Seguinos en las redes

US News

EE.UU.: Delaware exigirá la enseñanza de la Shoá

Agencia AJN.- El proyecto de ley fue aprobado por unanimidad en la legislatura estatal.

Publicada

el

shoa_chicos_tatuados

Agencia AJN.- El estado de Delaware requerirá la enseñanza de la Shoá en el plan de estudios de las escuelas intermedias y secundarias a partir del período 2021.

Un proyecto de ley promulgado a fines del mes pasado por el gobernador John Carney exige que las escuelas públicas implementen un plan de estudios sobre la Shoá para los estudiantes de 6° a 12° grado. Cada distrito puede desarrollar su propio plan de estudios, según el Delaware State News.

El Comité de Educación sobre la Shoá “Halina Wind Preston” de la Federación Judía de Delaware, un grupo voluntario interreligioso compuesto por sobrevivientes de la Shoá y sus familias, académicos de la Shoá, maestros, clérigos y defensores de la comunidad proporcionará orientación y recursos, según el informe.

El proyecto de ley fue aprobado por unanimidad en la legislatura estatal.

Ann Jaffe, una sobreviviente de la Shoá que vive en Delaware, participó en la firma por videoconferencia. Ella habló a la Cámara y el Senado sobre sus experiencias y ha hablado regularmente en las escuelas del estado durante varias décadas.

“Soy la última generación de testigos de primera mano y tengo 89 años. Me alegra saber que cuando me vaya, las escuelas continuarán nuestro trabajo”, dijo Jaffe en una declaración en la firma, informó WDEL.

Un tercio de los estadounidenses cree que dos millones de judíos fueron asesinados durante el Holocausto y el 66 por ciento de los millennials nunca ha oído hablar de Auschwitz, según una encuesta nacional sobre la conciencia y el conocimiento del Holocausto entre adultos en Estados Unidos desarrollada en abril del año pasado.

El estudio fue publicado por la Conferencia de Reclamaciones, fundada para hacer frente a la restitución de bienes para los sobrevivientes del Holocausto.

Más del 45 por ciento no pudo nombrar ninguno de los 40 guetos o campos de concentración presentes en Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Ese número aumentó entre las personas nacidas en los años 80 y 90 del siglo XX.

El estudio revela que el 68 por ciento de los estadounidenses cree que hay antisemitismo en Estados Unidos y el 37 dice que los neonazis existen en grandes cantidades. Siete de cada diez dicen que menos personas se preocupan por el Holocausto que en el pasado. Una mayoría (58 por ciento) cree que un evento similar podría tener lugar nuevamente.

Según el estudio, los estadounidenses no tienen suficiente educación sobre el Holocausto y están de acuerdo en que las escuelas deberían trabajar más sobre el tema.

Sin embargo, no todos los resultados fueron negativos. Nueve de cada diez encuestados (93 por ciento) cree que todos los estudiantes deberían aprender sobre el Holocausto en la escuela y ocho de cada diez dice que es importante seguir enseñando sobre el Holocausto para que no vuelva a suceder.

Respecto de Delaware en particular, en junio de 2013 fueron exhibidos a la prensa extractos del diario personal escrito por Alfred Rosenberg, confidente del genocida nazi Adolf Hitler, y que se encontraba desaparecido desde el final de los juicios de Nuremberg, en 1946.

El mismo fue entregado al Museo Memorial del Holocausto de Washington DC.
“Tener material que documente las acciones tanto de los autores como de las víctimas es crucial para ayudar a los académicos a entender cómo y por qué ocurrió” la Shoá, explicó su titular, Sara Bloomfield.
Pero también registró algunos casos de antisemitismo en los últimos años.

En enero y febrero se registraron amenazas de bomba a escuelas y centros comunitarios judíos, en el marco de una ola que azotó a todo el país.

Y en noviembre de 2012, ocho vehículos y una vivienda fueron pintadas con símbolos muy parecidos a la cruz esvástica en la localidad de Middletown.

US News

El reconocido rabino Mario Rojzman comentará para importante cadena de televisión el funeral de la jueza Ginsburg

Publicado

el

Por

rojzman

Agencia AJN.- El reconocido rabino argentino Mario Rojzman comentará mañana el funeral de la Jueza de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg z”l para la importante cadena de televisión Univisión.

“Mañana a las 10AM Hora Miami, por la cadena Univision, tendré el privilegio de comentar en vivo el funeral de la Jueza de la Corte Suprema de Justicia Ruth Bader Ginsburg z”l”, anunció el religioso.

