Seguinos en las redes

Israel

Elecciones/EE.UU. El 70% de los judíos israelíes cree que Trump es mejor

Agencia AJN.- La encuesta de octubre apunta un aumento en el apoyo frente al 60% en junio.

Publicada

el

PM Netanyahu with US President Trump at the White House

Agencia AJN.- La mayoría de los israelíes cree que el presidente Donald Trump es el mejor candidato en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020 en lo que respecta a los intereses nacionales de Israel, según el Índice de Voz Israelí de octubre publicado el martes por el Instituto de la Democracia de Israel (IDI).

La encuesta de octubre apunta un aumento en el apoyo a Trump entre los judíos israelíes, alcanzando el 70% que favorece a Trump, frente al 60% en junio.

Estos hallazgos apuntan a la creencia de muchos israelíes judíos de que la elección de Joe Biden debilitaría las relaciones entre Estados Unidos e Israel y fortalecería la relación entre Washington y la Autoridad Palestina.

Alrededor del 42% de los judíos israelíes dijeron que si Biden gana la carrera por la presidencia, las relaciones entre Israel y Estados Unidos se debilitarían, mientras que solo el 7% dijeron que creían que se fortalecerían. Por otro lado, el 35% del público judío israelí cree que las relaciones entre Israel y Estados Unidos no cambiarán bajo la presidencia de Biden.

Un tercio de los judíos israelíes también cree que bajo la administración de Biden, las relaciones de Washington con los palestinos mejorarán, mientras que el 24% cree que las relaciones entre Estados Unidos y Palestina no cambiarán. Otro tercio sigue sin estar seguro de un cambio en la relación, mientras que el 11% dice que una administración de Biden debilitará las relaciones entre Estados Unidos y los palestinos.

Los árabes israelíes tienen una opinión diferente sobre las relaciones de Estados Unidos con Israel y los palestinos. Sobre la cuestión de las relaciones entre Israel y Estados Unidos, una pluralidad de árabes israelíes (35%) cree que las relaciones no cambiarán, en contraste con el 16% que cree que las relaciones mejorarán y el 24% que dice que se debilitarán.

La visión árabe israelí de las relaciones entre Estados Unidos y los palestinos también muestra cierto grado de incertidumbre: el 29% dice que no habrá cambios en las relaciones, el 21% cree que las relaciones mejorarán y el 19% sugiere que las relaciones se debilitarán. Una pluralidad del 31% no está seguro.

Divididos por campo político, el 82% de los israelíes de derecha y el 62% de los centristas israelíes expresaron su preferencia por Trump cuando se les preguntó sobre los intereses israelíes. Sorprendentemente, el 40% de los izquierdistas israelíes dijeron que Trump es preferible en términos de intereses israelíes, mientras que otro 40% expresó su preferencia por Biden.

Entre los árabes israelíes, las opiniones estaban más divididas. El 36% de los árabes israelíes dijo que Trump es preferible en términos de intereses israelíes, mientras que el 31% favoreció a Biden. Del mismo modo, el 33% de los árabes israelíes no lo sabía.

Otra posible explicación para el creciente apoyo de los judíos israelíes a Trump se puede ver en la reciente firma de acuerdos por parte de Israel con los países musulmanes y del Golfo, y se espera que se lleven a cabo más acuerdos en el futuro previsible.

La gran mayoría de los participantes en la encuesta de octubre dijo que los acuerdos recientes con los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Sudán han cambiado para mejor el estatus estratégico regional de Israel. La mayoría en ese tema cruza campos políticos.

Un 37% de los participantes dijo que cree que los acuerdos tuvieron un efecto positivo y un 38% dijo estar seguro de ello.

El Índice de Voz Israelí es una encuesta mensual realizada por el Centro Guttman de Investigación de Política y de la Opinión Pública del Instituto de Democracia de Israel. La encuesta de octubre se realizó por Internet y por teléfono del 27 al 29 de octubre e incluyó a 611 hombres y mujeres que fueron entrevistadas en hebreo y 150 que fueron entrevistadas en árabe, lo que constituye una muestra nacional representativa de toda la población adulta de israelíes de 18 años o más.

Dejá tu comentario

Argentina

Argentina. Sergio Massa recomienda un fragmento sobre las medidas económicas de Shimon Peres

Agencia AJN.- Se trata de un video de cinco minutos en el que se destacan las medidas que utilizó el ex primer ministro de Israel, Shimon Peres, durante su gobierno.

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2022-08-07 at 10.49.50 AM

Agencia AJN.- Sergio Massa tiene un video en su celular que en estos días suele recomendar a quienes lo visitan en el quinto piso del Palacio de Hacienda. El corto dura solamente unos cinco minutos y registra hechos históricos, puntualmente vinculados a la inflación: se trata de los desafíos de Shimon Peres tras su asunción como primer ministro de un gobierno de coalición en Israel, en septiembre de 1984.

