Seguinos en las redes

Opinión

Controversia por artículo del NY Times que afirma que la pobreza en Gaza causa guerra con Israel

Agencia AJN.- (Por el escritor y editor Ira Stoll). Una de las formas en que el New York Times demuestra parcialidad en los informes de noticias de Medio Oriente es con suposiciones no declarados e incuestionables.

Publicada

el

algemeiner

Agencia AJN.- (Por el escritor y editor Ira Stoll). En dos artículos recientes del diario de EEUU New York Times, se supone que si las condiciones económicas empeoran en la Franja de Gaza, los resultados serán ataques contra Israel.

Un ejemplo viene en este párrafo de un despacho de Times durante el fin de semana:

“Ya asediados por el bloqueo de la franja de Israel de hace una década, los habitantes de Gaza sufrieron aún más el año pasado cuando la Autoridad Palestina, dirigida por Fatah, impuso nuevas y duras restricciones en una lucha de poder con Hamás, su archirrival. Desde entonces, un intento de reconciliación entre los dos últimos se ha empantanado, y un enfrentamiento entre salarios e ingresos ha enviado a la economía del territorio a la caída libre, y muchos esperan una guerra con Israel como resultado”.

La tapa del Times de comienzos de este mes, también bajo la firma del jefe de la oficina del Times en Jerusalem, David Halbfinger, sonaba con algunas notas similares. Apareció bajo el título impreso, “Gaza está cerca del colapso financiero, provocando temores de violencia”:

“ya sea por fanfarronadas o desesperación, los habitantes de Gaza, tanto dentro como fuera del poder, han comenzado a hablar abiertamente sobre enfrentar a Israel por su bloqueo en el tipo de acción masiva que fácilmente podría llevar a víctimas y ataques…

De una forma u otra, “viene una explosión”, dijo el Sr. Abu Shaaban, el pensionista de la Autoridad Palestina con problemas de liquidez. “Solo tenemos a Israel contra quien estallar. ¿Deberíamos explotar el uno contra el otro?”.

La suposición apenas declarada aquí es que las dificultades económicas en Gaza causan la guerra con Israel. Sin embargo, hay al menos dos grandes agujeros en esta lógica que el Times podría descubrir si sondea con más escepticismo.

El primer problema lógico es que los enemigos de Israel logran atacarlo incluso cuando no están sufriendo dificultades económicas. Todos hemos visto fotos de lujosos palacios de Saddam Hussein, producto de un régimen inundado de ingresos petroleros. Sin embargo, el Iraq de Saddam lanzó misiles scud contra civiles israelíes.

Del mismo modo, Irán se ha enriquecido recientemente con el alivio de sanciones como resultado del acuerdo nuclear del presidente Obama con Irán, que involucró a Estados Unidos enviando 1.300 millones de dólares en efectivo a Irán apilados en paletas de madera en aviones de carga no identificados.

Irán ha respondido intensificando su continua guerra de poder con Israel, enviando armas sofisticadas a la organización terrorista Hezbollah y desplegando tropas iraníes y drones en Siria. (Esto, por cierto, va para los enemigos de Estados Unidos también. El cerebro de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, Osama bin Laden, no era un pobre Gazan. Era un rico árabe de Arabia Saudita).

El segundo problema lógico es que muchas otras personas sufren económicamente sin iniciar guerras. Estados Unidos sufrió una crisis financiera en la que se destruyeron billones de dólares en riqueza bursátil, el desempleo se disparó y muchos propietarios enfrentan ejecuciones hipotecarias. Sin embargo, nadie se preocupó públicamente de que si la Reserva Federal no intervino, los estadounidenses invadirían México o comenzarían a lanzar cohetes contra Canadá.

Puerto Rico se declaró en bancarrota en 2017 y a nadie le preocupaba que sus residentes comenzaran a lanzar misiles en la República Dominicana ni en las Islas Vírgenes Británicas cercanas. Grecia ha tenido una crisis financiera de larga data, con un desempleo cercano al 25%, y sin embargo a nadie le preocupa que los griegos ataquen con cohetes a la vecina Bulgaria o Turquía. ¿Qué tiene de especial los residentes de Gaza que todos esperen que respondan a las dificultades financieras autoinfligidas comenzando una guerra con sus vecinos?

