Seguinos en las redes

Argentina

Embajador Caucino: «Recuperamos la confianza que se había deteriorado cuando se firmó el Memorándum»

Agencia AJN.- Así lo aseguró el embajador de Argentina en Israel, Mariano Caucino, en conversaciones con Agencia AJN. El diplomático celebró haber fortalecido los vínculos de amistad entre ambas naciones: “Estoy satisfecho con lo logrado”, remarcó. Sin embargo, fue crítico al momento de referirse al tema del Memorándum: “Recuperamos la confianza que se había deteriorado por la firma”.

Publicada

el

embajador mariano caucino

Agencia AJN.- El embajador Caucino recibió a la Agencia AJN en una entrevista exclusiva en la embajada en Hertzliya en donde destacó haber realizado todo lo posible para “conseguir alcanzar los objetivos trazados que eran recuperar el nivel de confianza en la relación bilateral”.

Además, el embajador le confirmó a la Agencia AJN que “es muy positivo el hecho de que el presidente electo Alberto Fernández se ha manifestado en su momento claramente en contra del pacto con Irán”. Mientras se refirió al “hecho de que la ex presidente Cristina Kirchner ha admitido en su reciente libro de memorias que haber firmado ese acuerdo había sido un error”.

Durante la entrevista, anunció que dejará la Embajada de Israel el día 7 de diciembre, para luego regresar a la Argentina. También, está preparando una despedida para el día 3 del mismo mes.

¿Cómo evalúa el estado de relaciones entre Argentina e Israel?
Considero que la relación bilateral está atravesando un momento muy positivo. Creo que hemos recuperado la confianza que se había deteriorado seriamente hace algunos años como consecuencia de un triste desencuentro entre nuestros países que tuvo lugar cuando se firmó el llamado Memorándum de Entendimiento con la República Islámica de Irán en enero de 2013. Cuando yo llegué aquí lo hice con el propósito fundamental de cumplir el pedido que me hicieron cuando me designaron que era contribuir a reconstruir los lazos de amistad y confianza entre nuestros países que se habían visto dañados lamentablemente como consecuencia de tales situaciones. Al mismo tiempo, el embajador Ilan Sztulman hizo un trabajo formidable en la Argentina, en un esfuerzo que ahora continua su sucesora Galit Ronen al frente de la Embajada de Israel en Buenos Aires. Hoy creo que podemos decir que hemos cumplido esa misión y la relación ha recuperado el nivel que nunca debió haber perdido en virtud de la gran cantidad de argentinos que viven en Israel -algunos estiman en casi cien mil- y el hecho de que la Argentina es el país con la mayor colectividad judía de toda Iberoamérica.

¿En qué punto se avanzó en la relación bilateral?
Yo entiendo que hemos podido alcanzar un marco de amistad político entre los gobiernos y eso es el punto de partida fundamental para que las relaciones comerciales, culturales, de cooperación científica, en seguridad y en todos los campos puedan desplegarse. Al terminar mi misión estoy satisfecho con lo logrado. Por supuesto hay muchas posibilidades a futuro y diría un sinfín de oportunidades pero todo ello no es posible sin contar con un marco de entendimiento en las relaciones bilaterales. En un futuro seguramente se incrementarán los vínculos comerciales, académicos, científicos y de cooperación. Una gran satisfacción, por ejemplo, fue recibir la visita de importantes dirigentes políticos de todos los partidos de la Argentina quienes vinieron a Israel y pudieron establecer puentes de cooperación. Entre ellos quiero destacar a los gobernadores Juan Manzur (Tucumán) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y los senadores Omar Perotti (gobernador electo de Santa Fe) y Rodolfo Urtubey (Salta), así como los ministros Lino Barañao o el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj.