Además de la guerra en el Líbano, según cuenta el fragmento del documental de Netflix: «El Nobel que no dejó de soñar», Peres tuvo que enfrentarse una “desastrosa” economía israelí. “La tasa de inflación era una de las más altas del mundo y economistas le advirtieron a Peres que podría superar el 1000%. Los inversores huían de las industrias del país. Los precios en las tiendas subían todos los días”, informa el documental, que luego comenta la decisión que Peres decidió tomar.

El primer ministro llamó a un prestigioso equipo económico y diseñó “un plan que implicaba fuertes recortes en todos los sectores de la sociedad”. El fragmento cita entonces al mismo Peres: “Llamé a una sesión de gabinete, que duró 36 horas. Y recorté a todos. Recorté US$500 millones a Defensa. Fue el recorte más grande de la historia de Israel. Luego recorté a Educación. El ministro de Educación era mi mejor amigo. Fue el fin de la amistad. Todos los ministros aceptaron los recortes de otros ministerios. Ninguno aceptó recortar a su propio ministerio. Pero les dije: ‘O lo aceptan o los despido’. En 36 horas a quien pestañeara le recortaba el presupuesto. Me criticaron de todos lados. Pero, para mi gran sorpresa, cuanto más duro era, cuanto más insistente me volvía, notaba que había un cambio en la opinión pública. Día a día, mis encuestas subían contra todo pronóstico. En seis semanas, la inflación comenzó a bajar”.

“La inflación de Israel bajó de casi 500% al año a 16%. El índice de aprobación de Peres superaba el 70%, el más alto jamás registrado”, asegura la voz del documental en el fragmento.

En los 80, el equipo liderado por Michael Bruno puso en marcha el “Programa de Económico de Estabilización” en el Israel de Shimon Peres. Contempló una drástica reducción de subsidios, una devaluación de 20% del Shekel y un congelamiento temporario -y en rangos- de precios. Además, salarios que, tras un acuerdo con la Histadrut (la CGT israelí) se desacoplaron de la inflación. La tasa de interés subió bruscamente y se fijó de un tipo de cambio. Se prohibió además que el Banco Central asistiera al Tesoro. Luego vino un feroz ajuste del gasto. En 1985, Peres firmó un tratado de libre comercio con EE.UU. Tras esos primeros pasos hacia la estabilización hubo profundas reformas estructurales.

Se trata de un modelo que conoce muy bien, además de Massa, Horacio Rodríguez Larreta. Ambos cultivan una buena relación. “Israel nos demuestra que para bajar la inflación es necesario un plan apoyado por una gran coalición”, dijo tiempo atrás el intendente porteño en Tel Aviv sobre el plan con elementos ortodoxos y heterodoxos de los 80. “La Argentina requiere este tipo de acuerdos para encarar grandes transformaciones”, agregó uno de los potenciales candidatos de Juntos por el Cambio en 2023.

El video que Massa recomienda a quienes hoy tienen la posibilidad de tomar un café con él termina con una curiosa mención: pese al aumento de su popularidad, Peres se niega a romper la colación que, en ese momento, constituía con el Likud. “Caballeros, les di mi palabra. No voy a cambiarla”.

Seguir leyendo

Israel

Israel no acordó liberar a los prisioneros de PIJ, ve la posibilidad de un acuerdo más amplio de Gaza con Hamas

Agencia AJN.- Los funcionarios daseguran que Jerusalem no accedió a la liberación de prisioneros para poner fin a la Operación Amanecer, pero insinúan que hay señales de que Hamas está listo para avanzar en las conversaciones para llegar a un acuerdo sobre los cautivos israelíes.

Publicado

el

Por

WhatsApp-Image-2022-08-06-at-9.52.49-PM

Agencia AJN.- Altos funcionarios israelíes expresaron el lunes por la mañana su optimismo sobre las perspectivas de que se mantenga el nuevo alto el fuego con la Yihad Islámica Palestina, pero subrayaron que Jerusalem no aceptó las exigencias de liberar a los miembros del grupo terrorista que había detenido recientemente.

«Ahora podemos empezar a mirar hacia la siguiente fase», dijo uno de los funcionarios que informó a los periodistas israelíes.

El acuerdo mediado por Egipto, que entró en vigor a las 23:30 horas del domingo, puso fin a un conflicto de tres días que comenzó el viernes con ataques israelíes que mataron a un alto comandante del PIJ. Posteriormente, los terroristas palestinos dispararon unos 1.100 cohetes hacia territorio israelí, mientras que las Fuerzas de Defensa de Israel atacaron objetivos de la Yihad Islámica y mataron a otro de los principales dirigentes militares de la organización respaldada por Irán en Gaza.

