ropa en abono para el jardín.

Se descompone en partes diminutas que las bacterias comen y convierten en tierra normal. Compare eso con el plástico ordinario que tarda 500 años en biodegradarse, e incluso entonces permanecerá en nuestro entorno como partículas microscópicas para siempre.

La empresa “Tipa” agrega un puñado de aditivos a los envases de plástico flexible para garantizar que sean completamente compostables. “La idea de Tipa era emular la naturaleza”, explicó Daphna Nissenbaum, directora ejecutiva y cofundadora de la empresa, según publicó el portal NoCamels.

“La naturaleza también envasa sus productos, como bananas, manzanas y naranjas, pero con un material compostable. Nuestros plásticos se desintegrarán y biodegradarán exactamente como cualquier otro material orgánico y se convertirán en fertilizante sólido”.

“El plástico se está acumulando, aunque no lo veamos. Cada pieza de plástico que alguna vez se fabricó todavía está en algún lugar a nuestro alrededor. Y aunque pensamos que tratamos el plástico, aquí se queda”.

Existen otros plásticos compostables, pero muchos de ellos tienen una sensación grasosa o un color lechoso.

No solo eso, sino que un estudio reciente encontró que el 60 por ciento de los plásticos certificados como compostables en el Reino Unido no se desintegraron por completo en los contenedores de compost domésticos. Unos 1648 participantes que usaron el abono en sus jardines de flores y vegetales sin darse cuenta estaban agregando plástico al suelo.

Los plásticos de Tipa tienen la misma elasticidad, durabilidad y apariencia que los convencionales. La única diferencia es que usan un puñado de aditivos para garantizar que sean completamente compostables, en las condiciones adecuadas.

Seguir leyendo

Innovación

Coronavirus Israel: científicos inventan máscara invisible contra los virus

Publicado

el

Por

2-1

Agencia AJN.- Un equipo de investigadores de la Facultad de Ingeniería Mecánica del Instituto de Tecnología de Israel (Technion) desarrolló una mascarilla invisible, para protegernos contra virus infecciosos como el coronavirus, la influenza u otros respiratorios.

Los barbijos convencionales protegen contra la transmisión de enfermedades, pero la literatura científica reciente apunta a sus efectos psicológicos y fisiológicos negativos.

Recientes investigaciones indican que las mascarillas dañan el reconocimiento de rostros y emociones, afectan negativamente la comunicación verbal y pueden causar dolores de cabeza y problemas en la piel.

El uso de máscaras durante la jornada laboral afecta la concentración en una amplia variedad de profesiones. Como resultado de estas dificultades, muchos usan el barbijo incorrectamente, sobre o debajo de la boca, lo que reduce en gran medida la protección.

Incluso en Japón, donde el uso es común, un gran estudio encontró que solo el 20% de las personas usan máscaras correctamente.

La nueva mascarilla israelí está diseñada como una pantalla de aire colocada frente a la cara del usuario y es capaz de proteger los ojos, nariz y boca sin dejar efectos negativos de reconocimiento facial y sin perjudicar a los sentidos.

También ayuda con la comunicación oral, y lo importante, todo el dispositivo puede ser reutilizado por lo tanto es un buen amigo del medio ambiente.

Los barbijos clásicos provocarn un aumento dramático en los desechos plásticos, un problema exacerbado por las directivas gubernamentales sobre el uso de éstos. Las mascarillas producen actualmente millones de toneladas de residuos al año.

1-e1669528546395-640×360

Un equipo de investigadores del Technion, dirigido por el profesor Moshe Shoham y su colega David Greenblatt de la Facultad de Ingeniería Mecánica, ideó una nueva solución al dilema de la máscara convencional: una «pantalla de aire» invisible que fluye frente a la cabeza de quien la porta.

La cortina de aire emerge de una unidad liviana que incluye un filtro y se monta en la frente del sombrero.

El uso de esta idea innovadora destacó varias ventajas clave: la cortina de aire protege los ojos, la nariz y la boca sin efectos negativos en el reconocimiento facial, el reconocimiento de emociones y la comunicación oral. Además, todo el dispositivo es reutilizable y por lo tanto no contamina el medio ambiente.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!