Rojzman es un erudito bilingüe de la Torá nacido en Buenos Aires en 1962. Graduado de la Universidad Hebrea de Jerusalem, el religioso recibió la ordenación rabínica del Seminario Rabínico Latinoamericano en 1987.

La jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg, defensora de la igualdad de género, hizo historia nuevamente el viernes como la primera mujer y el primer judío en tener una ceremonia de Estado en el Capitolio de los Estados Unidos, que contó con lágrimas, música estridente e incluso flexiones.

Ginsburg, una incondicional liberal en el tribunal superior desde 1993, murió el viernes pasado a los 87 años. Conocida simplemente como RBG, la primera mujer judía en la corte se convirtió en un ícono para millones de estadounidenses, especialmente niñas, después de una larga carrera legal luchando por derechos iguales.

La ceremonia en el Capitolio se limitó a unos 100 invitados que usaban máscaras y se sentaban en sillas muy separadas, debido a las preocupaciones sobre el virus.

Debido a la pandemia de coronavirus, los admiradores de Ginsburg tuvieron que presentar sus respetos al aire libre en su ataúd durante dos días de visualización pública bajo el pórtico altísimo de la Corte Suprema.

Una rabina recitó salmos y dijo la oración tradicional por los difuntos cuando la Corte Suprema lanzó su duelo formal por la jueza Ruth Bader Ginsburg el miércoles.

La rabina Lauren Holtzblatt de Adas Israel, una congregación conservadora de Washington, inauguró el memorial en la corte con un servicio judío.

«Este fue el trabajo de toda la vida de la juez Ginsburg, insistir en que la Constitución cumpliera su promesa de que nosotros, el pueblo, incluyera a todo el pueblo», dijo Holtzblatt sobre Ginsburg, quien murió el viernes a los 87 años. «Ella llevó a cabo ese trabajo en cada capítulo de su vida como una defensora que argumentó seis veces ante este tribunal por la igualdad de trato para mujeres y hombres, como jueza en el tribunal de circuito de DC y como jueza en este tribunal.»

“Y como modelo a seguir para marcar el camino para mujeres y niñas, de todas las edades, que ahora saben que ninguna oficina está fuera del alcance de sus sueños. Ya sea para servir en el tribunal más alto de nuestra tierra, o más cerca de casa para mí, como rabina de su comunidad. Nada podría detener la incansable devoción de la jueza Ginsburg por este proyecto. Ni siquiera el cáncer».

juez

En una mañana de cielo azul nítido, Holtzblatt comenzó el servicio con salmos y terminó con Kel Male Rajamim, la oración sobre un D’s misericordioso que tradicionalmente se dice por los difuntos.

Una batería de colegas actuales y anteriores de Ginsburg acompañó al ataúd de la jueza por los escalones de la Corte Suprema, donde permanecerá en reposo durante dos días antes de permanecer un día en el Capitolio al otro lado de la calle. Ginsburg es el primer judío y la primera mujer en reposar en la Corte y el Capitolio.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, cerró la breve ceremonia con una elegía.

«La vida de Ginsburg fue una de las muchas versiones del sueño americano», dijo. “Su padre era un inmigrante de Odessa. Su madre nació cuatro meses después de que su familia llegara de Polonia. Más tarde, su madre trabajó como contadora en Brooklyn. Ruth solía preguntar: «¿Cuál es la diferencia entre una contadora en Brooklyn y una jueza de la Corte Suprema?» Su respuesta: una generación».

Ginsburg será enterrada en el Cementerio Nacional de Arlington en una ceremonia privada la próxima semana.

Seguir leyendo

US News

EE.UU.: Bader Ginsburg se convierte en la primera mujer judía honrada en el Capitolio

Agencia AJN.- “Cambió el curso del derecho estadounidense. E incluso cuando sus puntos de vista no prevalecían, siguió luchando”, dijo la rabina Lauren Holtzblatt.

Publicado

el

Por

Ruth Bader Ginsburg

Agencia AJN.- La jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg, defensora de la igualdad de género, hizo historia nuevamente el viernes como la primera mujer y el primer judío en tener una ceremonia de Estado en el Capitolio de los Estados Unidos, que contó con lágrimas, música estridente e incluso flexiones.

Ginsburg, una incondicional liberal en el tribunal superior desde 1993, murió el viernes pasado a los 87 años. Conocida simplemente como RBG, la primera mujer judía en la corte se convirtió en un ícono para millones de estadounidenses, especialmente niñas, después de una larga carrera legal luchando por derechos iguales.

“Ella cambió el curso del derecho estadounidense. E incluso cuando sus puntos de vista no prevalecían, siguió luchando”, dijo la rabina Lauren Holtzblatt durante una ceremonia a la que asistieron el candidato presidencial demócrata Joe Biden y su esposa, legisladores de ambos partidos y familiares y amigos de Ginsburg.

