Seguinos en las redes

Coronavirus

Coronavirus. Israel espera recibir la vacuna de Moderna a mediados de 2021

Agencia AJN.- El jefe médico israelí de la empresa de biotecnología estadounidense confirma la línea de tiempo. Mientras tanto, crecen las esperanzas para tener lista la vacuna fabricada en Israel dentro de seis meses.

Publicada

el

Virus Outbreak Vaccines

Agencia AJN.- El director médico israelí de la empresa biotecnológica estadounidense Moderna dijo que el Estado judío recibiría su vacuna contra el COVID-19 fabricada por la compañía antes de junio de 2021. “Todavía no tenemos un calendario preciso, pero será en la primera mitad de 2021”, dijo el Dr. Tal Zacks al sitio de noticias de Ynet el jueves, añadiendo que “no puede prometer” que las vacunas se distribuyan en Israel en enero o febrero.

El primer ministro Benjamin Netanyahu anunció en junio que firmó un acuerdo con Moderna para una futura vacuna contra el coronavirus, sin especificar el número de dosis que se suministrarían ni los detalles financieros del acuerdo. En paralelo, Israel también está trabajando en su propia vacuna, y uno de los expertos involucrados adelantó que podría estar disponible en los próximos seis meses, posiblemente antes de lo esperado para la versión estadounidense.

Moderna Inc. anunció previamente que lo más pronto que podría buscar la autorización de su propia vacuna de los reguladores de Estados Unidos sería el 25 de noviembre. Tanto Moderna como la empresa Pfizer han estado llevando a cabo ensayos clínicos de fase 3 a gran escala desde julio, y ya han comenzado a producir dosis con el objetivo de que decenas de millones estén potencialmente disponibles a finales de año.

Ambas son “vacunas de ARNm”, una nueva plataforma experimental que nunca antes había sido completamente aprobada, e inyectan a las personas el material genético necesario para cultivar la “proteína de punta” del SARS-CoV-2 dentro de sus propias células, provocando así una respuesta inmunológica que el cuerpo podría presentar para protegerse del virus real.

Esto convierte efectivamente el propio cuerpo de una persona en una fábrica de vacunas, evitando los costosos y difíciles procesos que requiere la producción de vacunas más tradicionales. Sin embargo, y aunque este enfoque puede haber ayudado a poner a Pfizer y a Moderna en la primera posición en la carrera de las vacunas, un gran inconveniente es que requieren congeladores para el almacenamiento, lo que podría limitar su distribución.

Los expertos advierten que, incluso cuando las vacunas sean aprobadas, pasarán muchos meses hasta que estén ampliamente disponibles. Y a diferencia de las vacunas contra otras enfermedades como el sarampión, los expertos creen que las vacunas COVID-19, cuando lleguen, estarán muy lejos de tener una eficacia del 100 por ciento.

A principios de esta semana, el ministro de Defensa Benny Gantz dijo que el Instituto de Investigación Biológica de Israel comenzará a probar una vacuna contra el coronavirus en humanos a finales de mes. El Dr. Amos Panet, miembro de la junta asesora sobre vacunas del Instituto, dijo el jueves a Ynet que la vacuna israelí está en una etapa “muy avanzada”.

“Los ensayos clínicos llevarán algún tiempo, pero junto con el Ministerio de Salud y en cooperación con los hospitales, estimo que progresará rápidamente”, dijo. “Soy muy optimista y espero que en los próximos seis meses veamos una vacuna ‘azul y blanca'”, añadió Panet, refiriéndose a una versión de fabricación nacional invocando los colores de la bandera de Israel.

El experto dijo que la vacuna israelí, a diferencia de la de Moderna, se basa en modelos de vacunas probadas, incluso para el Ébola. La versión israelí, que no es una vacuna de ARNm, tampoco tiene las desventajas potenciales asociadas con la versión de la empresa estadounidense, según aseguró Panet. “Si tuviera que apostar mis fichas por algún tipo de vacuna, la pondría en el Instituto de Investigación Biológica y no en el de Moderna”, sostuvo.

