Seguinos en las redes

Innovación

El programa «Startup Nation» pretende hacer de Medio Oriente una «región de startups»

Agencia AJN.- Más de 60 jóvenes de diferentes países del Golfo, del Mediterráneo y del norte de África trabajan juntos en Starting Up Together, un proyecto online que busca desarrollar ideas que puedan tener un impacto social.

Publicada

el

Photo4-e1551609520392-640×400

Agencia AJN.- Youba Darif se describe como un activista, pero aspira a ser un emprendedor. Este marroquí de 26 años se dedica a trabajar para organizaciones civiles a nivel local y nacional en su país y en toda la región de Medio Oriente y el norte de África (MENA).

Darif también está construyendo una plataforma en línea para el turismo cívico y el intercambio cultural en Marruecos para cohortes de marroquíes, inmigrantes del África subsahariana, israelíes y europeos que se centrarán en cuestiones de género y sexualidad como parte de una iniciativa llamada Roots Lab. Su plataforma pretende utilizar el turismo para crear una red de personas interesadas en concientizar sobre los roles de género en la región a través de investigaciones y proyectos mientras visitan lugares culturales de Marruecos, como Tiznit, una ciudad de la costa occidental, y Marrakech, su cuarta ciudad más grande.

Para hacer realidad su sueño, Darif se ha unido a la iniciativa fundada en Israel Starting Up Together, un programa de preaceleración virtual que forma a emprendedores de toda la región.

Una «región de startups»

Desde finales de diciembre, una vez a la semana, Darif se reúne en línea con participantes de Israel, Cisjordania, Egipto, Jordania, Siria, Irak, Libia, Israel y otros países de la región para realizar talleres, paneles y debates en los que se intercambian ideas sobre temas que podrían tener un impacto en la sociedad, como las ciudades inteligentes, la conciencia medioambiental, los derechos humanos, la justicia social o las oportunidades laborales.

El objetivo no es desarrollar empresas, sino emprendedores, por lo que la atención se centra en ayudar a los participantes a desarrollar la capacidad de crear ideas, más que en desarrollar una iniciativa concreta.

La aceleradora es tanto una vía de desarrollo profesional como «una comunidad para personas con ideas afines en Medio Oriente y el norte de África que quieren ver prosperidad, que quieren ver paz en esta región y colaboración, y quieren avanzar desde el pasado de guerras y conflictos, y pasar a un futuro cooperativo y pacífico», dijo Shai Shalgi, director de proyecto de la vía regional de Starting Up Together.

En colaboración con el Centro Shimon Peres para la Paz y la Innovación, con sede en Tel Aviv, Mass Challenge Israel, TAU Ventures de la Universidad de Tel Aviv y la Fundación Edmond de Rothschild, este programa regional es en realidad una de las dos vías que ofrece Starting Up Together.

La vía local para israelíes se encuentra actualmente en su tercera edición -normalmente en persona, pero este año en línea debido a la pandemia de coronavirus- y se ofrece a israelíes árabes y judíos mayores de 18 años. Cada cohorte se divide a partes iguales entre árabes y judíos, y se intenta equilibrar los participantes hombres y mujeres.

El programa proporciona acceso a herramientas y metodologías para que los emprendedores en ciernes construyan startups y entren en el floreciente ecosistema de innovación de Israel, que los organizadores esperan diversificar a través del programa.

La sección regional de Starting Up Together, lanzada por primera vez a finales del año pasado, se desarrolla de forma paralela a la sección local, y los conceptos son bastante similares, salvo que en lugar de fortalecer una «nación de las startups», como pretenden muchos programas de aceleración con sede en Israel, la sección regional quiere promover una «región de las startups», que abarque todos los países de Medio Oriente y Norte de África. Este año hay unos 60 participantes en el circuito regional.

Ambas vías celebrarán su finalización en una conferencia online de tres días en la que los participantes podrán conocerse.

Youba-Darif-300×480

Youba Darif (26).

«Convertir una nación de startups en una región de startups es una declaración poderosa», dijo Darif, refiriéndose a cómo Israel es llamada a veces nación de startups por su próspero sector tecnológico.

El joven marroquí ha aprovechado mucho lo que Starting Up Together le ha ofrecido en los últimos meses, como establecer contactos con personas de toda la región y adquirir los conocimientos necesarios para desarrollar su iniciativa en su país.

Profesionales de todo tipo de sectores se unen a veces a las sesiones para dar conferencias y ofrecer sus conocimientos, y los participantes aprenden sobre el proceso de creación de empresas y todo lo que conlleva: la creación de redes, la inversión, el lanzamiento y otras habilidades. En las sesiones de trabajo, los participantes intercambian ideas y comparten detalles de sus proyectos.

Cada participante cuenta con uno de los cuatro coordinadores -dos israelíes y dos palestinos- que se mantienen en contacto con los participantes y controlan su situación.

«Starting Up Together es una preaceleradora y califica, forma, a los emprendedores y no a las empresas», dijo Shalgi. «Nos centramos en la persona más que en la iniciativa».

La vía regional de Starting Up Together se basa en un programa regional ya existente creado por el Centro Peres en 2011, a raíz de la Primavera Árabe. El programa YaLa Young Leaders proporciona a los jóvenes activistas de toda la región de Medio Oriente y el norte de África las herramientas y habilidades necesarias para aprovechar el periodismo ciudadano y los nuevos medios de comunicación para conectarse entre sí sobre temas como la construcción de la paz, los derechos humanos y el activismo medioambiental.