Dado que los enemigos de Israel parecen atacar a Israel sin importar si esos enemigos son prósperos o empobrecidos, y dado que las personas empobrecidas en otros lugares logran responder a la pobreza sin recurrir a guerras de agresión, tal vez el Times estaría mejor simplemente descartando todo este marco explicativo, o al menos aplicando un análisis más escéptico antes de pasarlo a los lectores del Times.

Hay muchas otras preguntas que plantear aquí, incluyendo qué tan pobre es Gaza en realidad y por qué cualquier “guerra” estaría dirigida a Israel en lugar de a la Autoridad Palestina o Egipto. Pero la afirmación de que la pobreza en Gaza causa la guerra con Israel es una que el Times parece decidido a promover y perpetuar en lugar de desafiar o cuestionar.

No estoy sugiriendo que Gaza sea pobre, o que los lectores o reporteros del Times sean indiferentes al sufrimiento humano allí. Lo que estoy sugiriendo es que el argumento del Times de que la pobreza de Gaza causa la guerra con Israel no se ajusta con precisión al patrón factual.

Opinión

Pesaj y el coronavirus: la mesa de Pascua y de las “tablet”. Por Daniel Carmon*

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2020-04-09 at 19.10.07

Agencia AJN.- Como cada año, durante miles de años, los judíos han celebrado “Leil Ha Seder” (noche de Seder) en grandes reuniones, principalmente en familia. Esta es la primera vez en la que una de las dos comidas más importantes del calendario judío se celebra en un entorno reducido, debido a la pandemia Coronavirus.

QhDPyCon_400x400

El ex embajador Daniel Carmon.

Durante las últimas semanas, hemos estado confinados, como la mayoría de la gente de todo el mundo, en nuestros hogares.

Con motivo de la Noche de Pascua (LeilHaSeder), y por casi 20 horas, todo el país ha sido puesto en real toque de queda (excepto las localidades árabes) con el fin de prevenir las reuniónes tradicionales de familias y evitar así el posible contagio durante las celebraciones de Pesaj.

La fiesta de esta noche Leil Ha Seder (Noche de Seder) se ha convertido así (cínicamente hablando) en Leil Ha Seguer, (la noche del toque de queda / noche de confinamiento), con sólo familias nucleares asistiendo físicamente a las cenas mismas.Las familias y amigos se reunieron entonces a través de diferentes Apps. Sin embargo, todo está ahí por una buena causa, celebrar sin perjudicar la salud.

Ditza Froim, nuestra hija Emma y yo organizamos el evento de nuestra familia. Fue algo raro, único y especial, pero muy importante- mantener la tradicional en un medio ambiente adequado.

Echa un vistazo, nuestra mesa y nuestra computadora (foto), alrededor de la cual se “sentaron” nuestros miembros de la familia más cercanos desde Milan, Londres, Zagreb, Jerusalem, Tel Aviv, Petach Tikva y Giveat Nili.

Que disfruten de unas felices Pascuas

*ex embajador de Israel en la India y Sri Lanka.

Seguir leyendo

Coronavirus

Opinión. El liderazgo audaz de Moisés y Pesaj en época de Coronavirus (por *Ariel Goldgewicht)

Agencia AJN.- Hoy, gracias al afamado coronavirus, bajo las estrictas condiciones de cuarentena y el toque de queda a nivel nacional impuesto por el gobierno, por primera vez en la historia moderna del Estado de Israel, tendremos que festejar las Pascuas, sin gozar de libertad de movimiento.

Publicado

el

Por

ari (2)