¿Cuál fue el principal déficit de la Argentina en la relación?
Tal vez no haber podido cumplir con el objetivo de la visita presidencial del jefe de Estado argentino a Israel puede anotarse como una asignatura pendiente. Más teniendo en cuenta que el primer ministro Benjamín Netanyahu viajó a la Argentina -en una gira que lo llevó a México y Colombia también- hace dos años en la que fue la primera visita de un gobernante israelí a Latinoamérica. Lamentablemente el año pasado teníamos una fecha casi cerrada para el viaje de Macri a Israel pero hubo que postergarlo como consecuencia de la crisis financiera que se desató en nuestro país. Pero en términos generales yo le diría que yo vuelvo con gran satisfacción. Por supuesto, de haber tenido más tiempo podríamos haber hecho más cosas, pero creo que hemos aprovechado cada día y cada hora para conseguir alcanzar los objetivos trazados que eran recuperar el nivel de confianza en la relación bilateral.

Daniel Berliner, director de AJN y Mariano Caucino, embajador de Argentina en Israel

Daniel Berliner, director de AJN y Mariano Caucino, embajador de Argentina en Israel

¿Qué espera ante el cambio de gobierno en relación con Israel? ¿Cómo evalúa la vuelta del peronismo al poder en la Argentina?
Espero que continúen incrementando los vínculos de amistad y cooperación entre nuestros países. Creo que es muy positivo el hecho de que el presidente electo Alberto Fernández se ha manifestado en su momento claramente en contra del pacto con Irán en 2013. Del mismo modo lo hizo entonces Sergio Massa, quien es un importante aliado del nuevo frente oficialista. También debemos ver como dato significativo y positivo el hecho de que la ex presidente Cristina Kirchner ha admitido en su reciente libro de memorias que haber firmado ese acuerdo había sido un error. Por otro lado, considero que no hay nada para alarmarse sobre el peronismo. Fijese un dato curioso, casi paradójico. El peronismo ha sido acusado de tener inclinaciones fascistas en sus inicios. Sin embargo un dato poco conocido y poco recordado es el hecho de que fue el general Perón quien en 1948 designó a quien sería el primer embajador latinoamericano residente permanentemente en Israel, el embajador Pablo Manguel. Se trataba de una personalidad relevante de la colectividad judía, por su parte, y el padre de los destacados Alberto y Juan Domingo Manguel y abuelo de la periodista Romina Manguel. Por otro lado, hasta el día de hoy, el único presidente argentino en funciones que hizo una visita oficial a Israel fue Carlos Menem, en 1991. Yo mismo siempre he militado en el peronismo y sin embargo debo destacar que el presidente Macri me nombró dos veces embajador, primero en Costa Rica y luego en Israel, y jamás me preguntaron en el gobierno a quien había votado o a qué partido pertenecía. Creo que es un gesto que debe destacarse porque habla de la apertura política e ideológica que a veces no es tan común en nuestro país. Y no solo se trató de mi caso particular. También los embajadores Ramón Puerta (España), Jorge Yoma (Perú), Diego Guelar (China) o José Octavio Bordón (Chile) provienen del justicialismo. Por eso fue un honor para mi realizar el año pasado un homenaje al embajador Manguel en el 70º aniversario de las relaciones entre la Argentina e Israel. A propósito del homenaje al embajador Manguel quisiera destacar que en el mismo participaron dos personas a las que estoy eternamente agradecido: el profesor Raanan Rein, vicepresidente de la Universidad de Tel Aviv y agudo historiador sobre la historia reciente de la Argentina, en especial por su rol como autor de trabajos y ensayos de gran calidad y seriedad sobre el peronismo. Y no puedo dejar de destacar el rol de mi amigo y maestro el embajador Atilio Molteni, quien fue representante argentino aquí en Israel hace algunos años y fue siempre una fuente de consejos de inmenso valor para mi.