YaLa se enfrenta ahora a su décimo aniversario, al igual que su inspiración, la Primavera Árabe, se enfrenta a su propio aniversario de una década, aunque con una sensación de oportunidad perdida, ya que los levantamientos regionales, en su momento esperanzadores, han sido en gran medida sofocados o transformados en guerras sangrientas.

Starting UP together utiliza la plataforma online de YaLa por su enfoque en el emprendimiento y la innovación, complementando el enfoque de YaLa en el activismo social. Y mientras que los participantes en el programa YaLa tenían que mantener un perfil bajo, ahora, debido a los Acuerdos de Abraham que Israel firmó con los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Marruecos y Sudán el año pasado, estas relaciones pueden salir a la luz.

Innovación

Una startup israelí desarrolló un envase de plástico que se convierte en tierra en seis meses

Agencia AJN.- La empresa “Tipa” agrega un puñado de aditivos a los envases de plástico flexible para garantizar que sean completamente compostables.

Publicado

el

Por

tipamaybefeature

Agencia AJN.- Una startup israelí desarrolló un proceso innovador que literalmente convierte los envases de alimentos y ropa en abono para el jardín.

Se descompone en partes diminutas que las bacterias comen y convierten en tierra normal. Compare eso con el plástico ordinario que tarda 500 años en biodegradarse, e incluso entonces permanecerá en nuestro entorno como partículas microscópicas para siempre.

La empresa “Tipa” agrega un puñado de aditivos a los envases de plástico flexible para garantizar que sean completamente compostables. “La idea de Tipa era emular la naturaleza”, explicó Daphna Nissenbaum, directora ejecutiva y cofundadora de la empresa, según publicó el portal NoCamels.

“La naturaleza también envasa sus productos, como bananas, manzanas y naranjas, pero con un material compostable. Nuestros plásticos se desintegrarán y biodegradarán exactamente como cualquier otro material orgánico y se convertirán en fertilizante sólido”.

“El plástico se está acumulando, aunque no lo veamos. Cada pieza de plástico que alguna vez se fabricó todavía está en algún lugar a nuestro alrededor. Y aunque pensamos que tratamos el plástico, aquí se queda”.

Existen otros plásticos compostables, pero muchos de ellos tienen una sensación grasosa o un color lechoso.

No solo eso, sino que un estudio reciente encontró que el 60 por ciento de los plásticos certificados como compostables en el Reino Unido no se desintegraron por completo en los contenedores de compost domésticos. Unos 1648 participantes que usaron el abono en sus jardines de flores y vegetales sin darse cuenta estaban agregando plástico al suelo.

Los plásticos de Tipa tienen la misma elasticidad, durabilidad y apariencia que los convencionales. La única diferencia es que usan un puñado de aditivos para garantizar que sean completamente compostables, en las condiciones adecuadas.

Seguir leyendo

Innovación

Coronavirus Israel: científicos inventan máscara invisible contra los virus

Publicado

el

Por

2-1

Agencia AJN.- Un equipo de investigadores de la Facultad de Ingeniería Mecánica del Instituto de Tecnología de Israel (Technion) desarrolló una mascarilla invisible, para protegernos contra virus infecciosos como el coronavirus, la influenza u otros respiratorios.

Los barbijos convencionales protegen contra la transmisión de enfermedades, pero la literatura científica reciente apunta a sus efectos psicológicos y fisiológicos negativos.

Recientes investigaciones indican que las mascarillas dañan el reconocimiento de rostros y emociones, afectan negativamente la comunicación verbal y pueden causar dolores de cabeza y problemas en la piel.

El uso de máscaras durante la jornada laboral afecta la concentración en una amplia variedad de profesiones. Como resultado de estas dificultades, muchos usan el barbijo incorrectamente, sobre o debajo de la boca, lo que reduce en gran medida la protección.

Incluso en Japón, donde el uso es común, un gran estudio encontró que solo el 20% de las personas usan máscaras correctamente.

La nueva mascarilla israelí está diseñada como una pantalla de aire colocada frente a la cara del usuario y es capaz de proteger los ojos, nariz y boca sin dejar efectos negativos de reconocimiento facial y sin perjudicar a los sentidos.

También ayuda con la comunicación oral, y lo importante, todo el dispositivo puede ser reutilizado por lo tanto es un buen amigo del medio ambiente.

Los barbijos clásicos provocarn un aumento dramático en los desechos plásticos, un problema exacerbado por las directivas gubernamentales sobre el uso de éstos. Las mascarillas producen actualmente millones de toneladas de residuos al año.

1-e1669528546395-640×360

Un equipo de investigadores del Technion, dirigido por el profesor Moshe Shoham y su colega David Greenblatt de la Facultad de Ingeniería Mecánica, ideó una nueva solución al dilema de la máscara convencional: una «pantalla de aire» invisible que fluye frente a la cabeza de quien la porta.

La cortina de aire emerge de una unidad liviana que incluye un filtro y se monta en la frente del sombrero.

El uso de esta idea innovadora destacó varias ventajas clave: la cortina de aire protege los ojos, la nariz y la boca sin efectos negativos en el reconocimiento facial, el reconocimiento de emociones y la comunicación oral. Además, todo el dispositivo es reutilizable y por lo tanto no contamina el medio ambiente.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!