Denyce Graves, una mezzosoprano, cantó dos canciones mientras algunos legisladores se enjugaban las lágrimas.

A sus 80 años, Ginsburg fue conocida por sus entrenamientos en el gimnasio. Su entrenador, Bryant Johnson, hizo tres flexiones frente a su ataúd mientras presentaba sus respetos.

Mujeres miembros del Congreso, tanto demócratas como republicanas, se reunieron en los escalones del Capitolio para honrar a Ginsburg después de la ceremonia conmemorativa formal en el National Statuary Hall, donde el ataúd de Ginsburg yacía en un catafalco construido por primera vez para el presidente Abraham Lincoln.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, se pararon en la entrada del Capitolio cuando llegó el ataúd cubierto con la bandera de Ginsburg.

Pelosi abrió formalmente la ceremonia en un atril junto a una foto grande de Ginsburg con su túnica judicial y uno de sus collares de encaje característicos.

La pionera de los derechos civiles, Rosa Parks, también estuvo de luto en el Capitolio en 2005, pero como ciudadana privada se puso “en honor”.

Biden, quien presidió las audiencias de confirmación de Ginsburg como senador en 1993, ha pedido a los republicanos que cumplan su último deseo y no consideren un candidato hasta después de las elecciones.

La senadora Kamala Harris, compañera de fórmula de Biden, se unió a otros legisladores en la ceremonia en honor a Ginsburg y dijo a los reporteros que la difunta juez “absolutamente” despejó el camino para ella. “Ella rompió muchas barreras”, dijo Harris.

Los líderes republicanos en el Congreso, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y el líder de la minoría de la Cámara, Kevin McCarthy, no asistieron a la ceremonia.

La ceremonia en el Capitolio se limitó a unos 100 invitados que usaban máscaras y se sentaban en sillas muy separadas, debido a las preocupaciones sobre el virus.

Debido a la pandemia de coronavirus, los admiradores de Ginsburg tuvieron que presentar sus respetos al aire libre en su ataúd durante dos días de visualización pública bajo el pórtico altísimo de la Corte Suprema.

Una rabina recitó salmos y dijo la oración tradicional por los difuntos cuando la Corte Suprema lanzó su duelo formal por la jueza Ruth Bader Ginsburg el miércoles.

La rabina Lauren Holtzblatt de Adas Israel, una congregación conservadora de Washington, inauguró el memorial en la corte con un servicio judío.

“Este fue el trabajo de toda la vida de la juez Ginsburg, insistir en que la Constitución cumpliera su promesa de que nosotros, el pueblo, incluyera a todo el pueblo”, dijo Holtzblatt sobre Ginsburg, quien murió el viernes a los 87 años. “Ella llevó a cabo ese trabajo en cada capítulo de su vida como una defensora que argumentó seis veces ante este tribunal por la igualdad de trato para mujeres y hombres, como jueza en el tribunal de circuito de DC y como jueza en este tribunal.”

“Y como modelo a seguir para marcar el camino para mujeres y niñas, de todas las edades, que ahora saben que ninguna oficina está fuera del alcance de sus sueños. Ya sea para servir en el tribunal más alto de nuestra tierra, o más cerca de casa para mí, como rabina de su comunidad. Nada podría detener la incansable devoción de la jueza Ginsburg por este proyecto. Ni siquiera el cáncer”.

En una mañana de cielo azul nítido, Holtzblatt comenzó el servicio con salmos y terminó con Kel Male Rajamim, la oración sobre un D’s misericordioso que tradicionalmente se dice por los difuntos.

Una batería de colegas actuales y anteriores de Ginsburg acompañó al ataúd de la jueza por los escalones de la Corte Suprema, donde permanecerá en reposo durante dos días antes de permanecer un día en el Capitolio al otro lado de la calle. Ginsburg es el primer judío y la primera mujer en reposar en la Corte y el Capitolio.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, cerró la breve ceremonia con una elegía.

“La vida de Ginsburg fue una de las muchas versiones del sueño americano”, dijo. “Su padre era un inmigrante de Odessa. Su madre nació cuatro meses después de que su familia llegara de Polonia. Más tarde, su madre trabajó como contadora en Brooklyn. Ruth solía preguntar: “¿Cuál es la diferencia entre una contadora en Brooklyn y una jueza de la Corte Suprema?” Su respuesta: una generación”.

Ginsburg será enterrada en el Cementerio Nacional de Arlington en una ceremonia privada la próxima semana.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!