Agencia AJN.- Queridos amigos:
Estamos indudablemente viviendo una de las épocas más extrañas de nuestras vidas y posiblemente de la historia mundial entera. Sin embargo, en los próximos días estaremos sentándonos a recordar una de las festividades más antiguas del Pueblo de Israel, las Pascuas (Pesaj en hebreo), (sólo el Shabbat es más antiguo), después de 400 años de esclavitud en Egipto, bajo el liderazgo de Moshé, por nuestra indestructible fe en D’os y con el apoyo mutuo
del pueblo, adquirimos la libertad…
Esta festividad recopila en él algunos de los temas más significativos para la formación del pueblo de Israel. Dicen que todos estuvimos presentes en el Monte Sinaí, cuando se entregó nuestro libro fundamental, la Torá. Todos cruzamos el mar Rojo al salir de Egipto, todos sentimos el dolor de la esclavitud y todos gozamos la libertad. En esta festividad, entre los preceptos esenciales, se encuentran leer la Hagadá (el texto relatando la historia de la salida de Egipto) y educar a nuestros hijos… resaltando siempre el liderazgo audaz de Moisés y la iniciativa del pionero valiente de Najshon Ben´Aminadav, quien dio el primer paso al partirse las aguas del mar Rojo. Tantas metáforas educativas, tantos valores esenciales, tanto carácter, tanto que pensar…
Quisiera aprovechar esta oportunidad para compartir con ustedes un pensamiento filosófico acerca de las diferencias entre las palabras pilares de las Pascuas en hebreo: Jametz (pan leudado) y Matzá (pan ácimo). Jametz, se refiere a la masa con levadura que ha tenido por lo menos 18 minutos (Jai Minutos) la oportunidad de leudarse para convertirse en pan. Mientras que Matzá, se refiere a la masa que no tuvo suficiente tiempo para que la misma se leude.
Conjugar en hebreo ambas palabras nos conlleva a un descubrimiento significativo. Jametz, el que esperó, tiene varias conjugaciones interesantes: Jometz – Vinagre o vino malogrado (vino que esperó demasiado), Yjmitz – Esperar demasiado y/o perder una oportunidad. Mientras que Matzá, el impaciente/intranquilo, puede ser conjugado en: Lematzot – Aprovechar al máximo y/o llevar el proceso hasta el final, y suena como Matzá – Encontró.
Les deseo que aprovechemos estos días de “Matzá” para encontrar y para aprovechar al máximo el tiempo y las oportunidades que tenemos. Dejemos al “Jametz” (al que duda de todo, piensa demasiado y pierde las oportunidades) atrás, por lo menos por unos días. Consideren, aunque sea por un instante la magia de Matzá… en otras palabras, Carpe Diem.
Hoy, gracias al afamado coronavirus, bajo las estrictas condiciones de cuarentena y el toque de queda a nivel nacional impuesto por el gobierno, por primera vez en la historia moderna del Estado de Israel, tendremos que festejar las Pascuas, sin gozar de libertad de movimiento.
Renunciamos todos, temporalmente, a la libertad de encontrarnos físicamente, con el objetivo superior de cuidarnos los unos a los otros. La libertad la llevamos en el alma, desde que fuimos liberados bajo el liderazgo de Moshé y hasta la fecha, seguimos todos siendo pioneros innovadores, desarrollando siempre la libertad de pensamiento y cuestionando todo. Jamás volveremos a ser esclavos, a pesar de renunciar temporalmente a ciertas
libertades por el bien común.
Concluyo recordándoles que pronto todo esto habrá terminado, pero el mundo nunca será igual. Esta experiencia conllevará cambios cuya magnitud aún no comprendemos. Sin embargo, encontraremos la manera de sobrepasar este obstáculo. Las aerolíneas volverán a volar, los centros comerciales volverán a abrir, los estadios de futbol se volverán a llenar, el tráfico de autos en la carretera volverá a sofocar el medio ambiente y tarde o temprano
volveremos a darnos la mano, abrazarnos fuerte e incluso despedirnos con un beso en el cachete. Pero jamás olvidaremos…
Tal y como superamos al faraón en Egipto en aquella época, superaremos al coronavirus en la actualidad… juntos, con la ayuda de D’os. (¡espero que no dure 400 años!) Hay que ver el lado positivo de toda situación, en esta ocasión también. El aislamiento social está uniendo a la sociedad mundial cada vez más. El COVID’19 nos envió a permanecer en casa, pero la esencia social del ser humano encontró la manera de convivir a pesar del aislamiento… y ni hablar de la maravilla que ha ocurrido en la naturaleza en este último mes.
Anoche, el Primer Ministro Benjamín Netanyahu declaró que esta semana que iniciamos será una semana critica en la lucha contra el Coronavirus. Esta semana dictará cuáles serán las medidas tomadas y la estrategia para salir de esta situación. Qué interesante contemplar que justo la semana de las Pascuas, conmemorando la libertad de la esclavitud, es la semana en la que se definirá cuándo podremos salir a la libertad contemporánea tan deseada.

*Ariel Goldgewicht
Director Dept. Latinoamericano
Keren Kayemet LeIsrael

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!