También hubo indicios de que la Operación Amanecer, y la forma en que llegó a un rápido final, conduciría a nuevos avances en las conversaciones con Hamás y la Yihad Islámica en Gaza, dijeron los funcionarios.

«Somos absolutamente conscientes de que existe una oportunidad tras la operación que no queremos dejar pasar», dijo uno de los funcionarios, destacando los intentos en curso de organizar la devolución de los civiles israelíes cautivos y los cuerpos de los soldados de las FDI retenidos por Hamás, entre otros imperativos.

«Se han recibido las señales de Hamás en las últimas semanas», continuó el funcionario. «Queremos hacer avanzar las cosas y no conformarnos sólo con un alto el fuego con PIJ».

El grupo terrorista Hamás tiene en su poder a dos israelíes vivos -Avera Mengistu y Hisham al-Sayed-, así como los cuerpos de dos soldados israelíes: Oron Shaul y Hadar Goldin.

Israel y Hamás han mantenido conversaciones indirectas para intentar llegar a un acuerdo de intercambio de prisioneros. Un acuerdo similar en 2011 para liberar al soldado israelí Gilad Shalit de las garras de Hamás supuso la liberación de 1.027 prisioneros de seguridad palestinos, muchos de ellos terroristas convictos.

Sin embargo, Israel no está dispuesto a liberar a los prisioneros de la PIJ que la organización quiere ver liberados.

Durante las conversaciones de alto el fuego, Israel no aceptó liberar a Khalil al-Awawda, miembro de la Yihad Islámica Palestina que está en huelga de hambre en protesta por su detención por parte de Israel sin ningún cargo, ni al líder del grupo terrorista en Cisjordania, Bassam al-Saadi, que fue detenido la semana pasada en una medida que se cree que desencadenó la ronda de violencia en Gaza, dijeron los funcionarios.

Israel no tiene intención de liberar a los prisioneros antes de tiempo, según ha sabido The Times of Israel.

Los funcionarios también expresaron su satisfacción por los esfuerzos diplomáticos de Israel antes de la operación y durante la misma, señalando a Egipto, Qatar y Estados Unidos como actores clave.

«Conocían todos los elementos de nuestra toma de decisiones de antemano, y también nuestros esfuerzos para evitar actuar y asegurar que [la operación] fuera lo más limitada posible», dijo uno de los funcionarios.

En un principio, Jerusalem esperaba que PIJ se plegara a la presión de los países mencionados -y de Hamás- para que abandonara los planes de atacar a Israel, obviando la necesidad de una operación, dijeron los funcionarios.

A medida que aumentaban las tensiones, Israel restringió los movimientos cerca de la frontera con Gaza para reducir la fricción y dificultar que PIJ llevara a cabo un ataque de francotiradores o antitanques, pero comprendió que no podía mantener sus ciudades fronterizas en esas condiciones durante mucho tiempo.

Una vez que Israel determinó que una escalada era inevitable, el objetivo era golpear a las células de la PIJ y a los altos dirigentes que planeaban atentados, evitando golpear objetivos de Hamás.

Israel también trató de lograr una rápida desescalada, al determinar que una operación prolongada corría el riesgo de causar inadvertidamente daños que empujaran a Hamás a la lucha.

El sábado, el segundo día de la operación, comenzaron los esfuerzos para el cese del fuego. «Comprendimos que PIJ no estaba logrando lo que quería. Los ataques contra ella fueron significativos», dijo un funcionario.

El hecho de que el secretario general de la Yihad Islámica Palestina, Ziad Nakhaleh, estuviera en Teherán reunido con el comandante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica dificultó que accediera a un alto el fuego, según los funcionarios.

El sábado por la noche se habló de un alto el fuego temporal por motivos humanitarios, pero el primer ministro Yair Lapid rechazó esa oferta e insistió en un cese total de las hostilidades.

Los dirigentes políticos de Israel querían inicialmente que el alto el fuego entrara en vigor el domingo por la tarde, revelaron los funcionarios, pero tuvieron que esperar unas horas más para permitir que las FDI completaran las operaciones.

Los funcionarios se mostraron especialmente satisfechos con el papel de Egipto. «La mediación egipcia fue muy intensa; nuestra relación con ellos es extremadamente estrecha».

El funcionario también elogió el papel que desempeñó Qatar, calificando al país del Golfo como «un actor que crea estabilidad económica.»

Israel no tiene relaciones diplomáticas con Qatar, aunque ambos países mantuvieron relaciones comerciales y diplomáticas de bajo nivel en 1996-2009. Desde entonces, ha habido algunos contactos continuos, especialmente en asuntos relacionados con la Franja de Gaza.

Los funcionarios también dijeron que Lapid entendió las sensibilidades en torno a embarcarse en una campaña militar antes de una elección, y trató de explicar plenamente su razón de ser a los ministros y al público.

Israel se prepara para sus quintas elecciones desde 2019 el 1 de noviembre.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!