Seguinos en las redes

Cultura

En una nueva película, el director Polanski revive los horrores de su niñez en el Holocausto

Agencia AJN.- Polanski, Horowitz. Hometown ’sigue al cineasta judío mientras recorre su ciudad natal de Cracovia con su compañero sobreviviente y fotógrafo Ryszard Horowitz, a quien conoció en el gueto de Varsovia.

Publicada

el

polanski

Agencia AJN.- Roman Polanski vuelve a visitar el “horror” de su infancia en el Holocausto en un nuevo documental que se estrenó el domingo en la ciudad natal polaca del controvertido director ganador del Oscar, Cracovia.

La película sigue a Polanski mientras recorre la ciudad con su amigo de toda la vida y compañero sobreviviente del Holocausto, el fotógrafo Ryszard Horowitz, a quien conoció dentro del gueto judío en tiempos de guerra.

El documental trata sobre “la memoria, las confrontaciones con el pasado, la fugacidad, el trauma, el destino”, dijo Mateusz Kudla, quien dirigió y produjo la película con Anna Kokoszka-Romer.

“A través de estos dos personajes que tuvieron suerte, que sobrevivieron, también queríamos mostrar la tragedia de todos aquellos residentes del gueto de Cracovia que nunca lograron salir”, dijo a la AFP.

En una escena de “Polanski, Horowitz. Hometown ”, que inauguró el Festival de Cine de Cracovia de este año, Polanski recuerda haber visto a un oficial alemán nazi dispararle a una anciana en la espalda, la sangre escupiendo como agua de un bebedero.

“Aterrorizado, crucé corriendo la puerta detrás de mí… me escondí detrás de estas escaleras”, dice Polanski, que solo tenía seis años cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial.

“Ese fue mi primer encuentro con el horror”, le dice a un Horowitz de aspecto sombrío.

polanski2

El cineasta ganador del Oscar Roman Polanski, a la izquierda, posa para los medios con Stanislaw Buchala, a la derecha, quien recibió la distinción israelí de Justos entre las Naciones en nombre de sus difuntos abuelos, Stefania y Jan Buchala, quienes salvaron a Polanski, del Holocausto en 1943-45, durante la ceremonia de entrega del honor en Gliwice, Polonia, el 15 de octubre de 2020. (Michal Buksa / AP)


Horowitz, quien fue uno de los ayudados por el industrial alemán Oskar Schindler, se arremanga en otra escena para revelar el número que tenía en el antebrazo cuando llegó, con cinco años, al campo de exterminio nazi de Auschwitz.

“A veces lo miro al azar y pienso que no puede ser verdad, debe ser una especie de broma estúpida. ¿Es posible que yo estuviese allí y que sobreviviera? ” Dice Horowitz.

Los realizadores también capturaron el momento en que Polanski visiblemente conmovido conoció al nieto de Stefania y Jan Buchala, los campesinos católicos polacos que lo escondieron de los nazis.

El año pasado, Israel honró a la difunta pareja con el título de Yad Vashem de “Justos entre las naciones” por aquellos que ayudaron a salvar a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

La película no menciona las múltiples acusaciones de agresión sexual contra Polanski, quien es persona non grata en Hollywood y no puede regresar a los Estados Unidos por temor a ser arrestado.

“Ese no era nuestro objetivo, ni nuestra intención de defender o acusar a nadie. Esta película trata sobre otro capítulo en la vida de Roman Polanski ”, dijo Kokoszka-Romer a la AFP.

Kudla pide a los espectadores que consideren la posibilidad de que “quizás, en este caso, Polanski hizo lo correcto al dar testimonio (del Holocausto) para evitar que la historia se repita”.

Los realizadores esperan que el documental esté disponible eventualmente en línea o en plataformas de transmisión.

Dejá tu comentario

Cultura

Lalo Schifrin, el músico argentino que cumplió su “Misión Imposible” en Hollywood

Agencia AJN.- Próximo a cumplir 89 años, Lalo Schifrin vive en Beverly Hills, en una casa que perteneció anteriormente al humorista Groucho Marx.

Publicado

el

Por

Lalo-Schifrin-mision

Agencia AJN.- Lalo Schifrin, posiblemente el músico argentino más reconocido mundialmente, es hijo de una familia judía de Buenos Aires, nacido el 21 de junio de 1932, con el nombre de Boris Claudio Schifrin.

Próximo a cumplir 89 años, Lalo Schifrin vive en Beverly Hills, en una casa que perteneció anteriormente al humorista Groucho Marx, donde sigue creando diariamente, mientras añora Buenos Aires, si bien no pude viajar por orden médica.

Su padre Luis Schifrin fue el primer violín del Teatro Colón, donde por tres décadas dirigió la cuerda de segundos violines, y a la edad de 5 años lo incentivó para que comenzara a estudiar piano.

Era miembro de una familia de músicos judíos. Los hermanos de su padre, Leopoldo y Roberto, eran violinista y violonchelista respectivamente; mientras que uno de los hermanos de su madre era violinista y el otro tocaba el oboe. Fue por eso que Lalo manifestó en una nota publicada en la Revista La Nación: “Yo no podía concebir otra carrera que no fuera la de músico”.

Su primer maestro de piano fue Enrique Barenboim, el padre del pianista y director Daniel Barenboin, continuando luego con Andreas Karalis, un expatriado greco-ruso que había sido director del Conservatorio de Kiev, y estudió armonía con el compositor argentino Juan Carlos Paz.

A los 20 años obtuvo una beca para estudiar en el Conservatorio de París, y mientras estudiaba de día, por las noches tocaba jazz en los clubes parisinos. En 1955 representó a la Argentina en el Festival Internacional de Jazz de París.