Netanyahu, al anunciar el acuerdo con Moderna, también había depositado sus esperanzas en una vacuna israelí. “El Estado de Israel ha firmado un acuerdo con Moderna que nos permitirá comprar vacunas. La compañía está avanzando en el desarrollo y afirma que pueden lograrlo a mediados del próximo año. Esperamos que tengan éxito, pero no tenemos ninguna garantía. Sin embargo, estamos interesados en recibir estas vacunas rápidamente cuando se desarrollen. Esto nos coloca en una muy buena posición a nivel mundial. Pero, por supuesto, continuaremos con nuestros esfuerzos aquí en el Estado de Israel, en el Instituto de Investigación Biológica de Israel, y esperamos que también se logren resultados allí”, añadió Netanyahu.

Un experto israelí también ha sugerido que los ciudadanos podrían recibir ambas vacunas, aunque advirtió que no había ninguna garantía de que la oferta fuera a eliminar efectivamente el virus. “Un escenario es que obtendremos la vacuna Moderna y luego la vacuna del Instituto Biológico”, dijo Cyrille Cohen, miembro de un comité asesor del Ministerio de Salud que se ocupa de las vacunas contra el coronavirus, a The Times of Israel en julio, señalando que hay precedentes de dar dos vacunas para la misma enfermedad, como la polio.

La Organización Mundial de la Salud ha identificado 42 “vacunas candidatas” en fase de ensayos clínicos, frente a las 11 que habían a mediados de junio. Diez de ellas se encuentran en la etapa más avanzada de la “fase 3”, en la que se prueba la eficacia de una vacuna a gran escala, generalmente decenas de miles de personas en varios continentes.

Se cree que Moderna, una colaboración germano-estadounidense entre BioNTech y Pfizer, varios laboratorios estatales chinos y un proyecto europeo dirigido por la Universidad de Oxford y AstraZeneca se encuentran entre los productores de vacunas más prometedores. Rusia ya ha registrado dos vacunas contra el COVID-19, incluso antes de que se completaran los ensayos clínicos.

Las autoridades sanitarias israelíes han dicho que están estudiando la vacuna rusa y tanto Netanyahu como el presidente ruso Vladimir Putin han dado su aprobación a la cooperación en este asunto.

A principios de este mes, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) dijo que necesitaría ver dos meses de datos de seguimiento después de la vacunación antes de dar la autorización de emergencia para su uso.

Dejá tu comentario

Coronavirus

Médico judío comparte en Twitter tratamiento por coronavirus a paciente con tatuajes nazis y se vuelve viral

Publicado

el

Por

GettyImages-1226427962

Agencia AJN.- Un médico judío de California publicó una historia en Twitter sobre el tratamiento que suministró a un paciente que sufría de Covid-19, y cuyo cuerpo estaba cubierto de tatuajes nazis. El profesional de la salud habló sobre cómo se puso a prueba su compasión, informó Independent.

El doctor Taylor Nichols, cuyos tuits que transmiten la experiencia se volvieron virales desde entonces, explicó que “lidiar con las consecuencias de quienes se niegan a seguir las pautas de salud para detener la propagación del coronavirus lo han agotado”, pero él y sus colegas “deben seguir adelante”.

Fue así que dio con el paciente que “parecía enfermo. Incómodo. Asustado”, y una vez que el personal de la sala de emergencias del Mercy San Juan Hospital cerca de Sacramento le quitó la camisa al hombre, todos notaron los tatuajes en su torso.

“La esvástica se destacaba audazmente en su pecho. Los tatuajes de las SS y otras insignias que antes estaban cubiertas por su camisa ahora eran obvias en la habitación”, relató Nichols.

Otros miembros del personal médico presentes incluyeron una enfermera afroamericana y un terapeuta asiático, relató Nichols.

“No me deje morir, doctor”, dijo sin aliento el hombre de complexión sólida mientras lo cambiaban de un aparato respiratorio CPAP a una mascarilla y ventilador de hospital.

El hombre mostraba signos de años de uso de metanfetamina y sus dientes estaban “casi desaparecidos”.