¿Qué piensa sobre el eventual traslado de la embajada a Jerusalem?
Pienso que es un asunto delicado que requiere un grado de consenso en la comunidad internacional que aun no se ha alcanzado. Se trata de un tema extremadamente polémico y controvertido y que al día de hoy, solamente dos países tienen su embajada en Jerusalem (Estados Unidos y Guatemala). El resto de las 86 embajadas que están acreditadas en Israel funcionamos en Tel Aviv (o cerca de ella). Hubo un tercer país que trasladó su representación, Paraguay, pero esa decisión fue revertida a los pocos meses cuando el presidente Mario Abdo (Benítez) sustituyó al presidente Horacio Cartes a pesar de que ambos pertenecen al Partido Colorado. Lo cierto es que se trata de un asunto muy complejo y en el que yo entiendo que debe actuarse con prudencia. Le diré una cosa: yo puedo entender el reclamo legítimo de Israel de elegir cual es su capital como cualquier otra nación y de hecho en Jerusalem trabaja y vive el primer ministro, el Presidente del Estado, funciona la Knesset (Parlamento), la Corte Suprema, casi todos los ministerios, con lo cual en los hechos funciona como la capital del país pero también es cierto que la comunidad internacional estableció a través de innumerables resoluciones de Naciones Unidas que el estatus de Jerusalem debe ser arreglado conforme a las normas del derecho internacional y como consecuencia de un acuerdo pacífico y sea sustentable en el tiempo, es decir, que satisfaga a las partes involucradas.

¿Qué tiene pensado hacer al terminar su misión?
Voy a volver a hacer lo que hacía antes: dar clases, leer, estudiar y hacer política. Tal vez juntar fuerzas para escribir otros dos o tres libros que tengo en mi cabeza y que por uno u otro motivo he ido postergando. A veces fantaseo con incursionar en el mundo del periodismo y aprovechar el tener más libertad para emitir opiniones. Usted sabe una cosa, yo no soy diplomático profesional. Yo he sido embajador político, y ello sin embargo me llevó a aprender que cuando uno es embajador debe hacer un ejercicio de prudencia que impide hablar o escribir con plena autonomía para evitar mezclar opiniones personales con las del gobierno o el Estado que uno representa.

Mariano Caucino fue designado embajador en Israel en noviembre de 2017. Nacido en Buenos Aires, en 1976, es abogado egresado de la UBA. Anteriormente se había desempeñado como embajador argentino en Costa Rica. Autor de media docena de libros sobre historia contemporánea y relaciones internacionales, es un especialista en la política exterior rusa y sus relaciones con Occidente.

Dejá tu comentario

Argentina

La embajadora de Israel en Argentina se reunió con el ministro del Interior

Publicado

el

Por

wado de pedro

Agencia AJN.- La embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronen, se reunió ayer con el ministro del Interior, Wado de Pedro, en el marco de una serie de encuentros con titulares de carteras ministeriales que la diplomática viene llevando adelante.

Luego de la reunión, la representante israelí expresó su interés por continuar fortaleciendo los lazos de cooperación tanto con el Estado nacional argentino, como así también con las provincias con quienes ya existen diferentes agendas de trabajo en temas tales como agricultura, manejo del agua, tecnología, entre otros.

“Estoy muy conforme con la reunión que hemos tenido con el Sr. ministro del Interior. Tanto la Argentina como Israel estamos interesados en profundizar los vínculos de cooperación en áreas tales como la agricultura y el manejo del agua. Nuestras agendas de trabajo contemplan el incremento de los niveles de intercambio tanto a nivel nacional como provincial”, afirmó Ronen.

Por su parte, desde el Ministerio del Interior afirmaron que el objetivo del encuentro fue “analizar proyectos de desarrollo productivo que permitan potenciar las economías regionales del país”.

Seguir leyendo

Argentina

Elecciones AMIA. A medida que se acerca la fecha asoman nuevos candidatos que obligan a recalcular

Agencia AJN.- Cuando numerosos activistas, rabinos e instituciones comunitarios decidieron confluir en una alianza para tratar de destronar a la ortodoxia y “recuperar” la AMIA seguramente imaginaban una lucha cuerpo a cuerpo (léase: voto a voto) entre ambas facciones, y cuando se convencieron de que habría una tercera lista, no se preocuparon demasiado porque no le auguraban un gran peso electoral de cara al 5 de abril.