También tocó con Astor Piazzolla, afirmando en la nota de La Nación: “Me acuerdo de que toqué el piano en una grabación que Astor hizo en París, donde había bandoneones, violines y algunos otros músicos de la Ópera de París. Me dijo: ‘Quiero que vos toques el piano porque el tango mío tiene que tener swing, y vos tenés swing’. Yo nunca había tocado tango antes, tocaba jazz y me había formado en música clásica. Después, en 1956 me volví a Buenos Aires, y siempre nos encontrábamos con Astor de casualidad: yo estaba en Buenos Aires y él estaba en Buenos Aires, después yo me fui a Nueva York y él también se fue a Nueva York, pero de casualidad…”; y en 1987 grabaron el disco “Concierto para Bandoneón y Orquesta”, compuesto por Astor Piazzolla y con dirección orquestal de Lalo Schifrin.

Pianista, director de orquestas, compositor y arreglista, Lalo Schifrin es conocido mundialmente por haber compuesto innumerables bandas sonoras de películas, por ejemplo “Cincinnati Kid”, “Bullitt”, “Harry el sucio” y “Operación dragón”; y también para series de televisión, entre las que se destacan las de “Misión Imposible”, “Manix” y “Starsky Hutch”.

Para Dizzi Gillespie escribió dos obras: “Gillespiana” en 1958 y “The New Continent”, en 1962, además de haber sido el pianista del quinteto de Gillespie, por lo que se mudó a Nueva York y con quien estuvo cuatro años hasta que se trasladó a California para comenzar a componer bandas sonoras.

En los años ’90 Zubin Metta, que dirigía una orquesta sinfónica, lo recomendó para que hiciera los arreglos para el repertorio que grabarían en conjunto los tenores José Carreras, Plácido Domingo y Luciano Pavarotti, titulado “The Three Tenors”, (Los tres tenores), que fue otro de sus grandes éxitos.

En 1996 volvió por última vez a dirigir en Buenos Aires, en el Teatro Gran Rex, a la Orquesta Sinfónica Nacional acompañados por Jon Faddis (trompeta), Rufus Reid (contrabajo), Gary Tate (batería) y los argentinos Néstor Marconi (bandoneón) y Roberto Fats Fernández (trompeta).

El 23 de abril de 2007, Lalo Schifrin presentó un concierto de música de cine para el Festival du Film Jules Verne Aventures (Festival Jules Verne), en el teatro Le Grand Rex de París, Francia, el cine más grande de Europa, que fue grabado para un CD de 73 minutos y medio llamado “Lalo Schifrin: Le Concert à Paris”.

A lo largo de su extensa carrera, Lalo Schifrim fue galardonado con 4 premios Grammy; 1 premio Grammy Latino; 4 premios Primetime Emmy; tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, y en 2016 se lo incluyó en el Salón de la Fama de los Premios Grammy por la composición del famoso tema de la seria de películas “Misión Imposible”. Luego de ser nominado en 6 oportunidades para el Premio Oscar, en noviembre de 2018, la Academia de Hollywood anunció en un comunicado de prensa que le concedía un “Oscar honorífico” por su trayectoria.

En la nota publicada en La Nación Revista, Lalo Schifrin anunció que las dos obras que estaba escribiendo ya las terminó y que “se van a estrenar en Chicago, pero por todo esto del virus los músicos no pueden ensayar, así que no tiene fecha. Tanto el Concierto para tuba y orquesta como el Concierto para corno y orquesta no se van a tocar el mismo día, lo van a hacer en dos oportunidades distintas, así que el director, Riccardo Muti, me pidió que haga para un bis una orquestación de ‘Misión Imposible’ para orquesta sinfónica, y eso se va a repetir en los dos conciertos de Chicago”.

Seguir leyendo

Cultura

“Piece of the Sun”, una canción sobre Ana Frank de Nefesh Mountain

Publicado

el

Por

Nueva canción de Nefesh Mountain sobre Anna Frank

Agencia AJN.- El dúo Nefesh Mountain interpretó “Piece of the Sun”, una canción sobre Ana Frank, para conmemorar que la joven judía, si no hubiera muerto en un campo de concentración nazi, habría cumplido 92 años.

Nefesh Mountain es un dúo de marido y mujer, Eric Lindberg y Doni Zasloff, de Nueva Jersey que ha sido abanderado del bluegrass judío durante años.

Zasloff afirmó a JTA que la canción surgió de un episodio ocurrido hace años, cuando su hija pequeña, de unos 3 años en ese momento, dijo durante un viaje en automóvil que “todos en el mundo tienen un pedazo de sol dentro”. Tiempo después, “Eric y yo comenzamos a escribir esta canción, encontrando rápidamente nuestro camino hacia la inspiradora Ana Frank, quien contra todo pronóstico pudo ver esta hermosa luz en todas las personas”.

“Cuando era joven y estaba perdido en el mar / Tu abuela me dio este libro”, canta Zasloff. “Todo está aquí, pero no puedo explicarlo / Por qué la historia tiene tanto dolor / Pero al igual que llega cada nuevo día / También lo hace nuestra llama, nuestro pedazo de sol”.

“Piece of the Sun” integra el tercer álbum de Nefesh Mountain: “Songs For the Sparrows”, integrado por obras que son una respuesta “a la ola de sentimientos y emociones que la pareja sintió después de regresar del ‘viaje de raíces’ a Polonia y Ucrania”, donde visitaron muchos de los pueblos y ciudades de donde eran sus antepasados.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!