6kJyVRCQ_400x400

Humanista. Médico de Medicina de Emergencia. Entusiasta de las políticas de salud. Las opiniones son mías y no representan las opiniones ni las opiniones de ninguna organización, así se definió en su cuenta de Twitter, Nichols.

Nichols aseguró al paciente que lo cuidarían y lo mantendrían con vida lo mejor que pudieran.

El hombre siguió luchando por respirar y se le preguntó si le gustaría ser intubado si fuera necesario. El hombre respondió que quería que el equipo hiciera todo lo posible.

“Todos vimos. Los símbolos de odio en su cuerpo anunciaban con orgullo sus puntos de vista. Todos sabíamos lo que pensaba de nosotros. Cómo valoraba nuestras vidas”, escribió el médico en su cuenta de Twitter. “Sin embargo, aquí estábamos, trabajando a la perfección como equipo para asegurarnos de darle la mejor oportunidad que pudimos de sobrevivir. Todo ello con máscaras, batas, protectores faciales, guantes”.

El doctor Nichols escribió sobre el estrés, el miedo y el aislamiento de aquellos en el campo de la medicina que tienen que lidiar con el virus sin parar a medida que se acelera la pandemia del coronavirus.

Al describir cómo ha tratado a los pacientes racistas y las esvásticas desde la escuela de medicina, Nichols escribió que siempre lo ha superado con el mantra de que la persona acudía a él necesitando un médico y que eso es lo que es.

Admite que se pregunta qué pensaría el hombre de los tatuajes nazis acerca de que un médico judío lo cuidara, o cuánto lo habría hecho el hombre si se invirtieran los papeles.

“Por primera vez, reconozco que dudé, ambivalente”, escribió Nichols. “La pandemia me ha desgastado y mi mantra no está teniendo el mismo impacto en este momento… Y me doy cuenta de que tal vez no estoy bien”.

La historia ha sido retuiteada miles de veces y recibió cientos de miles de me gusta en Twitter.

California tiene 1.24 millones de casos confirmados de Covid-19 y ha registrado oficialmente 19,212 muertes. Los Estados Unidos en su conjunto se están acercando rápidamente a 14 millones de casos y 270,000 muertes.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus en Israel: por primera vez desde octubre, más de 1500 casos en 24 horas

Publicado

el

Por

imgid=42671_A

Agencia AJN.- El Ministerio de Salud de Israel informó que en las últimas 24 horas dieron positivo en el test por Covid 19, 1.523 personas. Esta es la cifra más alta desde el pasado 16 de octubre, fecha en la que 1.472 habían sido diagnosticados con la enfermedad.

En el día de ayer se realizaron 70 mil tests por lo que la tasa de positividad se situó en 2.2%. Un informe publicado por Aman (Inteligencia del Ejército israelí) indicó: “Las cifras indican que estamos en las puertas de una tercera ola”. Dicha frase también fue pronunciada días atrás por la directora de Servicios de Salud Pública del Ministerio de Salud.

Actualmente en hospitales en el país hay internadas 539 pacientes con coronavirus, de los cuales 267 están en grave estado y 99 requieren de respiración asistida. Desde iniciada la pandemia fallecieron 2.883 personas.

F201004YA06_autoOrient_i

Más de 1.500 casos desde octubre. Foto: Yossi Aloni/Flash 90.

Otra cifra alarmante en el país es que ayer la mayoría de casos se registró en áreas que están fuera de las denominadas “críticas” o “rojas” y es que 1.486 fueron detectados fuera de las áreas de brote.

El informe de Aman publicado esta mañana indica que hay un aumento claro y constante en el número de nuevos pacientes verificados, a razón de más de mil infectados diarios en un promedio semanal.

El documento señala que incluso si el aumento de casos es consecuencia de la mayor cantidad de tests practicados, se puede observar que la mayoría de los casos no está relacionada con el aumento de pruebas.

Otra observación señalada en el informe militar es que, además del aumento en la tasa de positividad, se observó en los últimos días más pacientes mayores de 60 años, lo que podría desembocar en más casos de gravedad. “Todo esto señala que estamos en la entrada de una tercera ola”, remarca el texto.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!