Publicado

el

Por

am

Agencia AJN.- Cuando numerosos activistas, rabinos e instituciones comunitarios decidieron confluir en una alianza para tratar de destronar a la ortodoxia y “recuperar” la AMIA seguramente imaginaban una lucha cuerpo a cuerpo (léase: voto a voto) entre ambas facciones, y cuando se convencieron de que habría una tercera lista, no se preocuparon demasiado porque no le auguraban un gran peso electoral de cara al 5 de abril.

Sin embargo, con el paso de las semanas ello pareció desmentirse, ya que cada vez más puede advertirse que el verdadero rival de aquella Una AMIA (presidida por Alejandro Kladniew) es la flamante Somos AMIA (presidida por Batia Nemirovsky), a la cual no dudó en calificar de “colectora” del Bloque Unido Religioso (BUR, liderado por el Rabino Samuel Levin) o predecir que los sufragios que ella pudiera conseguir resultarían, al fin de cuentas, funcionales al oficialismo, al punto que hasta su candidato presidencial, Kladniew, “bajó al fango” para referirse a ese punto.

Lo cierto es que los enormes, exitosos e inusitados trabajo y esfuerzo desplegados por Una AMIA para combatir la apatía de los propios chocaron inesperadamente con acciones electoralistas y “marketineras” de fuste de Somos AMIA, cuyo principal armador, entre bambalinas, parece ser el presidente de la OSA y secretario general de Mercaz, Sergio Pikholtz.

Esta campaña proselitista se parece, como nunca antes, a una partida de ajedrez, en la cual cada jugador observa y reacciona a la movida de su rival y pretende anticipar las propias y las ajenas.

Así, después de que Una AMIA lanzó una iniciativa para jerarquizar el rol femenino en la conducción de la entidad, Somos AMIA sorprendió al anunciar a Batia Nemirovsky como su postulante a dirigir la mutual, lo cual la convertiría en la primera mujer en hacerlo.

Más allá de que las elecciones no son directas y de que sus posibilidades de hacerse con el cargo no parecen ser demasiadas, fue un mensaje del tipo “ellos hablan, nosotros hacemos”.

La siguiente jugada le correspondió a Somos AMIA, que se autotituló como la “lista sionista” y obligó a su rival a reivindicar un apoyo a Israel que hasta entonces no había sido mencionado, o al menos destacado.

Las declaraciones públicas de los referentes de Una AMIA demuestran que “sintieron”, en lenguaje boxístico, esas movidas y ahora deben estar abocados a buscar el modo de neutralizar el flamante anuncio de Abraham Kaul, que podría restarles más votos que las acciones anteriores de sus competidores directos por el mismo electorado no ortodoxo.
Desde Una AMIA sostienen que lo más importante es el cuidado que merece la “unidad comunitaria” por encima de todo y más de uno se pregunta “como Kaul puede jugar políticamente contra su esencia y su formación política” en clara alusión al posible acuerdo de Somos AMIA con el BUR. Alguno fue más allá soltando el comentario “deberíamos acordar el modo de unirnos contra la ortodoxia, nunca es tarde”.

Según pudo averiguar Itongadol, su voluntad era ser “prescindente” en esta campaña, después de meses de coqueteo con una candidatura, y que ello pensaba comunicar a la prensa el viernes a la tarde, pero tan solo una hora después informó que postergaba su pronunciamiento después de Shabat.

Sin dudas algo pasaba, alguien intercedió para convencerlo de cambiar su postura y reconvertirla en un fuerte apoyo a Nemirovsky y, por ende, Somos AMIA, lo cual efectivamente se concretó el sábado por la anoche.

Resta esperar la réplica de Una AMIA en esta ya apasionante carrera a la que le quedan solo dos meses, sin contar las negociaciones poselectorales, mientras la gente del BUR observa con pochoclos en la mano y hace su propio juego.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!